LAS (OTRAS) SIETE REGLAS DE PODER POLÍTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. JONATHAN MARTÍNEZ

EL MENTIDERO

EL MENTIDERO

JONATHAN MARTINEZ / PÚBLICO

Hace unas semanas, examinábamos siete estrategias que aplica el poder político en los medios de comunicación con el propósito de mantener determinadas relaciones de dominación, desviar la atención del público, acaparar prestigio y descalificar al adversario. Hoy examinamos otras siete fórmulas de control político y mediático.

1. LA FALSA UNANIMIDAD. La estrategia consiste en ofrecer simultáneamente desde todos los altavoces la misma versión unívoca y sin lugar a matices sobre una cuestión en disputa.

1b. Llevada a su extremo, la unanimidad forzosa hace que los diferentes diarios generalistas lleguen a ser indistinguibles entre sí.

2. EL ESTRIBILLO. Si la falsa unanimidad es una estrategia de acción simultánea, el estribillo es una estrategia sucesiva, es decir, se prolonga en el tiempo y confía su efectividad a la pertinacia. Se trata de elegir un término —positivo o peyorativo según el caso— y repetirlo hasta el hartazgo descartando cualquier otro sinónimo hasta que cale a largo plazo como una lluvia fina.

2b. Existen, por supuesto, las variantes cuñadas de los estribillos oficiales, esas frases ajenas a la argumentación que sirven para zanjar de un plumazo cualquier debate incómodo.

3. LA BALANZA. Es el elogio de la centralidad. La cantinela de los extremos que se tocan. Desde el justo fiel de la balanza, el poder político se deshace de sus adversarios por el procedimiento de la equiparación y la doble negación: ni los unos ni los otros.

3b. El semiólogo francés Roland Barthes llamaba “ninismo” a esta forma de manipulación representada en la figura de la balanza. Ni de izquierdas ni de derechas.

 

4. LA VILLANIZACIÓN DEL ADVERSARIO. Probablemente, el adversario disponga de un amplio repertorio de expresiones faciales, muchas de ellas optimistas y sonrientes. No obstante, el villano de la película debe verse en todo momento disgustado e iracundo.

4b. Si la expresión capturada no es tan tenebrosa como nos hubiera gustado, siempre tendremos a nuestra disposición eficaces herramientas de edición digital.

4c. De la misma manera, el retoque digital permite también la estrategia opuesta: la victimización del aliado.

4d. En cualquier caso, no hay nada tan efectivo como la asociación subliminal del adversario con algún gran villano ya instalado en el imaginario popular, mejor si alcanza la talla de Satanás. Nos sirve “El exorcista”.

5. LA SEBUSQUIZACIÓN DEL ADVERSARIO. Esta estrategia es una variante de la anterior y consiste en ofrecer un retrato frontal del enemigo de modo que adquiera cierta apariencia de forajido reclamado por las autoridades del lejano oeste. Se buscan.

.

5b. Las estrategias del poder admiten combinarse entre sí y nos dejan fenómenos híbridos como la falsa unanimidad de las portadas sebusquizadas.

6. LA CULPABILIZACIÓN DE LA VÍCTIMA. Algo habrá hecho.

6b. La expresión “culpar a la víctima” se popularizó en el movimiento feminista a partir de un libro del psicólogo William Ryan en el que impugna el pensamiento de las clases pudientes, que tratan de hacer caer sobre las clases populares la responsabilidad de su propia pobreza.

7. LA SELECCIÓN DE LA REALIDAD. Construir un mensaje exige extraer una pequeña porción de la realidad, a menudo aquella que mejor sirve a nuestras intenciones, y exponerla como expresión del todo. Este fenómeno, que es habitual en el discurso cotidiano, acostumbra a adquirir dimensiones sonrojantes en la prensa diaria.

7b. La representación gráfica de las manifestaciones se convierte así en un campo de batalla decisivo. Fotografiar una zona nutrida o una zona vacía es cuestión de línea editorial. Incluso es posible hacer pasar por cabecera cualquier otro tramo del recorrido de acuerdo a determinados intereses.

EL MENTIDERO 2

8. Consume medios generalistas con moderación. Y nunca olvides leer el prospecto.

@JONATHANMARTINZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s