LOS ACCIDENTES NUCLEARES MÁS GRAVES DE LA HISTORIA. RAÚL ANTONIO CAPOTE

 

RAÚL ANTONIO CAPOTE

capoteDemonizar a la antigua Unión Soviética (URSS) no ha pasado de moda. Quien ve la serie para la televisión de HBO Chernobyl, puede llevarse la impresión de que el único accidente ocurrido en la historia fue ese, pero desgraciadamente, no es así.

El primer acontecimieto de gran magnitud acaeció en Three Mile Island, en Estados Unidos, el 28 de marzo de 1979, cuando el núcleo del reactor de una central nuclear, situada en una isla del río Susquehanna, sufrió una fusión parcial y se produjo una fuga de gases radiactivos a la atmósfera. Fue evaluado de nivel 5 en la Escala Internacional de Eventos Nucleares (INES).

El trágico acontecimiento provocó también un prolongado escape de agua radiactiva a través de los circuitos de refrigeración del reactor, en momentos en que la planta operaba al 97 % de sus mil megavatios de potencia y fue consecuencia de procedimientos erróneos por parte de los operadores.

Años antes, el 12 de diciembre de 1952, tuvo lugar una avería en la planta de Chalk River, en Ottawa, Canadá, al fundirse parcialmente el núcleo, sin causar daños a los seres humanos.

Un incendio en un reactor de plutonio de la planta nuclear de Windscale-Sellafield, en Liverpool, Reino Unido, el 7 octubre de 1957, produjo una fuga radiactiva que afectó un área de 500 kilómetros cuadrados y contaminó 5,6 millones de litros de leche en los tambos de la zona. En 1983 se supo de más de 200 casos de cáncer en la glándula tiroidea, sobre todo en niños, producto de ese accidente.

El escape radiactivo ocurrido en la central nuclear  de Indian Point, en EE.UU., en 1963, puso fin a la fauna de los ríos cercanos y contaminó los productos agrícolas.

Más de 190 000 litros de agua radiactiva de la planta de Monticello, Minesota, ee. uu., en 1971, desbordaron el depósito de desechos del reactor y se volcaron en el río Mississippi.

Otro percance de gran importancia ocurrió en la planta de Vandellós, Tarragona, España, el 19 de octubre de 1989.

En Japón, el 8 de marzo de 1981, una fuga de agua radiactiva procedente de la planta de Tsuruga –no dada a conocer hasta seis semanas después–, contaminó a 300 personas. Otros dos siniestros acontecidos en ese país son conocidos como los Accidentes de Tokaimura:  el primero tuvo lugar el 11 de marzo de 1997, cuando se produjo un fuego que provocó una explosión en la central; el segundo ocurrió el 30 de septiembre de 1999 en una planta de reciclaje de combustible nuclear, debido a una negligencia laboral que causó una fuga de uranio que le costó la vida a dos personas por la exposición a la radioactividad. Otras 49 sufrieron daños de diversa gravedad y 438 resultaron afectadas de alguna forma.

Una gravísima catástrofe aconteció en Fukushima, también en la nación nipona, el 11 de marzo de 2011, a causa del terremoto y el tsunami que afectaron a la zona oriental de esa nación asiática, ocurrieron explosiones en los edificios de los reactores nucleares, fallaron los sistemas de refrigeración, la triple fusión del núcleo liberó gran cantidad de radiación al exterior. Junto con el accidente de Chernóbil, fue el de Fukushima el peor accidente nuclear de la historia, con una valoración de nivel 7 de magnitud en la escala ines.

Muchos más accidentes han ocurrido en el mundo, aunque sin duda la catástrofe nuclear de Chernóbil es el más grave de esos sucesos, con un costo de miles de vidas y una extensa área contaminada y aún inhabitable. Chernóbil es un ejemplo de cómo toda medida de seguridad es poca, cuando de uso de la energía atómica se trata.

Fuente: Granma

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s