Archivo de la categoría: AVANCES DE LA CIENCIA

¿POR QUÉ EL CEREBRO HUMANO ES ESPECIAL? SUZANA HERCULANO-HOUZEL

Gracias a la cocción de la comida, unos primates acumularon una enorme densidad de neuronas en su corteza. Este sería el origen de la unicidad del cerebro humano, según explica la neurocientífica Suzana Herculano-Houzel.

SUZANA HERCULANO-HOUZEL / EL PERIÓDICO

zentauroepp42619553 suzan herculano180322200553
La neurocientífica Suzana Herculano-Houzel, autora de La ventaja humana.
Extracto de La ventaja humana. Una nueva interpretación del carácter extraordinario del cerebro humano, de Suzana Herculano-Houzel (Biblioteca Buridán, 2018)

Selección a cargo de Michele Catanzaro

Es obvio que somos especiales, ¿no?

Los humanos somos formidables. Nuestro cerebro es siete veces más grande de lo que tendría que ser respecto al tamaño de nuestro cuerpo, y tarda un tiempo extraordinariamente largo en desarrollarse. Nuestra corteza cerebral es la más grande en relación al tamaño total del cerebro, y la sección prefrontal de la misma es también la más grande. El cerebro humano consume una cantidad tremenda de energía: el 25 por ciento de las calorías que necesita diariamente todo el cuerpo para funcionar. En un periodo de tiempo evolutivamente breve ha crecido enormemente y ha dejado rezagados a nuestros primos hermanos, los grandes simios, el tamaño de cuyo cerebro apenas es una tercera parte del nuestro. Así que el cerebro humano es realmente especial, ¿no?

Pues no, si hemos de dar crédito a las nuevas pruebas surgidas de mi laboratorio y que el lector está a punto de descubrir en los capítulos que vienen a continuación. Nuestro cerebro es notable, sí, pero no es especial en el sentido de que sea una excepción respecto a las reglas de la evolución, o que sea destacable por tener unas propiedades únicas y exclusivas. Y sin embargo, estamos convencidos de tener el cerebro más capaz de la Tierra, el único capaz de explorar otros cerebros en vez de ser explorado por ellos. Si nuestro cerebro no es un caso especial en la evolución, ¿dónde reside la ventaja humana?

“Nuestro cerebro es notable, sí, pero no es especial en el sentido de que sea una excepción respecto a las reglas de la evolución, o que sea destacable por tener unas propiedades únicas y exclusivas. […] Si nuestro cerebro no es un caso especial en la evolución, ¿dónde reside la ventaja humana?”

Suzana Herculano-Houzel / La ventaja humana

nos como extraordinarios y a juzgar al cerebro humano a la luz de la evolución y de las nuevas pruebas que sugieren una explicación diferente del carácter único de nuestras habilidades cognitivas: la de que nuestro cerebro supera al de los demás animales no porque seamos una excepción en la evolución, sino porque, por razones estrictamente evolutivas, somos la especie que tiene más neuronas en la corteza cerebral, más de las que puede llegar a tener cualquier otra especie. Argumentaré que la ventaja humana se debe, en primer lugar, al hecho de que somos primates y a que, como tales, poseemos un cerebro construido de acuerdo con unas reglas de escala que hacen posible encajar un gran número de neuronas en un volumen relativamente pequeño, en comparación con otros animales. En segundo lugar, somos la especie de primates que se ha beneficiado del hecho de que, hace millón y medio de años, nuestros ancestros descubrieron un truco que permitió a sus descendientes tener un número cada vez mayor, hasta llegar a ser enorme, de neuronas corticales como no ha sido capaz de generarlas ninguna otra especie: la cocción de los alimentos. En tercer y último lugar, gracias a la rápida expansión cerebral que hicieron posible las calorías extras obtenidas por gentileza de la cocina, somos la especie que tiene más neuronas en la corteza cerebral, la parte del cerebro responsable de detectar patrones, razonar lógicamente, anticipar lo peor y prepararse para hacerle frente, desarrollar tecnologías y transmitirlas culturalmente.

Comparar el cerebro humano con el cerebro de docenas de otras especies animales, grandes y pequeñas, ha sido una verdadera lección de humildad, lo que nos recuerda que no hay motivos para suponer que hayamos sido especialmente señalados en la historia evolutiva ni que hayamos sido “elegidos” de algún modo. Confío en que esta nueva interpretación del cerebro humano nos ayudará a apreciar mejor cuál es el lugar de nuestra especie en la Tierra, una especie que, sin tener nada de especial o de extraordinario (dado que sigue las mismas reglas de escala evolutivas que siguen los demás primates) es de hecho notable por sus habilidades cognitivas y, gracias a la excepcional cantidad de neuronas que posee, tiene el potencial de cambiar su propio futuro, para bien o para mal.

Los humanos son los que dominan

Así que somos especiales, o al menos eso es lo que dicen la mayoría de libros de neurociencia. Nuestro cerebro, al parecer, tiene una cantidad impresionante de neuronas, unos 100.000 millones de ellas, y diez veces más de células gliales; tiene una corteza cerebral ampliada, y ha triplicado su tamaño en apenas millón y medio de años –un abrir y cerrar de ojos, evolutivamente hablando–, mientras que el cerebro de los grandes simios ha conservado el mismo tamaño, la tercera parte del nuestro, durante al menos cuatro veces más de tiempo. Los humanos de la especie sapiens coexistieron con los neandertales e incluso se mezclaron con ellos hasta cierto punto, pero finalmente nuestra especie fue la única que prevaleció. Hemos llegado a dominar el mundo de muchas maneras, no solo por el hecho de dominar a los demás animales; los humanos modernos son la única especie que puede ir al lugar que le apetezca del planeta, e incluso a algunos lugares fuera del mismo.  Seguir leyendo ¿POR QUÉ EL CEREBRO HUMANO ES ESPECIAL? SUZANA HERCULANO-HOUZEL

Anuncios