Life


Fuente: Granma

f0062321Para una generación de espectadores que a finales de los años cincuenta tenía el don de descubrir lo diferente, James Dean es, y será, un mito capaz de resistir el análisis del tiempo.

No importa que sea fácil demostrar —por ejemplo— que en su última película, Gigante (George Stevens, 1956), el personaje ya envejecido que interpreta el actor tenga mucho de “viejo disfrazado”, porque, después de todo, eso no era lo suyo.

Junto a Marlon Brando y Elvis Presley, James Dean integró un trío de personalidades artísticas que con su romántica rebeldía empezó a cambiarle el rostro a una época, y no solo en el país donde nacieron, Estados Unidos.

A 60 años de su muerte, a Dean todavía se le llora y se le prenden velas y se le convoca en sesiones espiritistas porque su muerte dramática, en septiembre de 1955, a solo meses de haber sido descubierto en dos filmes estrenados ese mismo año, marcó a una generación que, además de identificarse con él y sus personajes (¡a paseo los galanes tradicionales de Hollywood!), hizo suya la moda del pantalón vaquero, internacionalizada hasta nuestros días.

Talento a raudales, carácter imprevisible y su estilo, moldeado un poco a la manera de Marlon Brando, aunque diferente, por lo a veces aniñado de su proyección escénica, lo convirtieron en una leyenda al otro día de su muerte.

Tenía 24 años cuando chocó con ella, mientras conducía un auto deportivo a gran velocidad.

Solo tres películas necesitó para quedarse en la memoria. Además de la mencionada Gigante, Al este del paraíso (Elia Kazan, 1955) y Rebelde sin causa (Nicholas Ray) del mismo año.

Para conmemorar esos 60 años de la muerte de James Dean, el director holandés Anton Corbijn dirigió el filme británico Life, centrado en aquel 1955 en que, sin todavía estrenarse el primero de su filmes, James Dean era una incógnita a quien Dennis Stock, de la revista Life, le descubre un talento especial y por ello lo acosa para hacerle varias sesiones de fotografía, que quedarán como máximo testimonio del mito.

En cada entrevista que se le hizo hasta poco antes de su muerte, Stock no se cansaría de repetir que el actor “tenía algo en la mirada que nunca más le vi a nadie”.

Y lo retrató con un estilo intimista que no era usual para las estrellas de la época.

Esas imágenes fueron decisivas en la formación de la leyenda “James Dean” y le abrieron las puertas del éxito a Stock, encarnado ahora por Robert Pattinson.

Life evita construir una biografía típica y exalta por igual la figura del actor y la del fotógrafo. Una amistad que a veces no parece tal y que los lleva a ambos a un largo viaje por carretera, el último que hará Dean.

El filme da por sentado que James Dean era tan inseguro como inmaduro y como tal odiaba la fama que trataba de fabricarle el llamado sistema de estrellas. Igualmente, que prefería refugiarse en la más culta Nueva York, a estar bajo el ojo de los tiburones de Hollywood. Sin embargo, hay biografías del actor que aseguran que el muchacho de campo llegado a los estudios de cine después de pasar brevemente por el teatro y la televisión, buscaba sobresalir a toda costa.

La cinta presenta una buena reconstrucción de época y permite apreciar su afán de elevarse desde la creatividad y no a partir de los factores ruidosos, tan reiterados en algunos biopic. Lo logra en buena medida, no obstante ciertas reincidencias en el ritmo y en la forma de concebir los parlamentos (a ratos cansinos de Dean) interpretado por el actor Dane DeHaan. Él hace su mejor esfuerzo y en ciertos ángulos fotográficos se le parece, pero sucede que cada espectador tiene su propia figuración del mito y cuesta trabajo creer que, esta que tenemos delante, sea capaz de suplir a la que, a lo largo de los años, hemos construido dentro de nosotros mismos.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s