Archivo de la categoría: Entrevista

LEY HELMS-BURTON SIGNIFICARÍA LA LIQUIDACIÓN DE CUBA COMO PAÍS, PERO NO BASTA CON LA LEY, HABRÍA QUE “EJECUTARLA EN EL TERRENO”

RICARDO ALARCÓN

La entrevista con Ricardo Alarcón comienza con una importante observación del político cubano acerca de la normativa Helms-Burton: “es una ley exclusiva para Cuba, y además es una ley única en EE.UU.”. A lo largo de toda la conversación, Alarcón insistirá en esta peculiaridad, y se referirá a ella como un peligroso instrumento que podría provocar nada menos que el desmantelamiento del actual sistema político cubano.

Alarcón nos invita a contemplar esta ley con una mirada que capte el verdadero espíritu del que nace. Para ello, hace referencia a lo que considera “una verdad histórica”: “Cuba ha sido vista desde el origen, por los sectores más conservadores de los EE.UU., como una posesión, como algo que el destino les ha puesto en las manos”. Como muestra de ello, el político cubano recuerda que incluso “un personaje tan destacado como Thomas Jefferson planteó que la frontera sur de EE.UU. debía ser Cuba“. “En el pensamiento norteamericano, en su tradición, desde el principio, estaba que Cuba debía pertenecerles”, resume Alarcón.

El entrevistado explica que el espíritu de la Ley Helms-Burton se alinea con los deseos de los nostálgicos del dictador Fulgencio Batista, los ‘batisitianos’, a quienes Alarcón define como “lo peor de la sociedad cubana” y acusa de estar “soñando con lograr que el Estado norteamericano se convierta en su instrumento para devolverles la Cuba de ayer”.

“Cuba se está enfrentando al imperio más poderoso de la Historia”

Seguir leyendo LEY HELMS-BURTON SIGNIFICARÍA LA LIQUIDACIÓN DE CUBA COMO PAÍS, PERO NO BASTA CON LA LEY, HABRÍA QUE “EJECUTARLA EN EL TERRENO”

YEIDCKOL POLEVNSKY: “QUE LA POLÍTICA NO SEA DE UNOS CUANTOS HOMBRES, SINO DE TODAS Y TODOS”. FLORENCIA LAGOS

Entrevista a Yeidckol Polevnsky, Presidenta del Partido MORENA 

yeidckol 2

FLORENCIA LAGOS NEUMANN

florencia lagos 3Entre los días 4 y 6 de abril de 2019 en Ciudad de México, se desarrolló el “XXIII Seminario Internacional: Los partidos y una nueva sociedad”, evento organizado por el Partido de los Trabajadores de México al que asistieron más de 100 representaciones de partidos políticos, activistas y movimientos sociales de América Latina, el Caribe, Asia y Europa. En este marco conversamos con la Presidenta del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), Yeidckol Polevnsky.

FL: Muchas gracias por concedernos un espacio para esta entrevista. El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha mencionado que: “A partir de ahora se llevará a cabo una transformación pacífica y ordenada, pero al mismo tiempo pacífica y radical porque se acabará con la corrupción y la impunidad que impiden el renacimiento de México”, ¿Cómo cree usted que se va a implementar esta transformación?

Yeidckol Polevnsky (YP): Lo primero que el Presidente está haciendo es poner el ejemplo, poner el ejemplo de honestidad, honradez y también de austeridad. Yo creo que cuando la cabeza de un proceso es honrada es difícil que los demás se muevan para otro lado, pero además se están modificando leyes, leyes que han hecho que se pueda juzgar al Presidente mientras está en funciones, en el pasado no se podía juzgar al Presidente, ahora con la modificación de la ley se puede no solamente juzgar al Presidente, si no, meterlo a la cárcel si actúa de manera incorrecta.

YP: También se está planteando que la corrupción sea delito grave, antes no lo era, ahora por corrupción te meten preso sin derecho a fianza. También son penalizados los delitos electorales, compra de votos, fraude, todo eso hoy es una violación grave y con esto se va a evitar también las asociaciones entre empresarios y funcionarios, que también se vuelven delito grave. Creemos que todo esto nos va a ayudar para la lucha contra la corrupción.

FL: El Presidente López Obrador, planteó 100 puntos que ya se comenzaron a implementar, y además señaló que habrá transformaciones que serán primero consultadas a la ciudadanía, ¿Por qué?

YP: En ciertos temas que tengan controversia se plantea la consulta ciudadana que ahora está en la Constitución, antes no estaba, ahora está en nuestra Carta Magna. La idea es que las y los ciudadanos decidan, porque siempre decidían los políticos que durante la campaña electoral llegaban con un discurso y ya cuando alcanzaban el poder de cierta forma renunciaban a ese discurso.

Nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, proclamo durante su campaña la participación activa de la ciudadanía, y es lo que ha mantenido y lo que está haciendo, ciudadanizar la política, que la política no sea de unos cuantos hombres, si no, que sea de todas y todos.

FL: ¿Esto quiere decir que pasarían de una Democracia Representativa a una Participativa?  

YP: Así es.

FL: En otro aspecto, el Presidente López Obrador, ha llamado a su Gobierno “La Cuarta Transformación”, en este sentido ¿Qué rol juegan los jóvenes en este proceso?

YP: Cuando el Presidente era Jefe de Gobierno hizo una preparatoria por cada delegación política, en total 16 preparatorias. También hizo una Universidad y dos hospitales de especialidades. No se había hecho una Universidad en México en 40 años, ni tampoco un hospital de especialidades.

Seguir leyendo YEIDCKOL POLEVNSKY: “QUE LA POLÍTICA NO SEA DE UNOS CUANTOS HOMBRES, SINO DE TODAS Y TODOS”. FLORENCIA LAGOS

AMAURI CHAMORRO: RELATOS DESDE LA IZQUIERDA. MARYLÍN LUIS GRILLO

Entre law fare, fake news y otras tantas agresiones en América Latina, el comunicador ecuatoriano Amauri Chamorro nos habla de nuevos códigos y de una juventud comprometida con causas justas a la que hay que emocionar.
chamorro.jpg
Amauri Chamorro. Foto: Roberto Suárez

MARYLÍN LUIS GRILLO

MARILYN JRUn día antes había inundado el aula del Instituto Internacional de Periodismo José Martí con lecciones sobre América Latina.

Habló del progresismo y de las revoluciones. Dijo también que las izquierdas de la región habían creado una burguesía y destacó el error comunicacional en los reveses de las campañas políticas, pero —afirmó— no fue el único.

Amauri Chamorro se define a sí mismo en Twitter, donde tiene casi 15 000 seguidores, como un «soldado de la segunda independencia de América Latina. Ms. en Comunicación política, estratega, consultor, analista, escribo en “portuñol”».

Lo último se entiende por los tantos años que ha vivido en Brasil (allí incluso se formó profesionalmente y trabaja ahora) y por su origen ecuatoriano. Fue, durante muchos años, parte del equipo de trabajo del expresidente Rafael Correa.

Cuando lo entrevisto en La Habana viste informal, escribe en su laptop mientras toma café y fuma un tabaco, recibe numerosas llamadas y usa un pulóver de «Zapata vive».

—¿Cómo se entiende que la izquierda latinoamericana haya reafirmado el capitalismo?

—Económicamente lo que hizo el progresismo latinoamericano a través de la llegada de estos presidentes fue insertar a la gente a la sociedad de consumo. El primer paso fue entregarle a la ciudadanía más capacidad de endeudarse: tuvieron más acceso a los bancos, a comprar a crédito su casa, aumentaron su sueldo, comenzaron a tener más trabajo, mejores condiciones laborales. También llegaron, obviamente, los procesos de justicia social, los derechos al acceso a más educación, salud, a la vivienda… Pero el gran avance fue material.

«Eso permitió que a lo largo de diez años, cuando surge una nueva generación que no pudo ser acompañada con una transformación cultural de la percepción de su sujeto histórico sobre los factores que posibilitaron que tuviera una mejor calidad de vida, no le permitieron entender que había mucho que avanzar y que su avance material era apenas uno de los pasos a lograr.

«Si vemos eso desde un punto de vista sociológico, filosófico, económico, lo que hicimos fue reafirmar el capitalismo. Si las personas no tuvieron una condición de percibir que el progresismo les había dado muchas más cosas que apenas una mayor capacidad de consumo, entonces reafirmamos ese capitalismo, esos valores capitalistas en el que yo construyo la percepción de lo que soy, de mi entorno y de mi familia a partir de la capacidad que tengo de comprar cosas».

ASIMETRÍAS Y NUEVAS GUERRAS

El 6 de diciembre de 1998, Hugo Rafael Chávez Frías gana las elecciones presidenciales de Venezuela con el 56,2 por ciento de los votos. Ese fue un punto neurálgico en el cambio que Latinoamérica viviría en los 2000.

Luego llegaría Lula en BrasilNéstor y Cristina Kirchner en ArgentinaEvo Morales en BoliviaRafael Correa en EcuadorDaniel Ortega vuelve en Nicaragua y Pepe Mujica en Uruguay.

«Cuando el progresismo llegó a las presidencias, cuando se convirtió en una opción política real de sustituir por vías democráticas el neoliberalismo que se instauró en América Latina durante los años 90 del pasado siglo, en aquel entonces dialogaba con un gran grupo de electores pero que en su mayoría eran pobres, eran los que no tenían acceso a ese consumo, no tenían acceso a los hospitales, a la educación», prosigue Chamorro.

«Al llegar el progresismo hablaba de la conquista de esos derechos, sobre un mundo mejor, sobre una mejor vida, sobre superar esa pobreza; solo que cuando eso cambia la gente ya no está preocupada por si iba a tener trabajo o no.

El progresismo continuó hablando a esas mismas personas como les hablaba anteriormente; no renovó sus códigos, no habló más sobre el futuro, hablaba sobre el pasado: “Mira lo que yo he logrado, mira los hospitales, mira lo que yo he hecho”, y en un país que tiene una sociedad capitalista, como la nuestra, tienes que, continuamente estarles hablando sobre el futuro, sobre las nuevas conquistas. Seguir leyendo AMAURI CHAMORRO: RELATOS DESDE LA IZQUIERDA. MARYLÍN LUIS GRILLO

CONVERSACIÓN CON UN AMIGO DE JOHN Y YOKO. GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

GUILLE 1Invitado por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y la Fototeca de Cuba, el pasado mes de diciembre estuvo de visita en nuestro país el fotógrafo norteamericano Bob Gruen para presentar la exposición Rock and Roll en la Fototeca de Cuba. Para este neoyorquino hablar de músicos del rock anglosajón, es sencillamente hacer referencia a una profesión a la cual se ha entregado con mucho oficio, pero también apasionadamente. De ello dan fe las numerosas fotografías exhibidas en las paredes de la Fototeca; valiosos testimonios que evocan la trascendencia de los músicos capturados por el lente de su cámara, además de sugerirnos historias de vidas. En tal sentido, sus fotos tanto de John Lennon como de John y Yoko Ono en New York, preservan una carga emotiva a la cual intentamos acercarnos en esta entrevista exclusiva concedida por Bob Gruen a La Jiribilla.

Bob Gruen, fotógrafo norteamericano y amigo de  John y Yoko. Detrás de Bob, los cuadros de John Lennon y Chuck Berry. Foto: Cortesía del autor

¿Cómo fueron sus inicios como fotógrafo de rock?

Aprendí de la fotografía de mi madre, quien revelaba e imprimía sus propias fotos por afición. Seguí por ese camino y tomaba fotos para un periódico de la escuela. Después de la Secundaría Básica, compartí con los músicos de un grupo de rock conocido como Glitterhouse. Ellos firmaron con el productor Bob Crewe y la casa disquera utilizó mis fotos del grupo y así comencé a conocer gente del negocio de la música. Pero realmente mi carrera como tal comenzó cuando tomé una buena foto a Tina Turner en 1970 y empecé a trabajar con Ike and Tina. Después de este momento, he hecho muchos contactos que han permitido establecerme como un fotógrafo de rock.

Freddie Mercury, Brian May y Roger Taylor de Queen.  Febrero, 1977. Foto: Bob Gruen

¿Cuándo usted se acerca a los músicos, se limita a obtener buenas fotos o desearía que este tipo de acercamiento pudiera llegar a convertirse en una relación cercana?

Usualmente de inicio no busco crear una amistad… muchos de estos trabajos, son justamente eso, trabajos. Pero a menudo, logro hacer relaciones amistosas con las personas que fotografío.

John Lennon en una azotea en Nueva York. Agosto 29, 1974. Foto: Bob Gruen
¿Cómo le fue posible acercarse a una figura icónica dentro del rock como John Lennon?

Conocí a John Lennon y Yoko Ono a pedido de una revista. Les gustaron las fotos que tomé en la primera noche y me pidieron que regresara para trabajar con ellos. Hoy en día todavía mantengo relaciones con Yoko.

No solo tuvo la posibilidad de ser el fotógrafo de Lennon durante su estancia en New York sino que llegó a ser una persona muy cercana a su círculo familiar. ¿Cómo definiría al Lennon más íntimo, el menos mostrado por la prensa?

John y Yoko no eran muy diferentes en privado a como se comportaban en público. La pareja de John y Yoko que uno ve en las entrevistas y en los documentales, eran la misma gente que conocí en la cocina de su casa. La única diferencia es que, en privado, Yoko se siente con más confianza para mostrarnos su sentido del humor… realmente llega a ser muy simpática a lo formal que pudiera parecer en público.

Yoko Ono y John Lennon sostienen flores junto a un árbol en Central Park, Nueva York. 2 de abril de 1973. Foto: Bob Gruen

¿Cómo eran las sesiones de fotos con Lennon? ¿Podías trabajar con tranquilidad, sin presión?

Después de nuestro primer encuentro, nos sentíamos muy cómodos el uno con el otro. A ellos les gustaba que su vida fuera documentada así que usualmente les tomaba las fotos sin que me prestaran atención. Seguir leyendo CONVERSACIÓN CON UN AMIGO DE JOHN Y YOKO. GUILLE VILAR

PRESIDENTE NICOLÁS MADURO, “SI EE.UU. APUESTA POR UNA INTERVENCIÓN MILITAR, VENEZUELA SE CONVERTIRÁ EN EL VIETNAM DE AMÉRICA LATINA”

En la peor crisis desde que asumió la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro considera que el intento de la derecha de formar un gobierno paralelo en su país es expresión del conflicto entre la independencia y la soberanía de Venezuela y la intención imperial estadunidense de recolonizar esa nación.
002e1pol-3
La revolución bolivariana, por mandato del comandante Chávez, nos dio la consigna: comuna o nada, manifestó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante la entrevista con La Jornada, realizada por Luis Hernández Navarro en Caracas. Foto Zurimar Campos

LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO 

En entrevista exclusiva con La Jornada, el mandatario bolivariano rechaza que Venezuela sea una dictadura, se violen los derechos humanos o exista una crisis humanitaria. Según él, los políticos que hoy están presos son los organizadores de un golpe de Estado violento, que asesinaron, quemaron vivas a muchas personas y destruyeron propiedades. La inmensa mayoría de los medios de comunicación –asegura– están en manos privadas, en su mayoría opositoras. Y la llamada crisis humanitaria es un show montado por el Comando Sur para justificar una intervención militar.

Presente en la toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, el mandatario venezolano cuenta que no asistió a la ceremonia de investidura en la Cámara de Diputados para evitar una agresión en su contra que habría tapado el carácter histórico del triunfo del político mexicano.

Nicolás Maduro asegura que, en caso de que Estados Unidos apueste por intervenir militarmente su país, se creará en América Latina un nuevo Vietnam. Venezuela está moralmente lista para responder la agresión. Su ejército está unido y aliado al pueblo. Las agresiones de Trump –dice– buscan apropiarse del petróleo venezolano.

Esta es la versión completa de la entrevista con Maduro, que La Jornada le hizo en el Palacio de Miraflores el pasado 5 de febrero.

–Presidente, el día de hoy se dio a conocer que usted envió una carta al papa Francisco proponiéndole que jugara un papel en la mediación del conflicto. ¿Podemos saber qué más le decía en esa carta?

–Primero le daba las gracias por sus oraciones permanentes para que haya paz en Venezuela y le pedía que nos ayudara en la facilitación para un diálogo nacional. Ya el Vaticano nos ayudó en una fase en el año 2016. Quiere decir que conoce bien el terreno aquí, en Venezuela. Creo que la autoridad moral del Papa puede ayudar mucho para un diálogo que sea constructivo, de agenda abierta. Espero su respuesta pronto.

–Sin embargo, la Asamblea Nacional dijo que rechaza todo diálogo o grupo de contacto que alargue el sufrimiento del pueblo. O sea, descalifica cualquier posibilidad de diálogo.

–Sí, la derecha venezolana golpista ha rechazado los mecanismos de diálogo que la comunidad internacional está ventilando. Hace dos días el gobierno de Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump, ya había dicho: no al diálogo. Y ayer, el cártel de Lima, este grupo de gobiernos intolerantes de derecha, dijo también no al diálogo. Es una posición irracional, insensata. Es una posición antinatura, porque lo natural en la política es el diálogo, la palabra, la conversación.

“Yo insisto: sí al diálogo, sí al diálogo y sí al diálogo. Y más temprano que tarde, con la ayuda del gobierno de México, de Uruguay, de los 14 gobiernos del Caribe en el Caricom, de Bolivia, del grupo de contacto de la Unión Europea –y ojalá también del Vaticano– vamos a sentarnos en una mesa de diálogo. Estoy seguro que así será.”

La actitud de México, diplomáticamente correcta

–¿Qué opinión le merece la actitud y la posición del gobierno mexicano?

–El gobierno mexicano ha tenido una actitud diplomáticamente correcta, que es respetar a Venezuela, no inmiscuirse en sus asuntos internos. Y, a decir del presidente López Obrador, ha rescatado el espíritu de la Constitución mexicana y la tradición diplomática mexicana, tan admirada en el mundo, de no intervencionismo, de diálogo. Creo que está jugando un gran papel en este momento histórico

Seguir leyendo PRESIDENTE NICOLÁS MADURO, “SI EE.UU. APUESTA POR UNA INTERVENCIÓN MILITAR, VENEZUELA SE CONVERTIRÁ EN EL VIETNAM DE AMÉRICA LATINA”

SERGIO AMADEU: “BOLSONARIO DESTRUYÓ LOS PARÁMETROS DE LA REALIDAD EN BRASIL”

Si WhatsApp quiere contribuir con la democracia, que entregue los metadatos de la elección
1_5CkKpV8TXl9iOmQiolzHlg
El sociólogo brasileño Sérgio Amadeu. Foto: Tânia Rêgo / Agencia Brasil

NINA FIDELES Y MAYARA PAIXAO

“El debate electoral en Brasil fue anulado, nadie discutió nada, es una situación atípica que va a dar mucho trabajo para deconstruir”. La frase es del sociólogo Sérgio Amadeu, en respuesta al papel de las redes sociales en las elecciones de 2018 en Brasil.

Amadeu, profesor de la Universidade Federal do ABC, Doctor en Ciencias Política por la Universidad de Sao Paulo y defensor del software libre, estuvo en los estudios de Brasil de Fato, para participar en el programa No Jardim da Política.

En la entrevista, el científico social analiza el papel de las redes sociales, en especial de WhatsApp, en las elecciones de este año, y lo compara con el proceso electoral que llevó a Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos en 2016. Amadeo habla sobre las características de las organizaciones de derecha y la influencia internacional que han adquirido recientemente.

Sobre el papel de WhatsApp en la política brasileña actual, el autor del libro digital Tudo Sobre Tod@s: redes digitais, privacidade e venda de dados pessoais, dijo: “Si el WhatsApp quiere contribuir a una democracia efectiva, que entregue los metadatos de los dos meses en que se produjeron esas elecciones”.

A continuación, la entrevista en su totalidad.

¿Cómo evalúa el uso de WhatsApp en las elecciones y qué maneras hay de contener los “fake news”?

Lo que sucedió en Brasil fue un proceso de deconstrucción de los parámetros de la realidad. Esto ya había ocurrido en la elección de Donald Trump, en Estados Unidos. Un grupo nuevo de la extrema derecha norteamericana considera que el capitalismo no se desarrolla correctamente porque existe un predominio en todo el mundo de lo que ellos llaman “marxismo cultural”. Ellos se colocan en posición de lucha contra el sistema y, obviamente, lo que usan para ello no es razonable ni históricamente sostenible, entonces se proponen destruir el debate y trabajar con dogmas. Lo hicieron en una parte de los Estados Unidos, en la elección de Trump, y funcionó.

En Brasil, lo que ocurrió fue que durante el proceso del golpe se destruyeron los parámetros de la realidad. Es obvio que los políticos son complicados, y que el PT es un partido que tiene gente que se vinculó con la corrupción. Ahora, transformar al PT en el partido más corrupto de Brasil, es perder la noción de la realidad. Con sólo mirar cualquier indicador, se logra apreciar que la corrupción es estructural en la elite brasileña y está en el poder judicial, además de ser alimentada, principalmente, por partidos de derecha. El PT se resistió mucho contra la corrupción y eso se puede demostrar.

Quien ayudó en ese proceso fue O Globo, el núcleo duro del tucanato (apelativo a los miembros del PSDB), (Rodrigo) Janot. Ellos no percibieron la nueva derecha que se aprovechaba de eso mejor que ellos. WhatsApp entró en los grupos con técnicas de big data dirigida a personas específicas con un cierto sesgo. Este preconcepto fue amplificado y la gente empezó a recibir información con “caritas bonitas”, pero los textos eran hechos por profesionales que inoculaban quirúrgicamente el odio gracias a los datos comprados en el exterior.

Si el WhatsApp quiere contribuir con la democracia, que entregue los metadatos de los dos meses en que se produjeron esas elecciones. No quiero saber lo que la gente ha hablado y cuál es el contenido de los mensajes, sólo quiero ver los datos disparados desde el exterior. No los entregan porque están protegiendo a esos grupos que asaltaron y contaminaron las elecciones en Brasil, y eso, la gente lo necesita saber. No estoy diciendo que no hay fascismo en Brasil, que no existen grupos de extrema derecha, que no exista un antipetismo. Pero eso se catapultó con una ola que nunca se vio venir. El debate electoral fue anulado, nadie discutió nada, e hicieron esa acción. Es una situación atípica que va a dar mucho trabajo deconstruir.

¿Fue preparado el camino y Bolsonaro se aprovechó de eso?

Él tomó la hegemonía. El núcleo duro del golpe no incluía a Bolsonaro. Bolsonaro es un sujeto execrable que no era tomado en serio, pero él movilizó el fascismo en Brasil. Esta derecha estadounidense conocida como alt-right o derecha alternativa, tiene un proyecto de poder mundial para radicalizar el neoliberalismo y, desde el punto de vista político, es la Dark Enlightment, una Ilustración hacia la oscuridad. Quiere destruir los parámetros de la razón.

Estos chicos tienen un proyecto de hegemonía, y usan ese término incluso. El libro Kill All Normies (Muerte a los normies: Las guerras culturales en internet que han dado lugar al ascenso de Trump y la alt-right)de la investigadora estadounidense Angela Nagel, estudia la forma en que funciona la derecha alt-right.

No es una disputa donde aparece un político desaliñado y devoto de los datos falsos, condenado a perder votos. La realidad tiene que ser destruida desde el punto de vista simbólico para que ese político, sea el que sea, tenga oportunidad en el debate. Para destruir los derechos que se alcanzaron en Brasil, tienen que convencer a las personas de que lo que tienen es malo. Cuando no se puede convencer, entonces el camino es subvertir los hechos con mentiras, “kit gay” (como llama Bolsonaro al proyecto “ escuelas sin homofobia”) y persecución.

¿Por qué Sergio Moro, que no era del grupo del Bolsonaro, se convirtió en un converso? Porque él se adecuó. Él es una correa de transmisión que sirve para destruir la economía nacional. Ahora va a perseguir a los sindicatos y a las universidades, que son los centros que van a ofrecer resistencia a esa política de desmontaje del país. Seguir leyendo SERGIO AMADEU: “BOLSONARIO DESTRUYÓ LOS PARÁMETROS DE LA REALIDAD EN BRASIL”

ANGELA NAGLE: “LAS HORDAS DE TWITTER PRACTICAN LA CAZA DE BRUJAS, DISFRUTAN DESTRUYENDO PERSONAS”

ANGELA NAGLE
La analista estadounidense, autora de ‘Muerte a los normies’, retratada en Barcelona. SANTI COGOLLUDO

JAVIER BLÁNQUEZ

JAVIER-BLÁNQUEZ.jpg

Angela Nagle (Houston, 1984). Su especialidad es la antropología de internet: las hordas de trols y las guerras culturales que han aupado fenómenos como la alt-right, que desmenuza en su ensayo Muerte a los normies (Orciny Press, 2018).

Defíname qué es un ‘normie’.

Alguien que se identifica con la corriente principal en gustos, consumo de noticias y opiniones políticas, y que se mantiene alejado de las subculturas de internet.

¿Y por qué deberían morir?

«Muerte a los normies» es una expresión que vi en 4chan. Indica que es imposible comunicarse con la gente normal. Cuando 4chan se convirtió en una plataforma más política, parecía que allí interpretaban mejor la realidad que la gente normal.

¿Conoce Forocoches, el 4chan español?

Me han explicado lo que es mientras he estado aquí. Pero no creo que pueda entender el lenguaje de esa comunidad.

Empezó su investigación a partir del crecimiento del discurso misógino en internet. Después del #MeToo, ¿dónde estamos?

El feminismo está ganando su guerra cultural, pero la misoginia crece como respuesta a la transformación del feminismo ya no en contracultura, sino en cultura mainstream.

Antes los trols eran traviesos y divertidos. ¿Se han vuelto peligrosos ahora?

Cuando escribí mi libro estaban bien organizados y sus ataques iban en serio, pero en los últimos meses esto se ha frenado porque muchas redes sociales, como Facebook o YouTube, los han ido borrando. Antes, escribía un artículo y aparecían cientos de trols para acosarme. Ahora ya no están.

ANGELA NAGLE - Muerte-a-los-normiesWEB

Se sentirá aliviada.

Sí, pero esto me plantea otra pregunta: ¿es correcto que estas plataformas decidan quién tiene libertad de expresión y quién no? La derecha en Estados Unidos concede este papel al estado, pero no a las empresas. Cuando aceptas sus condiciones, les das libertad para expulsarte. Podríamos ser los siguientes.

Lleva en Twitter desde 2016. ¿Es nueva, o es que ha vuelto?

Estuve, me fui y volví. Odio Twitter, me marcharé otra vez, pero ahora por trabajo debo estar. Es una plataforma horrible, hostil ante cualquier diversidad de opinión, como un patio de colegio.

En su libro habla sobre trols, pero no sobre los linchamientos vía Twitter. ¿Son lo mismo?

El trol adopta una posición antimoral, es maleducado y sucio, pero las hordas de Twitter practican la caza de brujas: disfrutan de la destrucción de una persona. Les une el odio, no la voluntad de ganar un debate.

¿Qué clase de trol es Donald Trump?

Es el último estertor de una idea clave de la alt-right, la resistencia a que los blancos sean en breve minoría en Estados Unidos. Es el último intento por mantener la idea de una América blanca y masculina.

Internet y el mundo real votan de manera distinta: la izquierda arrasa en las redes pero gobiernan los conservadores. ¿Va a cambiar?

La izquierda está en Twitter, y Twitter no es representativo: demasiados periodistas. Si quieres saber lo que piensa la derecha, ve a la sección de comentarios de los periódicos. La izquierda no gana, y de ahí la frustración que le causa sentirse infrarrepresentada.

Usted es progresista, pero crítica con la izquierda. ¿Cuál es su problema?

La izquierda crea debates en asuntos culturales: feminismo, género… No estoy en contra, pero tampoco son un gran problema. Y mientras tanto los salarios bajan y los alquileres suben. Nos hemos olvidado de lo material.

Y ese espacio lo ocupa la alt-right. ¿Puede ser hegemónica durante años?

No creo, pero sus ideas no desaparecerán. Los adolescentes despiertan ahora a la política en internet con las ideas de la alt-right.

¿Se soluciona algo abandonando internet?

Si vives fuera, serás más feliz. Pero una decisión individual no marca la diferencia. Lo ideal sería que todo el mundo dejara Twitter, pero mientras tanto, allí se generan debates poco realistas, y que influyen en la opinión pública mucho menos de lo que la gente cree.

Fuente: Papel, EL MUNDO

EL CAMINO DE SANTIAGO… UN DOCUMENTAL DE URGENCIA.

MIREYA CASTAÑEDA

El multipremiado cineasta argentino Tristán Bauer retorna al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana con el documental El camino de Santiago. Desaparición y muerte de Santiago Maldonado.

Realizador de documentales y de largometrajes de ficción,con Después de la tormenta (1990) obtuvo el Premio a la Mejor Ópera Prima en San Sebastián. Su segundo largometraje, Iluminados por el fuego (2009), ganó el Coral en La Habana y el Goya de la Academia española. Sus documentales más destacados son: Cortázar (1994), Evita, la tumba sin paz (1997), Los libros y la noche (1999), premio en el Festival de La Habana; y Che. Un Hombre Nuevo (2010), premio en Montreal.

Su más reciente documental, ahora en el concurso por el Coral en su categoría, es El camino de Santiago… y sobre este y otros temas conversamos con Tristán Bauer.

–¿Cómo ha sido la recepción del documental en Argentina?

–La película fue presentada cuando se cumplió el primer año de la desaparición de Santiago Maldonado (joven de 28 años que en la Patagonia participaba junto a la comunidad mapuche en el reclamo de sus tierras). Fue un estreno muy conmovedor con la presencia de una gran cantidad de gente. Hubo un episodio violento como hacía muchos años no se veía en Argentina, fue atacado el teatro. A partir de ahí la película tuvo un recorrido muy grande. Ya son más de 45 000 los espectadores que la han visto. El caso de Santiago Maldonado es una herida abierta en nuestro país, una herida que reclama justicia y sin duda el cine tiene una función social para que estos casos tengan la necesaria visibilidad y para que nos convoque a la reflexión sobre lo ocurrido y sobre lo que está ocurriendo en  mi país.

                 

–¿Cómo se conformó la película?

–Puedo decir que es un documental de urgencia. Apenas a unos días de enterarnos de que había un desaparecido y conocer su nombre, nos reunimos un grupo en que había veteranos, como yo mismo, el gran actor Darío Grandinetti (quien narra el documental en off) y otros muy jóvenes. El  guion lo hicieron Florencia Kirchner y Omar Quiroga; la investigación periodística, Juan Alonso, y la música del gran compositor León Grieco, quien nos regaló el tema con el cual cierra la película Las ausencias.  Empezamos a viajar a la zona, conociendo los lugares, los protagonistas, la familia. Al comienzo no teníamos la idea de hacer una película, sino  darle visibilidad. Surgieron breves videos. El 17 de octubre,  después de 78 días de estar desaparecido Santiago, aparece su cuerpo en el río Chubut en la Patagonia y viendo lo que teníamos nos proponemos hacer el documental.

–¿La fotografía?

–Fuimos muy meticulosos en el tratamiento de la imagen, porque había un hecho fundamental, que era la disputa de la tierra, que no es nueva. La película aborda la figura de Santiago Maldonado, pero no como un eslabón aislado, sino como parte de una cadena de nuestra historia, y entonces era importante cuando hablamos de la tierra mostrar de qué estamos hablando. Ahí fue fundamental la posibilidad que tenemos hoy los cineastas de utilizar drones que te permiten mostrar esa Patagonia que es impresionante, esas tierras, esos ríos, esas montañas, esa riqueza patrimonial. Cuando hablamos que el magnate Luciano Benetton tiene casi un millón de hectáreas en Argentina, esas imágenes permiten al espectador tomar cabal conciencia de lo que estamos hablando. En ese sentido lo que destacas, la fotografía, tiene una fuerza particular en todo el documental.

–El tema del reclamo del pueblo mapuche no está tan en los medios…

–La película justamente se instala en el tema porque cuando se empieza a investigar y se ve el drama, las tensiones sobre la tierra, comienzas a preguntarte cuándo comienza. En 1870 se produce en Argentina la mal llamada conquista del desierto, donde las tropas del ejército avanzan hacia  la Patagonia y van destrozando a las culturas de los pueblos originarios, un verdadero genocidio, y el resultado de esa campaña es el reparto de la tierra entre la oligarquía porteña y en manos extranjeras. No se podía hablar de Santiago sin hablar de lo que pasó con el pueblo mapuche, ese pueblo que en el día de hoy sigue luchando por sus derechos.

Seguir leyendo EL CAMINO DE SANTIAGO… UN DOCUMENTAL DE URGENCIA.

¿LOS ROBOTS TENDRÁN CONSCIENCIA, SEXO CON NOSOTROS, SE ENAMORARÁN?RAFA RUIZ

RAFA RUIZ

FOTO_SELFCEPTION_LANILLOS
El joven investigador español Pablo Lanillos estudia, con una beca Madame Curie, las relaciones entre la inteligencia artificial y el cuerpo humano.

Este otoño Madrid se ha llenado de robots. Desde la gran conferencia mundial IROS 2018, a la que asistieron unos 3.000 investigadores, a la exposición ‘Nosotros Robots’en Fundación Telefónica. En ‘El Asombrario’ teníamos ganas de conversar sobre todo este asunto de los robots desde un plano humanístico y muy directo. Y encontramos a Pablo Lanillos (Madrid, 1981), un joven, ya prestigioso y muy prometedor investigador español que actualmente está en la Universidad Técnica de Múnich con una beca Madame Curie de la Unión Europea a vueltas con la inteligencia artificial y el cuerpo humano. Cómo aprendemos los humanos para aplicarlo a cómo pueden aprender los robots, quizá hasta que tengan consciencia de sí mismos. Cada respuesta que me daba, me despertaba la curiosidad en otras cien preguntas.

Estudias cómo nuestro cerebro va aprendiendo, capa a capa…

Bueno, sí y no. Ahora ya nos hemos alejado de la doctrina cartesiana de que sólo el cerebro es el que piensa, ahora sabemos que todo nuestro cuerpo está conectado y que todo él interactúa y toma decisiones. Ahora se habla mucho, por ejemplo, de cómo el intestino modula el funcionamiento del organismo. No existe inteligencia sin cuerpo. El reto no está en la lógica, porque eso se puede reproducir fácilmente, sino en que un robot aún no está preparado para coger un vaso lleno de agua sin problemas. Los humanos aprendemos con el cuerpo, tocando cosas desde pequeños, interactuando con el mundo.

De ahí que al presentar tus investigaciones se diga que abordan ‘lo multisensorial’.

Claro. Hubo un boom del sentido de la vista; ahora empezamos a tener interés en sensores de otro tipo; escuchar, sentir el tacto… En mi laboratorio son expertos en el tacto.

Entonces eso va incluso más allá de intentar reproducir el funcionamiento del cerebro humano, algo ya extremadamente, extremadamente complejo.

No existe inteligencia sin cuerpo. Tú no puedes hacer un robot que coja un vaso si no es capaz de sentirlo. Como te decía, antes se insistía mucho en el sentido de la vista. Ahora se enfocan muchas investigaciones al tacto, por ejemplo. A partir de ahora van a tener el sentido del tacto. Es una fuente de información que se va a utilizar mucho, porque les da seguridad a los robots.

Seguir leyendo ¿LOS ROBOTS TENDRÁN CONSCIENCIA, SEXO CON NOSOTROS, SE ENAMORARÁN?RAFA RUIZ

ALLÍ, DONDE SE REPARAN CORAZONES. ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

FRAGMENTOS DE UNA ENTREVISTA A GUILLE VILAR

 

ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

Una mala pasada le volvió a jugar el destino a “El Guille”. El intenso dolor le avisó sobre el regreso de un “viejo padecimiento”. Después, un recorrido ya conocido: sala de Urgencia del Instituto Cardiovascular, ingreso, intervención quirúrgica de último momento y la posterior rehabilitación. Allí, en la sala 11 del tercer piso del prestigioso centro hospitalario, especializado en dolencias cardiovasculares, un corazón varias veces reparado se recupera. Es el Guille Vilar. A su encuentro acudió la periodista Arleen Rodríguez Derivet, con el abrazo fraterno de la amiga y esa compañera inseparable de ambos que es la música.

Casi se le para el corazón al Guille Vilar. Entrañable, ¿cómo se dice en el ambiente a esto que somos tu y yo? ¿Yuntas, entrañables?

Imagínate tú, almas gemelas.

Almas gemelas, eso me gusta mucho más. Estamos aquí en el Cardiovascular porque el Guille Vilar acaba de salir de una operación complicadita, como son todas las operaciones del corazón. La tercera ya de estas intervenciones quirúrgicas. ¿Qué pasa en el corazón de Guille Vilar?

Bueno, me lo han partido muchas veces. No, ese es el metabolismo, la gente dice, tú fumas, no fumes mucho, tú haces tal cosa… yo digo, no, no es nada de eso, es que el ser humano tiene un metabolismo y el mío produce grasa en las arterias y esa grasa provoca obstrucción, lo que hace que el corazón te duela. Entonces, vienes para acá enseguida y te lo destupen.

Es decir, ¿estás aquí porque te duele el corazón?

Me dolía, ya no.

¿Entonces es verdad que el corazón duele?

Sí, sí duele. No sé, a ti te puede doler una uña, la cabeza; pero cuando sientes que te duele la zona esa, uno se pone en guardia porque es el corazón.

¿Cuál es la zona esa?

El pecho, sobre la tetilla izquierda, da un dolor, diría yo, seco, profundo, eso se llama angina de pecho. La de esta ocasión no fue profunda; pero sí me di cuenta, porque ya uno va conociendo las señales. Ese dolor me daba cuando caminaba en la calle media cuadra. Esta vez tuve que regresar para la casa, me acosté y de repente me dolió. Me dije: yo no voy a estar aquí viendo el televisor. Eso fue el viernes y el lunes vine con mi sobrino y me dijeron, hiciste bien, estás ingresado.

Bueno Guille, todos sabemos que la prioridad es atenderte y atender a otros pacientes también. Pero este programa de radio es para que tu oído se alegre un poquito desde el hospital, ¿qué te pongo?

Imagínate tú. “Llegó Van Van

DESDE EL BALNEARIO: VÁZQUEZ MONTALBÁN ENTREVISTADO POR FERNÁNDEZ COLMEIRO

MANOLO 6

JOSÉ FERNÁNDEZ COLMEIRO

Hace ya más de quince años, Manolo Vázquez Montalbán (1939-2003) concedió a José Fernández Colmeiro una entrevista que es aún probablemente la más interesante de cuan­tas le realizaron al escritor catalán con relación a los temas que aborda: la novela policíaca y la supuesta subcultura de algunos géneros literarios. Publicada en enero de 1988 en la revista literaria Quimera, su contenido sigue estando perfectamente vigente.

—¿Cómo encuadra Ud. al género policíaco dentro de la literatura contemporánea en general?

—Yo creo que por su génesis y la maleza que hay en sus productos, el llamado género policíaco es subliteratura, salvo cuando se produce el mutante cualitativo; en un momento determinado Chandler, Chester Himes y Dashiell Hammett, sobre un fondo cualitativo paraliterario, de pronto crean literatura y lo hacen por determinantes muy diferentes; en el caso de Hammett no existe mala conciencia literaria, en Chandler sí existe, porque lo que él quería ser era un poeta importante de la lengua inglesa, como Yeats, y en cambio se encuentra haciendo algo que le divierte y le da dinero pero en lo que no cree. El caso de Chester Himes es exactamente igual. Pero todos ellos, por circunstancias muy diferentes, hacen literatura; de forma similar, de la novela de caballerías sale el Quijote, o de un tipo de novela de costumbres, burlona, muy retórica, que tiene su origen ya en el Renacimiento, surge la novela inglesa del XVIII. La imagen de ese género más corriente es la de la literatura policíaca de consumo que en España tuvo su esplendor sobre todo en los años cuarenta y cincuenta en las ediciones de Bruguera, las novelas de a duro, incluso alquiladas en quioscos de librerías populares. Pero esa imagen no tiene en cuenta, por ejemplo, a Dashiell Hammett, que sirve como el elemento de refección de la técnica de la novela, con el behaviorismo como su influencia, o al menos su adopción por parte de la novela objetiva francesa del cincuenta. Y hay una tercera dimensión cuando un referente de novela de género sirve para hacer otras cosas, como lo que yo llamo novela histórica actual: Le Carré o Graham Greene o la novela política de Leonardo Sciascia. En ellas hay un referente de la novela negra, que en el caso de Sciascia lo utiliza para hacer la mejor novela política que se escribe hoy en Europa; en el caso de Le Carré la mejor novela de investigación histórica. Hay un panorama general paraliterario basado en crear una literatura de abastecimiento, de literatura de masas, que de pronto genera unas variantes, unos mutantes, que se corresponden generalmente con lo literario, y además una relación de trasvase de elementos que ha descubierto la novela policíaca, elementos técnicos e incluso literarios y lingüísticos que son apropiados por la literatura en general: la caracterización del mirón literario, el investigador, el método de encuesta, el tipo de delito que introduce en relación con la novela tradicional (el delito social organizado); todo esto la literatura “normal” lo asume y lo incorpora a su actitud. Yo jamás he considerado que escribiera subliteratura, de ser así nunca la hubiera escrito, y de hecho casi siempre, salvo cuando no he tenido más remedio, he editado mis novelas en colecciones no policiales; no porque considere que el género es menor, para mí Chester Himes es un novelista tan importante como Richard Wright o como cualquier novelista de la nueva negritud, y Dashiell Hammett es tan importante como Hemingway o Faulkner. Pero no he escrito jamás con la voluntad de hacer subgénero ni de hacer subliteratura.

—¿Se puede mantener hoy en día la distinción entre arte culto y arte popular?

—Sí, evidentemente hay una parte del patrimonio antiguo y del que se está elaborando en estos momentos que, desde el punto de vista comunicacional, tiene unos códigos idiomáticos que no están al alcance de todo el mundo. Por la división social del trabajo, hay gente que no tiene tiempo de educarse la retina yendo a exposiciones y cuando ve un cuadro o un tapiz determinado en reproducción industrial, en serigrafía, tendrá una impresión meramente sensorial; a lo mejor tiene una capacidad para leer el cuadro de una manera pero carecerá de unos elementos que otra persona sí tiene para descifrar el código y descubrir toda su riqueza. Lo que es más falso es pensar que hay zonas culturales de la sociedad aisladas de lo popular. Creo que el impacto de lo que llamamos cultura popular llega a todo el mundo, incluso a los que tienen mayor voluntad de isleños, de refugiarse en una cultura ensimismada, a la defensiva de la penetración de la cultura de masas. Por otra parte la sociedad de consumo, la industria cultural, puede crear una masificación de esa supuesta cultura por la vía del prestigio. Si se prestigia socialmente un código culto, aunque nadie lo entienda, puede ser susceptible de masificación. En España se produce. Mantener una frontera artificial en el terreno literario es muy difícil. Evidentemente hay una tendencia, no sólo literaria, incluso musical, basada en que sólo es legítimo aquello que no es susceptible de masificación; eso es algo que está presente hoy en el ejercicio cultural.

—¿Se puede definir la novela negra?

—Es muy difícil de explicar; es una novela basada en un hecho criminal que suscita una investigación, un viaje o merodeo literario que utiliza una retórica y unas claves formales ensayadas por una tradición de género, el cual en un momento determinado es recodificado por novelistas norteamericanos y se convierte en un referente a partir del cual el género se modifica.

—Una definición muy amplia…

—Muy amplia y llena de casuística.

—¿Dónde se puede trazar la raya y decir “esto sí es novela negra, esto no”? ¿No es hasta cierto punto un criterio personal y arbitrario?

—Personal, y sobre todo en la medida en que se trata de una literatura que está avalada por un código singular; en la novela de fórmula (no policíaca) lo singular no tenía importancia, lo importante era la fórmula. En la novela negra, cada uno de estos escritores tiene un código singular, y por lo tanto varía la fórmula. Cada uno de ellos ha intentado escribir un decálogo; Chandler tiene un decálogo, Van Dine escribe otro decálogo, pero eso hoy en día sólo existe como chuchería del espíritu, no sirve para nada.

—¿Ve Ud. alguna filiación entre la novela policíaca clásica y la novela policíaca negra?

—La filiación consiste en lo que provoca un discurso narrativo, una serie de recursos técnicos comunes como el suscitar una intriga, buscar la complicidad del lector en un proceso de desvelamiento, al que a veces, por la técnica especial del autor, llega antes el lector que el propio autor. Pero la novela negra cambia totalmente el sentido del delito; hasta entonces el delito era psicótico, lo que más se acercaba a una visión científica del delito era la novela policíaca derivada del naturalismo, el delito como el resultado de un impulso biológico-social, por las condiciones sociales y laborales, sometimiento, etc.; en cambio la novela negra da al delito una dimensión social urbana, ligado con un desarrollo capitalista determinado que crea unas relaciones interhumanas muy especiales; el mundo donde termina la legalidad y empieza la ilegalidad es un límite pactado, y eso la novela negra lo capta de una manera realista; la novela negra posee condiciones técnicas para asumir y aprehender el realismo superiores a las que pudo tener en su momento el realismo socialista o el realismo crítico.

—¿En líneas generales acepta Ud. Ia división entre novela policíaca tradicional conservadora y novela negra progresista?

—Las divisiones, las líneas imaginarias, y los “ismos” son referencias que no hay que tomarse al pie de la letra jamás, porque gran parte de la confusión literaria que existe la ha creado esa cantidad de líneas imaginarias que hay, tanto de “ismas” como de géneros. Yo no creo que se pueda hacer esa división tan drástica; si se hace un análisis de contenido estrictamente ideológico de las novelas policíacas se nota en general una coincidencia entre novela-enigma y un cierto reaccionarismo, y novela negra y una visión moral de la sociedad más avanzada, pero se aplican a convenciones narrrativas muy diferentes. En la novela-enigma el elemento de lo real tiene menos importancia, el autor y el lector han de entrar en una convención mucho más imaginaria y arbitraria. En cambio, en la novela negra constantemente hay elementos comprobables en la realidad e incluso algunos autores extreman esto; la vinculación con lo real es mucho más fuerte, y ha de ser muy reaccionario un autor para introducir un mensaje reaccionario en esa obra; con tal que se limite a tener una mirada neutral o ambigua sobre la realidad, la novela no puede ser reaccionaria.  Seguir leyendo DESDE EL BALNEARIO: VÁZQUEZ MONTALBÁN ENTREVISTADO POR FERNÁNDEZ COLMEIRO

JUAN RAMÓN QUINTANA: “BOLIVIA DEJÓ DE SER UN PROTECTORADO ESTADOUNIDENSE CON EVO MORALES”. LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

luis-hdez-navarro

LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

Juan Ramón Quintana conoce al monstruo por dentro. Egresó del Colegio Militar del ejército boliviano con el grado de subteniente y se retiró de esa institución como Mayor, porque no estaba de acuerdo con la corrupción. En 1988 asistió a la Escuela de las Américas, en Estados Unidos. No duda en definir a la Bolivia de antes de Evo Morales como un territorio tutelado absolutamente por Washington.

Foto
Juan Ramón Quintana durante la entrevista con La Jornada.

Juan Ramón es, también, sociólogo y durante 11 años estuvo al frente del Ministerio de la Presidencia con Evo Morales. Esa institución es el instrumento ejecutivo más importante del mandatario. Articula un gabinete de 20 ministros y la relación con los movimientos sociales. Es, también, una fuerza de contención contra la oposición. Actualmente es Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en Cuba.

Cuando fue ministro, Quintana era visto por algunos como una especie de medio de contención de un equipo de fútbol, que permitía pasar o al balón o al jugador de la escuadra rival, pero no a los dos al mismo tiempo. Otros, en cambio, lo describían como el mariscal de campo de un conjunto de fútbol americano.

A su paso por la Ciudad de México, Juan Ramón Quintana conversó con La Jornada sobre las relaciones de su país con nuestro vecino del norte, la repostulación de Evo Morales para un nuevo periodo presidencial y el impacto en Bolivia del reflujo del ciclo progresista en América Latina. Presentamos aquí, partes de la entrevista.

–Evo Morales ha sido Presidente durante 12 años, ¿por qué volverse a repostular? ¿No hay dirigentes de recambio?

–Hay varias razones para la repostulación del presidente. La más importante es la necesidad de dotar al Estado Plurinacional de proyección estratégica para los próximos años. No hay ningún líder que sea capaz de articular, de unir al pueblo boliviano como lo hace Evo Morales. Su liderazgo ha sido capaz de poner fin a un Estado colonial, a un Estado republicano excluyente, a un Estado paria tutelado desde el extranjero.

“Es necesario no sólo darle estabilidad y seguir impulsando el crecimiento de Bolivia, sino convertir al país en un actor estratégico geopolítico fundamental de la región. Durante mucho tiempo nos acostumbraron a vivir como súbditos, marginados, invisibles, ninguneados por unos y por otros. Hoy en día, este nuevo Estado está empezando a proyectarse internacionalmente, a adquirir un peso geopolítico gravitante en la región. Nunca, el Estado boliviano había sido tan importante para la región.

Pero, además de eso, nunca habíamos logrado los bolivianos construir una identidad, un orgullo nacional. Nunca habíamos logrado mirarnos en el espejo tal como somos. Nunca nos habíamos acercado tanto al ser nacional. Lo que había ocurrido durante mucho tiempo era un vaciamiento de nuestra identidad, una fractura de nuestra identidad, una suerte de despojo del ser nacional. Evo ha transformado todo eso.  Seguir leyendo JUAN RAMÓN QUINTANA: “BOLIVIA DEJÓ DE SER UN PROTECTORADO ESTADOUNIDENSE CON EVO MORALES”. LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

HÉCTOR ZAGAL: “EN MÉXICO, A VECES DISNEY NOS VIENE A ENSEÑAR SOBRE NUESTRA PROPIA HISTORIA”

héctor zagal
Selfie de Héctor Zagal frente al antiguo Palacio de la Inquisición, que después se convirtió en la antigua Escuela de Medicina.

por ANTONIO DÍAZ

Héctor Zagal, escritor y catedrático de la UNAM, reconstruyó parte de la Inquisición de la Nueva España en El Inquisidor. Pueden engañar a Dios, pero nunca a él, libro en el que a causa de extraños asesinatos, se confrontan dos religiosos.

En el libro editado por Planeta, Héctor Zagal presenta el enfrentamiento entre Fray Joaquín de Salazar, El Inquisidor, y el jesuita Xavier Goñi, para de esta forma dar a conocer todas las voces, incluidas las de las víctimas.

“A veces los mexicanos necesitamos que Walt Disney venga a contarnos historias de piratas para darnos cuenta que esas historias en realidad tuvieron lugar en México. La Nueva España, es el periodo del Virreinato lleno de historias que contar”, explica Zagal en entrevista.

El catedrático de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM sostiene que se ha escrito demasiado sobre el periodo de la Inquisición, a través de diferentes géneros, que van desde ensayos históricos hasta novelas.

“Sobre la Inquisición han dicho que es una institución macabra, terrible y que asusta, pero a veces lo que pasa cuando se escribe sobre la Inquisición es que se escribe como un espectador, como si nos subiéramos a una máquina del tiempo y grabáramos con nuestro celular a los inquisidores o un acto de fe, pero lo que no se ha hecho es meternos en la cabeza de aquellos personajes”.

Esa falta de adentrarse en las mentes de las personas de aquellos momentos, llevó al escritor a desarrollar El Inquisidor, en donde, mediante acciones de todas las personas, muestra que el problema era social, pues había un organismo que “castigaba”, pero al mismo tiempo, había una sociedad que, incluso, hacía fila para ver los castigos, aplaudían e insultaban.

“¿Qué pasaba por la mente de los inquisidores que creían que haciendo eso, daban gloria a Dios? A veces, cuando hablamos de la Nueva España, el riesgo es que hacemos como una novela colonialista, pero no se trata de hacer una novela costumbrista, sino de meternos en esos personajes. Es el ejercicio de ponernos en los zapatos de los otros”.  Seguir leyendo HÉCTOR ZAGAL: “EN MÉXICO, A VECES DISNEY NOS VIENE A ENSEÑAR SOBRE NUESTRA PROPIA HISTORIA”

“A VECES LES REGALAMOS UN PODER QUE NO TIENEN.” JUAN CARLOS MONEDERO

Entrevista al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero sobre el desafío ante los conservadores
El académico español más relacionado con América latina habla de Macri, de la influencia que tienen los grandes medios y también de la que carecen, del realismo y de la necesidad política de arriesgar.
Juan Carlos Monedero. Imagen: Guadalupe Lombardo
Politólogo y político, profesor de la Universidad Complutense y cofundador de Podemos, este madrileño de 55 años es uno de los investigadores europeos más vinculados a temas latinoamericanos. Pasó por Buenos Aires invitado por la Universidad de Quilmes y con actividades en el Centro Cultural de la Cooperación y en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.

Hace un año la principal agrupación de la izquierda española presentó la primera moción de censura para que el Congreso de los Diputados le retirase la confianza al entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy, del derechista Partido Popular. El 1ª de junio último otra moción de censura terminó con Rajoy, referente internacional de Mauricio Macri, y puso en la Moncloa al socialista Pedro Sánchez.

   –Nosotros teníamos grandes intuiciones y, sobre todo, la firme voluntad de que Rajoy terminara -dijo Monedero en diálogo con Página/12.

–¿Y él imaginaba que su fin era posible?

–Rajoy estaba metido en la estrategia de la impunidad, en la que llevaba casi 15 años. Controlaban los espacios más relevantes de la Judicatura, el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo. Pensaban que todo eso sería una garantía. Me gustaría insistir en algo, también para la Argentina: nunca tienen todo el poder. No tienen todos los jueces, no tienen todos los fiscales.

–No logran concretar la vieja ilusión del control total. 

–Dentro del marxismo hay una discusión. Las explicaciones muy estructuralistas toman al pie de la letra aquello de que el poder es el consejo de administración de los intereses de la burguesía y que es un ente cerrado que siempre obra a mayor gloria de las minorías. Pero no son explicaciones verdaderas. Ni el poder es uno, ni es el capital es uno, ni todo está tan organizado, y también se equivocan, y no lo controlan todo… A veces les regalamos un poder que no tienen. Una parte de nuestras sociedades democráticas existen por nuestras victorias. Cuando uno hace un discurso muy negativo o muy oscuro está renunciando a su parte de victoria.

–¿A qué parte de victoria renunciaría, por ejemplo?

–A los derechos laborales, al derecho al voto, la universalidad de la ley, el derecho a la manifestación y a la huelga, el derecho a reunirse, el derecho a la comunicación… Hay una serie de cuestiones que no perdimos. Yo entiendo que ahora mismo la Argentina está bajo riesgo. Y es obvio que la Junta Militar, con la excusa de la lucha contra la insurgencia, dinamitó el Estado de Derecho. Y es verdad que este gobierno quiere dinamitar todo lo que significó el kirchnerismo. Pero eso no quiere decir que les vaya a salir. No es cierto que estemos como en la dictadura. Es verdad que los principales diarios mienten y son empresas de comunicación al servicio del poder. Pero no es verdad que tengan toda la comunicación, que controlen toda la Internet, o que no exista PáginaI12. Con los discursos apocalípticos a veces estamos invitando a la resignación. Alguna izquierda cree que es más profunda y astuta cuando hace análisis muy pesimistas. En el fondo queda como rehén del enemigo.

–¿Cuál es la clave del análisis realista?

–No pensar deseando.  Seguir leyendo “A VECES LES REGALAMOS UN PODER QUE NO TIENEN.” JUAN CARLOS MONEDERO

FIDEL NARVÁEZ: “SE EQUIVOCAN QUIENES CREEN QUE VAN A QUEBRAR A JULIAN ASSANGE”

MÓNICA DEL PILAR URIBE MARÍN

Denostado, perseguido, acosado y desde marzo de este año incomunicado, el fundador de WikiLeaks aguarda en el Flat 3B de Knightsbridge en Londres a que se defina la suerte que correrá su actual condición de asilado y que el actual presidente de Ecuador, Lenin Moreno, ha puesto en peligro. Pero él está forjado para peleas de esta dimensión. El ex-cónsul de Ecuador lo conoce de muy cerca y ha querido hablar.


Moreno, quien desde que asumió el poder no ha ocultado la incomodidad que le causa este ‘problema heredado’ de su homólogo anterior, parece decidido a sacar a Assange de la misión diplomática. Se dice incluso que el verdadero propósito de su reciente visita al Reino Unido era el de reunirse con funcionarios británicos, acordar el fin del asilo y, luego, entregarlo a las autoridades británicas.

No sorprende porque, entre otras cosas, Moreno considera a Assange un ‘hacker’ que “cometió un error” que “podría costarle la vida” y aunque ha dicho que hay que protegerlo, se sabe que atiende a las presiones de Estados Unidos.

Además, últimamente le ha sancionado por haber ‘interferido en política’, prohibiéndole el uso de internet, teléfono y cualquier visita, excepto la de sus abogados.

Hoy Julian Assange – que jamás ha salido de la sede – se encuentra reducido a un total confinamiento, enfrentando la posibilidad de que en cualquier momento le quiten el asilo, padeciendo algunos problemas de salud y, desde hace unos días, afrontando el hecho de que el Comité de Inteligencia del Senado de Estados Unidos le haya pedido testificar en privado sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Es decir, allí en Knightsbridge, en la sede de la embajada del país latinoamericano, las cosas son hoy muy diferentes a lo que fueron esos seis años que comenzaron el 19 de junio de 2012 cuando Assange ingresó solicitando asilo diplomático.

Seguir leyendo FIDEL NARVÁEZ: “SE EQUIVOCAN QUIENES CREEN QUE VAN A QUEBRAR A JULIAN ASSANGE”

EVO MORALES: “TRUMP, EL MEJOR JEFE DE CAMPAÑA DE AMLO”. LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

Se ve a López Obrador como un líder progresista, del pueblo…

He estado más de 12 años en la presidencia, pero hay resultados. Hicimos un gran cambio de un Estado colonial a uno plurinacional. Nacionalizamos los recursos, recuperamos las empresas que dejan mucha utilidad para el pueblo. Hemos parido programas sociales que distribuyen la riqueza, por ejemplo, la nacionalización del agua y de la luz.

Foto
El presidente de Bolivia, Evo Morales, hace unos días, en La Paz, durante la inauguración de la Casa Grande, nueva sede del gobierno. Foto Afp/Presidencia de Bolivia

Son pasadas las seis de la tarde. Han transcurrido más de 12 horas desde que Evo Morales, presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, comenzó su gira por varias comunidades del país. El avión presidencial acaba de aterrizar en el aeropuerto de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) en Cochabamba. Nada más desembarcar, el mandatario le da a La Jornada una entrevista.

El presidente Evo está interesado en lo que pasa en México a raíz del triunfo de Andrés Manuel López Obrador. Cuidadoso, dice con ironía, que él pensó que, con sus amenazas y su muro, el Trump –como le llama al mandatario estadunidense– fue el mejor jefe de campaña de AMLO.

A continuación, algunos aspectos de la entrevista, en la que habló de su repostulación en 2019, el balance de su gobierno y la ola conservadora en América Latina.

–Presidente: se acaban de realizar elecciones en México. Triunfó Andrés Manuel López Obrador. ¿Qué opinión le merece el futuro gobierno?

–No tengo por qué meterme en políticas internas de otros países, pero se ve como un presidente electo progresista, del pueblo. Pero es él quien tiene que decir. Al momento, yo pensé que el mejor jefe de campaña para López Obrador ha sido el Trump, con sus amenazas, con su muro… Pero bueno, finalmente es un Estado soberano. Esperamos que mire hacia el sur.

–Usted tomó posesión por primera ocasión el 22 de  enero de 2006 ¿Por qué pensar en repostularse nuevamente en 2019?

–Usted sabe dónde vivo. Entré al Chapare, en la zona del Trópico de Cochabamba, para mejorar la economía, para sobrevivir con mi papá. Lamento mucho que mi padre me abandonó muy joven. Mi madre igual. Tenía muchas ganas de estudiar. Me dediqué a la agricultura casi 10 años. Pero iba a ser dirigente sindical. No quería serlo, porque estaba mejorando mi economía personal. Finalmente acepté. Ahí estaba la base militar de Estados Unidos, ahí mandaba la DEA. No había soberanía para Bolivia.

“Cuando llegué a la zona del Trópico en Cochabamba nunca pensé ser dirigente, menos presidente. En mi experiencia siempre digo: el cargo no se busca, el cargo nos busca. Eso pasó conmigo, sindicalmente, políticamente.

“En las elecciones nacionales de la Federación, en 1997, fui propuesto para ser diputado. Lo rechacé. No quería, pero me obligaron. Ese año fui el diputado con más votación de toda Bolivia. Y se presenta esta situación de ser presidente y juramos el 22 de enero de 2006. Garantizamos la refundación de Bolivia mediante la Asamblea Constituyente, y, gracias a la unidad del pueblo boliviano, derrotamos a los separatistas y golpistas. Consolidamos el proceso democrático, el proceso de cambio.

“Yo he estado más de 12 años de presidente. Pero hay resultados. Hicimos un gran cambio de un Estado colonial a un Estado Plurinacional. Económicamente nacionalizamos los recursos, recuperamos las empresas que dejan mucha utilidad para el Estado, para el pueblo. Hemos parido junto al pueblo boliviano programas sociales que distribuyen la riqueza, por ejemplo la nacionalización del agua, de la luz y de otros servicios. En 2005 ganamos las elecciones con 54 por ciento de votos. Fuimos ratificados con 64 por ciento. En la última elección tuvimos 62 por ciento. A pesar de eso la derecha nos acusa de dictadura.

Los movimientos sociales se plantean continuar con nuestra revolución. Y para eso quieren que Evo siga al frente. Quieren que termine las grandes obras. Nunca había soñado ser presidente, y como tal, hacer estos cambios junto al pueblo boliviano.  Seguir leyendo EVO MORALES: “TRUMP, EL MEJOR JEFE DE CAMPAÑA DE AMLO”. LUIS HERNÁNDEZ NAVARRO

DESTACAN NECESIDAD DE CONCRETAR UNIDAD LATINOAMERICANA Y CARIBEÑA EN SEMINARIO EN BOLIVIA

bol-seminario

LAURA BÉCQUER PASEIRO / PRENSA LATINA BOLIVIA

LAURA BÉCQUER PASEIROEl coordinador del capítulo cubano de la Red de Intelectuales en Defensa de la Humanidad, Omar González, subrayó hoy la necesidad de concretar la unidad dentro de la diversidad respetando las particularidades de cada país.

Es necesario acelerar ese proceso que conduzca a la unidad latinoamericana y caribeña, declaró González a Prensa Latina tras participar en el tercer seminario internacional América Latina en disputa: alternativas frente a la restauración conservadora y ofensiva imperialista.

El coordinador cubano añadió que para ello presentaron varias propuestas en la cita desarrollada en la ciudad boliviana de Santa Cruz, tales como la articulación de una red de emisoras radiales y televisivas a nivel regional.

Comentó al respecto que es en el campo cultural y de lo simbólico a donde debe dirigirse el debate ya que ese es el espacio usado por la hegemonía norteamericana para manipular a su antojo la conciencia de las sociedades.

Acorde con González, la iniciativa comienza a articularse pero necesita consolidarse con un trabajo constante y sistemático.

Tenemos que lograr que esos mecanismos se articulen y trasciendan, indicó el escritor y periodista, quien acotó que ‘no podemos pensar que esos cambios están en manos ajenas’.

Respecto al seminario que reunió desde el martes 7 a destacados intelectuales, dijo que fue de muy alto nivel, con delegados comprometidos para delinear una agenda ante los desafíos comunes.

El coordinador cubano de la red, surgida en 2003, expresó que ese espacio prioriza causas como el cese del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba, la solidaridad permanente con Venezuela, la liberación del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros.

Lograr que América Latina y el Caribe siga siendo una zona de paz es otro de los principales asuntos de la red, agregó.

Auspiciado en sus tres ediciones por la organización política del Movimiento al Socialismo ‘Azules del Oriente’ y otras instituciones, el seminario cpncluyó este jueves con una masiva concentración en un coliseo de esta ciudad.

GRÉGOIRE LALIEU: TRUMP REFLEJA LA CRISIS DEL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE. LEANDRO ALBANI

Gregory Lalieu.-foto Collon
Grégoire Lalieu

El periodista Grégoire Lalieu habla con La tinta sobre un nuevo mundo comandando por Donald Trump y en donde la derecha avanza en todos los continentes.

LEANDRO ALBANI / LA TINTA

LEANDRO ALBANI
Leandro Albani

El triunfo de Donald Trump en Estados Unidos dejó a muchas personas asombradas. El magnate inmobiliario, que forjó su carrera entre estafas, negociados turbios y una sobre exposición mediática, llegó a la Casa Blanca con un discurso en el que prometía un fuerte proteccionismo, la desescalada militar estadounidense en varias regiones del mundo y un combate frontal contra la inmigración.

El periodista Grégoire Lalieu escribió, junto a al investigador Michel Collon, el libro El mundo según Trump (co-editado el año pasado por Investig’Action y El Viejo Topo Investig’Action), con el objetivo de desentrañar las políticas de un outsider de la clase política, pero que acumuló sus millones siendo un alumno ejemplar dentro del sistema capitalista.

La tinta dialogó con Lalieu sobre qué le espera al mundo con Trump en la Casa Blanca, sus “promesas” de resolver las guerras en Medio Oriente, su polémica relación con los medios de comunicación y quiénes son sus seguidores en Estados Unidos.

—¿Qué importancia tiene la llegada de Trump en Casa Blanca?

—La elección de Trump refleja una profunda crisis. Una crisis económica primero, que en Estados Unidos dura desde hace años. Desde el shock del petróleo de 1973, de hecho. Aquel choque no fue la causa de la crisis, solo fue un desencadenante. De hecho, la economía de Estados Unidos enfrenta una crisis de sobreproducción. En su carrera por el máximo beneficio, las empresas estadounidenses buscan producir más. Al mismo tiempo, gran parte de la producción se ha deslocalizado y, para la gran mayoría de quienes han podido conservar sus trabajos, las condiciones laborales se han deteriorado. Esto condujo a un empobrecimiento general. Entonces, ¿a quién podrán vender sus mercancías cada vez más numerosas, si las personas se vuelven más pobres? Este es el origen de la crisis. Es una crisis de sobreproducción propia al sistema capitalista.

La globalización ha brindado algunas oportunidades para la exportación mientras la situación estaba decayendo a nivel nacional. Pero hay límites. De modo que en los últimos años, la economía de Estados Unidos salta de una crisis a otra. Cada solución encontrada en el corto plazo conduce a un nuevo problema en el mediano plazo. Durante la crisis asiática de 1997, los inversores estadounidenses invirtieron en el Nasdaq, lo que provocó una burbuja que explotó en 2001 y 2002. Luego se embarcaron en préstamos arriesgados y volvieron a obtener ganancias, pero causando la crisis de las hipotecas subprime en 2008. Estados Unidos fue salvado por China, que inyectó miles de millones de dólares para no ver cómo el valor de sus reservas se derritiera como la nieve al sol. Pero incluso hoy algunos predicen un nuevo colapso, como el economista Eric Toussaint. Aprovechando las bajas tasas de interés desde 2010, las grandes empresas privadas se han endeudado de manera masiva. Primero para comprar sus propias acciones en el mercado de valores, lo que hace aumentar el precio y permite pagar a los accionistas. Luego para especular comprando deudas de otras compañías. Las empresas no financieras como Apple, Ford o Ebay son, de ese modo, particularmente activas en el mercado de la deuda. Pero una nueva burbuja se está formando y acabará por explotar.

Trump-presidente-la-tinta

La elección de Trump también refleja una crisis del imperialismo estadounidense. Estados Unidos ha multiplicado las guerras para mantener su hegemonía. Pero el balance de estos conflictos es negativo para Washington, que no pudo evitar el surgimiento de otras grandes potencias como China y Rusia. Así, hemos pasado de un mundo unipolar a un mundo multipolar en el que Estados Unidos no puede hacer lo que quiere. Lo vimos en Siria.

Finalmente, la elección de Trump también refleja una crisis política y mediática. El establishment está perdiendo legitimidad, lo que explica el éxito, tanto en Estados Unidos como en Europa, de los candidatos que se presentan como antisistema. Por lo tanto, la élite de los Estados Unidos enfrenta una profunda crisis. Y la elección de Trump, así como las reacciones virulentas que desencadenó, muestra cuánto está dividida esta élite sobre cómo resolver la crisis.

—¿En qué se diferencia Trump de la política clásica de demócratas y republicanos?

—Para decirlo de manera sencilla, la política de los demócratas y los republicanos estaba dirigida hasta ahora a controlar el mundo. Era necesario debilitar a los competidores, desde las antiguas potencias coloniales europeas hasta la Rusia y la China de hoy, pasando por la Unión Soviética. Para lograr esto, Estados Unidos ha proyectado su poder en todo el mundo, construyendo bases militares en las cuatro esquinas del globo, librando guerras y organizando golpes de Estado. El objetivo era poder controlar las regiones más estratégicas. Lo que permite a las multinacionales estadounidenses encontrar salidas para sus productos y capitales, acceder a materias primas baratas y explotar mano de obra poco costosa. Por lo tanto, a través de instituciones como el Banco Mundial y el FMI, Estados Unidos impuso su globalización neoliberal que tenía que beneficiar a las grandes corporaciones.

Pero hay otra cara de la moneda. En primer lugar, mantener este imperio estadounidense es caro, incluso muy caro. Además, la globalización neoliberal no beneficia solo a las empresas estadounidenses, ya que sufren la competencia china, en particular. Finalmente, si bien la globalización neoliberal ha beneficiado a las grandes multinacionales, también ha perjudicado a muchas empresas en el país y ha socavado sectores importantes de la economía nacional.

Trump marca una ruptura con la política clásica de los demócratas y los republicanos, porque no quiere continuar en este camino, mientras que Hillary Clinton quería continuar como antes. Para Trump, el balance de esta globalización neoliberal es negativo. Y las guerras en todo el mundo no aportan lo suficiente. Prefiere volver al mercado nacional, de modo que privilegia las relaciones bilaterales a las multilaterales. Y para aquellos que quieran beneficiarse de la protección militar de Estados Unidos, deberán pasar por el cajero. Lo explicó en su libro, que fue, de alguna manera, su programa para las elecciones. Lo confirmó cuestionando el funcionamiento de la OTAN.  Seguir leyendo GRÉGOIRE LALIEU: TRUMP REFLEJA LA CRISIS DEL IMPERIALISMO ESTADOUNIDENSE. LEANDRO ALBANI

LOS TRES MODOS DE LEER DE UN ESCRITOR SEGÚN RICARDO PIGLIA. MATÍAS NÉSPOLO

PIGLIA.jpg

RICARDO PIGLIA 

PIGLIA: Para responder a la pregunta de cómo leo también habría que diferenciar lo que yo llamo la lectura del escritor del modo de leer del crítico. Para el crítico la literatura es un saber sometido. No hay un saber en la literatura, hay un saber externo que se le aplica ya sea desde la lingüística, el psicoanálisis, la sociología, el marxismo, o los estudios culturales.

NÉSPOLO: Ahí dicrepo. Te referís a un tipo de crítica en concreto, la académica. Me gusta pensar que al menos hay dos clases de crítica. Una es esta. La otra es la cotidiana, la crítica de la prensa, los suplementos culturales, las revistas literarias, donde se libran los combates literarios de que hablaba Benjamin, y se dirimen cuestiones de mucho peso. Es cierto que la crítica académica es la que finalmente escribe la historia literaria y consolida el canon, pero…

PIGLIA: De acuerdo, pero yo me refería más a cómo se reflexiona sobre la literatura en un lugar o en otro. Podemos incluir a la crítica que circula en los medios de masas. Me parece que también ahí la relación con la literatura es muy instrumental, aunque tenga que ver con otro tipo de redes, como la urgencia, la velocidad de lectura, la idea de que se dirige a los lectores no especializados y debe ser pedagógica, la extensión que tienen esos críticos permitida para desarrollar sus hipótesis, el tipo de retórica etcétera.
Yo no me opongo a esa crítica, a veces da grandes resultados y yo mismo la he practicado, pero creo que tendríamos que pensar qué negocia la crítica periodística en relación al mundo de la cultura de masas. Un mundo que suele ser muy antiintelectual y que tiene como horizonte a un lector desinteresado de la cultura y al que hay que cautivar. Yo digo siempre que me parece mucho más interesante la sección deportiva de los periódicos que la sección cultural.

NÉSPOLO: ¿Por el estilo?

PIGLIA: No sólo por eso, sino por la teoría que encierra. La sección deportiva se hace para gente que entiende de eso que se está hablando. Las entrevistas son muy técnicas y los debates son de un nivel de rigor y de una sofisticación que llegan a incidir sobre la realidad. Mientras que los suplementos literarios tienden a explicar todo de nuevo cada vez como si al lector del deportivo le dijeran que un equipo de fútbol se forma con once jugadores, que hay un árbitro y que el juego consiste en meter la pelota en el arco contrario.
Sin embargo, me parece un universo apasionante, que tiene cada vez más peso. Yo ubicaría esta crítica en un espacio intermedio entre el mundo un poco abstracto de la cultura académica y la reflexión sobre la literatura que trato de rescatar, esa que surge de la literatura misma.

NÉSPOLO: ¿Cómo lee un escritor?

PIGLIA: Habría tres modos de leer de un escritor. Primero tiende a ver la construcción antes que la interpretación. Al escritor le interesa más cómo está hecho un libro que preguntarse qué significa. Quiere saber cómo funciona es máquina para construir otra. De allí que sus reflexiones sean tan específicas y técnicas, como pueden ser las de Nabokov.
Manuel Puig me dijo una vez “no puedo leer novelas, porque cuando las leo las corrijo”, Es decir, para un escritor los libros nunca están terminados, los ve como si fueran un work in progress. Este es un tipo de lectura fluida y sin complejos que tiende a poner el acento, sobre todo, en cómo están hechas las cosas.
La segunda manera de leer de un escritor es lo que yo llamo la lectura estratégica. Tiene que ver con lo que vos te referías al hablar de Benjamin. La lectura de un escritor nunca es inocente.

NÉSPOLO: Porque lee desde adentro de un sistema literario…

PIGLIA: Con tribus, tensiones, enfrentamientos, con genealogías inventadas, y por lo tanto construyéndose redes propias. Un escritor es muy arbitrario y lee la historia de la literatura a su manera.

NÉSPOLO: Ese también es tu caso.

PIGLIA: Digamos que en parte sí. Pero a mí me interesa sobre todo la tercera manera de leer de un escritor, la que reflexiona sobre la literatura en las mismas novelas. Uno podría trazar una historia de la literatura a partir de lo que la propia literatura dice sobre los lectores, sobre los escritores, sobre los críticos, sobre las novelas. Sería una historia imaginaria que comenzaría con el Quijote. Yo leí El juguete rabioso de Arlt, de esa manera, como un texto sobre la circulación de la cultura. No digo que todos los libros hagan eso, pero sí más de los que pensamos.

NÉSPOLO: ¿Y qué opinás de los libros que lo hacen de manera muy explícita? Me refiero a autores como Vila-Matas, que ponen la reflexión metaliteraria en primer plano.

PIGLIA: Me gusta mucho Vila-Matas. No sé si se puede llamar a lo suyo metaliteratura, porque continúa una larga tradición de novelas literarias y habría que llamar así al Quijote también. Este tipo de novelas son las que más me interesan. A mí, el capítulo del Ulises de Joyce que más me gusta es el de la discusión en la biblioteca.

Ricardo Piglia
Fragmento de la entrevista con Matías Néspolo
Clarín. Revista nueva de literatura. Mayo-Junio 2005.

Fuente: Blog CALLE DEL ORCO

 

A %d blogueros les gusta esto: