SIMPLEMENTE CRISTINA. CARLOS PRIGOLLINI

CRISTINA 1

“En mi gobierno me gritaron yegua, puta y montonera, y sin embargo jamás los he reprimido, mientras hoy reprimen a un joven por un twitter enviado con más de un mes de cárcel. Nadie ejerció tanto la libertad de expresión como en nuestros doce años de gobierno”.

Palabras pronunciadas por la ex presidenta ante una entrevista que se pareció más a una indagatoria judicial que a un debate político.

Cuándo Cristina Kirchner es ¿entrevistada? por el periodista marcadamente derechista Luis Novaresio, empleado del grupo Infobae, portal dependiente de Clarín, le llega por el entrevistador la noticia que acaba de ser requerida por asociación ilícita ante el Juzgado del Juez Ercolini. Nunca se vió en la televisión local o tal vez me arriesgo a decir la TV mundial una notificación por embargo o requerimiento en la misma nota que un ex presidenta otorga, y llega por la Sala 1 después de seis meses la notificación via TV y no de sus abogados. Podemos decir que mas allá de la jugarreta sucia, la entrevista deriva en una suerte de interrogatorio policial a partir de ese momento, sin embargo Cristina ni se inmuta y hace gala del aplomo, la seguridad y la solidez que la caracteriza. Atributos que sin duda fueron determinantes en sus ocho años de gestión, y también en esta coyuntura, dónde accedió a un cuestionamiento sesgado, poco ético y con serias carencias morales e intelectuales de su interlocutor .

Preguntas sobre el caso Nisman y otras de carácter policial abundaron en un contexto poco afín al debate y la reflexión. No obstante Cristina contestó con la seguridad moral y jurídica que tienen los inocentes, los que lejos de defraudar a los más vulnerables los recuperan a base de ejemplos, virtudes propias , mas allá de la cacería mediática y judicial a que fue y sigue siendo sometida. Tal vez como ella misma suele repetir “me persiguen por mis virtudes, no por mis errores”. 

La estigmatización, la necesidad imperante de crear un enemigo al cual atribuirle una imaginada pesada herencia, son características propias de un gobierno que llegó hace dos años y hasta el momento no ha hecho una gestión relevante ni ha dado una sola ley a favor de los sectores mas populares, solo gobiernan para un sector minúsculo que no rebasan el 10 % de la población. Asumieron a través de una brutal estafa electoral por solo dos puntos de diferencia y hoy son responsables directos de una presa política sin juicio previo (Milagro Sala) y de una desaparición forzosa de la cual no solo no investigan sino que ponen burdos obstáculos a la propia familia afectada, tal es el caso de la desaparición o crimen de Santiago Maldonado, así como también son represores y violentos, son cómplices del peor endeudamiento sufrido por el país, sin que esos préstamos se vieran reflejados en políticas públicas. En el mismo lapso permiten la venta ilegal de tierras federales a extranjeros no bienvenidos como los señores Benetton y Joe Lewis que incumplen las leyes argentinas teniendo más hectáreas que las determinadas por la Constitución Nacional, y simultáneamente reprimen en la Patagonia a los indios mapuches calificándolos de subversivos y enemigos de la Patria. Esta caricatura política es reforzada por la intoxicación mediática de los medios hegemónicos, que detentan el 98% de la prensa, que solo sirven al presidente Macri, a una política de entrega, corrupción y falta absoluta de gestión, que solo investiga a sus opositores mientras endeudan en cifras  astronómicas al país y se rodea de periodistas que de la noche a la mañana se transforman en grandes millonarios con casas en Miami, gracias a la desproporcionada y brutal pauta publicitaria que el actual gobierno les entrega, mismos que se rasgan las vestiduras por las denuncias de corrupción del gobierno anterior,(la mayoría sin comprobación alguna) cuando su propio presidente es omitido en peores actos de corrupción y de conflicto de intereses(Panamá papers, Correo Gate).

Ante este sombrío panorama, Cristina sigue invicta, triunfadora en las PASO recientes, a pesar del intento fraudulento del gobierno en demorar los resultados, y se atreve a ir al territorio enemigo para una serie de agresiones y/o arengas reaccionarias de un “moderado” operador del régimen actual, que obviamente está en las antípodas del pensamiento kirchnerista. Acepta con grandeza un cuestionario, o mas bien acusasionismo anti K, un intento de reportaje que sin embargo el actual presidente Macri nunca aceptaría sino es con periodistas cómplices como el amplio escenario que le brindan los operadores mediáticos y difamadores estrellas del grupo Clarín como los Leuco, Lanata, Majules, Feinman y otros a los que no les importa el debate sino la sangre, la mentira diaria, el salvajismo, la agresión al demonio estigmatizado. Pero oh sorpresa, para muchos independientes que no perdieron pisada al pseudo debate planteado por el condicionado “comisario” Novaresio, Cristina se convirtió en una mujer aplomada, sincera, extinguidora de aquel demonio que conformaba el mito insólito y vergonzante que mantiene como lógica principal el actual gobierno neoliberal.

Cristina sigue siendo la fiel intérprete de la solidaridad, de los de abajo, de aquellos sectores mas carenciados y precarizados por la injusta actual política económica, la representante auténtica de las mentes progresistas, de la política mas distributiva, del entendimiento que la Patria es el otro, de los remedios accesibles y gratuitos para nuestros jubilados, de la pensión de nuestros discapacitados, del fomento de la pequeñas y medianas empresas, de la ocupación plena, es la invitación a pensar en los derechos humanos que tan bien ella y Néstor gestionaron durante doce años,  en nuestros desaparecidos de ayer y de hoy, como Santigado Maldonado. Cristina es la aproximación a pensar en el prójimo, así como también  en todos aquellos que el actual régimen conservador ignora e intenta terminar con ellos por acción u omisión. Es el llamado a que el pueblo vote por ella como senadora, y no por sus verdugos.

Es por su coraje, su coherencia y su inusitada capacidad intelectual, la máxima expresión del peronismo, la fuerza nacional y popular de todos los argentinos.

Es simplemente una militante de tiempo completo tanto para Argentina como para nuestra Patria Grande.

Es simplemente Cristina.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s