Archivo de la etiqueta: ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

ALLÍ, DONDE SE REPARAN CORAZONES. ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

FRAGMENTOS DE UNA ENTREVISTA A GUILLE VILAR

 

ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

Una mala pasada le volvió a jugar el destino a “El Guille”. El intenso dolor le avisó sobre el regreso de un “viejo padecimiento”. Después, un recorrido ya conocido: sala de Urgencia del Instituto Cardiovascular, ingreso, intervención quirúrgica de último momento y la posterior rehabilitación. Allí, en la sala 11 del tercer piso del prestigioso centro hospitalario, especializado en dolencias cardiovasculares, un corazón varias veces reparado se recupera. Es el Guille Vilar. A su encuentro acudió la periodista Arleen Rodríguez Derivet, con el abrazo fraterno de la amiga y esa compañera inseparable de ambos que es la música.

Casi se le para el corazón al Guille Vilar. Entrañable, ¿cómo se dice en el ambiente a esto que somos tu y yo? ¿Yuntas, entrañables?

Imagínate tú, almas gemelas.

Almas gemelas, eso me gusta mucho más. Estamos aquí en el Cardiovascular porque el Guille Vilar acaba de salir de una operación complicadita, como son todas las operaciones del corazón. La tercera ya de estas intervenciones quirúrgicas. ¿Qué pasa en el corazón de Guille Vilar?

Bueno, me lo han partido muchas veces. No, ese es el metabolismo, la gente dice, tú fumas, no fumes mucho, tú haces tal cosa… yo digo, no, no es nada de eso, es que el ser humano tiene un metabolismo y el mío produce grasa en las arterias y esa grasa provoca obstrucción, lo que hace que el corazón te duela. Entonces, vienes para acá enseguida y te lo destupen.

Es decir, ¿estás aquí porque te duele el corazón?

Me dolía, ya no.

¿Entonces es verdad que el corazón duele?

Sí, sí duele. No sé, a ti te puede doler una uña, la cabeza; pero cuando sientes que te duele la zona esa, uno se pone en guardia porque es el corazón.

¿Cuál es la zona esa?

El pecho, sobre la tetilla izquierda, da un dolor, diría yo, seco, profundo, eso se llama angina de pecho. La de esta ocasión no fue profunda; pero sí me di cuenta, porque ya uno va conociendo las señales. Ese dolor me daba cuando caminaba en la calle media cuadra. Esta vez tuve que regresar para la casa, me acosté y de repente me dolió. Me dije: yo no voy a estar aquí viendo el televisor. Eso fue el viernes y el lunes vine con mi sobrino y me dijeron, hiciste bien, estás ingresado.

Bueno Guille, todos sabemos que la prioridad es atenderte y atender a otros pacientes también. Pero este programa de radio es para que tu oído se alegre un poquito desde el hospital, ¿qué te pongo?

Imagínate tú. “Llegó Van Van

CONVERSACIÓN EN TIEMPO DE GUERRA: ROSA MIRIAM ELIZALDE Y ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

Arleen Rodríguez Derivet

ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET / RESUMEN LATINOAMERICANO

Arleen Rodríguez Derivet conversa con Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta de la Unión de Periodistas de Cuba y de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP) sobre la campaña mediática contra Venezuela, en vísperas de la elección Constituyente. "Aunque las llamadas guerra asimétricas existieron siempre, no hay dudas de que ahora la conjunción de componentes cibernéticos y mediáticos ponen esteroides a la guerra de cuarta generación", dice Elizalde.
Niños en las guarimbas. Foto: Twitter.
Niños en las guarimbas. Foto: Twitter.
Rosa Miriam Elizalde está en La Habana, pero por lo que estudia y lo que analiza, se podría creer que está en todas partes, así que, cada vez que hablamos, empiezo por preguntarle en qué parte del planeta está ahora su atención de especialista: Se habla de una cuarta dimensión… ¿es ahí donde estás?
 

Rosa Miriam Elizalde

Rosa Miriam: Internet es un ecosistema o una galaxia, como ha llamado al cibermundo el sociólogo español Manuel Castells. A diferencia de otros hábitats que compartimos los seres vivos, este en particular te permite desplazamientos a la velocidad con que se aprieta una tecla. Si comparamos a Facebook, por ejemplo, con un parque temático, puedes moverte de un banco en Cuba a otro en la India a la velocidad de la luz. Eso tiene luces y sombras, por supuesto. Pero para un investigador del ámbito de la comunicación es fascinante, porque no solo te permite la observación directa de tu objeto de estudio asociado a fenómenos sociales y políticos muy complejos, por muy remotos que estén geográficamente, sino que puedes hacerlo desde adentro de los propios canales comunicativos, las redes sociales, por ejemplo. Es como si en el siglo XV se hubiera podido observar simultáneamente el impacto de la aparición de los primeros libros y a la vez, estar de cuerpo presente en la imprenta de Gutenberg.

Conversamos para “La luz de la memoria” –programa que comienza una hora antes de la medianoche de los domingos en Radio Rebelde-. Este diálogo ocurrió el 13 agosto, aniversario 91 de Fidel, a quien amamos especialmente las dos, pero ninguna quería hacer un programa hablando sobre él, sino intentando hacer lo que él haría en un momento como el que vivimos.

Rosa Miriam: No dejo de mantener diálogos permanentes con Fidel, como me ocurre con mi padre o con otros seres entrañables que fueron decisivos en mi vida, que ya no están en este mundo, pero siguen habitando dentro de mí. Me resulta imposible ver determinadas realidades sin pensar y preguntarme qué habría hecho Fidel en estas circunstancias.
 
Digamos Trump contra Corea del Norte o Trump contra Venezuela o incluso contra nosotros mismos. Hay que ver las ironías que le habría dedicado Fidel.
 
Rosa Miriam: Fidel siempre estuvo muy preocupado porque se produjera una guerra atómica, pero ese fue un tema casi obsesivo en sus últimos años de vida y en la mayoría de sus Reflexiones. Advirtió muchas veces la posibilidad de que desapareciera la especie humana por un ataque nuclear. No hacía falta una guerra, bastaba un enfrentamiento entre dos países con armas nucleares, decía. Creo que esa posibilidad está hoy más cerca que nunca. Fíjate en las amenazas contra Corea del Norte y en todos los exabruptos de este nuevo inquilino de la Casa Blanca que parece un niño malcriado jugando con misiles que tienen mil veces más potencia que la bomba que se lanzó sobre Hiroshima.
 
Entre otras cosas porque internamente está bajo fuego y para que esos escándalos no sigan en portada, apunta hacia afuera. El problema es que el costo lo paga el resto de la humanidad. Pero, pensando contigo, qué estaría diciendo Fidel ahora mismo, quiero que hablemos de la guerra contra Venezuela, porque sé que sigues de cerca lo que ocurre allí y una vez te oí decir que en internet transcurre una guerra contra ese país que explica reacciones absurdas como que 11 líneas aéreas de pronto abandonen el país o lo que ahora mismo le están haciendo algunos gobiernos latinoamericanos, igual que a Cuba en los años 60.
 
Rosa Miriam: Mira, se habla mucho de la Guerra de IV Generación y mucha gente lo ha incorporado a su lenguaje sin saber exactamente en qué consiste. Es una guerra donde no intervienen los ejércitos regulares, pero es tan brutal como la otra, porque también hay bombas teledirigidas y mueren personas en el terreno, generalmente civiles.
Todos los elementos de la llamada guerra de IV Generación se han aplicado contra Venezuela. Los chinos tienen una expresión muy buena para explicar su estrategia de país. Ellos dicen que la política tiene dos brazos, uno económico y otro cultural, simbólico, comunicacional. En Venezuela ha habido guerra económica brutal y, también, guerra comunicacional, simbólica, cibernética, brutal. Es decir, han aplicado prácticamente todos los métodos. Han aplicado incluso laboratorios tecno-científicos especializados en el control de la mente humana, de sus emociones. Hoy se pueden modelar escenarios sociales y políticos para inducir comportamientos y parametrizar a comunidades enteras, con el favor de las redes que llegan a todos lados y sin las cuales ya no puede vivirse en sociedad. En Venezuela la han utilizado para inducir la violencia. Seguir leyendo CONVERSACIÓN EN TIEMPO DE GUERRA: ROSA MIRIAM ELIZALDE Y ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET
A %d blogueros les gusta esto: