Archivo de la etiqueta: Argentina

IZQUIERDA LATINOCARIBEÑA EN 2019 (I). ÁNGEL GUERRA CABRERA

CHILE, PROTESTAS

ÁNGEL GUERRA CABRERA

GUERRITAEn 2019, se demostró la falacia que auguraba el fin del “ciclo” progresista en América Latina y el Caribe. Bastaría con citar las rotundas victorias electorales de Andrés Manuel López Obrador en México y Alberto Fernández en Argentina para refutarla. No obstante, la aseveración sobre el fin del ciclo se basaba en hechos reales y muy lamentables, pero a la vez aleccionadores para las fuerzas populares, progresistas y revolucionarias. Después de todo, la irrupción de gobiernos populares iniciada posteriormente al arribo a la presidencia de Venezuela por Hugo Chávez en 1999 parecía no solo estar en retroceso sino haberse detenido en 2016 tras dos derrotas muy graves para el movimiento popular en Nuestra América: el desplazamiento de la Casa Rosada en diciembre de 2015  del Frente para la Victoria, gracias al triunfo electoral de una coalición neoliberal  y proimperialista encabezada por Mauricio Macri; y el golpe de Estado mediático-judicial-parlamentario contra la presidenta de Brasil Dilma Rousseff en agosto del año siguiente. El golpe llevó una pandilla de bandidos al Planalto que, como ya había hecho el macrismo en el país rioplatense, inició de inmediato un gobierno para el 1 por ciento: desmantelamiento del andamiaje de defensa de la soberanía nacional y protección social instaurado por los gobiernos del PT, especulación financiera desenfrenada y venta a las transnacionales de los recursos naturales y bienes públicos. Aunque estas fueron las más costosas derrotas para la izquierda en el período analizado, no fueron las únicas. En 2009, un golpe de Estado militar evidentemente orquestado por Estados Unidos derrocó al gobierno del presidente Manuel Zelaya, quien había ingresado a Petrocaribe, a la Alba y promovido una política exterior digna y soberana. Cuatro años después era derribado por un golpe parlamentario-mediático el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, notable adherente del progresismo. A esto debe añadirse la artera traición de Lenín Moreno a sus compañeras y compañeros de la Revolución Ciudadana, al pueblo de Ecuador y a su propio discurso desde que se integró al primer gobierno del presidente Rafael Correa hasta que resultó electo a la primera magistratura del país, que impulsó un retroceso al vapor al neoliberalismo y un entreguismo sin precedente a Washington. De la misma manera, la injusta y perversa condena de cárcel al expresidente brasileño Lula da Silva en abril de 2019, maniobra evidente del imperialismo yanqui y la oligarquía local para impedir su segura victoria en la elección presidencial de octubre de ese año.  Como resultado, la elección de Jair Bolsonaro constituyó un refuerzo a las posturas ultraderechistas no solo en la región sino en el mundo; y a la profundización de las políticas neoliberales y las actitudes aun más obsecuentes hacia el imperialismo, también traídas a sus países por los nefastos presidentes Sebastián Piñera e Iván Duque.

A consecuencia de este devenir, sufrieron también rudos golpes organismos como Unasur -hoy deshecho- y la Celac -en estado de parálisis- que, nacidos después de 2004, habían logrado dar importantes pasos hacia la unidad, integración y concertación política soberanas de América Latina y el Caribe. A su vez, Petrocaribe y la Alba fueron impactados por las consecuencias de la caída en los precios del petróleo y, sobre todo, del recrudecimiento cada vez mayor de la guerra económica estadounidense contra Venezuela y Cuba.

Pero lo más sobresaliente de este año han sido tres factores de enorme trascendencia y ambos constituyen victorias indiscutibles para las fuerzas revolucionarias y progresistas, además de los ya citados triunfos electorales en México y Argentina. El primero son las grandes protestas populares que recorren el continente desde el primer trimestre del año, que han puesto contra las cuerdas a los gobiernos de varios países de la región, muy especialmente al de Piñera en Chile y al de Uribe-Duque en Ecuador. Contrasta la estabilidad y el orden existente en Cuba, Venezuela, Nicaragua y México con la situación de impopularidad de los gobiernos de derecha, prendidos con alfileres y sostenidos fundamentalmente por el apoyo de Estados Unidos. Es un hecho que el neoliberalismo no puede gobernar más al sur del río Bravo sin infringir brutalmente las reglas de la democracia liberal. El segundo factor es la denodada resistencia y batalla por su desarrollo de Cuba y Venezuela, cada una en su circunstancia, contra la implacable y creciente guerra económica de Washington, signada en el caso venezolano por el golpe permanente y por graves hechos de violencia contrarrevolucionaria. El tercero es el relevante papel de los países miembros del Caricom en la defensa de los principios del derecho internacional, como se vio el 19 de diciembre con la paliza a Estados Unidos y a Almagro en la OEA y en otros hechos de este año. El golpe de Estado en Bolivia, la derrota electoral del Frente Amplio de Uruguay y un par de asuntos más quedan para la siguiente entrega.

Twitter:@aguerraguerra

TRISTÁN BAUER: “TODO LO QUE ES CULTURA ES GANANCIA PARA LA SOCIEDAD”

EDUARDO FABREGAT Y EMANUEL RESPIGHI

El despacho del Ministro de Cultura de la Nación, en el histórico edificio de la Avenida Alvear, luce impecable y prolijo. El flamante ministro del área, Tristán Bauer, dice estar demasiado atareado en conocer con precisión el diagnóstico de la cartera de la que se hizo cargo como para detenerse a adornar el lugar al que desembarcó hace poco más de una semana y en el que tiene casi todas sus reuniones. Apenas sobresalen unas coloridas libretas con la imagen de Evita en sus tapas, puestas sobre una repisa con más devoción por la figura que por la decoración de la sala. A su lado, unas figuras propias del Imperio Inca parecen venerar -más que intimidar- a la “abanderada de los humildes”. “Esos dragones bolivianos los dejó Avelluto”, aclara Bauer, tal vez en uno de los pocos puentes que vinculan a su gestión con la de su antecesor en el área. “El nuestro es un modelo cultural que no tiene nada que ver con la meritocracia, un modelo que defiende a la democracia, a la solidaridad, a la diversidad cultural y al acercamiento a América latina. Muy lejos del modelo cultural que se quiso implementar desde este mismo lugar”, subraya el funcionario a Página/12.

bauer-sandracartasso-0

En un alto de la ardua tarea -a la que define como de “reconstrucción”- que le quita el sueño durante estos primeros días, Bauer recibió a Página/12 en una entrevista en la que adelanta los lineamientos que caraterizarán a su gestión al frente del Ministerio, detalla su amplia concepción de “cultura”, da su parecer sobre el concepto de “grieta”, explica qué significa “volver mejor” y hasta se detiene en pensar si es necesaria o no una nueva Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA).

-¿Con qué panorama se encontró en el ministerio?

-Lo que encontramos en Cultura no difiere a lo que se ve en otras dependencias y a la situación del país. Hace poco tiempo concluimos un documental cuyo título es Tierra arrasada, que que es nuestra mirada sobre los cuatro años vividos. Una película que por un lado analiza los actos de gobierno durante estos cuatro años, mostrando el impacto social demoledor que tuvo para nuestro pueblo la implementación de ese plan. Y por otro lado, expone la línea de resistencia a ese modelo, que se presentaba como “la nueva política”, “la nueva economía”, y que sin embargo venía a repetir el modelo neoliberal implementado durante la dictadura bajo José Alfredo Martínez de Hoz, y después por (Domingo) Cavallo en democracia. Hay un 35 por ciento de los argentinos sumidos en la pobreza, casi 20 mil empresas quebradas, y jubilados que perdieron el 20 por ciento del poder adquisitivo. Junto a la implementación de esta política económica se implementó un plan cultural. Ellos hablaron de la “meritocracia”, del “sálvese quien pueda”, del “individualismo”, de una supuesta nueva cultura. Los que prometían pobreza cero generaron la cultura del hambre. Para hacer posible ese plan era imprescindible para ellos borrar la memoria, no mirar para atrás. Para que el pueblo no mire para atrás y no vea que la lucha y la resistencia existen. Y que la posibilidad de transformación existe, y que cuando el pueblo se organiza, vence. Como, finalmente ocurrió una vez más, con el triunfo electoral.

-En un panorama de tierra arrasada, que se ha destruido tanto y hay tanto por reconstruir. ¿Cómo se establecen las prioridades?

-Hay una necesidad urgente que tiene que ver con la estabilización de la economía. Es muy difícil desarrollar cualquier proyecto si no estabilizamos la economía. Hay dos grandes urgencias en la Argentina, que son las de la salud y las del hambre. Parece mentira que estemos hablando de esto pero es así. Pero en simultáneo a esto, ni más arriba ni más abajo, en el mismo plano, está la cultura. La cultura en tiempos de posguerra, por ejemplo, puede ser sanadora. Hay unos textos muy profundos de la Unesco. Y en estos tiempos de crisis, también. A veces hay un mal entendido, que limita a la cultura a las expresiones artísticas. Y vaya si son importantes las expresiones artísticas. Cuando nos reunimos con el presidente y con Luis Puenzo, hablamos bastante de esto, sobre cómo hay lugares donde donde solamente llegás desde el arte, hay lugares de la humanidad, del hombre y de la mujer donde solamente llegás con la poesía, con la música, con el cine. Las expresiones artísticas son importantes y van a ser fundamentales, pero la cultura es un término más vasto. Tiene que ver con el cultivo de la tierra, del cultivo del espíritu, del cultivo de la sociedad. Y asi como Alberto dice que hay poner a al Argentina de pie, nosotros tenemos que poner a la cultura de pie.

-Los últimos cuatro años se habló mucho más de economía y de finanzas que de desarrollo cultural. En todo caso, la cultura sólo se pensó en clave económica y como un gasto. ¿Qué significa “poner a la cultura de pie”, en este contexto social?

-Se piensa dando vuelta el modelo cultural, transformándolo. Por supuesto que para nosotros la cultura no es un gasto. Ese concepto es antagónico al que nosotros pensamos. Se trata de una construcción entre todos. Aprendimos en esta etapa la importancia de estar unidos. Tuve la suerte de hacer un documental sobre Julio Cortázar y todavía me resuenan los textos y su voz, cuando ya enfermo y luego de que Alfonsín ganara las elecciones pero sin haber asumido todavía, dice que “los argentinos nos salvamos entre todos o no nos salva nadie, que no va a venir ningún iluminado que nos va a sacar de esto”. Esa apelación a la unidad para mí es central en los tiempos que nos toca vivir. Promover la cultura de la solidaridad es un trabajo que tenemos que hacer desde desde este ministerio con muchísima fuerza.

Seguir leyendo TRISTÁN BAUER: “TODO LO QUE ES CULTURA ES GANANCIA PARA LA SOCIEDAD”

LA INTELECTUALIDAD DEL CONTINENTE PUEDE CONTAR SIEMPRE CON CUBA PARA ENFRENTAR LOS DESAFÍOS ACTUALES

f0154605

El Presidente de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, aseguró este lunes en el país austral que “la intelectualidad argentina, como la latinoamericana y caribeña, pueden contar siempre con Cuba para enfrentar los desafíos actuales. No hablo de esos que escriben manuales idiotas, aclaró, “a esos tenemos que combatirlos con nuestras ideas”.

En un diálogo entrañable con cerca de cuarenta amigos de la Isla, quienes “han contribuido durante años al sostén moral de este gran país y su pueblo”, el Jefe de Estado confesó que se preguntaba de “camino al encuentro si venía a escucharlos o a hablarles… Muchos de ustedes han sido, en cierto sentido, maestros nuestros. Nos han ayudado a conocer mejor y a interpretar el mundo, sus complejidades y desafíos”, aseveró.

Total certeza manifestó al recordar que “cuando planificamos nuestra visita a la Argentina, creímos imprescindible encontrarnos con ustedes”. Y es que “las relaciones entre la intelectualidad argentina y la Revolución cubana se comenzaron a edificar desde los primeros años del triunfo, antes aun de que todos los países del hemisferio rompieran relaciones con nosotros”, le dijo.

Imposible ignorar entonces que las “relaciones culturales entre Cuba y la Argentina tienen su origen en la profunda visión que se abrió paso en ambas sociedades acerca del papel liberador de la cultura, del pensamiento y de las ideas”.

De ahí nace también de alguna manera este encuentro de lunes, porque en Cuba, definitivamente, “hay una huella de la cultura argentina muy sólida”.

Como también lo son las relaciones entre nuestras universidades, que siguen siendo intensas, especialmente entre las escuelas de filosofía, derecho y, más reciente, de economía. “Para nuestra Academia es imprescindible la Academia argentina.”

Inevitable resultó en las palabras del Jefe de Estado la mención a los vínculos culturales de la nación sudamericana con Casa de la Américas, que desde el año 2000, el premio que otorga a los ensayos más relevantes lleva el nombre de un argentino: Ezequiel Martínez Estrada.

Una institución –reconoció- que “fue y continúa siendo lugar de forja y abrazo de nuestras identidades y culturas para dialogar entre los pueblos hermanos del hemisferio”.

La Revolución cubana, ya lo decía Fidel –subrayó Díaz-Canel- es hija de la cultura y de las ideas.

Y es esa la real fórmula para lograr la “transformación de una nación pequeña y atrasada como la nuestra y su incorporación al mapa político global”; todo gracias a la gigantesca inversión realizada en educación y cultura, en su universalización y democratización.

Precisamente la Revolución “fue la que abrió para los cubanos el acceso ilimitado al conocimiento, a la creación, al diálogo, a la formación de públicos lectores y capaces de apreciar las diferentes manifestaciones artísticas; gente que se informa y piensa, y no cree porque se lo ordenen.

“Fue la Revolución la que puso a los cubanos de a pie, tanto en versos o puntas de zapatillas de ballet, como en el camino de increíbles ingenios científicos y tecnológicos, de hallazgos biotecnológicos y bioéticos que, además, compartimos con otros.”

Al hacer un recuento de los complejos tiempos que vivimos, en momentos de retroceso político y social, el Presidente cubano mencionó la ocurrencia de golpes de Estado y asesinatos políticos; la imposición de sangrientas y corruptas dictaduras neoliberales; y la proliferación de ideas neofascistas. Al mismo tiempo, aseveró que se ensayan nuevas tecnologías represivas y de contrainsurgencia; mientras, los grandes medios monopolizan y manipulan la información y se persigue a los líderes de izquierda mediante procesos políticamente motivados.

Ante tamaños retos, resulta “imprescindible producir ideas que abran caminos, que devuelvan la espiritualidad al ser humano, ideas enaltecedoras. Todos debemos pensar, sembrar ideas y valores, mostrando el sendero de la justicia, de la verdad, la unidad y la honestidad a los pueblos”, insistió Díaz-Canel.

Ejemplificó luego cómo la Red en Defensa de la Humanidad –incluido su combativo capítulo argentino-, Telesur y otros proyectos culturales contrahegemónicos creados en los últimos años demuestran que “si nos unimos en toda nuestra diversidad, hallamos los recursos, las formas y las fuerzas necesarias para enfrentar esta guerra de símbolos y vencerla”.

Seguir leyendo LA INTELECTUALIDAD DEL CONTINENTE PUEDE CONTAR SIEMPRE CON CUBA PARA ENFRENTAR LOS DESAFÍOS ACTUALES

LA PLAZA DEL ODIO. LUIS BRUSCHTEIN

Todo ese despliegue fue para que hablara nada más que diez minutos. Muchas de las señoras que fueron a despedirlo, lloraban a moco tendido. El contenido de esos diez minutos de un personaje que no está acostumbrado a improvisar, le dio forma a los miedos del mandatario saliente. 

 

LUIS BRUSCHTEIN

LUIS B. PÁGINA 12El discurso presidencial decepcionó a sus seguidores, que hubieran preferido escucharlo más tiempo. Todo ese despliegue fue para que hablara nada más que diez minutos. Muchas de las señoras que fueron a despedirlo, lloraban a moco tendido. El contenido de esos diez minutos de un personaje que no está acostumbrado a improvisar, le dio forma a los miedos del mandatario saliente. El tema que más le preocupó fue el de la Justicia. “Quiero una justicia que se guíe por pruebas y no por el discurso político”, exclamó, viéndose quizás con un traje a rayas en su imaginación. El gobierno de Macri será recordado por muchas cosas poco republicanas, entre ellas la manipulación de la justicia para perseguir a sus opositores, hasta el punto de ensañamiento. Es lógico que su preocupación sea ese tema. Si lo hizo él, está seguro que lo harán sus adversarios. Y Macri está flojo de papeles en muchas de las causas que tiene en la Justicia.

Pero el tema que generó más empatía con sus fanáticos fue el miedo y el odio al peronismo. “Yo sé que muchos de ustedes sienten angustia por lo que viene –afirmó–, pero no hay porqué tener miedo, somos muchos para defender la libertad y la democracia”. Y en otro de los pocos párrafos de su discurso, insistió: “Vamos a cuidar que no roben, que no estafen más a nuestra querida Argentina”. Esa referencia provocó una especie de bufido de aprobación en la gente. Muchos asintieron con la cabeza, especialmente las señoras. El núcleo duro del macrismo –esas personas mayores de situación acomodada– se convoca en gran parte por ese sentimiento visceral que ellos bautizaron como “la grieta”.

Para esa multitud la grieta es irreductible. Algunos de los que hablaron a los movileros que cubrieron el acto, se quejaron de la grieta, sin darse cuenta que la grieta es el odio que ellos mismos destilaban, un odio que en la mayoría de los casos fue instalado por la campaña de los medios hegemónicos. La alusión de Macri a la justicia en su discurso buscó ese apoyo. También aquí vale la doble vara del imaginario macrista, la contradicción, la raíz ilógica de ese discurso que se ve claramente en el tratamiento diferente que le dieron a Pichetto y a los diputados que se les fueron. Con la justicia es igual. A los otros se los puede condenar sin pruebas. A ellos ni siquiera con pruebas. Si los condena a ellos con pruebas, la justicia es corrupta. Si condena sin pruebas a los que ellos quieren, es independiente.

La gente entraba pacíficamente a la plaza. Pero las señoras se ponían frenéticas cuando veían un micrófono. Y entonces la tía Cata se transformaba en la bruja Cachavacha.”La odio, la odio, la odio, la odio, la odio a Cristina, a esa, la odio, la odioooooo. Esa vieja fue la que fomentó a los vagos que amanecen con un crío” decía una señora con la mandíbula dura por la histeria.

Mientras un grupo agredía al movilero de C5N, al grito de “¡Libertad, libertad!” se formó un corrillo alrededor de los de TN: “Mucho miedo por lo que viene…” empieza una señora que quiere parecer civilizada, y otra petisa grita de atrás como si fuera su otro yo: “¡Hay que matarla!”. “¡Hay que meterla presa!” la reconviene otra más, que agrega para mostrar que también la odia: “que devuelvan todo lo que robaron, no queremos chorros”. Otras de las expresiones eran: “estoy aquí para despedir a la República”, o “estamos aquí para defender la libertad y la democracia”.

En el imaginario autoritario de ese grupo que forma el núcleo duro de Cambiemos, ellos son los únicos republicanos y democráticos. Los demás son enemigos de esos valores. Es imposible la convivencia en ese clima de pensamiento. Esa gente no ve un adversario o un enemigo político. Ve ladrones que los quieren agredir y hordas de salvajes sin principios ni valores éticos. Una encuesta entre votantes de Macri reveló un dato alarmante porque el 75 por ciento de los encuestados admitió la posibilidad de una intervención de las fuerzas armadas o de seguridad en una supuesta defensa de la democracia. Eso es parte de una cultura golpista que asoló el país durante décadas.

Cartón lleno. Los dirigentes más populares para el contingente macrista que se dio cita en Plaza de Mayo fueron la ex ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich y el ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, el ex peronista Christian Ritondo. Fueron los dos más aplaudidos cuando entraron caminando a la Plaza. La gente se acercaba para abrazar a Bullrich, también ex peronista. Dos funcionarios, exponentes de la mano dura y la represión a la protesta social, fueron los más aplaudidos. Y son los favorecidos por Macri en la distribución de responsabilidades partidarias. Ritondo será el jefe del bloque de Diputados nacionales de Cambiemos y Bullrich será la presidenta del PRO.

Mauricio Macri tuvo su plaza de despedida cuando el 65 por ciento de los argentinos tiene una imagen suya negativa. La Plaza del acto macrista era representativa del sector conservador duro que no abarca el 40 por ciento de los votos que logró la fórmula de Juntos por el Cambio en las elecciones. Pero ese núcleo duro del macrismo estuvo muy representado etaria y socialmente. En promedio tiene más de 60 años, muchas señoras mayores, de clase media alta y clase alta. Muy pocos jóvenes y casi ningún trabajador. Fue su acto de despedida. Un acto masivo, pero no de los más grandes. La gente estaba apretada hasta la pirámide, en la mitad de la Plaza. De allí para atrás había espacios libres, por donde la gente paseaba. Seguir leyendo LA PLAZA DEL ODIO. LUIS BRUSCHTEIN

ALBERTO FERNÁNDEZ: “CUANDO LA ECONOMÍA SE MUEVA, TODOS VAN A VERSE BENEFICIADOS”

Entrevista exclusiva con el presidente electo 

Las primeras definiciones del próximo gobierno. La economía, la deuda y la justicia. La prioridad: "No hay nada más urgente que la pobreza y el hambre".  

 FELIPE YAPUR y VICTORIA GINZBERG

ALBERTO FERNÁNDEZ
Imagen: Adrián Pérez

Alberto Fernández pasa el fin de semana largo en un campo en la provincia de Buenos Aires. Está en contacto con sus colaboradores pero rodeado de mucho verde, un ambiente donde él puede despejarse y Dylan correr a sus anchas. Tiene los lineamientos y las primeras medidas de su gobierno en la cabeza y, aunque trata de reservarse algunas sorpresas y elude confirmar nombres, ofrece importantes definiciones sobre el país que se viene después del 10 de diciembre. Está contento: “tengo una gran alegría porque a partir de ahora que las cosas salgan bien dependerá de nosotros. Vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren. Esa alegría está mezclada con una gran dosis de responsabilidad, pero también tengo tranquilidad porque sabemos por dónde hay que caminar”. A veces, hace una pausa antes de contestar, aunque casi siempre tiene la respuesta rápida, se sabe que está entrenadísimo en la tarea de hablar con periodistas. Ubica el momento en que se dio cuenta que sería Presidente: cuando Cristina Kirchner anunció que irían juntos en la fórmula que él encabezaría. “Sabía que íbamos a lograrlo porque ella lo pensó muy bien. Sentí que juntos íbamos a poder hacerlo, convocando a todos”.  Y tiene muy clara su prioridad: “No hay nada más urgente que la pobreza y el hambre”. Dice que cuando termine su mandato se cumplirán 40 años de democracia y que le gustaría poder demostrar que era verdad aquel dicho de Raúl Alfonsín que señalaba que con la democracia se come, se educa y se cura. Además, adelanta una importante noticia sobre la legalización del aborto: “Va a haber un proyecto de ley mandado por el Presidente”.

–¿Cómo se siente ahora que tiene la responsabilidad de dirigir la Argentina?

–Contento, porque ahora depende de nosotros y no de otros. Que las cosas salgan bien dependerá de nosotros y eso era algo que reclamábamos. Queríamos tener la oportunidad y nos la dieron. Tengo una gran alegría porque sabemos que ahora vamos a decidir nosotros y por lo tanto vamos a prestarle más atención a los que más sufren, cosa que no pasó hasta ahora. Esa alegría está mezclada con una gran dosis de responsabilidad, pero también tengo la tranquilidad de que sabemos por dónde hay que caminar.

–Mientras tanto Macri está de descanso…

–Hace cuatro años que está de descanso.

–Pero a partir de esta situación ¿no está consumiendo usted parte de los famosos 100 días?

–Vengo a trabajar durante cuatro años y voy a poner toda la fuerza para que la gente esté mejor. ¿Qué son cien días? ¿Son días donde se le tolera cualquier cosa a un presidente? No, lo que quiero es tener cuatro años de una buena gestión. Si la gente me ve trabajar responsablemente me va a acompañar. Estoy seguro porque hablo con las mujeres y hombres de la calle, lo hago cotidianamente y todos me dicen que tienen ganas de ayudar. Lo que no tienen es ganas de ayudar a un vago que no los escucha, que no los entiende. No estoy consumiendo cien días, estoy trabajando en lo que los argentinos me dijeron que trabaje. Estoy cumpliendo con lo que prometí. No es que se puede decir una cosa como candidato y después hacer cualquier otra.

–Como “pobreza cero”.

–Pero yo no dije eso. Dije que voy a trabajar para que haya menos pobres. Lo dije antes y lo repito ahora. Voy a trabajar para que haya una mejor justicia, para unir al continente, para que la democracia se cure con más democracia. Sé que muchas veces digo cosas que a algunos no les gusta pero lo digo honestamente.

–¿Cómo cree que puede afectar a su gobierno lo que está pasando en la región?

–Nos complica humanamente ver lo que los bolivianos están viviendo. Nos complica humanamente lo que ocurre en Chile. Es muy importante la unidad latinoamericana y toda interrupción democrática es un problema y complica la posibilidad de esa unidad.  Pero hay problemas serios en muchos lados. No sé cuántos muerto hay hoy en Bolivia pero el vicepresidente (Alvaro) García Linera me dijo que era una cantidad muy importante. ¿Y qué hacen los organismos internacionales? ¿Qué hace Naciones Unidas? ¿Qué hace la OEA? ¿Qué están haciendo? ¿Cómo vamos a seguir avalando a una mujer que un día se le ocurrió autoproclamarse presidenta ante un Congreso vacío?

–¿Le llamó la atención que el gobierno argentino no haya querido calificarlo como golpe de estado?

–No, no me llamó la atención porque sé cómo piensan. Pero sí me avergüenza. Se lo dije al presidente, eso lo quiero aclarar. Hay otros problemas en Latinoamérica. Nos estamos olvidando de Ecuador, donde están deteniendo opositores bajo la falsa acusación de sediciosos. Nos olvidamos que hay un vicepresidente preso hace dos años y medio por un juicio inventado que se llama Jorge Glass. Están pasando muchas cosas que no se pueden dejar pasar por alto. Cuando hablo así dicen que mi política exterior se parece a la de Cristina. ¿Defender los derechos humanos? También me puedo parecer a Carter. La estabilidad democrática, como los derechos humanos los voy a defender siempre.  Cuando hablé con (el presidente de Chile) Sebastián Piñera, le dije que lo podía ayudar, sabía que estaba hablando con alguien que no piensa como yo pero igual le pedí que escuchara lo que está diciendo las chilenas y chilenos porque hace falta. Creo que en el continente debemos reconstruir la unidad. México toma ahora la presidencia de la Celac y ahí tenemos la posibilidad de reconstruir la unidad latinoamericana y el caribe.

–Parece complicado con un Bolsonaro desde Brasil confrontando en todo momento…

–No, yo no confronto con el pueblo de Brasil. Que Bolsonaro confronte con quien quiera.

–¿El golpismo retornó al continente?

–Golpe hubo en Bolivia y en el resto de los países son reacciones de pueblos que reclaman más progresismo. Eso hay que tenerlo claro. En Chile y en Ecuador reclaman más progresismo y en Perú también. En Bolivia también lo harán. No es verdad que tengamos un retroceso. Lo digo porque de lo contrario la gente se confundirá. Los factores de poder de Bolivia nunca soportaron que Evo Morales, un indígena, gobierne ese país. Y a la luz de los resultados no sólo fue el mejor presidente sino que es la primera vez que los bolivianos tuvieron un presidente que se les parezca. Seguir leyendo ALBERTO FERNÁNDEZ: “CUANDO LA ECONOMÍA SE MUEVA, TODOS VAN A VERSE BENEFICIADOS”

LULA DA SILVA: “ELLOS PENSABAN QUE LA MENTIRA IBA A VENCER”. GISELA MARZIOTTA Y NICOLÁS TROTTA

LULA PÁGINA 12
“Quien tiene la verdad no tiene que tener miedo”  Foto: Ricardo Stuckert

El ex presidente de Brasil lleva 526 días preso y desafía con su optimismo y convicción. “No porque un juez haya sido un canalla,  tenés que juzgar a toda la justicia por causa de ese error”, señala.

“Voy a cumplir 73 años pero tengo la energía de un pibe de 20”, dijo el ex presidente Lula Da Silva durante la primera entrevista que le dio a un medio argentino desde que fue detenido hace ya 526 días. Sentado detrás de un pequeño escritorio, escoltado por un policía y a cuatro metros de distancia de los periodistas, Lula confesó que tiene previsto vivir “hasta los 120 años” y que para eso, agregó, necesita tener “mucha fuerza” porque sino “la vida se transforma en algo aburrido”.

Lula está en la cárcel de Curitiba que, paradojas de la vida, él mismo inauguró en el 2007 con el objetivo de mejorar la calidad del servicio penitenciario brasileño y solamente para detenidos en tránsito, de hecho, en ese moderno bloque de cemento se alojan 20 presos pero el ex presidente es el único que está en forma permanente y aislado, y que pasa en soledad 22 de las 24 horas del día.

Los preparativos para la entrevista arrancaron cinco meses atrás cuando comenzó el primer intercambio de mensajes con los abogados defensores del ex presidente y después de muchas idas y venidas y frustrados intentos, sorpresivamente la semana pasada llegó la confirmación: Lula esperaba a PáginaI12 el miércoles 11 de septiembre a las 9.30 de la mañana en la cárcel de Curitiba, estado de Paraná, para un reportaje de 60 minutos.

Después de una hora de preparativos en la sala asignada para la entrevista, donde había un pequeño escritorio ubicado exactamente en el medio de la habitación y a su vez rodeado de una especie de candado que formaban otros escritorios y detrás del que estaban los camarógrafos, fotógrafos y PáginaI12, comenzaron a desplegarse las medias de seguridad para que ingresara el ex presidente.

A las 9.30 policías con pasamontañas y biombos que aislaban a Lula de cualquier contacto con el exterior escoltaron al ex presidente durante todo el recorrido desde su celda hasta el tercer piso del bloque de cemento, donde estaba la sala donde se realizó el reportaje.

De impecable traje oscuro y corbata bordó, ingresó con paso firme, íntegro y saludó alegremente a cada uno de los presentes y la emoción invadió cada milímetro de ese espacio frío, opresivo e impersonal, pero que con su presencia se cargó de energía y de dignidad.

Antes de sentarse y mientras acomodaba los papeles y un libro atlas que llevaba en sus manos para graficar algunas cuestiones durante la nota, preguntó: “¿Hay algún hincha de Racing en la sala?”, como para distender y seguramente para hacerlo presente a Néstor Kirchner.

“El día que deje de creer en la justicia, me pregunto qué es lo que voy a hacer. No porque un juez haya sido un canalla, no porque un fiscal haya sido un canalla, vos tenés que juzgar a toda la justicia por causa de ese error. El problema es que espero, con mucha tranquilidad, que la Suprema Corte tome una decisión. Tengo dos Habeas Corpus que se tienen que votar”, respondió cuando Página 12 le consultó sobre su libertad.

Su equipo de abogados, encabezado por Cristiano Zanin Martin, es optimista y espera que pronto haya noticias favorables para el ex presidente y que en los próximos meses recupere la libertad o que al menos le concedan arresto domiciliario.

Durante la entrevista, Lula recorrió varios temas, desde la actualidad brasileña que la comparó con los peores años económicos del menemismo. Le agradeció públicamente la vista al candidato presidencial del Frente de Todos Alberto Fernandez y le aconsejó que cuando asuma el próximo 10 de diciembre gobierne “para el pueblo pobre” y “no” le mienta “nunca”. Seguir leyendo LULA DA SILVA: “ELLOS PENSABAN QUE LA MENTIRA IBA A VENCER”. GISELA MARZIOTTA Y NICOLÁS TROTTA

Y FINALMENTE LA BOMBA LE EXPLOTÓ A MACRI. CLAUDIO SCALETTA

La caída de la economía macrista

El estallido fue en el gobierno de Cambiemos. No le quedó una sola bandera en pie. La secuencia fue terrible: megadeuda, megadevaluación, inicio de default y control cambiario.

MACRI 1

CLAUDIO SCALETTA

Imagen del autorEstán los economistas de las consultoras de la city que legitimaron todas las medidas de la fallida administración macrista y están los otros, los que solamente intentaron aplicar los principios de la ciencia para entender el desarrollo de los acontecimientos. Los primeros decían hasta hace apenas unas semanas que el camino que condujo a un nuevo colapso terminal era el único posible. Hoy repiten lo mismo, pero afirman que el problema fue que el vehículo utilizado para recorrerlo no era el adecuado. Es una historia tan vieja y conocida como los finales de crisis de los regímenes neoliberales. La culpa nunca es de la mala teoría, de la ideología o de la vulgar defensa de intereses particulares y de clase, sino de que las medidas no se aplicaron a fondo o no se aplicaron bien.

En esta línea resulta paradigmática una nota aparecida el pasado domingo en el diario de negocios londinense Financial Times, que asumió el gasto de enviar dos periodistas a Buenos Aires. El artículo reproduce la especie urbi et orbi y seguramente retroalimentará la línea que seguirán los fracasados (no económicamente, claro) consultores locales. Según la interpretación histórica que se intenta construir, la culpa fue primero del gradualismo y luego, de que se llamó al FMI “demasiado tarde”. Por supuesto, el pánico post PASO no fue debido al agotamiento del modelo, sino al temible regreso del populismo. Dicho mal y pronto, “consumen de la propia”.

El gradualismo fue un invento de marketing para justificar el absurdo endeudamiento en divisas. Durante su devenir nunca se frenó el recorte del gasto y la destrucción de las funciones del Estado. El FMI llegó antes que el más pesimista de los pronósticos. Pero la síntesis refritada para los consumidores globales es bastante elocuente, el problema no fue el dogmatismo ortodoxo, sino su presunta baja dosis. El problema tampoco fue que el plan del FMI no sirvió siquiera para estabilizar la macroeconomía, sino que se lo aplicó demasiado tarde. Y finalmente, el problema no fue que se agotó el modelo de los endeudadores seriales, sino que regresarán los que siempre pagaron las deudas. Los argumentos de los escribas del poder financiero parecen broma, pero están escritos en serio.

La realidad es que no hacía falta una inteligencia sobresaliente ni conocimientos especiales para advertir que, desde el primer día, la segunda Alianza que marcó el regreso de casi todos quienes integraron la primera y provocaron el colapso de 2001-2002, comenzó a avanzar en la dirección contraria a la que necesitaba la economía local en diciembre de 2015. Frente al problema principal del déficit para generar las divisas necesarias para continuar con el proceso de inclusión social se recurrió a la toma desenfrenada de deuda. Pero no sólo eso, al mismo tiempo se eliminaron todas las regulaciones a los movimientos de capitales y, como si no fuese suficiente, también se eliminó la obligatoriedad de liquidar divisas. Dicho de otra manera, mientras se dejaba que la nueva deuda se recicle en fuga, se aumentaba la demanda futura de divisas al mismo tiempo que se reducía voluntariamente la oferta futura. El rumbo era hacia una colisión inevitable. Se sabía que el choque se produciría más temprano que tarde, pero sin una bola de cristal era imposible adelantar la fecha exacta. El colapso, hoy se sabe, comenzó a manifestarse en abril de 2018, con el cierre de los mercados externos. Ya con el FMI adentro y la profundización del ajuste, la pregunta más honesta que cualquiera podía hacerse era “¿estalla antes o después del 10 de diciembre?”. Sin importar el lado desde el que se mirara ¿le estalla a ellos o nos estalla a nosotros?

Le estalló a Cambiemos y en la caída no le quedó una sola bandera en pie. La secuencia fue terrible: megadeuda, megadevaluación, inicio de default y control cambiario. Todo esto en tiempo récord y tras haber recibido una economía desendeudada. Para graficar la experiencia macrista el lector puede imaginar que le dan a administrar una empresa saneada y en marcha y que la devuelve superendeudada, con patrimonio neto negativo, en concurso de acreedores, con la mitad de las máquinas paradas y con menos trabajadores.

Carece de sentido ensañarse en la secuencia de medidas producidas tras la asunción de Hernán Lacunza en Hacienda. Puede decirse que el gobierno corrió detrás de los acontecimientos, que recién actuó después del drenaje de más de 12 mil millones de dólares de reservas tras las PASO, y con las acciones y bonos soberanos derrumbados y sin piso, pero la realidad es que al oficialismo no le quedaban más alternativas. Tanto el “reperfilamiento” como los controles cambiarios fueron medidas inevitables para eludir un colapso mayor de consecuencias impredecibles, ya que sobre el fin de la semana pasada hasta se había puesto en marcha una corrida bancaria.

Quizá esta vez la sociedad argentina finalmente aprenda que cuidar los dólares escasos debe ser siempre un objetivo de la política económica. Quizá la actual recaída neoliberal sea la última. Pero conviene no ilusionarse. Lo mejor es ponerse nuevamente a trabajar contra las interpretaciones falsas. Hasta hace muy poco los ideólogos del actual fracaso afirmaban que estábamos frente al “tercer intento de modernización de la economía argentina” luego de la dictadura y los ’90. No es casual que todo haya terminado igual. Apenas resta esperar que la tercera sea la vencida.

Fuente: PÁGINA 12

¿’DEFAULT’ O REPERFILAMIENTO?: EL LENGUAJE DE LOS MEDIOS ARGENTINOS SEGÚN QUÉ GOBIERNO . CECILIA GONZÁLEZ

CECILIA GONZÁLEZ

El doble estándar del lenguaje que está instalado en Argentina es promovido por la clase política y amparado por la prensa que respalda, difunde y construye relatos para proteger a los gobiernos y líderes que apoya, y afectar a los que no. El sesgo mediático para informar a la sociedad quedó otra vez en evidencia a raíz de los nuevos capítulos de la larga y cada vez más profunda crisis económica que padece el país.

Durante la presidencia de Mauricio Macri, el diario La Nación y el Grupo Clarín, que es el multimedios más importante de Argentina, ejercieron una línea editorial macrista, a diferencia de la férrea oposición que mostraron al gobierno de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner. Esa adherencia les permite minimizar o evitar noticias que, en el caso del kirchnerismo, solían magnificar para azuzar la indignación ciudadana. Su papel es central porque todavía tienen altos niveles de penetración para imponer la agenda del debate público, algo que no pueden hacer con tanta facilidad los diarios opositores Página 12 o Tiempo Argentino; el diario Perfil, que suele mostrar un mayor esfuerzo de equilibrio, o el portal Infobae, líder en noticias digitales que mezcla notas de periodistas militantes macristas con otras voces críticas.

En las últimas semanas, la prensa oficialista comenzó a alejarse ante la dura derrota que Macri sufrió en las elecciones primarias frente al candidato peronista a la presidencia, Alberto Fernández. De pronto aparecieron inusuales reproches al gobierno por parte de periodistas y analistas que hasta ahora lo habían defendido con fervor.

Sorprendentes 15 puntos de diferencia.
Que no vio nadie.

Tremenda piña se dio el gobierno.

Tremenda páliza recibió.

Hubo un profundo voto bronca. Inapelable! Definitivo.

— Eduardo Feinmann (@edufeiok) August 12, 2019

Pero la ruptura todavía no es total.

Los mismos medios que demonizaron la palabra “cepo” porque formaba parte de la política económica kirchnerista, hoy se resisten a utilizarla aunque el macrismo haya impuesto una medida similar, en un esfuerzo de evitar más fuga de capitales a menos de dos meses de las elecciones. Periodistas oficialistas prefieren repetir la definición oficial y llamarla “control de cambios”.

Seguir leyendo ¿’DEFAULT’ O REPERFILAMIENTO?: EL LENGUAJE DE LOS MEDIOS ARGENTINOS SEGÚN QUÉ GOBIERNO . CECILIA GONZÁLEZ

ARGENTINA: HAMBRE MATA BIG DATA. JOSÉ STEINSLEGER

JOSÉ STEINSLEGER

jose steinslegerActivista del gremio docente en la provincia de Buenos Aires (37 por ciento del electorado nacional), la maestra venía librando una lucha tenaz en defensa de la educación pública, contra el gobierno de Mauricio Macri.

En ocasiones, con su mísero salario, compraba leche y pancitos dulces para los más pequeños. Pero un día, desolada, confesó a la directora del plantel: ¡No puedo más! Los niños descargan en el aula la violencia que viven en sus casas, y los adolescentes me insultan cuando les pido que apaguen el celular.

Sin embargo, tras la derrota de Macri en las primarias (elecciones que habilitaron a los partidos que competirán en las presidenciales de octubre), la maestra me describió (por WhatsApp) la euforia de sus alumnos en el salón de clases. Transcribo sus observaciones y el diálogo que sostuvo con uno de ellos.

–Los veo muy alegres… –dijo a lxs jóvenes que habían votado por primera vez (16-17 años). No la dejaron seguir.

–¡Ganó Cristina, profe!

A la salida de clases, la maestra se cruzó con el joven que el año pasado la había acusado de kirchnerista. Le dijo: ¿sabías que tu señalamiento pudo costarme un sumario en el Ministerio? El joven bajó la cabeza: “Perdón, profe…”.

La maestra lo consoló: “Está todo bien… ¡No es el fin del mundo! Lo importante es que pudiste votar. Te felicito”. Aliviado, el muchacho dijo que necesitaba contarle algo. La maestra accedió y tomaron asiento en el paradero del autobús.

–Mire, profe… Ojalá me entienda. En casa, las cosas andan mal. A mi viejo lo despidieron de la fábrica en la que trabajó 28 años. Mi mamá limpia ahora baños en un banco. Mi hermana de 14 años quedó embarazada, y el cura de la parroquia le dijo: si abortás, te vas derechito al infierno.

Sigue: “Mi hermano logró graduarse de agrónomo, pero dice que, si no encuentra trabajo, se irá del país. A mis abuelos los acomodamos en el comedor porque la jubilación no les alcanza… En la época de Cristina hacíamos asados los domingos con la familia, y hasta invitábamos a conocidos del barrio. En el verano, subíamos a la chata [camioneta], y pasábamos 10 días en Mar del Plata”.

Abrumada, la maestra interrumpió: “Perdón, no quisiera hablar de política, pero… ¿en qué momento empezó el rechazo al kirchnerismo?”

El muchacho se alzó de hombros. ¡Qué sé yo!, masculló. Mi viejo nunca fue peronista y la política le importaba poco. Pero sin darnos cuenta, el humor de la familia empezó a cambiar.

–¿A cambiar cómo? –inquirió la ­maestra.

El joven volvió a alzarse de hombros: “¿Cómo le explico?… Encendíamos la tele, y empezaban las discusiones. Mamá decía que gracias a Cristina, los abuelos conocieron el mar y que en la obra social les daban gratis las medicinas. Papá se ponía furioso: ¡Se robaron todo! ¡La yegua es corrupta! ¡Vamos camino a Venezuela! ¡Hay que apoyar al campo!…”

–¿Tu papá tiene campos?

–¿Qué campos, profe? Si las cosas siguen así, tendremos que vender la casa que mi viejo compró con su esfuerzo individual…

–¿Y cómo hizo para comprar la casa?

–¡Ah, eso sí! Cuando el gobierno de los K nos aprobó un crédito hipotecario, gritamos de felicidad. No podíamos creerlo…

–Y luego, votaron a Macri. A ver… ¿tu hermano se graduó en universidad pública o privada?

–Pública. La inauguró Cristina en persona, y está dentro del distrito. De otro modo, imposible. Mi hermano trabajaba y la de Buenos Aires queda a dos horas y media de acá.

La maestra resumió: “O sea que con los Kirchner tu papá pudo comprar la ­casa, tu hermano se graduó de agrónomo, la jubilación de los abuelos alcanzaba, en la obra social conseguían las medicinas que necesitaban, podían irse de vacaciones a Mar del Plata… ¿cómo crees que todo esto era posible?”

–No lo sé, profe… ¿Usted qué dice?

–Piénsalo. Te lo dejo de tarea.

La maestra terminó contando que el día de las primarias todos madrugaron en casa de su alumno, y en el desayuno el papá advirtió: “En esta familia somos siete, y cada día se come menos. Espero que no se equivoquen al votar. El gato [así le dicen a Macri]… ¡no volverá a engañarnos!”

FOTÓGRAFO QUE RETRATÓ A MACRI “PINOCHO”, FUE DESPEDIDO DEL DIARIO CLARÍN

Se trata de Rubén Digilio, quien fue uno de los 60 trabajadores despedidos por el diario y que durante la campaña de 2015, capturó la famosa imagen de “Macri Pinocho”. Llevaba más de 20 años trabajando en la empresa.
Macri como “Pinocho”

El fotógrafo Rubén Digilio, autor del chiste sutil de Macri “Pinocho” en la campaña de 2015, fue uno de los más de 60 trabajadores de Clarín, Olé y otros sectores de AGEA que se encontraron con un vallado y gran presencia policial en la puerta de su trabajo, donde la seguridad con un listado que les avisaban si podían entrar o no.

La fotografía tuvo una gran recepción en la sociedad y fue expuesta en la muestra anual de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA). Fue muy comentada y también generó numerosos chistes respecto a la imagen del presidente Mauricio Macri.

En la imagen se puede observar a Macri, en plena campaña de 2015, y a su sombra proyectada donde le crece la nariz “mentirosa” de Pinocho.

Sin embargo, Digilio tuvo la desagradable sorpresa de ser uno de los 60 trabajadores despedidos del “Gran Diario Argentino”.

Al igual que sus compañeros, ayer por la mañana se topó con un importante vallado y gran presencia policial en la puerta de su trabajo. Allí la seguridad dio los nombres de quienes no podían entrar y Digilio que tenía más de 20 años en la empresa, fue echado.

Fuente: TN24

PRINCESA. VÍCTOR HEREDIA

Antonia-Heredia

En marzo de 2015 falleció Antonia Heredia, integrante de las Madres de la Plaza de Mayo y mamá del cantautor argentino Víctor Heredia, muy conocido y apreciado en Cuba, y de María Cristina Cornou. La anciana murió sin haberse reencontrado con su nieto o nieta, ya que su hija Cristina (Mara) estaba embarazada de cuatro meses al ser secuestrada y desaparecida en plena dictadura cívico-militar.

María Cristina era maestra en una escuela rural de Moreno, y muy querida por su ternura y compromiso entre sus colegas, alumnos y padres.

El 17 de junio de 1976, un comando del Ejército llegó a la localidad bonaerense de Paso del Rey, entró a la casa donde vivía la joven maestra y la secuestró, junto a su pareja, el escritor Nicolás Grandi, ante la mirada de Yamila, la hija de ambos, una niña de apenas dos años. Yamila después contaría: “a papá y a mamá les pusieron un líquido de la estufa”. Se trataba de kerosene.

Uno de los guardias golpeó la ventana de la casa vecina (la familia Padín), y cuando la abrieron, tiró a la niña envuelta en una frazada. Y se fue, y se marcharon.

Los vecinos avisaron a la familia, que fue a la Comisaría. Pasaron los días, los meses, los años, y nunca pudieron saber a dónde llevaron a María Cristina y su marido los milicos.

Una de las posibilidades es que a él lo hubiesen matado enseguida, y que a Cristina la dejaran viva hasta que naciera el bebé y después sí la asesinaran.*

He aquí el conmovedor y hermoso poema que escribió Víctor Heredia ante la muerte de su madre:

PRINCESA

Estos últimos días recordé, recordamos.
Y siempre estaba allí tu mano, aferrando la mía.
Hasta ayer que la vida decidió que era tiempo
de soltarnos, princesa.

Que este niño asustado en medio de la calle,
huérfano de tu leche, de humildes cascarillas,
de radio y pan casero reclame tu sonrisa.

Ahora sí que están lejos todas mis lejanías,
ahora sí que se hizo de noche en pleno día.
Ahora sí que el pasado es una piedra enorme
que inunda mis pulmones y respira su infame
canción de muerto en vida.

Calesitas de lata, aviones de madera,
soldaditos de plomo, cochecitos a cuerda
que se ponen en marcha detrás de un barrilete
que esparce tu ceniza sobre un cielo que dice
que nunca te pudimos devolver a Cristina.

Pero algo nace ahora, de pronto, madrecita,
porque antes si añoraba, si te necesitaba
te sabía en tu sitio, tu jardín, nuestra casa, el cielo
donde siempre tejías esperanzas.

Hoy sentí que tus alas cobijarán mi mundo,
que decidiste hacerte picaflor, mariposa,
esa brisa que mece, asintiendo, al aromo,
los álamos, los árboles que amabas,
que con sus manos verdes nos regaló Marisa.
Que vas a protegernos a todos, princesita.

Ojalá me lo crea porque nunca, te juro,
me había sentido así, tan inerme,
tan solo.

VÍCTOR HEREDIA 3

*Nota redactada a partir de un texto de Alicia Vicchio, aparecido en RadioLaRioja.

 

GOBIERNO INTENTA CERRAR C5N, CANAL CRÍTICO DE MACRI. STELLA CALLONI

stella_calloni

STELLA CALLONI

Buenos Aires. Una ola de rechazo de sectores opositores, movimientos políticos, sociales, culturales y de sindicatos de periodistas fue la respuesta al intento del gobierno del presidente Mauricio Macri de cerrar el único canal de televisión –C5N– que tiene programas críticos y de investigación, que difunde las manifestaciones, la protesta social y los hechos que los medios masivos de comunicación oficialistas ocultan, lo que molesta al oficialismo.

El gobierno utilizó nuevamente a la justicia, en este caso tres jueces de la cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial “D, en lo que se ha calificado como una extorsión al negar una resolución del juez Javier Costentino quien había dispuesto que se estableciera una cuenta inembargable para pagar a los trabajadores de C5N, y otros de radios afines, debido a que los dueños de la empresa que tiene el canal y otros medios están ilegalmente detenidos, en otra jugada de la justicia “modelo M” como la llaman aquí. La misma Agencia Federal de Impuestos (AFIP) que impidió a los empresarios Cristóbal López y Fabián de Souza, dueños de la empresa que administra C5N y otros medios, pagar una cuenta de deuda de impuestos, considerando esta como “fraude” y no como evasión, con lo que ya la cuenta estaría saldada, y que determinó a la justicia adicta a ordenar su prisión, desde el año pasado, ahora logró que la Cámara D, impidiera la resolución que establecía que se depositara a una cuenta para pagar estos salarios.

Los jueces Gerardo Vasallo, Pablo Heredia,y Juan Garibotto, tomaron la decisión a pesar de que la propia resolución admite que se debe amparar a los trabajadores en estas circunstancias. Son los que condenaron al perseguido periodista Víctor Hugo Morales a indemnizar a Cablevisión, del grupo Clarín, por mostrar en un programa breves imágenes de un partido entre Boca y Real Madrid por la copa Intercontinental en 2000 por una suma cercana al millón de pesos. Morales fue despedido de una radio por instrucciones oficiales, su casa fue allanada y tiene ahora una columna en C5N. Además, estos jueces también aprobaron la reestructuración de las deudas de Cablevisión lo que era indispensable para su fusión con Multicanal.

Desde que Macri asumió el gobierno, en diciembre de 2015, más de tres mil periodistas fueron despedidos por razones políticas, se destruyeron agencias de noticias y otros medios públicos, se acabó con la Ley de Medios Audiovisuales, considerada como la más democrática en el mundo, y se aumentó la concentración en manos del Grupo Clarín. En estos días también el diario La Nación ha despedido trabajadores, mientras se persigue a radio comunitarias y también a canales comunitarios como Barricada Tv y otros.

Seguir leyendo GOBIERNO INTENTA CERRAR C5N, CANAL CRÍTICO DE MACRI. STELLA CALLONI

LA IGLESIA DE MI MADRE Y LOS PAÑUELOS VERDES. MEMPO GIARDINELLI

Imagen: Sandra Cartasso

MEMPO GIARDINELLI

mempo 1Siempre tan contradictoria, la Santa Madre. La semana pasada jugó un papel fundamental, que sintoniza con la tragedia contemporánea de este país en el que la pérdida de nacionalidad y soberanía es el resultado más desesperante de la locura gubernamental-mediática que ignora el riesgo de desatar violencia.

El rol de la iglesia católica fue fundamental una vez más. Porque es la misma iglesia que desde que somos nación, y desde antes, todo el período colonial, fue factor fundamental de la irregular construcción de la sociedad que hoy somos y que está, más que nunca antes, en riesgo de disolución.

Fue extraordinario esta semana, por segunda vez en lo que va del año, el debate parlamentario (esta vez en el Senado) para sancionar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Que no se logró y que sólo parece demorada por acción y efecto de las jerarquías y las feligresías cristianas más fanatizadas, y digo cristianas porque hay que incluir a muchas iglesias, credos, sectas y mercachifles de las que sobreabundan hoy en nuestro país y en toda Nuestra América y que han sido y son –aunque duela admitirlo– el triunfo ideológico más impactante del poder mundial que llamamos neoliberalismo.

El debate en el Senado, que mantuvo en vilo al país durante todo un día y hasta la madrugada, evocó al de 1987 por el divorcio. Sólo que la IVE seguramente será sancionada más pronto que tarde. Porque esta vez no lo fue debido a sagaces maniobras de la ultraderecha argentina, que es muy poderosa cuando se abroquela y maniobra, y además temible y capaz de todo. Y este “todo” no es exageración: ahora se vio nuevamente la escalofriante cruz con la V debajo, que se traduce en la consigna Cristo Vence y cuyo letal antecedente son los bombardeos a la Ciudad de Buenos Aires del 16 de junio de 1955 por parte de aviones de la Marina de Guerra cuyos fuselajes lucían la cruz sobre la V y cuyas bombas destruyeron Plaza de Mayo y el centro porteño causando 400 muertos.

Ahora volvieron a jugar a fondo, y si bien no le cabe directa responsabilidad criminal alguna a la jerarquía eclesiástica, es indudable que en circunstancias decisivas (y la ley de IVE para ellos lo es) jamás condena a sus militantes más fanáticos y criminales. Esos que llamamos fascistas, y que tanto horror y dolor han causado y siguen causando en todo el mundo.

Esa ceguera de las jerarquías católicas, que en esencia han evolucionado muy poco desde 1955 y del otro horror que fue bendecir sistemáticamente las torturas, los robos de niños, la corrupción militar y policial y el genocidio de los años 1976 a 1983, ha retornado ahora, en democracia, y es preocupante. No porque consiguieron demorar la ley de IVE sino porque evidencian una línea de pensamientos y acciones que no se condicen ni con la modernidad del Siglo XXI ni con la democracia imperfecta que hoy tenemos, arruinada por los daños institucionales que le infringen gobierno, jueces y mentimedios.  Seguir leyendo LA IGLESIA DE MI MADRE Y LOS PAÑUELOS VERDES. MEMPO GIARDINELLI

“A VECES LES REGALAMOS UN PODER QUE NO TIENEN.” JUAN CARLOS MONEDERO

Entrevista al cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero sobre el desafío ante los conservadores
El académico español más relacionado con América latina habla de Macri, de la influencia que tienen los grandes medios y también de la que carecen, del realismo y de la necesidad política de arriesgar.
Juan Carlos Monedero. Imagen: Guadalupe Lombardo
Politólogo y político, profesor de la Universidad Complutense y cofundador de Podemos, este madrileño de 55 años es uno de los investigadores europeos más vinculados a temas latinoamericanos. Pasó por Buenos Aires invitado por la Universidad de Quilmes y con actividades en el Centro Cultural de la Cooperación y en la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.

Hace un año la principal agrupación de la izquierda española presentó la primera moción de censura para que el Congreso de los Diputados le retirase la confianza al entonces presidente del Gobierno Mariano Rajoy, del derechista Partido Popular. El 1ª de junio último otra moción de censura terminó con Rajoy, referente internacional de Mauricio Macri, y puso en la Moncloa al socialista Pedro Sánchez.

   –Nosotros teníamos grandes intuiciones y, sobre todo, la firme voluntad de que Rajoy terminara -dijo Monedero en diálogo con Página/12.

–¿Y él imaginaba que su fin era posible?

–Rajoy estaba metido en la estrategia de la impunidad, en la que llevaba casi 15 años. Controlaban los espacios más relevantes de la Judicatura, el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial y el Tribunal Supremo. Pensaban que todo eso sería una garantía. Me gustaría insistir en algo, también para la Argentina: nunca tienen todo el poder. No tienen todos los jueces, no tienen todos los fiscales.

–No logran concretar la vieja ilusión del control total. 

–Dentro del marxismo hay una discusión. Las explicaciones muy estructuralistas toman al pie de la letra aquello de que el poder es el consejo de administración de los intereses de la burguesía y que es un ente cerrado que siempre obra a mayor gloria de las minorías. Pero no son explicaciones verdaderas. Ni el poder es uno, ni es el capital es uno, ni todo está tan organizado, y también se equivocan, y no lo controlan todo… A veces les regalamos un poder que no tienen. Una parte de nuestras sociedades democráticas existen por nuestras victorias. Cuando uno hace un discurso muy negativo o muy oscuro está renunciando a su parte de victoria.

–¿A qué parte de victoria renunciaría, por ejemplo?

–A los derechos laborales, al derecho al voto, la universalidad de la ley, el derecho a la manifestación y a la huelga, el derecho a reunirse, el derecho a la comunicación… Hay una serie de cuestiones que no perdimos. Yo entiendo que ahora mismo la Argentina está bajo riesgo. Y es obvio que la Junta Militar, con la excusa de la lucha contra la insurgencia, dinamitó el Estado de Derecho. Y es verdad que este gobierno quiere dinamitar todo lo que significó el kirchnerismo. Pero eso no quiere decir que les vaya a salir. No es cierto que estemos como en la dictadura. Es verdad que los principales diarios mienten y son empresas de comunicación al servicio del poder. Pero no es verdad que tengan toda la comunicación, que controlen toda la Internet, o que no exista PáginaI12. Con los discursos apocalípticos a veces estamos invitando a la resignación. Alguna izquierda cree que es más profunda y astuta cuando hace análisis muy pesimistas. En el fondo queda como rehén del enemigo.

–¿Cuál es la clave del análisis realista?

–No pensar deseando.  Seguir leyendo “A VECES LES REGALAMOS UN PODER QUE NO TIENEN.” JUAN CARLOS MONEDERO

ARGENTINA: AJUSTE, MILITARIZACIÓN Y ALINEAMIENTO CON EE.UU. CELAG

CELAG

Argentina: ajuste, militarización y alineamiento con EE.UU.

Desde su llegada a la Presidencia argentina, Mauricio Macri ha impulsado un viraje del país hacia el neoliberalismo puro y duro: medidas de ajuste y austeridad que están teniendo fuerte impacto negativo en la vida cotidiana de la clase media y clases populares. Este giro ha sido acompañado por una serie de lineamientos orientados a “garantizar la seguridad”, que se traducen en un aumento de la presencia de las fuerzas policiales en las calles y en un cambio en el rol de las fuerzas armadas, con un rol activo en la “seguridad interna”[1].

Todos estos aspectos marcan un quiebre respecto de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, caracterizados por una política de Derechos Humanos sumamente crítica respecto del rol jugado por las FF.AA. en la seguridad interna durante los gobiernos cívico-militares. A su vez, ello se tradujo en un apuntalamiento de la noción de “defensa” frente a la de “seguridad” y por ello entró en tensión con algunos parámetros de la guerra contra las drogas impulsada desde EE.UU.

El actual Gobierno no sólo está predispuesto a propiciar la militarización de la seguridad adscribiendo a los lineamientos de la guerra antinarcóticos, con las consecuencias que esto puede tener considerando el saldo que esta guerra está dejando en Colombia, México y América Central. El alineamiento con EE.UU. en materia de seguridad permite visualizar la injerencia en asuntos internos, como la agenda de seguridad, que es otra de las dimensiones que ha quedado a disposición de intereses de las grandes corporaciones, instituciones internacionales y gobiernos de países centrales. La geopolítica y las necesidades de “seguridad” vienen asociadas a intereses geoeconómicos, léase: recursos estratégicos (hidrocarburos) e inversiones en determinados sectores, incluido el negocio de la seguridad (venta de armas, software, cursos de entrenamiento, asesoramiento, etc.).

EE.UU. y el negocio de la seguridad

En el marco de esta decisión de otorgar un rol más protagónico a las FF.AA. en la seguridad interna, llegaron en julio a la Argentina la mitad de los doce aviones Beenchcraft T-6C Texan II que compró el Gobierno de Macri a EE.UU. Se afirma que con la llegada de estos aviones, los Embraer EMB-312 Tucano que eran utilizados para entrenamiento, serían enviados al norte del país para formar a efectivos en tareas de vigilancia y control aeroespacial en las fronteras con Paraguay y Bolivia.[2] Estas acciones pueden ser justificadas en el marco de la guerra antinarcóticos, pero contribuyen a la militarización de la frontera con países de donde proviene la migración concebida como “indeseada” por la gestión del PRO, si consideramos las medidas implementadas por el actual Gobierno para controlar la migración limítrofe[3].

En nota del Departamento de Defensa de EE.UU. (2016) que autorizaba la venta de los aviones se plantea que el Ejército argentino se embarcó en un ambicioso camino hacia la modernización de su material militar, y que esta transacción contribuirá a la política exterior y la seguridad nacional de EE.UU., al mejorar la seguridad de un “importante aliado no perteneciente a la OTAN”.[4]

La compra de armas a EE.UU. y el alineamiento sin tensiones a su política de seguridad hemisférica se hizo visible desde los primeros días del Gobierno de Macri y durante las visitas del ex-presidente Obama y del vicepresidente Kerry (2016), cuando se firmaron una serie de acuerdos de cooperación que incluyeron temas como: apertura comercial, intercambios educativos, sector energético, asistencia en la Triple Frontera, coordinación de misiones militares en África, creación de Centros de Fusión de Inteligencia, cooperación entre fuerzas de seguridad, la lucha contra el narcotráfico y terrorismo, entre otros[5] (ver tabla 1).  Seguir leyendo ARGENTINA: AJUSTE, MILITARIZACIÓN Y ALINEAMIENTO CON EE.UU. CELAG

ARGENTINA: LLEGARON PARA DESTRUIR. CARLOS PRIGOLLINI

carlos-prigollini-2

CARLOS PRIGOLLINI

  “El mercado es insuperable en términos técnicos.

                     Pero también en términos morales”.

                                                         Friedrich Von Hayek.

Tanto el poder como sus mercenarios mediáticos ya no pueden seguir fingiendo sus mentiras y traiciones. Atrás quedaron los titulares de engaño y sobreactuación como “la pesada herencia” o “se robaron todo”.

Si bien es cierto que un núcleo duro continúa más preocupado porque los “negros y la clase baja” nunca los alcance, por lo tanto bienvenida la represión y el autoengaño. En contraste a ello, es obvio que la inmensa mayoría ante la avalancha de supertarifazos y aumento brutal de comida, transporte e impuestos, sumado a la angustiante amenaza de la pérdida de trabajo se pregunta ¿como carajos votamos a este tipo?

La alianza Cambiemos en solo dos años excluyó grandes derechos sociales, laborales y humanos adquiridos, destruyó ciudades enteras como Río Turbio, Chascomús o Azul, no cesó en su intento de despedir a diario más de 150/200 trabajadores en aras de “achicar el Estado”, mientras simultaneamente y con total cinismo familiares y amigos de este grupo de Ceos llegaban a ocupar sin idoneidad alguna altos puestos gerenciales en un proceso único de creación de subsecretarías y direcciones en las que nadie aclara para que sirven.

Seguir leyendo ARGENTINA: LLEGARON PARA DESTRUIR. CARLOS PRIGOLLINI

LAWFARE: LA VÍA “JUSTA” AL NEOLIBERALISMO. VARIOS AUTORES

  Lawfare: la vía “justa” al neoliberalismo

El juicio a Lula da Silva se lleva a cabo como parte de la mega causa conocida como “Lava Jato”, que fue el marco aparentemente legal mediante el cual se perpetró el golpe de Estado a la expresidenta Dilma Rousseff [1]. Este juicio es parte de una estrategia de Lawfare, tal como lo han denominado especialistas[2], que implica: el uso indebido de herramientas jurídicas para la persecución política, el uso de la ley como un arma para destruir al adversario político por la vía judicial[3]. Lo anterior se inscribe en un proceso de judicialización de la política (desde arriba), donde el aparato judicial se “eleva” por encima del Poder Legislativo y del Ejecutivo, dinámica que puede conducir a una “dictadura de los jueces” (y una pérdida total de equilibrio entre poderes)[4].Para ser exitosa, esta guerra jurídica requiere articulación con los medios de comunicación y redes sociales, que operan para manufacturar consentimiento en contra o a favor de determinadas personalidades, grupos o sectores políticos[5]. La aceptación o la eliminación y desmoralización del adversario político se concreta especialmente en el plano de la opinión pública[6].

Uno de los objetivos del Lawfare a corto y mediano plazo es lograr la restauración del neoliberalismo también por la vía judicial.

La legitimidad otorgada al proceso de judicialización de la política emana del consenso sobre la “corrupción” como problema fundamental de América Latina[7]. Esto fue manifestado por Instituciones Financieras Internacionales y agencias del Gobierno estadounidense promotoras del Ajuste Estructural y modernización del Estado en los ‘80 y ‘90[8], pero, en los últimos años, se presenta como un problema endémico en gobiernos progresistas o llamados despectivamente “populismos de izquierda”[9]. Analistas internacionales, thinktanks y “expertos”, argumentan a favor de esta visión, que tiende a ser reproducida por la prensa hegemónica, alimentando un sentido común en el que, por ejemplo, la corrupción es la causa de la pobreza[10], sobre todo en aquellos países bajo regímenes democráticos-autoritarios competitivos (así se clasifica a Venezuela, Bolivia, Ecuador -durante la gestión de Correa- y Argentina -durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner-)[11].

La tesis principal es que estos gobiernos, al otorgar mayor protagonismo al Estado, en particular en la regulación de la economía, al repolitizarlo y revalorar lo público, privilegiaron la utilización de influencias y fondos públicos para beneficio personal y la utilización de los poderes del Estado para evitar la rendición de cuentas. Esto se considera como la principal causa del aumento de la pobreza[12] y del debilitamiento de la democracia a tal punto, que –según “expertos”– la gente estaría dispuesta a apoyar incluso una dictadura militar con tal de acabar con el crimen y la corrupción[13].

Esta base argumental y la existencia de procesos de guerra jurídica contra exfuncionarios de gobiernos progresistas, dan cuenta de que hay otros intereses más allá de la supuesta batalla “imparcial” contra la corrupción. Uno de los objetivos del Lawfare a corto y mediano plazo es lograr la restauración del neoliberalismo también por la vía judicial. Se recurre a un estado de excepción por medio de herramientas (supuestamente) legales (así definidas por un aparato judicial que se elevó por encima de los demás poderes), que en los hechos, conducen a la omisión de la ley a favor de la imposición violenta de un nuevo orden[14]. Este orden intenta mostrarse como legal, “naturalmente” predispuesto a la rendición de cuentas y a la transparencia (es decir, contrario a prácticas corruptas), por seguir la lógica y el “modo de hacer las cosas” (de forma correcta) del sector privado; por estar resguardado y dirigido por empresarios devenidos en políticos.  Seguir leyendo LAWFARE: LA VÍA “JUSTA” AL NEOLIBERALISMO. VARIOS AUTORES

ARGENTINA: UNA (OTRA) REFORMA A ESPALDAS DEL PUEBLO

NUESTRA PROPUESTA

EL CONGRESO DESOYÓ AL PUEBLO |19.12.2017 

Una reforma a espaldas del pueblo

Quedó demostrado el contundente rechazo de la sociedad a la reforma previsional en otra jornada histórica de lucha en un diciembre argentino. A pesar de ello, la política institucional de Cambiemos se impuso y se votó de espalda a los trabajadores

Por 127 votos contra 117 la Cámara de Diputados, tras una sesión que duró más de doce horas, y que el oficialismo mantuvo en pie pese a las masivas movilizaciones en contra durante toda la jornada, aprobó la reforma previsional que propone un violento ajuste sobre jubilados, pensionados y beneficiarios de asignaciones.

Pocas veces como en esta jornada el Congreso Nacional demostró estar tan lejos y disociado del pueblo. Mejor dicho: la decisión política del bloque de Cambiemos de apretar el acelerador y aprobar la reforma a como dé lugar plantea el siguiente interrogante: ¿obtuvo el gobierno una victoria pírrica?

Esto será algo que sólo que el tiempo podrá dilucidar y en parte dependerá de la capacidad articuladora de la oposición popular y antineoliberal. Mientras, hay una realidad que es indiscutible: pese a todo, Cambiemos logró imponer la reforma previsional ¿El costo será altísimo? Se puede arriesgar que sí, más aún en un país como la Argentina donde la memoria colectiva juega un rol fundamental y aún se mantiene abierta la herida causada en el 2001 con el quite del 13 por ciento a las jubilaciones.  Seguir leyendo ARGENTINA: UNA (OTRA) REFORMA A ESPALDAS DEL PUEBLO

CUMBRE OMC EN ARGENTINA, DEPORTACIONES: “UN HECHO INÉDITO Y MUY GRAVE”. BERNARD CASSEN

Entrevista a Bernard Cassen, fundador y presidente honorario de Attac
El presidente de la asociación que busca poner un impuesto a las transacciones financieras está indignado con Macri por las restricciones y las deportaciones. “Nuestro combate fue siempre pacífico”, dijo.
 MARTÍN GRANOVSKY / PÁGINA 12

Ex director general de Le Monde Diplomatique, Bernard Cassen es el presidente honorario de Attac, sigla de la Asociación por la Tasación de las Transacciones financieras y por la Acción Ciudadana. El propio Cassen la fundó en 1998 junto con su colega el periodista Ignacio Ramonet. Ni Cassen ni Ramonet se dedicaron jamás a lanzar arpones contra vallas policiales ni a levantar adoquines en las cumbres globales para arrojárselos a las fuerzas de seguridad. De ahí el asombro manifestado a Página 12 por Cassen ante la deportación de los delegados de todo el mundo.

El periodista francés mantuvo una conversación telefónica con este diario a las cuatro de la tarde del domingo parisino, las 12 del mediodía en la Argentina. Justo cuando el Gobierno comenzaba a revisar algunos casos después de notar que el conflicto diplomático con Noruega podía agudizarse y ampliarse a otros países. Tarde, porque la mayoría de los que reciban su permiso se habrán perdido como mínimo la Declaración Presidencial de Buenos Aires, un documento latinoamericano que coincidió en “la importancia de preservar y fortalecer” el sistema multilateral de comercio.

–¿Attac apoya las formas violentas de protesta?

–Nunca. Nuestro combate siempre fue pacífico. El Presidente Mauricio Macri deportó expertos y activistas a partir de una base falsa. Yo mismo estuve varias veces en la Argentina sin ningún problema.

–¿Cuándo fue la primera vez?

–En 1971.

–No había Attac en el mundo ni democracia en la Argentina.

–No, claro. Mire, en muchas cumbres hay grupos violentos. Los black bloc, por ejemplo, que actúan en Francia o en otros países. La típica imagen de los que usan la táctica de vestirse de negro y realizar acciones duras en medio de protestas contra la globalización. Attac nunca los apoyó. Macri cometió un acto ilegal, escandaloso, que revela un total desconocimiento de la política internacional. Es raro, ¿no? En París hubo actos violentos en las manifestaciones que organizamos recientemente contra la reforma que busca la flexibilización laboral. Pero los violentos no eran los manifestantes ni los dirigentes sindicales. Y a veces sucede que para la misma policía es difícil manejar a esos grupos pequeños. Los que no pudieron entrar a la Argentina ya estaban acreditados ante la OMC. O sea que el Gobierno argentino impidió la libre circulación de las personas. Un hecho inédito en este tipo de cumbres. Contraproducente para el Gobierno, a menos que busque algo. Qué busca, deben analizarlo los argentinos. Pero lo que pasó es muy grave y fue registrado por todos los medios de Europa y del mundo.  Seguir leyendo CUMBRE OMC EN ARGENTINA, DEPORTACIONES: “UN HECHO INÉDITO Y MUY GRAVE”. BERNARD CASSEN

A %d blogueros les gusta esto: