CONVERSACIÓN CON UN AMIGO DE JOHN Y YOKO. GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

GUILLE 1Invitado por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y la Fototeca de Cuba, el pasado mes de diciembre estuvo de visita en nuestro país el fotógrafo norteamericano Bob Gruen para presentar la exposición Rock and Roll en la Fototeca de Cuba. Para este neoyorquino hablar de músicos del rock anglosajón, es sencillamente hacer referencia a una profesión a la cual se ha entregado con mucho oficio, pero también apasionadamente. De ello dan fe las numerosas fotografías exhibidas en las paredes de la Fototeca; valiosos testimonios que evocan la trascendencia de los músicos capturados por el lente de su cámara, además de sugerirnos historias de vidas. En tal sentido, sus fotos tanto de John Lennon como de John y Yoko Ono en New York, preservan una carga emotiva a la cual intentamos acercarnos en esta entrevista exclusiva concedida por Bob Gruen a La Jiribilla.

Bob Gruen, fotógrafo norteamericano y amigo de  John y Yoko. Detrás de Bob, los cuadros de John Lennon y Chuck Berry. Foto: Cortesía del autor

¿Cómo fueron sus inicios como fotógrafo de rock?

Aprendí de la fotografía de mi madre, quien revelaba e imprimía sus propias fotos por afición. Seguí por ese camino y tomaba fotos para un periódico de la escuela. Después de la Secundaría Básica, compartí con los músicos de un grupo de rock conocido como Glitterhouse. Ellos firmaron con el productor Bob Crewe y la casa disquera utilizó mis fotos del grupo y así comencé a conocer gente del negocio de la música. Pero realmente mi carrera como tal comenzó cuando tomé una buena foto a Tina Turner en 1970 y empecé a trabajar con Ike and Tina. Después de este momento, he hecho muchos contactos que han permitido establecerme como un fotógrafo de rock.

Freddie Mercury, Brian May y Roger Taylor de Queen.  Febrero, 1977. Foto: Bob Gruen

¿Cuándo usted se acerca a los músicos, se limita a obtener buenas fotos o desearía que este tipo de acercamiento pudiera llegar a convertirse en una relación cercana?

Usualmente de inicio no busco crear una amistad… muchos de estos trabajos, son justamente eso, trabajos. Pero a menudo, logro hacer relaciones amistosas con las personas que fotografío.

John Lennon en una azotea en Nueva York. Agosto 29, 1974. Foto: Bob Gruen
¿Cómo le fue posible acercarse a una figura icónica dentro del rock como John Lennon?

Conocí a John Lennon y Yoko Ono a pedido de una revista. Les gustaron las fotos que tomé en la primera noche y me pidieron que regresara para trabajar con ellos. Hoy en día todavía mantengo relaciones con Yoko.

No solo tuvo la posibilidad de ser el fotógrafo de Lennon durante su estancia en New York sino que llegó a ser una persona muy cercana a su círculo familiar. ¿Cómo definiría al Lennon más íntimo, el menos mostrado por la prensa?

John y Yoko no eran muy diferentes en privado a como se comportaban en público. La pareja de John y Yoko que uno ve en las entrevistas y en los documentales, eran la misma gente que conocí en la cocina de su casa. La única diferencia es que, en privado, Yoko se siente con más confianza para mostrarnos su sentido del humor… realmente llega a ser muy simpática a lo formal que pudiera parecer en público.

Yoko Ono y John Lennon sostienen flores junto a un árbol en Central Park, Nueva York. 2 de abril de 1973. Foto: Bob Gruen

¿Cómo eran las sesiones de fotos con Lennon? ¿Podías trabajar con tranquilidad, sin presión?

Después de nuestro primer encuentro, nos sentíamos muy cómodos el uno con el otro. A ellos les gustaba que su vida fuera documentada así que usualmente les tomaba las fotos sin que me prestaran atención.

¿Cómo impactó en usted una canción pacifista como Imagine?

El primer concierto en que estuve fue cuando tenía 13 años, en una presentación de Pete Seeger quien le cantaba a la paz, a la libertad y a la igualdad de derechos. Desde entonces, este es el tipo de música que más disfruto: canciones que digan cosas importantes y lleven un mensaje de libertad. Para mí, Imagine es una de las canciones de mayor contenido que se hayan escrito y trato de escucharla cuando me entrevistan en la radio.

Bob Gruen junto a Guille Vilar en el Submarino Amarillo. Foto: Cortesía del autor
Sabemos por una fotografía de Tom Hanley, que en la casa de John y Yoko, tenían postersde relevantes figuras políticas de la época como Angela Davis y Ernesto Che Guevara, específicamente la universalmente conocida imagen captada por el fotógrafo cubano Korda. ¿Qué opinión le merece el acercamiento de John y Yoko a estos líderes sociales de entonces al colgar tales afiches en la cocina de la casa?

No recuerdo haber conversado con ellos acerca de sus afiches. No los conocía cuando vivían en Inglaterra, los conocí en New York.

Foto de Tom Hanley donada al Submarino Amarillo por la fotografa inglesa Jill Furmanovski
con la firma y dedicatoria para Cuba de la propia Yoko Ono.

¿Cree Usted que Lennon habría expresado públicamente sus puntos de vista acerca de sucesos tan impactantes de nuestro tiempo como el derribo de Las Torres Gemelas, la invasión a Irak o el llamado Estado Islámico?

John Lennon siempre expresó sus opiniones en las canciones y en las entrevistas. Estoy seguro que él tendría muchas cosas que decir acerca del estado actual del mundo. Me hubiera gustado mucho poder ver qué escribiría en Twitter… él siempre fue muy bueno en eso de decir todo en una oración.

Pude ser testigo de su emoción al sentarse al lado de John, en la estatua de él que tenemos aquí en La Habana, momento tan íntimo en que usted sintió la necesidad de decirle, aunque bien bajo, algunas palabras. ¿Qué opinión le merece dicha estatua de Villa Soberón, escultura muy visitada tanto por nosotros como por turistas?

Usualmente no me acerco a las estatua. El mensaje de John y Yoko era que las personas tenían que creer en ellos mismos. Pero esta escultura es diferente a las de los famosos encima de un pedestal. Al concebir a John sentado, con su cabeza dirigida al espacio abierto, es inevitable sentarse a su lado y tener una conversación con él. Estoy impresionado de cómo esta escultura se ha convertido en un lugar icónico para visitar en Cuba.

Bob Gruen junto a la estatua de Jonh Lenon en Cuba. Foto: Cortesía del autor

En la prensa de nuestro país se ha informado acerca del interés de Yoko Ono por participar en la Bienal de La Habana en mayo de este año. ¿Sabrá Yoko del respeto, la admiración y el cariño de los cubanos por la leyenda de John y Yoko? ¿Dada su estrecha relación con ella, le hará saber la sinceridad de semejante afecto?

Le daré su mensaje a Yoko cuando la vea dentro de algunas semanas en la fiesta de su cumpleaños.

Bob Gruen-New York City- Entrevista realizada el 24 de enero de 2019, vía correo electrónico.

Agradecimiento del autor a Nelson Ramírez de Arellano, director de la Fototeca de Cuba.

Fuente: LA JIRIBILLA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: