DILEMA DEL CAZADOR BURLADO

El cazador quiere matar un ave
Sin herirle las alas.
La más bella lo elude
Y le rompe el orden de su juego de azar.
No soporta las trampas, siempre levanta el vuelo.

Eléctrico el paisaje. Tarde invernal de marzo.
El cazador aguarda pero ya no hay sorpresa.

La paloma no existe si el cazador la pierde.
Quiere tenerla como una liebre mansa,
Como una rosa dúctil, pero ella no está.

-¿Se suicida y se ríe?,
Pregunta el cazador y nadie le responde.

La paloma no existe si falta su elegancia.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s