Archivo de la categoría: MANIPULACIÓN

LAS (OTRAS) SIETE REGLAS DE PODER POLÍTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. JONATHAN MARTÍNEZ

EL MENTIDERO

EL MENTIDERO

JONATHAN MARTINEZ / PÚBLICO

Hace unas semanas, examinábamos siete estrategias que aplica el poder político en los medios de comunicación con el propósito de mantener determinadas relaciones de dominación, desviar la atención del público, acaparar prestigio y descalificar al adversario. Hoy examinamos otras siete fórmulas de control político y mediático.

1. LA FALSA UNANIMIDAD. La estrategia consiste en ofrecer simultáneamente desde todos los altavoces la misma versión unívoca y sin lugar a matices sobre una cuestión en disputa.

1b. Llevada a su extremo, la unanimidad forzosa hace que los diferentes diarios generalistas lleguen a ser indistinguibles entre sí.

2. EL ESTRIBILLO. Si la falsa unanimidad es una estrategia de acción simultánea, el estribillo es una estrategia sucesiva, es decir, se prolonga en el tiempo y confía su efectividad a la pertinacia. Se trata de elegir un término —positivo o peyorativo según el caso— y repetirlo hasta el hartazgo descartando cualquier otro sinónimo hasta que cale a largo plazo como una lluvia fina.

2b. Existen, por supuesto, las variantes cuñadas de los estribillos oficiales, esas frases ajenas a la argumentación que sirven para zanjar de un plumazo cualquier debate incómodo.

3. LA BALANZA. Es el elogio de la centralidad. La cantinela de los extremos que se tocan. Desde el justo fiel de la balanza, el poder político se deshace de sus adversarios por el procedimiento de la equiparación y la doble negación: ni los unos ni los otros.

3b. El semiólogo francés Roland Barthes llamaba “ninismo” a esta forma de manipulación representada en la figura de la balanza. Ni de izquierdas ni de derechas.

  Seguir leyendo LAS (OTRAS) SIETE REGLAS DE PODER POLÍTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. JONATHAN MARTÍNEZ

LAS SIETE REGLAS DEL PODER POLÍTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. JONATHAN MARTINEZ

EL MENTIDERO

JONATHAN MARTINEZ / PÚBLICO
<p>Fotograma de <em>La naranja mecánica </em>(Stanley Kubrick, 1971).</p>

Fotograma de La naranja mecánica (Stanley Kubrick, 1971).

1. La metonimia: la parte por el todo

La RAE define ‘metonimia’ como el procedimiento de “designar algo con el nombre de otra cosa tomando el efecto por la causa o viceversa”. Por ejemplo, un objeto como la corona permite designar toda una institución, y más aún, todo un país.

 

La metonimia es un recurso común en el discurso político. El discurso nacional se presta a una de sus variantes más efectivas: que una pequeña porción del país, la tuya, represente a la totalidad. Esta fórmula deja a la disidencia fuera del concepto de nación que has construido.

2. El enemigo exterior

Para construir grandes adhesiones se necesitan grandes enemigos. La apelación continua a un enemigo extranjero, presunta antítesis de tu concepto excluyente de país, refuerza el cierre de filas en torno a ti y tu imaginario ideológico.

 

Los enemigos exteriores son reciclables y resucitan al antojo del poder de turno. En el ámbito occidental, Rusia ha representado el gran enemigo foráneo: peligroso comunismo para el nuevo franquismo, rival eterno durante la Guerra Fría y supuesto nido de hackers en nuestros días.

 

3. El enemigo interior

El enemigo exterior permite, por mera analogía, generar un enemigo interior al que presentarás como agente infiltrado del monstruo extranjero.

 

En la práctica, la lógica del enemigo exterior/interior implica intervenir en el debate político del país enemigo. Se trata de representar la disputa interna de ese otro país como una réplica exacta de la disputa de tu país. Y alinearte con quien te corresponda.

Seguir leyendo LAS SIETE REGLAS DEL PODER POLÍTICO EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. JONATHAN MARTINEZ

EE.UU.: CONSENSO FABRICADO. TRANSNATIONAL INSTITUTE (TNI)

TNI  / CULTURA Y RESISTENCIA

Poder, medios y centros de pensamiento
Las grandes empresas no solo configuran nuestra política o economía, sino que también intentan incidir en la opinión pública en pro de sus intereses.
¿Qué grandes empresas desempeñan el papel más importante a la hora de definir qué es conocimiento y qué es noticia?
¿Qué entidades financian?
¿A quiénes representan?
¿Y qué papel han desempeñado en el resurgimiento del populismo autoritario, en especial en los Estados Unidos?
Esta infografía de ‘Estado del poder’ pone al descubierto cómo se fabrica el consenso.

consensofabricado-infografico.jpg

Agradecimientos

Gracias a Donald de Groen y a Amy O’Donoghue por su ayuda con la investigación.

Fuentes de la infografía

  • Empresas mediáticas: Business Insider;  las interconexiones de la junta indican las afiliaciones oficiales de los integrantes del consejo de administración de la empresa y la información procede de crunchbase.com y de las páginas web de las empresas mediáticas pertinentes.
  • Concentración mediática en los Estados Unidos: New York Times y Future of Music Coalition (FMC). Los datos sobre las emisoras de radio proceden de un informe de FMC de 2002, aunque 2 de las 10 citadas (Cumulus y Citadel) se fusionaron en 2011.
  • Imperios digitales: la lista de principales redes sociales está tomada deSmartinsights.com. Los datos sobre el tráfico a los portales de noticias proceden deParsely.com
  • Posverdad: encuesta de confianza en los medios de la Unversidad Quinnipiac; véase también Washington Post; cuán informados están los consumidores de medios de comunicación de Business Insider
  • La red política de Google: http://googletransparencyproject.org
  • Los datos sobre las donaciones a Breitbart.com proceden de Public IntegrityWashington Post
  • Lista confeccionada con datos de Penn University Thinktank Index. Los datos sobre los ingresos, los activos y los integrantes de la junta de los centros de pensamiento están tomados de sus propias páginas web. Las interconexiones de la junta no solo presentan las afiliaciones vigentes, sino también las afiliaciones del pasado y de la carrera profesional.
  • El gráfico y la información sobre Trump y los centros de pensamiento son de muckety.com; los datos sobre la influencia de Heritage Foundation proceden de National Review.