ARTE Y SOCIEDAD

                                                  a Nelson y a Fabelo, a Iris Dávila

Sonaron las trompetas
Y emergió el arte antiguo.

Llovió sobre París
Y en La Habana se organizó el desfile.
El empresario augusto sacó la gabardina
Y el tonto de Madrid dio lecciones de éxito.
Pasó el niño elegido y se alisó el cabello.
Todo estaba dispuesto para el acto final:
Las momias danzarían hasta dormir a Dios.

Si no llego a asistir
Me pierdo el exorcismo de tan caro bestiario,
El debut de las ostras.
¿Qué pretenden ustedes, acaso otra medalla,
El grano de maíz?

En el patio central hay una puerta al cielo.
Me escapo mientras sufro el bochorno y la pena.
Contemplo el gran festín.
Solo maquinaciones, tres locos que se embullan
Y algunos pobres duendes que pasarán de moda.
Sin agua ni piedad, solitarios y fieros.
Inevitable fin para tanto alboroto.
Ya soy un hombre extraño.

Pregunto, por si hay dudas:
¿Vinieron el enano, la cucaracha, el pavo,
El triste manatí que se quedó sin voz?
¿Llegarán las arañas, la víbora, el lorito,
La viajera imposible?
Todos y más, me responde el portero.

La pelvis se disloca y un espasmo recorre
El clítoris de Adela. Ella gime y se palpa.

Un rayo parta en dos nuestra casa de citas.
Mañana los periódicos callarán esta orgía.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s