CRIMEN SIN TESTIGO. OMAR GONZÁLEZ

Un herido sospecha porque sabe de heridas.
La vergüenza no pasa, la vergüenza te mata.
Sólo y triste en la arena, el enfermo agoniza.

Hay un clavo de hielo en el pecho de un hombre
y una sombra en el rostro de la mujer soñada.
El demonio del agua, el misterio y la duda.

Que travieso es el aire, que indiscreta la noche.
Largo muro es el alma. Un balazo tras otro.

Han quemado la tierra cuando menos querían.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s