NINGÚN PROCESO SOPORTARÍA LO QUE HA RESISTIDO EL VENEZOLANO. ENTREVISTA A KATU ARKONADA

ROSA ÁNGELA LATORRACA / REVISTA TODOSADENTRO

katu-2

Katu Arkonada, es un joven militante de los procesos de cambio que se viven en el continente.

Vasco de nacimiento, boliviano de adopción y nuestroamericano de corazón, como él mismo se define, es miembro de la Red de Intelectuales En Defensa de la Humanidad y es conocedor de las diferentes revoluciones que se desarrollan en América Latina.

Todasadentro tuvo la oportunidad de conversar con él, a propósito de su visita al país.

Para él los gobiernos progresistas de la región tienen el reto de crear alternativas al capitalismo, para poder ser irreversibles.

“No hemos podido construir escenarios alternativos posneoliberales, no hemos conseguido ofrecer a esos sectores que salen de la pobreza, a esas clases medias, que en realidad son clases populares que ven mejorar sus niveles de vida, ofrecerles una alternativa a la cultura del shopping, a la cultural del consumismo.

Ellos ahora quieren alguien que les permita seguir mejorando de posición, en esa ilusión de que todos podríamos ser ricos o todos podremos disfrutar de las ventajas del capitalismo”.

-Usted señaló en una oportunidad que la revolución boliviana entró en un punto de irreversibilidad, ¿la bolivariana también lo está?

-Hay que entender que Venezuela está en riesgo de una posible salida del gobierno, por cualquier vía, por dos cosas muy claras, la disputa por el control estratégico de los recursos naturales y por los avances que logró en la construcción de otra sociedad, diferente a la neoliberal.

Éste es el proceso que más avanzó en ese horizonte socialista. Creo que el empoderamiento que implica ese avance a esa otra sociedad, es irreversible, no hay vuelta atrás, podríamos pensar que retrocedimos un poco con la victoria de la derecha, estamos claros que ese triunfo no se da porque ellos incrementaron su voto, sino por dos millones de chavistas que deciden no votar. Creo que Maduro, dada las condiciones, es un dirigente del carajo, con gran capacidad, pero no se le puede pedir lo que no es. Estamos hablando de un país donde a pesar de la crisis económica que vive, mantiene la inversión social, esos avances son irreversibles y también implica que debemos estar más alerta que nunca.

-¿Qué le falta a la revolución bolivariana para consolidarse?

-Tengo mucho respeto por la Revolución Bolivariana, por su dirección, por su pueblo, creo que ningún otro proceso sería capaz de resistir lo que ha resistido el venezolano. ¿Qué le falta? Fortalecer las famosas tres R, la crítica y la autocrítica, acercarse aún más al pueblo, oírlo más para generar las condiciones para revertir esta guerra, se puede hacer más. Esto lo digo con mucho respeto, afinar la política de a quién se entrega los dólares y transparentar esa información, tenemos una burguesía rentista, que trae productos del exterior y que, o los vende a tasa Dolar Today o los contrabandea, hay que identificar a los responsables de esa guerra.

El loco Trump

Al ser consultado sobre la elección de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, fue tajante al señalar que, a pesar de los peligros que pudiera generar al continente este hecho, también puede ser un momento de grandes oportunidades.

“Él es un loco, pero (Hillary) Clinton era más peligrosa.

Sabemos cuál ha sido la política de Estados Unidos hacia América Latina con Obama como presidente y ella como secretaria de Estado, golpes duros, blandos, más bases militares”.

Recalcó que a pesar del entramado militar y económico, que son los que realmente gobiernan en esa nación, logren torcerle el brazo al recién electo mandatario, Suramérica tendrá un respiro.

“Aunque ha hecho declaraciones altisonantes, vamos a vivir un momento de inflexión, no de relajación, pero sí habrá un paréntesis que debemos aprovechar política e ideológicamente, para avanzar en la integración latinoamericana, y dejar atrás a la OEA (Organización de Estados Americanos) y profundizar la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América).

Se abre una oportunidad que los pueblos y su dirigencia deben aprovechar”.

Aunque algunos analistas políticos consideran que la caída del imperio estadounidense está cerca, Katu Arconada precisó que es algo que no ocurrirá en lo inmediato.

“No hay nada que me gustaría más, pero no creo que se produzca una debacle tan rápido. Lo cierto es que hay una crisis. La victoria de Trump indica que hay una crisis entre las élites políticas y económicas, ya Estados Unidos perdió la hegemonía de un mundo unipolar, ya no convencen.

El pueblo estadounidense, que no tiene la culpa de nada, va a vivir tiempos muy duros, pero van a ser tiempos muy interesantes para  verlos desde afuera”.

Desmontar esa matriz.

-La Red de Intelectuales ha hecho énfasis en la política comunicacional, ¿en qué se esta fallando?

-Todos nuestros procesos deben mejorar en lo comunicacional, nuestro enemigos son muy poderosos. No digo que la tarea sea fácil, pero es obvio que tenemos un déficit comunicacional, debemos apoyar a nuestros medios alternativos, debemos estar a la altura de los grandes medios, hemos entrado tarde en el mundo multimedia, las redes sociales, el enemigo tiene mucho tiempo trabajando en eso y cuando ocurre algún problema nos damos cuenta que no podemos dar una respuesta efectiva.

-¿Pudiera volver el neoliberalismo al poder en Latinoamérica?

-El neoliberalismo está en una crisis muy grande. El Brexit en el Reino Unido, la llegada de (Donald) Trump en Estados Unidos y otras señales, te indican que hay una crisis. El capitalismo siempre la produce, el neoliberalismo también lo está.

-¿Cuál es el modelo que está en crisis, el neoliberal o el socialista?

-En crisis está el neoliberal. Estamos en una guerra de posiciones entre el neoliberalismo y un capitalismo que se recicla.

Nuestro proyecto está en construcción y estamos inventando, como decía Simón Rodríguez “o inventamos o erramos”, pero lo que no podemos hacer es seguir manteniendo modelos caducos, tomaremos elementos para construir un socialismo, y cito a ( José Carlos) Mariátegui “ni calco ni copia”, pero un socialismo del siglo 21 y nuestroamericano. El único lugar en el mundo donde se está construyendo un modelo posneoliberal es en América Latina, con todos los déficit. Hay que inventar y errar y volver a inventar y volver a errar las veces que sea necesario.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s