EL JUEGO DE LAS AMBIVALENCIAS. VIRGILIO LÓPEZ LEMUS

 

VIRGILIO 1

VIRGILIO LÓPEZ LEMUS

IRAK

La bomba cayó sobre el piso
La madre está sobre el piso
Dibujada sobre el piso.

La niña duerme soñando.
Despierta sigue soñando
La bomba está sobre el piso.

La niña busca en el suelo
La estrella viva del suelo,
La madre está sobre el piso.

La bomba, la madre, el sueño,
La bomba, el piso, la niña
Dibuja la madre en sueño.

 

COMO SHAKESPEARE

Susúrrame que ya canta la alondra,
no resiste la noche el destello del día
y se fuga y deja al paso el sonido del galope de la luz.
Estaba así dormido al roce de tu mano
cuando sentí cantar al pájaro del viento
que dispersó la noche con un trino.

 

EL JUEGO DE LAS AMBIVALENCIAS

A un caballero de setenta años no le es dado tener un niño, porque el niño podría llegar a los setenta y el caballero no podrá sufrir su vejez.
El caballero de setenta años no debe adoptar a un perro, porque él solo vive catorce y lo abandonaría en la senectud.
Tampoco sería bueno que cultivase rosas. Ellas le recordarían a diario cuán efímero es vivir.
Para un caballero de setenta años puede ser mejor pararse en la ventana, y ver al mundo externo incesantemente fluir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s