LA CULTURA LIGHT. LUIS BRITTO GARCÍA

LUIS BRITTO GARCÍA*CULTURA Y RESISTENCIA

La cultura comienza donde termina lo light.

hombre-light1. Arte, amor, política, conocimiento, revolución, muerte: todos esos temas que murieron de tanto ser evadidos por temor a sus consecuencias, desaparecen dejando en su descomposición un vapor, una ventosidad: lo light. Sustituto y algodón de azúcar de esencias, lo light es siempre sucedáneo. Lo light, placebo de la existencia, aliviana el curso de lo real; lo disimula por momentos. Lo light es abreviatura, atajo, esperanza de que se puede salir adelante haciéndole trampitas a la vida. Cuando toda forma de dominar la realidad deviene ilusoria, la ilusión deviene única realidad.

2. La regla de lo light es la sistemática omisión de lo pertinente: cigarro sin nicotina, café sin cafeína, azúcar sin azúcar, música sin música, o sea ambiente musical. Todo lo sistemáticamente privado de sí mismo es light. Por ello el material light es el plástico, el alimento light el chicle, la obra literaria light el bestseller, el eufemismo la figura retórica light. En cuanto intento de reacomodar los signos sin alterar lo que designan, toda retórica es light.

3. Lo light es resultado sin proceso, sazón sin maduración, resumen sin sustancia, truco para saltarse toda prolongada agregación de esfuerzos. El tiempo, máximo hilador de causas y efectos, es el coco de lo light. Contra el avance corporal del devenir perfila todas sus estrategias de lifting, todos sus zurcidos y remiendos la cirugía light, que es la plástica. Contra el estancamiento social del tiempo extrema sus hecatombes de signos efímeros esa ilusión de cambio que es la moda, ese cambio de ilusiones que es la política.

4. El cuerpo, rotunda concreción orgánica, con sus excreciones, peristaltismos, humores, ha de ser eufemizado por lo light. Ángeles y modelos no menstruan, o no debe parecer que lo hacen. En su obsesión por ocultar la función real y mostrar la simbólica, postula lo light vientres que no digieren, senos que no amamantan, carne que no envejece. La biología no existe. Toda expresión fisiológica ha de ser testada. El apetito es crimen, el vello tabú, el olor pecado mortal, el sudor alta traición. El desodorante es el sacramento light. La anorexia, su estado de gracia. Santidad cosmética, en su odio fundamentalista a lo real, lo light es la nueva pacatería, la ñoñería dernier cri. El tranquilizante es la emoción light.

5. La mujer, la afirmación más rotunda de la naturaleza, sólo puede ser desvirtuada mediante los rituales del artificio que la reducen al plástico. Imposibilitado de hacer light a la mujer, todo lo lightmake up, pasarela, producción de las apariencias, enemistad con los hechos, lo light intenta reducir el rostro a máscara, la apariencia a estereotipo, la sexualidad a glamour, la identidad a look. En su evitación agotadora de lo natural, lo light es el stress total. Masturbación, amor light. quiere feminizarse y sólo consigue parecer contranatura.

6. Maquillaje, Medicina light. Prohibición de nombrar términos tan pesados como órgano, enfermedad, bacteria, anticuerpo, miligramo, toxina, química, muerte. Todas son causas leves: magnetismo, vibración, influencia, meridiano, chakra, minidosis, yin, yan, número, aroma, gema, astro. Todos son efectos livianos: limpiezas, armonizaciones, humores, auras, cuerpos astrales, empatías. Lo único pesado es la factura.

7. Sicología light. La soga se rompe por lo más delgado, la objetividad científica por lo más subjetivo. Yo estoy bien tú estás bien. Tus zonas erróneas. Nacidos para triunfar. El grito primario. No diga sí cuando quiere decir no. Mujeres que aman demasiado. Terapeutas que cobran excesivamente. Sicología como manual para el éxito. Autoconciencia como cursillo de manipulación. Lavado de cerebro con champú acondicionador.

8. Filosofía light. Al fin todo explicado: no había nada que explicar. Al fin todo aclarado: no había nada que aclarar. Cuán comprometido es no comprometerse. Cuán razonable no razonar. Como sistema, duda de todo lo que no sea el sistema. Minucia con pretensiones de universalidad, oropel con ínfulas de tesoro, catecismo de la tranquilidad de conciencia, voucher conceptual, el pensamiento que fracasa en transformar el mundo desiste también de explicarlo, degenera de indagación a coartada. El intelecto, como el agua, desciende siempre a su nivel más bajo.

9. Economía light. El hombre hecho para el mercado y no el mercado para el hombre. Ninguna mano visible contra la mano invisible. Nada beneficia al débil como ser devorado por el fuerte. Libre competencia entre el tiburón y la sardina, entre el monopolio y el individuo. Mercaderes en el templo, sacerdotes en el mercado. La existencia dedicada a satisfacer necesidades inexistentes. Miseria cool. Crash soft. Crack light.

10. Política light. Política sin política. Partidos sin partidos. Organizaciones sin ideología. Carismas sin programas. País sin soberanía. Estado sin intervención. Voto negociable. Sufragio endosable. Marketing del consenso. Pragmatismo impráctico. Oportunismo inoportuno. Conversión de todo poder público en propiedades privadas. Conversión de propiedades privadas en poderes públicos. Todos corean la regla de oro: quien tiene el oro hace la regla.

11. ¡Religión light! ¡Misterio sin profundidad! ¡Revelación sin pavor! ¡Iluminación sin trascendencia! ¡Nirvana instantáneo! ¡Paraíso desechable! ¡Purgatorio spa! ¡Fast God! Consumismo industrial beatificado en el supermercado espiritual. Un target para cada necesidad. Un gurú para cada dolencia. Un nuevo culto para cada hipocondría. Indulgencia a crédito, gracia en baratillo, eternidad en cómodas cuotas. Martirio sin santidad, inmolación a lo inane, disciplina más agotadora que el ascetismo, lo light fulgura en el pontífice fotogénico y blasfema en la concentración de masas que niega la omnipresencia de Dios. En cuanto representación de lo irrepresentable, en cuanto expresión de lo inexpresable, en cuanto falible mímesis de lo inefable, liturgias, escrituras y prácticas religiosas son light.

12. ¿Información light? ¿Medios sin mensaje? ¿Publicidad vuelta información? ¿Información vuelta publicidad? ¿Medios subsidiados por la fuente? El jefe de la mayor potencia militar de la tierra invade Haití, devasta Somalia, bombardea Afganistán, Sudán e Irak sin declararles la guerra. En lugar de ser ahorcado por crímenes contra la humanidad, según las leyes de Nurenberg, se lo enjuicia por manosear a una oficinista. Lo light, espejismo unidimensional de la pantalla, superficie policroma del megacine, cosmos plano de la mente sin relieve, aplasta toda manifestación cultural hasta reducirla al mínimo denominador común de la banalidad.

La cultura comienza donde termina lo light.

luis-britto-garcia*Luis Britto García nació en Caracas, en1940. Narrador, ensayista, dramaturgo, es autor de más de 60 títulos. En narrativa destacan Rajatabla (Premio Casa de las Américas, 1970) Abrapalabra, (Premio Casa de las Américas, 1969).  Como ha publicado, entre otros, La máscara del poder en 1989 y El Imperio contracultural: del Rock a la postmodernidad, en 1990. En 2010 recibe el Premio Alba Cultural en la mención Letras.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s