Todas las entradas por omartodavia

Soy cubano y escribo. Mi cuenta en Twitter: @omartodavia

#10YEARCHALLANGE ES UN PRETEXTO PARA MEJORAR SISTEMA DE RECOGIDA DE DATOS. KATE O’NEILL

KATE O’NEILL

0_qdwzm_-vr-gdnv82

Enlugar de participar en el #10YearChallange de Facebook, Instagram y Twitter, en el que las personas publican fotos de hace diez años y ahora, publiqué el siguiente tweet semi-sarcástico:

“Yo hace 10 años: probablemente habría jugado con el meme de envejecimiento de la foto de perfil de Facebook e Instagram

Yo ahora: reflexiono sobre cómo se podrían extraer todos esos datos para entrenar los algoritmos de reconocimiento facial para el análisis de la progresión de la edad y el reconocimiento de la edad.”

Mi excitante tweet comenzó a generar polémica. Mi intención no era afirmar que el meme es inherentemente peligroso. Pero sabía que el escenario de reconocimiento facial es ampliamente utilizado y esta evidencia debería ser conocida por la gente. Vale la pena considerar la profundidad y amplitud de los datos personales que compartimos sin reservas.

De los que criticaron mi tesis, muchos argumentaron que las imágenes ya estaban disponibles de todos modos. La refutación más común fue: “Los datos ya están disponibles. Facebook ya tiene todas las fotos de perfil”.

Por supuesto que lo hacen. En varias versiones del meme, las personas recibieron instrucciones de publicar su primera imagen de perfil junto con su imagen de perfil actual, o una imagen de hace 10 años junto con su imagen de perfil actual. Entonces, sí: estas imágenes de perfil existen, tienen registros de tiempo en que se cargó, muchas personas tienen muchas de ellas y, en su mayor parte, son de acceso público.

Pero vamos a poner en práctica esta idea.

Imagine que desea entrenar un algoritmo de reconocimiento facial sobre características relacionadas con la edad y, más específicamente, sobre la progresión de la edad (por ejemplo, cómo es probable que las personas se vean a medida que envejecen). Idealmente, querría un conjunto de datos amplio y riguroso con imágenes de muchas personas. Sería útil si supiera que se tomaron con un número fijo de años, por ejemplo, 10 años.

Seguir leyendo #10YEARCHALLANGE ES UN PRETEXTO PARA MEJORAR SISTEMA DE RECOGIDA DE DATOS. KATE O’NEILL

Anuncios

VENEZUELA, APRESTOS BÉLICOS. ÁNGEL GUERRA CABRERA

GUERRITA 1

ÁNGEL GUERRA CABRERA

El cerco yanqui a Venezuela ha entrado en una nueva fase, que cumple los clásicos preparativos de una intervención militar. De un lado, tenemos el desconocimiento anticipado el 4 de enero, por el Grupo de Lima(popularmente conocido como cártel de Lima) del nuevo período de mandato del presidente Nicolás Maduro, que inició el 10 de ese mes. El 5 de enero, la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, declarada en desacato por la Corte Suprema de Justicia, eligió como su presidente a Juan Guaidó, un desconocido guarimbero.  Guaidó es el digitado por Washington como presunto nuevo cabecilla de una oposición dividida, cuyas figuras están desgastadas y desprestigiadas.

El 10 de enero diecinueve gobiernos lacayos de los 35 que forman la OEA declararon ilegítimo el nuevo mandato de Maduro, además de sumarse, al igual que el cártel de Lima -son casi los mismos-, al conocido guion yanqui de sanciones financieras y otras medidas intervencionistas, justo en la misma jornada en que el líder venezolano tomaba posesión.(Pese a todas las presiones estadounidenses, no consiguieron un voto más en la OEA de los que  ya tenían). En la autojuramentación de Guaidó como presidente de la AN, esta declaró formalmente a Maduro como “usurpador” del Ejecutivo, e instó a la adopción de medidas en el marco del artículo 233 constitucional para instalar un gobierno de transición y convocar nuevas elecciones. El inmediato aupamiento del guarimbero por los ultrarreacionarios  Mike Pence, James Bolton, Mike Pompeo y Marco Rubio, respectivamente vicepresidente, asesor de seguridad nacional, secretario de Estado y senador de Estados Unidos demuestra el enorme interés del imperio por avanzar en la ruta golpista y belicista de desconocimiento de Maduro y proclamación de un gobierno de transición. Todos los voceros estadounidenses han estado hablando de eso y de la posibilidad de que Guaidó sea reconocido como presidente interino. El servil Almagro lo “reconoció” en respuesta a un tuit de la cuenta de la Asamblea Nacional que así lo proclamaba, luego borrado.  Rubio, que tiene vara alta con Trump en la política hacia Venezuela, Nicaragua y Cuba, ha llamado varias veces a reconocer como tal al payaso opositor de turno en Caracas.

Todo esto en medio de constantes llamados a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana(FANB) para que restaure el “orden constitucional” y luego de que la AN decretara una “amnistía” para los funcionarios militares y civiles de la “dictadura” que “coadyuven” a ese supuesto objetivo. La insistencia de los voceros yanquis y opositores para arrastrar a las FANB al camino golpista viene de lejos y es que Estados Unidos y las oligarquias latinoamericanas enfrentan una compleja disyuntiva. Como la derecha no tiene pueblo y está cada vez más desprestigiada y dividida, no puede imponerse electoralmente al chavismo, pero al mismo tiempo al contar el gobierno bolivariano con el apoyo irrestricto de una fuerza armada que, además de disponer de magníficos sistemas de armas y entrenamiento, ha demostrado su carácter patriótico, revolucionario y leal a la Constitución, se hace muy difícil conseguir el éxito de una aventura golpista o de una intervención militar en Venezuela, en cualquiera de sus variantes.

Sea con paramilitares colombianos a los que se sumen posteriormente unidades regulares de esa nacionalidad y, acaso brasileñas y argentinas, a las que incluso se unieran eventualmente algunos desertores de las FANB reforzados con fuerzas especiales estadounidenses para operaciones “quirúrgicas”, no la tendrían fácil. Cabe recordar que las FANB poseen un componente de cientos de miles de milicianos voluntarios. Sin embargo, esa es la ruta trazada en el Venezuela Freedom 2 Operation, y las modificaciones que añade el Comando Sur en el Masterstroke(Golpe Maestro) son más bien de matices como apuntó en un análisis Stella Calloni. Aunque es impensable que un conflicto de esa naturaleza puede ser encapsulado en Venezuela y no desbordarse a la región ninguno de los planes yanquis citados lo considera. Lo que sí está claro es que Estados Unidos, al no contar en Venezuela con fuerzas capaces de deshacerse por sí mismas de Maduro, no disponen de muchas opciones. Es por eso que recurre a un mayor aislamiento y cerco internacional del país bolivariano, parecido al aplicado a Cuba vísperas de la agresión mercenaria de Playa Girón, con gobierno transitorio y todo.

Seguir leyendo VENEZUELA, APRESTOS BÉLICOS. ÁNGEL GUERRA CABRERA

LA BATALLA COMUNICACIONAL (3): CONOCER EL PODER DEL ENEMIGO Y LA FUERZA PROPIA. PEDRO SANTANDER MOLINA

Una cosa está clara: la contienda es desigual. Esa premisa hay que asumirla, analizarla y desarrollar nuestras tácticas
Ilustración: Aldo Cruces

pedro santander 4En esta batalla una cosa está clara: la contienda es desigual. Esa premisa hay que asumirla, analizarla, y en dicho marco estudiar y desarrollar nuestras tácticas.

Podemos conceptualizar esta desigual contienda como una asimetría estructural que en términos de fuerza hace que las posiciones al interior del campo comunicacional sean materialmente más favorables para los defensores del capital y del imperialismo que para nosotros. Como suele ocurrir, gracias a colusiones, cartelización y beneficios estatales se ha configurado una estructura concentrada y coordinada en sus diversas dimensiones, es decir, en lo digital, en lo analógico, en los medios tradicionales, en los electrónicos, etc.

Por ejemplo, Google, Amazon, FaceBook, Appel (GAFA), junto a Oath, Microsoft y Disney predominan en el entorno digital; son “los gigantes de la web”. En el ámbito informativo, Disney, Time Warner, News Corp, General Electric, Viacom y CBS controlan el 90% de los flujos noticiosos, y Hollywood el 90% de la industria cultural.

Ilustración: Belén Trincado/ Cinco Días

Esa es la condición material objetiva de la batalla comunicacional que es, como sabemos, parte de la batalla cultural. Pero no sería ésta, ni por lejos, la primera vez que las fuerzas revolucionarias enfrentamos escenarios a priori desventajosos. Por el contrario, ya Marx y Lenin lo vivieron, y en difíciles condiciones ambos desarrollaron una potente actividad mediático-comunicacional, centrada, sobre todo, en la creación de diarios y en una intensa producción de columnas, crónicas y editoriales que interpretaban la realidad y guiaban la acción. Ambos dirigentes, a pesar de las duras condiciones materiales que enfrentaban (relegación, cárcel, exilio, persecución, pobreza, etc.) nunca dudaron de la importancia de esta batalla.

Lenin la consideró “una forma superior de agitación”. Lo mismo Gramsci quien ejerció a partir de 1910 activamente el periodismo; hasta antes de ser apresado por el fascismo escribió cerca de 1.700 artículos. También en América Latina, a principios del siglo 20 y bajo condiciones igualmente desvantajosas, no cesaron en su actividad periodística ni Carlos Mariátegui ni Luis Emilio Recabarren. Este último, entre detención, persecución y pobreza, fundó más de 15 periódicos a lo largo de Chile, convencido de que la clase obrera necesita de sus propios órganos de difusión para afrontar el combate político.

No es ésta la primera vez que libramos la batalla comunicacional bajo condiciones asimétricas.

Como vemos, no es ésta la primera vez que libramos la batalla comunicacional bajo condiciones asimétricas. Por el contrario, podemos observar una continuidad en la lucha de 500 años que llevamos protagonizando desde que el español pisara esta tierra. En el Virreinato de Perú, por ejemplo, los más estrictos castigos, incluyendo azote y pena de muerte, estaban contemplados para los indios que tuvieran caballos, armas o…. que supieran leer o escribir (como lo sabía Tupac Amaru).

¿Qué implica esta asimetría estructural para nuestra lucha comunicacional?

En primer lugar, hay que entender que no podemos librar la batalla como si las condiciones fueran simétricas. Suena obvio, pero a menudo parece no serlo si observamos ciertas costumbres y rutinas en las iniciativas mediático-comunicacionales que se llevan a cabo desde nuestras filas. Considerar en serio las condiciones materiales en las cuales se libra la batalla implica evitar acciones repetitivas que podrían tener más sentido si la cancha fuese pareja.

Una de ellas es la estrategia del “reflejo — contrario”. Durante las dos décadas en que muchos países de nuestro continente fueron gobernados por fuerzas progresistas, estos gobiernos fueron (y son) duramente atacados en el plano comunicacional. En ese marco, hemos podido ver que se gastan grandes cantidades de energías y recursos en negar que somos y hacemos lo que los medios hegemónicos dicen que somos y hacemos. Es decir, si los medios hegemónicos dicen que “somos y hacemos X”, lo común suele ser que se reaccione desde nuestro campo contestando y demostrando que “no somos ni hacemos X”.

Esta desgastante dinámica es,en general, bastante inútil, poco eficaz y perversa ya que nos relega a ser la cara anversa de la agenda dominante. Ocurre entonces que todos, amigos y enemigos, hablan de “X”, los unos afirmando, los otros negando. De este modo, la matriz impuesta por el adversario se convierte y se consolida como centro referencial único. Seguir leyendo LA BATALLA COMUNICACIONAL (3): CONOCER EL PODER DEL ENEMIGO Y LA FUERZA PROPIA. PEDRO SANTANDER MOLINA

CUBA RECHAZA ENÉRGICAMENTE LA AMENAZA DE ACTIVACIÓN DEL TÍTULO III DE LA LEY HELMS-BURTON

cuba palmas 3
Foto: Ismael Francisco
El 16 de enero de 2019, el Departamento de Estado de los Estados Unidos anunció la decisión de suspender sólo por 45 días la aplicación del título III de la Ley Helms-Burton, “para realizar una cuidadosa revisión… a la luz de los intereses nacionales de los Estados Unidos y los esfuerzos por acelerar una transición hacia la democracia en Cuba, e incluir elementos tales como la brutal opresión del régimen contra los derechos humanos y las libertades fundamentales y su inexcusable apoyo a los regímenes cada vez más autoritarios y corruptos de Venezuela y Nicaragua”.
El gobierno del Presidente Donald Trump amenaza con dar un nuevo paso que reforzaría, de manera peligrosa, el bloqueo contra Cuba, violaría flagrantemente el Derecho Internacional y atacaría directamente la soberanía y los intereses de terceros países.
Cuba rechaza esa amenaza del modo más enérgico, firme y categórico. La asume como un acto hostil de extrema arrogancia e irresponsabilidad, a la vez que repudia el lenguaje irrespetuoso y calumnioso del mensaje público del Departamento de Estado.
La Ley Helms-Burton entró en vigor en 1996. Se concibió para codificar y endurecer la política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesta oficialmente en 1962, con el objetivo de subvertir y derrocar al gobierno de Cuba e imponer un régimen del agrado del gobierno de los Estados Unidos.
Consta de cuatro títulos y se aplica desde su promulgación. Se caracteriza por su extremo alcance extraterritorial, por ser violatoria de las normas y principios del Derecho Internacional, contravenir las reglas del comercio y las relaciones económicas internacionales y por ser lesiva a la soberanía de otros Estados, principalmente por la aplicación de sus disposiciones contra las compañías y personas establecidas en el territorio de estos.
Ha sido rechazada por la comunidad internacional casi unánimemente en las Naciones Unidas, en organismos internacionales especializados y en organizaciones regionales como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Unión Africana. Varios países cuentan con leyes nacionales para enfrentar los efectos extraterritoriales de esta ley.
Entre los objetivos centrales de la ley Helms-Burton ha estado entorpecer las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba con terceros países y afectar su capacidad de atraer inversión directa de capital extranjero para su desarrollo. A ese propósito se dedican expresamente los títulos III y IV de la ley.
El título III establece la autorización a nacionales estadounidenses a presentar ante tribunales de los Estados Unidos demandas contra todo extranjero que “trafique” con propiedades estadounidenses que fueron nacionalizadas en Cuba en la década de 1960, en un proceso legítimo, como reconoció la Corte Suprema de los Estados Unidos, llevado a cabo por el gobierno cubano con pleno apego a la ley nacional y al Derecho Internacional.
Entre las aberraciones más significativas, dicho título extiende esta autorización a propietarios que no eran ciudadanos de los Estados Unidos al momento de producirse las nacionalizaciones y cuyas supuestas propiedades nadie ha certificado.
En virtud de lo dispuesto en la propia ley Helms-Burton, todos los Presidentes estadounidenses desde 1996, incluido Trump en 2017 y 2018, han hecho uso consecutivamente de la facultad ejecutiva de suspender la aplicación del título III cada seis meses con motivo de reconocer que consiste en el aspecto más burdo e inaceptable de esta contra el Derecho Internacional y la soberanía de otros Estados. También por comprender que su aplicación provocaría obstáculos insuperables para cualquier perspectiva de solución de las reclamaciones y compensaciones a los propietarios estadounidenses legítimos.
Por su parte, el Tribunal Popular Provincial de La Habana, el 2 de noviembre de 1999, declaró Con Lugar la Demanda contra el Gobierno de los Estados Unidos por Daños Humanos y lo sancionó a reparar e indemnizar al pueblo cubano en la cuantía de $181 100 millones de dólares y, el 5 de mayo de 2000, también por Daños Económicos ocasionados a Cuba y lo sentenció por valor de $121 000 millones de dólares.
El Ministerio de Relaciones Exteriores ha reiterado la disposición de Cuba de hallar una solución a las reclamaciones y compensaciones mutuas.
Esta decisión que el gobierno de los Estados Unidos amenaza con adoptar, implicaría que, contrario a lo que establece el Derecho Internacional y la práctica de las relaciones internacionales, individuos y entidades extranjeras con negocios legítimos en Cuba, puedan verse ante la amenaza de afrontar reclamaciones infundadas y carentes de legitimidad ante tribunales de los Estados Unidos. Es conocida la conducta políticamente motivada y venal de algunas cortes de La Florida, frecuentemente utilizadas como un arma contra Cuba.
Para nuestro pueblo, implica encarar una vez más, de manera firme, consciente y contundente, el empeño del imperialismo estadounidense en someter a su dominio y tutelaje los destinos de la Nación cubana.
Si el título III se aplicara como establece esta ley y amenaza el anuncio del Departamento de Estado, cualquier cubano y cada comunidad del país verían cómo se presentan ante tribunales de los Estados Unidos demandas por la propiedad de la vivienda que ocupan, el centro de trabajo donde laboran, la escuela a la que asisten sus hijos, el policlínico donde reciben atención médica, los terrenos sobre los que se edifican sus barrios; y podrán constatar la pretensión de usurparnos a los cubanos la riqueza del país, la infraestructura, las tierras cultivables, las industrias, los recursos mineros, el potencial energético y las bases sobre las que se desarrollan la ciencia y la tecnología y se prestan los servicios a la población.
Todos deberíamos recordar los aberrantes contenidos del Plan Bush que describe e instrumenta detalladamente la forma en que las familias cubanas y el país serían despojados prácticamente de todo.
Durante más de veinte años, la Ley Helms Burton ha guiado los esfuerzos intervencionistas de los sectores anticubanos en los Estados Unidos para agredir a la nación cubana y menoscabar su soberanía. En virtud de su aplicación, se han aprobado cientos de millones de dólares para subvertir el orden interno en Cuba y se han dispuesto innumerables medidas para intentar provocar un cambio de régimen. Su efecto económico ha implicado un alto costo para los esfuerzos de desarrollo del país y para el bienestar de la población, con un impacto humanitario que no es mayor gracias al régimen de justica social que impera en Cuba.
La pretensión de aplicar plenamente el título III se promueve en contra del criterio de importantes agencias gubernamentales de los Estados Unidos y como consecuencia del poder e influencia que han alcanzado en el gobierno, personas cuya carrera política ha estado marcada por el resentimiento impotente contra Cuba y ha descansado en el uso de la mentira y el chantaje.
La mayoría de la opinión pública de los Estados Unidos se opone consistentemente al bloqueo económico, según reconocen las encuestas más calificadas.
La historia registra con suficiente claridad que la política de bloqueo económico y los problemas bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos no tienen su origen en las justas nacionalizaciones que, conforme a la ley y con derecho legítimo, llevó a cabo el gobierno revolucionario. Las agresiones militares, económicas y terroristas del gobierno de los Estados Unidos comenzaron contra Cuba antes de que se produjeran los actos fundamentales de nacionalización de propiedades estadounidenses.
Es sabido que todas las nacionalizaciones de propiedades extranjeras, incluidas las estadounidenses, contemplaron en ley un compromiso de compensación, que el gobierno de los Estados Unidos se negó incluso a discutir, mientras sí fue asumido por los gobiernos de los reclamantes de otros países, todos los cuales disfrutaron de debida compensación.
El Ministerio de Relaciones Exteriores reitera los postulados de la Ley de Reafirmación de la Dignidad y Soberanía Cubanas (Ley No. 80), y enfatiza que la Ley Helms-Burton es ilícita, inaplicable, y sin valor ni efecto jurídico. Consecuentemente, considerará nula toda reclamación amparada en ella de persona natural o jurídica, cualquiera que fuere su ciudadanía o nacionalidad.
El gobierno de Cuba se reserva el derecho de responder oportunamente a esta nueva agresión.
La Habana, 17 de enero de 2019
Fuente: CUBAMINREX

HABÍA UNA VEZ PARA SER BUENOS SIEMPRE. MADELEINE SAUTIÉ

CARTA DE SOLIDARIDAD Y APOYO A LA RESISTENCIA Y LA AUTONOMÍA ZAPATISTA

foto, zapatistas
La conmemoración del 25 aniversario del levantamiento del EZLN. Foto: Isaín Mandujano. Publicada en la Revista Proceso

Nosotros, nosotras, intelectuales, académicos, artistas, activistas y personas de buena voluntad, así como organizaciones, asociaciones y colectivos de varios países manifestamos nuestra solidaridad con el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en este momento crucial de su historia y rechazamos tajantemente la actual campaña de desinformación, mentiras y calumnias dirigida en contra del zapatismo.

Para nosotras, nosotros, al igual que para mucha gente en el mundo, la lucha zapatista representa un gran ejemplo de resistencia, dignidad, congruencia y creatividad política. Hace 25 años, su ¡Ya Basta! fue un acontecimiento de gran trascendencia y una de las primeras reacciones contundentes a nivel planetario frente a la globalización neoliberal, por lo que contribuyó a impulsar el rechazo y la crítica de un modelo que, en ese entonces, parecía incuestionable. Fue también, y sigue siendo, expresión de la lucha legítima de los pueblos originarios en contra de la dominación y el desprecio sufridos durante siglos y hasta hoy, así como en favor de sus derechos a la autonomía. El auto-gobierno popular que los y las zapatistas han puesto en práctica con las Juntas de Buen Gobierno en sus cinco caracoles constituyen un ejemplo de democracia verdadera y radical, digno de inspirar a los pueblos del mundo y de ser estudiado en todas las facultades de ciencias sociales del planeta. La construcción de la autonomía zapatista representa para nosotros, nosotras, la búsqueda constante, honesta y crítica de un proyecto alternativo y emancipador de suma importancia a la hora de enfrentar los desafíos de un mundo que parece hundirse cada vez más en una profunda crisis, a la vez económica, social, política, ecológica y humana.

Por eso, expresamos nuestra preocupación por la situación que enfrentan las comunidades zapatistas y los pueblos indígenas de México, al ser atacados sus territorios y comunidades por proyectos mineros, turísticos, agro-industriales, de infraestructura, etc., tal como lo ha denunciado el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG). En este momento, nos preocupa especialmente los grandes proyectos impulsados por el nuevo gobierno mexicano, como el Corredor Transístmico, el millón de hectáreas de árboles comerciales y el llamado “Tren Maya”, recientemente denunciado como una humillación y una provocación por el subcomandante Moisés, vocero del EZLN, ya que afecta gravemente los territorios de los pueblos mayas que habitan en el sureste mexicano.

Además de los devastadores efectos ambientales de este proyecto y del desarrollo turístico masivo que pretende detonar, nos preocupa la premura en iniciar las obras del “Tren Maya”, encubriéndola con un pseudo ritual a la Madre Tierra, denunciado por el vocero zapatista como una burla inaceptable. Nos indigna que de esta manera se prepare un ataque más en contra de los territorios zapatistas y que se hayan ninguneado los derechos de los pueblos originarios, evadiendo la obligatoriedad de la consulta real, previa, libre e informada, tal como lo establecen el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de la ONU sobre los pueblos originarios. Nos parece muy grave que así se violen los compromisos internacionales asumidos por México.

Compartimos el rechazo total expresado por el EZLN frente a estos y otros grandes proyectos que afectan gravemente a los territorios autónomos y a las formas de vida de los pueblos.

Denunciamos de antemano cualquier agresión en contra de las comunidades zapatistas, sea directamente por parte del Estado mexicano o a través de grupos y organizaciones de “civiles” armados o no armados.

Responsabilizamos al gobierno mexicano de cualquier confrontación que pueda surgir en el marco de la implementación de estos megaproyectos, que corresponden a un modelo ya rebasado de “desarrollo”, insostenible y devastador, decidido desde las cúpulas del poder y violando descaradamente los derechos de los pueblos originarios.

Llamamos a la gente de buen corazón a superar la actual desinformación tanto sobre la experiencia zapatista como sobre los grandes proyectos mencionados, y a estar atentos frente al riesgo de agresiones en contra de las comunidades zapatistas y los pueblos originarios de México.

Firman:

Arundhati Roy (escritora, India)

Raoul Vaneigem (escritor, Bélgica)

Pablo Gonzalez Casanova (sociólogo, UNAM, México)

Juan Villoro (escritor, México)

Winona Laduke (dirigente indígena, EEUU)

Immanuel Wallerstein (sociólogo, Yale University, New Haven, EEUU)

Paul Leduc (cineasta, México)

Giorgio Agamben (filósofo, Italia)

Gustavo Esteva (Unitierra-Oaxaca, México)

Silvia Federici (profesora, Hofstra University, Hempstead, EEUU)

Raúl Zibechi (escritor y periodista, Uruguay)

Havin Güneser (International Initiative Freedom for Abdullah Öcalan-Peace in Kurdistan)

Ignacio Ramonet (periodista y escritor, Francia)

Marcos Roitman (catedratico, Universidad Complutense, Madrid, España)

Isabelle Stengers (filósofa, Université Libre de Bruxelles, Bélgica)

Gilberto López y Rivas (antropólogo, UNAM, México)

Michael Löwy (filósofo y sociólogo, Centre National de la Recherche Scientifique, París, Francia)

Carlos Fazio (periodista y docente, UNAM, México)

Raj Patel (escritor y profesor, University of Texas, EEUU)

Toni Negri (filósofo, París, Francia)

Carlos Marentes (dirigente sindical, Sindicato de Trabajadores Fronterizos, EEUU)

Bertha Navarro (productora de cine, México)

Hugo Blanco Galdos (director Lucha Indígena, Perú)

Barbara Zamora (abogada, México)

Martin Almada (premio Nobel alternativo de la Paz 2002, Paraguay)

David Graeber (antropólogo, London School of Economics, Reino Unido)

Arturo Escobar (profesor, Universidad del Valle, Cali, Colombia; University of North Carolina, EEUU)

Carolina Coppel (productora de cine, Mexico)

Eduardo Viveiros de Castro (antropólogo, Universidade Federal, Rio de Janeiro, Brasil)

Paulina Fernandez (profesor de ciencias políticas, UNAM, México)

y continúan las firmas… 

CÉDULA. FÉLIX PITA RODRÍGUEZ

fÉlix pita

FÉLIX PITA RODRÍGUEZ 

No sé si alguna vez fui un cerezo silvestre.
Tal vez fui nieve, mirto, vilano, lluvia fina;
acaso un verde, trémulo, insecto del rocío.

No sé si alguna vez fui un cerezo silvestre,
pero a veces un ámbito de ramas en el viento,
cierta expresión de alturas debatiéndose.

Acaso allí.

No digo que no fuera, ni digo que es posible:
estoy contando cosas que no tienen remedio.

DICTÁMENES SOBRE EL NEONAZI-FASCISMO. HACIA UNA ÉTICA SIN FRONTERAS. FERNANDO BUEN ABAD DOMÍNGUEZ

BUEN ABAD 1

FERNANDO BUEN ABAD DOMÍNGUEZ

Alguna vez se supuso, no sin alguna ingenuidad, que después de la Segunda Guerra Mundial se crearía, contra el nazi-fascismo, un consenso mundial tan poderoso que no haría mayor falta desarrollar vigilancia contra cualquier rebrote posible. Pero nos equivocamos de origen y por subjetivismos diversos. El nazi-fascismo no se derrota sólo con “buena voluntad”. Ni sólo con discursos. Sálvese aquí cualquier perogrullada aparente.

El campo de batalla contra el nazi-fascismo comprende un espectro muy amplio de terrenos objetivos y subjetivos dónde nos asedia, con la fuerza bruta, desde el asesinato inclemente e incluso el genocidio… hasta todas las formas del odio de clase y de “raza”; todas las formas del racismo y las intolerancias… y todos los “supremasismos”. Eso incluye el “supremasismo” del poder adquisitivo, el de la banalidad cosmética, el del consumismo y el de las verdades absolutas de sabelotodo individualista y compulsivo.

El nazi-fascismo aprendió a disfrazarse de “legalidad” y “normalidad” para deslizarse en lo cotidiano bajo la forma de “sentido común”, de costumbre y de tradición. Se alimenta con todas las herencias autoritarias y con una red de complejos, inhibiciones y represiones psicológicas ancestrales que actualiza -y profundiza- según las coyunturas históricas. Así se nos aparece bajo la forma de modelos burocráticos de gobierno tanto como bajo la forma de costumbres “populares” o herencias morales familiares. Tiene ribetes de edad y de género además de dominios abigarrados en el campo de la estética y de los placeres. No está a salvo ni el arte, ni la ciencia, ni la política ni la filosofía.

Empantanado en su propia historia el nazi-fascismo es una forma histérica del individualismo actualizada por la ideología burguesa como principio de superioridad de clase. En el nazi-fascismo se coagulan todas las formas anteriores del “delirio de grandeza” y el poder expresado como petulancia de iluminados o bendecidos. Es un aparato de guerra ideológica desplegado para convencer a la clase oprimida de su inferioridad esencial y su determinación fatal al plano de la subordinación.

Seguir leyendo DICTÁMENES SOBRE EL NEONAZI-FASCISMO. HACIA UNA ÉTICA SIN FRONTERAS. FERNANDO BUEN ABAD DOMÍNGUEZ

CULTORES, ARTISTAS Y CREADORES CON EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA, NICOLÁS MADURO MOROS, Y CONTRA LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA

Los creadores y las creadoras de Venezuela que somos defensores del modelo político, social y económico al que hemos llamado Socialismo Bolivariano; que abrazamos el estado de transformación colectiva bautizado como Revolución Bolivariana; quesin ningún tipo de ambigüedad nos consideramos hijos de Bolívar y de Chávez; que decidimos de forma soberana ejercer nuestro derecho a vivir en libertad y en democracia participativa y protagónica; que hemos decidido no sucumbir al miedo y al terror que profesan los amigos de la oscurana; que por el contrario, andamos como César Rengifo, “con luces y colores en las manos”; hoy queremos expresar nuestro apoyo firme al Presidente Constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y lo reconocemos con la legitimidad que el pueblo soberano le otorgó al expresarse mediante el voto en el pasado comicio electoral de mayo del 2018, y que lo ratificó como Jefe del Estado venezolano y máxima autoridad del Ejecutivo Nacional y Comandante en Jefe de nuestra Fuerza Armada Bolivariana.

Esta condición política que lo erige nuevamente como líder indiscutible de nuestro pueblo, hace que entendamos su compromiso y su rol en la batalla que el pueblo venezolano viene librando junto a él en contra del imperio más poderoso de todos los tiempos y sus vasallos reunidos en torno a ese adefecio reaccionario llamado Grupo de Lima, conformado por los gobiernos más oprobiosos y con menos autoridad moral de nuestra región, que han mentido al mundo al tergiversar la grosera provocación que constituyó la presencia de buques de exploración sísmica de la empresa estadounidense Exxon Mobil, bajo las intsrucciones del gobierno de Guyana, en las aguas territoriales de Venezuela, declarando que dicho incidente ocurrió “dentro de la zona económica exclusiva de la República de Guyana”, cuando en realidad se encontraban en aguas jurisdiccionales de nuestra Patria, donde no existe ningún contencioso territorial. Con estas declaraciones justifican la agresión contra Venezuela, con miras a validar una intervención militar y le dan la espalda al linaje glorioso de los pueblos de este continente, mostrándose sumisos y complacientes ante los intereses imperiales sobre nuestras riquezas, poniendo en entredicho la soberanía y derechos históricos sobre nuestro territorio, tratando, además, de desvirtuar la figura de Simón Bolívar, El Libertador, todo a través de la manipulación de la opinión pública nacional e internacional. Seguir leyendo CULTORES, ARTISTAS Y CREADORES CON EL PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE VENEZUELA, NICOLÁS MADURO MOROS, Y CONTRA LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA

HOMENAJE A LA CIENCIA CUBANA. GRAZIELLA POGOLOTTI

GRAZIELLA POGOLOTTI

graziellaCiencia, cultura y educación son ramificaciones de un mismo árbol. Las raíces se hunden en lo más fecundo de la tierra y el tronco se nutre de lo más avanzado del mundo, tal y como pensaba José Martí. Cuando la idea de la nación era todavía sueño de poetas que empezaba a adquirir voz propia en el verso de José María Heredia, la matriz de todo había estado en el pensamiento filosófico de José Agustín Caballero y Félix Varela, que sacudía las prisiones del dogmatismo imperante para afincar acción y prédica en la enseñanza.

Se comenzaba entonces a pensar y sentir en cubano. Con vocación de servicio, volcado hacia la salud y el bienestar del país, Tomás Romay introdujo la vacuna contra la viruela. Para conocer el perfil de la Isla, Felipe Poey se dedicó al estudio y descripción de los peces. Como ocurría en los campos de la cultura y la educación, se trataba de esfuerzos individuales, mientras la universidad permanecía anquilosada. Unos pocos podían marchar al extranjero para completar su formación e introducir en la Isla las ideas de renovación.

El médico Albarrán entregó sus aportes a otros países. Poco reconocimiento ha tenido, más allá de nuestras fronteras, la decisiva contribución de Carlos J. Finlay en beneficio de la humanidad, toda vez que viabilizó, entre otras cosas, la construcción del canal de Panamá al descubrir las vías de contagio de la letal fiebre amarilla.

El panorama no cambió mucho durante la República neocolonial. El coloniaje se traduce en subdesarrollo. La dependencia opera en el campo de la economía, reduce los países a la condición de productores de materias primas con escaso valor agregado y coarta el impulso a la formación de un pensamiento científico propio.

A pesar de las buenas intenciones de Enrique José Varona y del impulso transformador de Julio Antonio Mella, la Universidad alentó el espíritu revolucionario, pero no pudo modificar su estructura y sus funciones. Egresaba médicos, abogados y contadores. No había lugar para economistas, biólogos, sicólogos o sociólogos. Preparaba graduados en ciencias físico-matemáticas y físico-químicas cuyo destino profesional se limitaba al ejercicio de la docencia en la enseñanza media. No había laboratorios ni demanda laboral para la investigación científica.

La Revolución asumió el desarrollo de la educación y de la ciencia como elementos sustantivos e inseparables de su proyecto emancipador. La Campaña de Alfabetización ofreció nuevas oportunidades a los marginados de ayer. Seguir leyendo HOMENAJE A LA CIENCIA CUBANA. GRAZIELLA POGOLOTTI

SILENCIO. EDGAR LEE MASTERS

edward lee masters 3

SILENCIO

He conocido el silencio de las estrellas y del mar,
Y el silencio de la ciudad cuando calla,
Y el silencio de un hombre y una mujer,
Y el silencio por el que la música sólo encuentra su palabra,
Y el silencio de los bosques antes de los vientos de la primavera,
Y el silencio de los enfermos
Cuando sus ojos vagan por la habitación.

Y pregunto: ¿Para qué cosas profundas sirve el lenguaje?
Una bestia del campo se queja unas pocas veces
Cuando la muerte se lleva a su cría.
Y nosotros nos quedamos mudos ante realidades de las que no podemos hablar.

Un chico curioso le pregunta a un soldado viejo sentado
frente a un almacén
—¿Cómo perdiste la pierna?
Y el viejo soldado se queda sin palabras
o desvía el pensamiento
porque no puede concentrarlo en Gettysburg.
Y vuelve jocoso
Y le dice: Un oso me la comió.
Y el chico se maravilla, mientras el viejo soldado
Mudo, débil, sobrevive a
Los fogonazos de los revólveres, al trueno del cañón,
Los gritos de los asesinados,
Y a él mismo tendido en el suelo,
Y a los cirujanos del hospital, los cuchillos,
Y a los largos días en cama.

Pero si pudiera describir todo esto
Sería un artista.
Pero si fuera un artista debería haber palabras más hondas
Que él no podría describir.
Está el silencio de un gran odio,
Y el silencio de un gran amor,
Y el silencio de una profunda paz interior,
Y el silencio de una amistad traicionada,
Está el silencio de una crisis espiritual,
A través del cual, el alma, exquisitamente torturada,
Llega a visiones que no pueden pronunciarse
En un reino de vida superior.
Y el silencio de los dioses que se entienden sin hablar,

Está el silencio de la derrota.
Está el silencio de los injustamente castigados;
Y el silencio de los agonizantes cuya mano
de pronto toca la nuestra.
Está el silencio entre el padre y el hijo,
Cuando el padre es incapaz de explicar su vida,
Y por eso mismo resulta incomprendido.
Hay el silencio que crece entre el marido y la mujer.
Hay el silencio de aquellos que fracasaron;
Y el vasto silencio que cubre
A las naciones quebradas y a los líderes vencidos.
Y hay el silencio de la vejez,
tan lleno de sabiduría que la lengua no pronuncia
las palabras inteligibles para aquellos que no han vivido
La gran extensión de la vida.

Y está el silencio de los muertos.
Si nosotros, vivos,
no podemos hablar de profundas experiencias,
¿Por qué asombrarse de que los muertos
no nos hablen de la muerte?
Su silencio será interpretado
Cuando nos acerquemos a ellos.

 

VENEZUELA AMENAZADA. ÁNGEL GUERRA CABRERA

GUERRITA 1

ÁNGEL GUERRA CABRERA

Estados Unidos y sus lacayos hacen de Venezuela el blanco, hace casi veinte años, de una de las campañas de desestabilización, guerra económica y mediática más salvajes conocidas hasta nuestros días. La toma de posesión del presidente Nicolás Maduro, a realizarse hoy, ha sido el pretexto desde hace meses para redoblar esa agresión. Ejecutada por una internacional de derecha monitoreada por Washington, ha enjaezado a ella la endeble Unión Europea y el llamado Grupo de Lima, integrado, con la digna excepción del México lopezobradorista, por los gobiernos más antipopulares y proyanquis de nuestra América, incluyendo el de Brasil. Encabezado por Jair Bolsonaro, mezcla de rasgos típicos de los más primitivos integrantes de las unidades de asalto nazis y de los coroneles esclavistas brasileños del siglo 19, cuyo ascenso a la cabeza  del   gigante suramericano ilustra la deriva ultraderechista con tintes fascistas a que han empujado la ofensiva imperialista oligárquica, contra los gobiernos revolucionarios y progresistas de nuestra región, la misma llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y la honda crisis mundial del capitalismo y  de la globalización neoliberal.

El imperialismo estadounidense ha desempolvado la Doctrina Monroe(1826), concebida para subordinar a nuestra región. Con el cínico desconocimiento de Maduro, Washington persigue acabar con el gobierno democrático de la patria de Bolívar y Chávez. También aplastar la revolución venezolana con la utilización de los tenebrosos recursos de la guerra híbrida. Si lo lograra, lanzarse al cuello de Cuba, Bolivia, y Nicaragua y apoderarse de los recursos naturales de nuestra región.  Liquidar la idea, inspirada por Bolívar y Martí y retomada e impulsada por Fidel y Chávez, de América Latina y el Caribe unidos e integrados económicamente en una zona de paz y cooperación solidaria. Acabar también con los valientes gobiernos caribeños que se han resistido a servir a los planes de Washington para aplicar a Venezuela en la OEA la injerencista Carta Democrática Interamericana.

Para ello están decididos a tomar una acción militar de envergadura contra Venezuela, no necesariamente con intervención directa de grandes unidades gringas. Hay claras evidencias de que estos malévolos trajines son concebidos y operados por el Comando Sur de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, por lo menos desde que en 2016 y con la firma de su todavía jefe, el Almirante Kurt Tidd, se publicara el plan Venezuela Freedom II Operation, continuación de una fase previa de la que informó al Senado de Estados Unidos el 12 de marzo de 2015 el entonces comandante de ese cuerpo armado, general Jonn Kelly, hasta hace poco jefe de gabinete de la Casa Blanca.

Estados Unidos nunca ha negado la autoría de ese documento, ni de otro más reciente también salido del Comando Sur, el Masterstroke(Golpe maestro), surgido debido a la derrota por el chavismo, conducido por Maduro, del Venezuela Freedom II Operation.

Seguir leyendo VENEZUELA AMENAZADA. ÁNGEL GUERRA CABRERA

LA LIBERTAD, LAS REDES SOCIALES Y LA RESPONSABILIDAD ÉTICA. CARLOS RODRÍGUEZ ALMAGUER

El 27 de mayo, el fotógrafo Higinio Martínez tomó esta fotografía, que apareció en el bisemanario La Caricatura, el 9 de junio de 1895.

carlos_rodriguez_almaguer (1)Lamento compartir esta dolorosa imagen que despertó la atención en las redes sociales. La cuestión a debate fue si esta foto pertenece o no al cadáver de Martí. El propio Martí nos enseña a dudar de todo, pero siempre con una duda razonable, nunca con ligereza.

Igualmente nos enseña que los estudios hechos no nos provocan más que una profunda vergüenza, porque lo primero que nos enseñan es cuánto nos falta todavía por conocer. De manera que bajo esas premisas martianas estoy claro de que en mí hay más dudas que certezas, y en lugar de envanecerme por lo que los demás suponen que yo sé, lo que hago es aterrarme por lo que yo mismo estoy consciente de que desconozco.

Sobre la foto en cuestión: lo que la historiografía cubana ha afirmado, a partir de fuentes oficiales españolas y testimonios personales de algunos participantes directos, es que el cadáver de Martí fue enterrado en cinco ocasiones hasta llegar al Mausoleo que ocupa hoy en el Cementerio de Santa Ifigenia, en la infatigable Santiago de Cuba.

El primer entierro ocurrió el 20 de mayo de 1895, al día siguiente de su muerte en el combate de Dos Ríos. Una vez reconocido su cadáver por los documentos que llevaba encima, fue enterrado sin ataúd, junto a un sargento español, en una fosa común del pequeño cementerio de Remanganagua, lugar relativamente cercano al sitio del combate.

Al emitirse la importante noticia, desde un telégrafo ubicado en el cuartel de Remanganaguas, a Santiago de Cuba, La Habana y Madrid, en ese orden, el capitán general de Cuba, Arsenio Martínez Campos, previa consulta con el Ministro de Ultramar, ordenaron la inmediata exhumación del cadáver y su exhibición pública para conocimiento general, dada la importancia política del dirigente caído.

El comandante general de las tropas españolas acantonadas en Santiago de Cuba, general de división Juan Salcedo y Mantilla de los Ríos, cursó órdenes inmediatas al coronel Ximénez de Sandoval para que se dirigiera, con parte de sus hombres, hacia territorio santiaguero. De igual manera envió rumbo a Remanganaguas al doctor en Medicina y Cirugía Pablo Aureliano de Valencia y Forns, habanero radicado en Santiago que además se desempeñaba en esa ciudad como práctico forense.

El 23 de mayo, el doctor Pablo Valencia hizo la autopsia para comprobar la identidad y lo embalsamó. Luego exhibieron el ataúd con los restos para dar mayor veracidad a sus informes militares y noticias en la prensa. Después su cadáver fue llevado a Santiago de Cuba y exhibido brevemente a un par de amigos el 27 de mayo, momento en que el fotógrafo Higinio Martínez tomó esta fotografía, que apareció en el bisemanario La Caricatura, el 9 de junio de 1895. Seguir leyendo LA LIBERTAD, LAS REDES SOCIALES Y LA RESPONSABILIDAD ÉTICA. CARLOS RODRÍGUEZ ALMAGUER

LA HISTORIA DETRÁS DEL MISTERIO DE LA EMBAJADA DE EE.UU. EN LA HABANA. JACK HITT

jack-hitt200x200

JACK HITT

Funcionarios estadounidenses dicen que docenas de diplomáticos en Cuba fueron víctimas de un “ataque” sónico. Pero el culpable más probable es mucho menos futurista, y mucho más aterrador.

1_tfed9lvghz92zktur8pevw

La crisis diplomática más grave del gobierno de Trump, o quizás la más extraña, comenzó sin mucha notificación en noviembre de 2016, unas tres semanas después de que se eligiera al nuevo presidente. Un estadounidense que trabajaba en la Embajada de los Estados Unidos en La Habana, algunos lo llaman Paciente Cero, se quejó de que había oído ruidos extraños fuera de su casa. “Fue molesto hasta el punto de tener que ir a la casa y cerrar todas las ventanas y puertas y subir la televisión”, dijo el diplomático a ProPublica. Cero discutió el sonido con su vecino de al lado, que también trabajaba en la embajada. El vecino dijo, sí, él también había escuchado ruidos, que describió como “sonidos mecánicos”.

Varios meses después, un tercer miembro del personal de la embajada describió que padecía una pérdida de audición que él asoció con un sonido extraño. En poco tiempo, cada vez más personas en la embajada hablaban del asunto. Ellos también comenzaron a enfermarse. Los síntomas eran tan diversos como aterradores: pérdida de memoria, estupor mental, problemas de audición, dolores de cabeza. En total, unas dos docenas de personas fueron eventualmente evacuadas para pruebas y tratamiento.

El brote en la Embajada de los Estados Unidos en Cuba no fue la única enfermedad misteriosa que apareció en los titulares. Casi al mismo tiempo que los funcionarios de la embajada se preparaban para volar a casa, más de 20 estudiantes en una escuela secundaria de Oklahoma repentinamente tuvieron síntomas desconcertantes: espasmos musculares incontrolables, incluso parálisis. Unos años antes, un incidente similar en una escuela en el estado de Nueva York llamó la atención del afiliado local de Fox News, que provocó el pánico de los padres ante la posibilidad de que sus hijos hubieran sido afectados por un trastorno inmunitario no identificado. Pero el misterio cubano, insistió el gobierno de Trump, era diferente. No fue un percance ambiental, sino algo mucho más diabólico.

Alentados por los funcionarios estadounidenses, los medios rápidamente desplegaron una historia de que el misterioso sonido era un “ataque”, un acto de guerra. Algún tipo de “arma acústica” había sido dirigida secretamente a los diplomáticos, en un esfuerzo por reducirlos a zombies con daño cerebral. La historia fue contada en el espíritu de la Guerra Fría.

Los contratistas privados y el propio laboratorio militar del Pentágono, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de la Defensa, habían estado trabajando durante mucho tiempo para desarrollar un arsenal de armas sónicas. Hubo algunos éxitos limitados con dispositivos engorrosos como MEDUSA (Mob Excess Diserrent Detentent Silent Audio) y LRAD (Long Range Acoustic Device), diseñados para causar un dolor insoportable en el oído que dispersa a las multitudes en la tierra y a los piratas en el mar.

El sueño, por supuesto, era pasar de ese tipo de errores gigantes a algo más portátil y poderoso, como la pistola de rayos de Flash Gordon. Pero la fuerza aérea, después de algunos experimentos, concluyó que cualquier esfuerzo de este tipo con ondas de sonido sería “improbable” que pudiera tener éxito bajo los “principios físicos básicos”. Si alguien hubiera desarrollado un arma acústica portátil, habría sobrepasado mucho más allá del conjunto de habilidades de un Raytheon o Navistar, más el arsenal del Q Branch de las películas de Bond.

Durante el año pasado, el esfuerzo por descifrar el misterio de qué tecnología podría haber causado los síntomas físicos en Cuba ha provocado una feroz lucha de nerds, una que ha enfrentado a científico contra científico, disciplina contra disciplina, The New York Times contra The Washington Post. Han surgido nuevas teorías, solo para ser derribadas o marginadas por la evidencia, o sofocadas por el sarcasmo de los rivales y los escépticos.

Si usted analiza estas disputas científicas y batallas mediáticas, terminará en una sola teoría unificada que explica completamente los diversos síntomas de los diplomáticos heridos, así como las circunstancias aparentemente inexplicables que rodean sus dolencias. Resulta que, a diferencia de un arma futurista, la causa del dolor y el sufrimiento en la Embajada de Estados Unidos en La Habana parece ser tan antigua como la propia civilización. A lo largo de los siglos, ha sido responsable de algunas de las epidemias más confusas de la historia de la humanidad, desde la Edad Media en Europa hasta la América colonial. Y en Cuba, parece haber sido armado para nuestro tiempo, abriendo todo un nuevo campo de batalla en la guerra contra la realidad de Donald Trump.

Desde el momento en que fue reabierto por Barack Obama en julio de 2015, luego de medio siglo de tensiones durante la Guerra Fría, la Embajada de Estados Unidos en La Habana estuvo bajo la mira. Los agentes de la CIA regresaron a Cuba bajo el mismo régimen que la agencia había intentado repetidamente y no había logrado derrocar. Durante la campaña de 2016, Trump señaló que “terminaría” la nueva política de puertas abiertas y se reunió públicamente con veteranos de la fallida invasión de Bahía de Cochinos.

Las tensiones aumentaron en septiembre de 2017, después de que el Secretario de Estado Rex Tillerson anunciara el regreso a casa de unas dos docenas de diplomáticos y empleados afectados para someterse a exámenes médicos en la Universidad de Pennsylvania. Cuando alguien sugirió que a los diplomáticos se les podría permitir regresar a La Habana una vez que su salud mejorara, Tillerson se alarmó. “¿Por qué demonios haría eso cuando no tengo ningún medio para protegerlos?”, resopló ante Associated Press. “Voy a rechazar a cualquiera que quiera forzarme a hacer eso”. Incluso antes de que se descubriera alguna causa, el director médico del Departamento de Estado, Charles Rosenfarb, parecía descartar los candidatos habituales para cualquier aflicción en el extranjero: mohos, virus, mariscos mal conservados. “Los patrones de lesiones”, insistió,“estaban probablemente relacionados con el trauma de una fuente no natural”. El gobierno ya había decidido que el juego sucio estaba en marcha, y que el principal sospechoso era un arma secreta.

Seguir leyendo LA HISTORIA DETRÁS DEL MISTERIO DE LA EMBAJADA DE EE.UU. EN LA HABANA. JACK HITT

¿DEMASIADO ANTIISRAELÍ? REVOCAN INESPERADAMENTE EL PREMIO QUE IBA RECIBIR LA ACTIVISTA ANGELA DAVIS

El Instituto de Derechos Civiles de Birmingham (BCRI), con sede en Alabama (EE.UU.), ha rescindido su decisión de premiar a  Angela Davis, famosa activista de derechos civiles, sin ofrecer una explicación concluyente. Davis, de 74 años, iba a recibir el Premio de Derechos Humanos Fred L. Shuttlesworth a mediados de febrero, pero el BCRI se ha echado para tras y ha anunciado que la decisión ha sido revocada.

angela davis

La activista, exmiembro del Partido Pantera Negra, del Comité Coordinador de Estudiantes No Violentos y del Partido Comunista de EE.UU., es conocida por defender la reforma penitenciaria y por lanzar críticas contra Israel en los últimos años; posición ideológica que parece estar detrás de la retirada del premio.

“No cumple con todos los criterios”

La presidenta y directora ejecutiva de BCRI, Andrea Taylor declaró en octubre que el Instituto estaría “encantado de otorgar este honor” a Davis, a la que incluían entre “los campeones de derechos humanos más reconocidos a nivel mundial”, por su capacidad para “dar voz” a aquellos colectivos que no tienen capacidad para hacerse oír

Sin embargo, el pasado sábado el BCRI anunció a través de un comunicado en el que afirmaba que a finales de diciembre, “simpatizantes y otras personas y organizaciones interesadas”, tanto dentro como fuera de su comunidad local, comenzaron a solicitarles que reconsideraran su decisión.

Seguir leyendo ¿DEMASIADO ANTIISRAELÍ? REVOCAN INESPERADAMENTE EL PREMIO QUE IBA RECIBIR LA ACTIVISTA ANGELA DAVIS

BOLSONARO DICE QUE DESEA SUMAR A BRASIL AL PODERÍO MILITAR DE EE.UU. EN LA REGIÓN

estados unidos cuenta con más de 75 bases militares en la región
Estados Unidos cuenta con más de 75 bases militares en la región. Foto: Perú al día

EE.UU. le viró la cara al Acuerdo de París sobre cambio climático y ya Bolsonaro ha dicho que daría también ese paso, de hecho la COP 25 que debía celebrarse en su país ha sido transferida a Chile, pues el nuevo mandatario rechazó la sede; EE. UU. injustamente consideró a Cuba, Venezuela y Nicaragua como la troika del mal y Jair dinamitó con sus ofensas y condiciones el programa Más Médicos, en detrimento de la salud de su pueblo; EE. UU. arremete contra el Gobierno legítimo y democráticamente electo de Venezuela y el mimetismo del inquilino del Palacio de Planalto se repite, Estados Unidos trasladó su embajada en Israel a Jerusalén y su alumno ya prometió lo mismo.

Ahora dejó entrever, en entrevista al Sistema Brasileño de Televisión, que contaría con una base militar del imperio en territorio brasileño para sumar a su nación al poderío estadounidense en la región, expresado en más de 75 bases en América Latina y el Caribe, incluyendo la que ocupa ilegalmente y en contra de la voluntad soberana de Cuba, en Guantánamo.

EE. UU. sigue obrando en la región con acciones que niegan la voluntad de sus países expresada en La Habana, en el 2014, cuando la CELAC declaró a América Latina y el Caribe como Zona de Paz. (Redacción Internacional)

FUENTE: GRANMA

LA BATALLA COMUNICACIONAL: APROVECHAR LAS GRIETAS DEL ADVERSARIO. PEDRO SANTANDER MOLINA

Pedro Santander

PEDRO SANTANDER MOLINA

La batalla comunicacional que, en definitiva es una batalla cultural, no sólo se define en los medios de comunicación. Igualmente importante en esta lucha son los discursos que se vuelven legítimos y hegemónicos pues las fuerzas en pugna también se constituyen discursivamente.

El discurso ultraderechista ya está instalado. Emergió velozmente y se ha erigido en fuerza política y discursiva en Europa, Estados Unidos y América Latina. Tópicos que como el odio al diferente y el amor a las dictaduras parecían cosa del pasado hoy forman parte de programas de gobierno y candidaturas presidenciales. Discursos que hasta hace poco parecían inconcebibles hoy se extienden con fuerza y popularidad. Este despliegue de discursos que muchos creían imposibles y que, de hecho, lo eran hasta hace poco, da cuenta de profundidades en la vida social que vale la pena tratar de comprender.

Tres hipótesis al respecto:

a) Hay una disputa por la hegemonía dentro del bloque dominante. Ésta responde a un reordenamiento de las correlaciones de fuerza al interior de dicho bloque. La tensión ocurre entre los defensores del neoliberalismo clásico-tecnocrático y del neoliberalismo de ultraderecha, y se expresa en los discursos de ambos bandos.

b) El discurso ultraderechista se muestra efectivo para resolver (por ahora) las tensiones de clase que el mismo neoliberalismo ha creado globalmente al enriquecer a los más ricos como nunca en la historia. Asimismo, la discursividad neofascista ha sido eficiente para canalizar la extendida rabia social que ha sido creada por el propio neoliberalismo, lo que permite dirigir dicha ira contra otros y no contra el sistema. Esta eficiencia discursiva ha permitido generar conexión narrativa con sectores medios y populares, lo que da réditos electorales.

c) La disputa al interior del campo dominante es una oportunidad para la izquierda de recobrar su identidad de clase, de articularse globalmente y de reconectar y repolitizar lo social. Para ello hay que aprovechar comunicacional y discursivamente la pugna intra-bloque.

Luego de unas cuatro décadas de implementación global del neoliberalismo podemos distinguir tres corrientes discursivas que lo conforman y que se han ido estructurando con el tiempo: el neoliberalismo progresista, el neoliberalismo clásico-tecnocrático y el neoliberalismo de ultraderecha. Por supuesto, las tres tienen en común una serie de cosas, la principal de ellas es que no cuestionan el rol central del mercado en el ordenamiento social. Su defensa de sociedades cuya institución principal sea el mercado es esencial, un irreductible.

No obstante, hoy podemos ver ciertos límites en la narrativa neoliberal, y en ese marco emergen diferencias y tensiones, cada vez más notorias, que dan cuenta de un disputa por la hegemonía al interior del bloque dominante.

Al hablar de neoliberalismo progresista (denominación acuñada por Nancy Fraser) nos referimos a esa izquierda socialdemócrata que tras la caída del Muro se hizo liberal y culturalista. La que levantó el discurso de la “Tercera Vía”, del “capitalismo con rostro humano”, mientras promovía las privatizaciones de empresas públicas, la cooptación de los movimientos sociales y la desmovilización de la militancia política y sindical. Para seguir manteniendo cierto aire progre reemplazaron su identidad clasista y la crítica estructural contra la sociedad capitalista por un discurso culturalista, identificándose en clave postmoderna con luchas de reconocimiento identitario, sintonizando así con una minoría ilustrada.

A este progresismo le ha venido bien apoyarse en este tipo de temas, así mantuvieron cierta aura de izquierda sin tener que enfrentarse a las dinámicas capitalistas, lo cual es siempre es más complicado. Plantar cara al poder tiene costos, y hay que tener valor para hacerlo. Su deriva — como no podía ser de otro modo- ha sido la más patética: se ha visto relegada cada vez más a la irrelevancia, tanto de sus partidos como de sus líderes, hablamos de tipos como Tony Blair, Gerhard Schröder, Ricardo Lagos, Felipe González o Enrique Cardoso. Claro, como suele ocurrirle a la socialdemocracia, cuando abjura de su identidad clasista y reniega de un proyecto de sociedad distinto al capitalismo entra en un terreno en el cual va perder (y a perderse). En el contexto actual, eso significó hacerse débil frente a los neoliberales clásicos cuyos discursos se impusieron globalmente.

Cuando hablamos del neoliberalismo clásico nos referimos a los herederos del Consenso de Washington, los hijos de Ronald Reagan, Margaret Thatcher y Francis Fukuyama. Esta discursividad pone en el centro la defensa del orden democrático-liberal y la difusión a escala mundial de los valores ‘democráticos’ y ‘civilizadores’. Su performatividad discursiva tiene dimensiones globales gracias a la acción comunicacional de las corporaciones mediáticas que posee; fundamentalmente dispositivos tradicionales como cine, diarios, televisión, radios y editoriales. Son éstos los medios a los que apuesta y los que usa políticamente. Según su concepción, no podría haber democracia sin capitalismo, considerándose ambos intrínsecamente inseparables. Su discurso es pseudo — cientificista, y en ese marco consideran sus ideas como técnicas y objetivas en base al saber de la ciencia matemática y económica.

En esa línea, apoyados entusiastamente por los neoliberales progresistas, promovieron un individualismo hedonista y competitivo, y a través de un discurso políticamente correcto y de centro-centro, incentivaron la apatía política de los sujetos, la despolitización de la sociedad y el descrédito del eje político izquierda-derecha. Sólo existiría un centro gravitacional: el centro. Esto porque de acuerdo a las tesis de Fukuyama se concibe la democracia liberal como el fin de la historia evolutiva de la humanidad y de los antiguos enfrentamientos ideológicos. Este discurso “imposibilista” y anti-utópico, que enfatiza la ausencia de alternativas válidas al neoliberalismo y califica como “irracionalidad” oponerse a los postulados del mercado, ha sido hasta ahora el hegemónico y el que ha gobernado ampliamente en las últimas décadas.

Sin embargo, sus postulados, su estilo y su comunicación política defendidos por dirigentes como Macri, Piñera, Aznar, Santos, Merkel, Macron etc., son hoy puestos en tensión y cuestionados por líderes de ultraderecha como Le Pen, José Antonio Kast, Iván Duque, y, por supuesto, Trump y Bolsonaro, en el marco de una disputa por la hegemonía al interior del bloque dominante. No casualmente hemos escuchado recientemente a Madeliene Albright, ex Secretaria de Estado, advertir contra ese peligro del autoritarismo y calificarlo, sin tapujos, de “fascismo”. A su juicio, la democracia, en EE.UU. y en el mundo, está en peligro y los gobiernos libres “están en franca recesión, en decadencia, en total retroceso, completamente asediados” Seguir leyendo LA BATALLA COMUNICACIONAL: APROVECHAR LAS GRIETAS DEL ADVERSARIO. PEDRO SANTANDER MOLINA

1959: ¿ORIGEN Y CAUSA DEL CONFLICTO ESTADOS UNIDOS-CUBA? ELIER RAMÍREZ CAÑEDO

ELIER 2

ELIER RAMÍREZ CAÑEDO

Sostener hoy que el origen y la causa de todos los males en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, hay que buscarlas en la Revolución que triunfa en Cuba el 1ro. de enero de 1959, es desconocer la evolución histórica de un conflicto cuyas primeras expresiones se remontan a finales del siglo XVIII, cuando comenzó a perfilarse lo que sería la esencia fundamental de la confrontación bilateral: hegemonía versus soberanía. Por supuesto que el triunfo del 1ro. de enero de 1959 significó un punto crítico en las relaciones bilaterales al acentuarse la soberanía de Cuba. Por el mismo punto geográfico que Estados Unidos había comenzado a construir su dominio imperial, este comenzaba a ser desafiado, pero el conflicto venía expresándose desde mucho antes. Las fuentes documentales existentes demuestran que las pretensiones de anexar o dominar a Cuba estuvieron presentes en los padres fundadores de la nación estadounidense incluso desde antes de alcanzada la independencia de las Trece Colonias.

Ya en 1767 Benjamín Franklin había recomendado al lord William Petty II, conde de Shelburne y secretario de Estado para los asuntos coloniales de Inglaterra, fundar un asentamiento en Illinois para que, ante un posible conflicto armado, sirviera de puente para descender hasta el golfo de México y luego tomar Cuba o México mismo.1 También en una fecha tan prematura como 1783, John Adams, segundo presidente de Estados Unidos, había hecho la siguiente declaración: «Cuba es una extensión natural del continente norteamericano y la continuidad de los Estados Unidos a lo largo de ese continente torna necesaria su anexión».2

Este trabajo se haría demasiado extenso si citáramos las numerosas expresiones obtenidas de los documentos, llamados Founding Fathers, fundamentalmente aquellos que luego ocuparon la presidencia y la secretaría de Estado de ese país, que demuestran cómo, desde el surgimiento de esa nación, la élite de poder norteamericana proyectó la anexión de Cuba a su territorio.3 Para 1823, la llamada política de la fruta madura se convertiría en la piedra angular de la política exterior de Estados Unidos hacia la Mayor de las Antillas. Mientras no existieran las condiciones para apoderarse de Cuba, era preferible que la Isla permaneciera bajo el dominio de España, antes de que su soberanía fuera transferida a una nación mucho más poderosa, especialmente Inglaterra, la reina de los mares en aquellos años. De esta forma Estados Unidos rechazó con vehemencia la posibilidad de una expedición colombo-mexicana que llevara la independencia a Cuba y Puerto Rico en la década del 20 del siglo XIX4 y se negó a reconocer la beligerancia de los cubanos durante las gestas independentistas de la segunda mitad del decimonónico. Estados Unidos consideró que estas opciones políticas para Cuba también podían poner en riesgo sus ambiciones sobre la Isla.

Asimismo, durante la República Neocolonial burguesa, Estados Unidos bloqueó toda posibilidad de existencia de una burguesía nacional en Cuba. Al llamado Gobierno de los cien días —realmente fueron 127—, que no fue un gobierno comunista —aunque tomó medidas de beneficio social de importancia, sobre todo, por inspiración de su secretario de Gobernación, Guerra y Marina, Antonio Guiteras Holmes— por el solo hecho de haberse replanteado los términos de las relaciones con Estados Unidos y adoptar posiciones antinjerencistas, Washington no lo reconoció y se implicó en las conspiraciones que llevaron finalmente a su caída. Estados Unidos también hizo todo lo posible por evitar que un gobierno de corte nacionalista burgués liderado por el Partido Ortodoxo se hiciera de las riendas del país y apoyó hasta las últimas consecuencias a Fulgencio Batista, figura representativa del más conservador capitalismo dependiente cubano. Cuando la caída de Batista se hacía inexorable, la administración de Eisenhower trató a última hora de construir y respaldar una tercera fuerza que evitara que el Movimiento 26 de Julio llegara al poder.

Entonces, cuando triunfa la Revolución Cubana en 1959, es cierto que la administración republicana de Dwight D. Eisenhower reconoció —no sin cierta reticencia— al nuevo Gobierno el 7 de enero, pero al mismo tiempo se trazó como meta fundamental evitar la consolidación de la revolución social en Cuba y con ello, que los intereses estadounidenses en la Isla fueran lastimados. De ahí la poca cooperación y animadversión que mostraron las autoridades norteamericanas hacia los nuevos líderes cubanos desde el propio momento del triunfo, a pesar de la valoración positiva que tenían sobre varias figuras moderadas dentro del Gabinete cubano, a las cuales pensaban utilizar para evitar la radicalización del proceso y la conservación de la Isla en la esfera de influencia norteamericana.

Eisenhower había apoyado al dictador Fulgencio Batista desde que asumió la presidencia de Estados Unidos, por lo cual no estaba en condiciones de entenderse con la Cuba revolucionaria que emergía. Por lo anterior, la administración Eisenhower no significaría un nuevo diseño de política hacia Cuba, sino una total continuidad. El mismo equipo de gobierno que había fracasado tratando de buscar una alternativa para evitar la toma del poder por parte de las fuerzas revolucionarias, era el mismo que entonces tenía que entendérselas con la Cuba de Fidel Castro. Por tal razón los planes subversivos de la potencia del norte contra la Revolución Cubana comenzaron a planificarse y ejecutarse desde los primeros meses del año 1959,5 sobre todo por la CIA, aunque sería luego de aprobada la Ley de Reforma Agraria el 17 de mayo, que estos se hicieron sentir con más virulencia. Es a partir también de esa fecha que comienza gradualmente a observarse una mayor y estrecha articulación entre la CIA y el Departamento de Estado en función del cambio de régimen en Cuba.

A pesar de que la aprobación formal del «Programa de acción encubierta contra el régimen de Castro», ocurrió en marzo de 1960, la decisión del «cambio de régimen» había sido tomada desde el propio año 1959. Dos altos funcionarios del Departamento de Estado de  Estados Unidos, el subsecretario para Asuntos Políticos, Livingston T. Merchant y el secretario adjunto para Asuntos Interamericanos Roy Rubbottom, reconocerían luego que desde junio de 1959 se «había llegado a la decisión de que no era posible lograr nuestros objetivos con Castro en el poder», poniéndose en marcha un programa que «el Departamento de Estado había elaborado con la CIA» cuyo propósito era el de «ajustar todas nuestras acciones de tal manera que se acelerara el desarrollo de una oposición en Cuba que produjera un cambio en el Gobierno cubano resultante en un nuevo Gobierno favorable a los intereses de EE. UU.».6

«Aunque nuestros expertos en Inteligencia estuvieron indecisos durante algunos meses —señaló Eisenhower en sus memorias—, los hechos gradualmente los fueron llevando a la conclusión de que con la llegada de Castro, el comunismo había penetrado el Hemisferio (…) En cuestión de semanas después que Castro entrara a La Habana, nosotros en el Gobierno comenzamos a examinar las medidas que podrían ser efectivas para reprimir a Castro en el caso de que se convirtiera en una amenaza».7

Las dudas que aún podían quedar a Estados Unidos sobre si la radicalidad del proceso revolucionario cubano traspasaría los límites de su tolerancia o los «requerimientos mínimos de seguridad», como aparecía en algunos de sus documentos secretos, terminaron cuando se firmó la primera Ley de Reforma Agraria en Cuba, el 17 de mayo de 1959. Todas las evidencias hacen pensar que a partir de ese momento el Gobierno de Estados Unidos se convenció de que la revolución social en Cuba era verdadera y que esta constituía un peligro potencial para sus intereses fundamentales en la Isla y en el hemisferio occidental. Todavía las relaciones entre Cuba y la URSS no se habían establecido, ni se había declarado el carácter socialista de la Revolución, pero el desafío cubano era ya considerable, pues rompía con los moldes clásicos del control hegemónico de Washington sobre la región. De este modo, una vez que Cuba mostró su posibilidad de actuar como nación independiente, tanto en el plano interno como en política exterior, en una región que Estados Unidos consideraba su traspatio seguro, la esencia del conflicto Estados Unidos-Cuba llegó al pináculo de su expresión. Seguir leyendo 1959: ¿ORIGEN Y CAUSA DEL CONFLICTO ESTADOS UNIDOS-CUBA? ELIER RAMÍREZ CAÑEDO

ANÁLISIS HISTÓRICO DE UN DESDICHADO “TRINO” DEL PRESIDENTE IVÁN DUQUE. YLDEFONSO FINOL

yldefonso finol

YLDEFONSO FINOL

En Cartagena, emocionado por la visita del exjefe de la CIA, hoy canciller, Mike Pompeo, el presidente de Colombia Iván Duque, escribió en sus redes sociales: “Hace 200 años el apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial, por lo que recibir hoy su visita nos llena de alegría y de honor, precisamente este año del Bicentenario, tan importante para nuestro país”.

El breve texto provocó una prolongada controversia en redes y medios digitales, con el autor como epicentro de críticas y burlas de una ciudadanía sorprendida más por los errores que por el enfoque subyacente en el mensaje.

Antes de pasar al análisis de la temática histórica en cuestión, necesito hacer dos aclaraciones previas: a) por un profundo respeto a todo cuanto implique nuestra gesta independentista, intentaré en todo momento alejarme de cualquier sarcasmo, aunque luzca tentador echar una chanza a semejante adversario; b) por las mismas razones éticas, tampoco entraré en calificar el nivel de los comentarios que he visto en el ciberespacio.

Mi aporte en este debate se centrará en diseccionar el contenido del texto presidencial y ofrecer información documentada y verificada sobre la verdad histórica.

1) Primera afirmación: “este año del Bicentenario, tan importante para nuestro país”

Se conmemoran 200 años del glorioso 1819, aquél primer Gobierno Bolivariano de Venezuela con sede en Angostura, a orillas del río Orinoco, desde el cual Simón Bolívar, visualizó, diseño, organizó y ejecutó con su directa dirección político-militar el paso de los Llanos, el salto de los Andes, las victorias de Pantano de Vargas y Boyacá, y la independencia de la Nueva Granada.

Ciertamente, es El Libertador, en su condición de Presidente de la República de Venezuela, quien fue con sus tropas y sus recursos a libertar aquella amplia franja de territorio que había sido reconquistada por la bota colonial. Este es el Bolívar que en 1815, luego de pacificar y liberar Bogotá, no fue apoyado por los generales de Cartagena para completar la misión libertadora. Es el Bolívar refugiado en el archipiélago caribeño, en el que sigue amasando con telúrica fuerza su máxima creación, su Colombia, y así lo anuncia con quenas y zampoñas en la Carta de Jamaica. Es el Simón Bolívar que recibe –dos veces- el apoyo incondicional del General (¿padre fundador?) Petion.

El 15 de febrero de aquel inmortal 1819, El Libertador pronuncia su Discurso de Angostura en el acto de instalación del Congreso de la República de Venezuela, síntesis de su ideario político hasta el momento, donde manifiesta sus grandes preocupaciones sobre la necesidad de constituir instituciones para una nueva sociedad basada en la igualdad, la estabilidad y la felicidad social. Allí reafirma la estrategia emancipadora según la cual, mientras persista la presencia del ejército enemigo en el territorio, la prioridad fundamental es la victoria militar sobre el invasor. No dudó en reiterar su convicción más anhelada, que la unión de Venezuela y la Nueva Granada -“el voto (o deseo) de los ciudadanos de ambos países”- dieran origen a un nuevo Estado llamado Colombia, que sería “la garantía de la libertad de la América del Sur”.

Y así quedó plasmado en la segunda Carta Magna de Venezuela, sancionada en diciembre de 1819. Tal es el parto de la Colombia original, la de Bolívar y su pueblo.

2) Segunda afirmación: “el apoyo de los padres fundadores de los Estados Unidos a nuestra independencia fue crucial”

Esta afirmación pudiera adolecer de dos extremismos: exceso de ignorancia de la historia y/o exceso de (es difícil decirlo sin calificar) obsequiosidad pro estadounidense (¿o servilismo, pitiyanquismo, malinchismo, santanderismo?)

Hace doscientos años el único Padre Fundador crucial para “nuestra independencia” fue Simón Bolívar, y en su nombre van implícitos los de Antonio Nariño y Rafael Urdaneta, Antonio José de Sucre y Camilo Torres, Lara y Zea, Silva y Girardot, Manuela Sáenz y Josefa Camejo, Ana María Campos y la señora que recibió al Libertador en Bogotá tras el triunfo de Boyacá: “¿Volviste? Bendito seas fantasma”; y miles anónimos que se sembraron en la inmensa trepidación de las luchas por un mundo mejor.

Los presidentes y el pueblo deberíamos saber que la Independencia de Nuestra América se logró a pesar de Estados Unidos. Thomas Jefferson señalaba por allá por 1786: “Nuestra Confederación debe ser como el nido desde el cual toda América, así como la del Norte como la del Sur, habrá de ser poblada. Mas cuidémonos (…) de creer que interesa a este gran Continente expulsar a los españoles. Por el momento aquellos países se encuentran en las mejores manos, y sólo temo que éstas resulten demasiado débiles para mantenerlos sujetos hasta que nuestra población haya crecido lo suficiente para írselos arrebatando pedazo a pedazo”.

Ese es el mismo Thomas Jefferson, que en 1806 negó el apoyo al venezolano Francisco de Miranda, quien sirvió con las armas a la independencia de Estados Unidos y es el autor de la original Colombeia como denominación genérica del continente una vez liberado del yugo colonial hispano. Seguir leyendo ANÁLISIS HISTÓRICO DE UN DESDICHADO “TRINO” DEL PRESIDENTE IVÁN DUQUE. YLDEFONSO FINOL

LA ESTUPIDEZ ES TAMBIÉN UN HECHO CRONOLÓGICO. CLAUDIO MAGRIS

CLAUDIO MAGRIS 1

CLAUDIO MAGRIS

CLAUDIO MAGRIS EL DANUBIO 2Kyselak también escribió, en 1829, dos volúmenes de apuntes de viaje, que valen mucho menos que sus autógrafos. En barco, sobre el Danubio, el funcionario del registro se queja de la trivialidad de los pasajeros, mozos, criadas, vendedores ambulantes, barqueros. Demuestra poseer la vulgaridad de esos turistas que desearían lugares incontaminados y creen que sólo los demás los contaminan. Kyselak se considera que es el único con sentimientos nobles, capaz de apreciar lo auténtico. Los demás son “semihombres”, masa estúpida y fea, de la que él no sospecha que forma parte.

Kyselak es uno de esos menospreciadores de masas, numerosos también hoy, que, apretujados entre sí en el autobús atestado o en la autopista atascada, se consideran, cada uno de ellos, habitantes de sublimes soledades o de salones refinados y desprecian, cada uno de ellos, al vecino, sin saber que se les paga con la misma moneda, o bien le guiñan el ojo, para darle a entender que, en aquella multitud, sólo ellos dos son almas elegidas e inteligentes, obligadas a compartir el espacio con el rebaño. Esta suficiencia de jefe de oficina, que proclama “Usted no sabe quién soy yo”, es lo contrario de la auténtica autonomía de juicio, de ese orgullo que hay en Don Quijote cuando, desarzonado, murmura “Sé quien soy” y que nunca va acompañado por el fácil e indiferenciado desprecio por el prójimo.

La estandarizada altanería con respecto a la masa es un comportamiento típicamente masificado. Quien habla de la estupidez en general tiene que saber que no es inmune a ella, porque hasta Homero desciende del Olimpo de vez en cuando; debe asumirla en sí mismo como riesgo y destino común de los hombres, consciente de ser algunas veces más inteligente y otras más tonto que su vecino de casa o del tranvía, porque el viento sopla hacia donde quiere y nadie puede estar nunca seguro de que, en ese momento o un instante después, no le abandone el viento del espíritu. Los grandes humoristas y los grandes cómicos, de Cervantes a Sterne o a Buster Keaton, nos hacen reír con la miseria humana porque también la descubren y en primer lugar en ellos mismos, y esta risa implacable implica una amorosa comprensión del destino común.

La estupidez también es un hecho cronológico, asume formas y connotaciones según la época histórica y por tanto nos acecha y afecta a todos, no sólo a los demás, como creía Kyselak. El escritor altanero que parece burlarse indiscriminadamente de todo el mundo, no hiere en realidad a nadie, porque se dirige a cada uno de sus lectores haciéndole creer que le considera el único inteligente en una masa de beocios, pero se dirige de ese modo a la masa de los lectores. Esta técnica en general tiene éxito, porque el lector puede sentirse halagado por esta excepción que el despreciador de los demás hace en su caso, sin darse cuenta de que la hace, justamente, para todos. Pero la auténtica literatura no es la que halaga al lector, confirmándole en sus prejuicios y en sus seguridades, sino la que le acosa y le pone en dificultades, la que le obliga a ajustar cuentas con su mundo y con sus certidumbres.

No estaría mal que quien se inclina a considerar “semihombres” a sus vecinos sólo tomara la pluma, como Kyselak, para escribir su propio autógrafo. Quién sabe, puede que copiando una y otra vez aquellos garabatos acabara por vaciar de sentido su nombre como una palabra repetida muchas veces, por olvidarse de él mismo y abandonar cualquier presunción, por convertirse en Nadie.

KYSELAK
Grafiti de Joseph Kyselak en Brno

Fuente original: Claudio Magris
El Danubio

Fragmento e ilustración tomados del blog CALLE DEL ORCO