ESPEJO DE AGUA

Este perro es un lobo
Estepario, llanero.
Como la soledad.

Viene de algún desprecio,
De un golpe en las costillas,
De dos o tres traiciones,
De quien sabe qué angustia.
Y mira con ternura,
Porque es un perro herido.

(Lo hirieron donde duele
La peor decepción.)

No sabe de alegrías
Y no encuentra descanso
Ni siquiera en el agua,
Donde también lo muerden,
Donde amenaza el otro:
Celoso, yugular.

¿Qué tiene este animal
Que inspira desconfianza
Cuando te pide ayuda?
¿Por qué no socorrerlo
Si él es la soledad?

Pobre perro que somos.
Como lobos en siembra.
Pobre vida la suya.
Como tierra sin agua.

Omar González

Este poema está basado en el cuadro “Reflejo en el agua”, del pintor cubano Nelson Domínguez Cedeño.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s