Archivo de la etiqueta: ARTISTAS CUBANOS

SÁNDOR GONZÁLEZ VILAR: “UN ARTISTA ES COMO UN FRANCOTIRADOR SOLITARIO, Y DEBE ESTAR DONDE LA HUMANIDAD LO NECESITE”

SÁNDOR CUBARTE 1
Sándor González Vilar (La Habana, 1977)

ADALYS PÉREZ SUÁREZ 

ADALYS CUBARTEPor estos días en que la Covid 19 moldea nuestra vida cotidiana, el nombre de Sándor González Vilar (La Habana, 1977) ha ocupado en ocasiones parte de los espacios informativos del país, debido a las acciones de bien público y promoción cultural emprendidas por este artista visual desde las redes sociales.

SÁNDOR CUBARTE 2
Visite la exposición en: FACEBOOK 

En fecha reciente, la exposición online Distancias conectadas, organizada por él, logró reunir obras de diez de nuestros más reconocidos creadores, entre ellas las del Premio Nacional de Artes Plásticas Eduardo Roca Salazar, Choco. Sobre esta muestra y otras vertientes de su trayectoria, González Vilar accedió a hablar para los lectores del Blog Cubarte

¿Cómo aprecias la recepción que ha tenido por parte de los internautas la exposición Distancias conectadas?

“Yo estoy muy contento con la exposición; pero, sobre todo, por lo felices que se sintieron los artistas que convoqué. La necesitaban. También me regocija ver la reacción de nuestras instituciones y de la prensa, en general. Agradezco mucho todo el apoyo que encontré.

Sobre la repercusión en las redes, sé que podemos lograr muchísimo más. Esto es solo el comienzo, pudo quedar mucho mejor, pero es parte de comenzar algo.

Nosotros no inventamos nada, las exposiciones online, visitas 3D a museos y galerías; incluso, subastas online, vienen ocurriendo hace mucho tiempo ya. No nos consideramos pioneros, pero sí hicimos algo en el momento que más lo necesitaban los artistas cubanos, sus galerías y nuestras instituciones.

Nos queda por delante mucho trabajo y mucho que aprender. Las redes sociales, como la internet, es algo en lo que no tenemos la más mínima experiencia, teniendo en cuenta que llegaron a nosotros hace muy poco. Todo consiste en un mundo de seguidores, likes, corazones, compartir publicaciones de otros, las historias, los estados, los hashtags, etc. Es un mundo aún desconocido en el cual reina la banalidad, como me dijo Rancaño en la entrevista que le hice, citando a Humberto Eco: las redes sociales le han dado tribuna a una legión de mediocres.

Si publicas una bronca callejera, un accidente o una mujer hermosa semidesnuda, al momento tendrás muchos likes, comentarios, seguidores, etc.; pero si publicas una obra de arte, apenas alcanzas un tercio de los que puedes alcanzar con lo antes mencionado.

También influye mucho ser una figura pública y los creadores visuales no lo somos; los músicos y los actores tiene esta ventaja, su trabajo lo requiere. A un concierto asisten miles de personas y una película o una novela, ni hablar del alcance que tienen,  mas los artistas plásticos casi nunca salimos en las cámaras, no porque los medios no nos promuevan. Muchos conocen nuestra obra, pero no nuestros rostros, ni siquiera nuestra voz y esto también influye.

Pero como le dije a la directora de una de nuestras galerías cubanas que se interesó en este proyecto para aprender y también hacerlo ellos como galería: lo único que les podré enseñar son los errores que voy a cometer. Estoy feliz, pero no satisfecho”.

Distancias conectadas no es la primera convocatoria que haces en internet, le antecedió en abril la campaña Somos Todos, llamando a la realización de videos en los cuales artistas e intelectuales, usando nasobuco, exhortaran a quedarse en casa. ¿Qué ha motivado estas iniciativas?

“La campaña Somos Todos surge cuando salí de casa después de un tiempo de confinamiento y noté la indisciplina social que había en la calle, con respecto a las normas de prevención y precaución que habían dictado las autoridades y el Ministerio de Salud de nuestro país.

Algo tenía que hacer… ¿y quién mejor que nuestros artistas en general, nuestros intelectuales, nuestros niños y hasta nuestros sacerdotes para mandar este mensaje? Ellos son los que más alcance tienen ya que muchos los conocen. Los videos de los niños los poníamos los domingos, pues para mí cada domingo es el día del niño.

Convoqué primero a los amigos y muchos se sumaron voluntariamente: artistas, intelectuales, coleccionistas, galeristas de muchos países, además de los nuestros, claro está. Fue muy lindo porque el mensaje es universal. En todo el mundo se ha sufrido y aun se sufren los afectos de la Covid 19.

Es mi obra más importante durante esta etapa de cuarentena. Como creador que soy, me siento responsable con el momento en el que vivo y creo que no hay obra más grande que la que se hace por el bien de todos; no hay lienzo o cartulina que soporte tanto, ni escultura más monumental.

Ya pasamos a fase uno de recuperación, ahora haremos un video con todos estos mensajes; será la obra física que perdure, mi testimonio y la constancia de lo que se puede hacer”.

SÁNDOR CUBARTE 3

Transeúntes es una galería que ha estado en espacios poco convencionales. Primero, el fondo del mar en la Ciénaga de Zapata y, ahora, las redes sociales. ¿Es ella expresión de tu concepto del arte?

“Transeúntes nace en el año 2000, después de mi graduación en la Academia de Bellas Artes San Alejandro. Como su nombre lo indica, puede estar donde quiera, como un transeúnte más.

Donde yo esté, siempre estará: bajo el mar, en la cima del Turquino o en el barrio más humilde. Siempre me preocupé por apoyar a alumnos, escuelas de arte, artistas jóvenes, autodidactas o sencillamente desconocidos y hemos hecho mucho, muchísimo; pero esos logros no son públicos. Nunca fue mi intención. Los que allí estuvieron lo saben y eso para mí es más que suficiente. Seguir leyendo SÁNDOR GONZÁLEZ VILAR: “UN ARTISTA ES COMO UN FRANCOTIRADOR SOLITARIO, Y DEBE ESTAR DONDE LA HUMANIDAD LO NECESITE”

ALBERTO LESCAY: OBRA CONCEBIDA PARA LA JORNADA #PORLAPAZNOMASTRUMP

El pasado 21 de septiembre, Día Internacional de la Paz, la Red en Defensa de la Humanidad convocó a la Jornada Mundial #PorLaPazNoMasTrump, en solidaridad con el pueblo venezolano. Artistas, intelectuales y luchadores sociales de todo el mundo se pronunciaron de diferentes formas. El escultor, pintor y dibujante cubano Alberto Lescay concibió la obra que presentamos en esta entrega.

Obra del artista plástico cubano Alberto Lescay
Obra del artista plástico cubano Alberto Lescay, Coordinador de la REDH en Santiago de Cuba, especialmente concebida para la jornada #PorLaPazNoMasTrump.

 

Alberto Lescay, en pleno proceso de creación.
Alberto Lescay, en pleno proceso de creación.
Junto a Lescay, intervino está niña de 9 años
En el proceso de creación de la obra, junto a Lescay, intervino está niña de 9 años con un detalle. (Ver la parte inferior central)

Alberto Lescay Merencio

(Santiago de Cuba, 21 de noviembre de 1950)
Presidente de la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas.
Miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC).
Miembro de la Asociación Internacional de Artistas Plásticos (AIAP).
Autor, entre otras muchas obras escultóricas de indiscutible renombre, del monumento ecuestre que preside la Plaza Antonio Maceo en Santiago de Cuba.
Sitio Web del artista 
Facebook personal de Alberto Lescay

Acerca de la Fundación Caguayo

La Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas es una institución cultural cubana, no gubernamental, sin fines de lucro. Es fundada en 1995 por el escultor y pintor Alberto Lescay Merencio para desarrollar y promover las artes monumentales y aplicadas cubanas. Desde su surgimiento la Fundación ha venido desarrollando proyectos de carácter monumental y ambiental además de facilitar programas de colaboración técnico-profesional con entidades afines nacionales y extranjeras.

PUNTA PERDIZ, GALERÍA SUBMARINA TRANSEÚNTES. SÁNDOR GONZÁLEZ

galería-submarina-sandor-gonzález-580x256Fundada el 13 de diciembre de 2014 por el artista plástico Sándor González Vilar, en cooperación con el taller del también artista plástico Lázaro Valdez González y la oficina municipal de Cubanacán en la Ciénaga de Zapata. Ubicada en Punta Perdiz, uno de los once puntos de buceo del municipio matancero Ciénaga de Zapata. En su primera etapa cuenta con numerosos jarrones de cerámica esmaltada de 52×61 cm, sumergidos a una profundidad de quince metros (15), a sesenta (60) metros de la costa, y abarca un área sobre el lecho marino de más de veinte (20) metros.

Al mismo tiempo, se exhiben en la galería lienzos realizados bajo el mar por los artistas plásticos Juan Carlos DSC_0160Pérez Balseiro y Sándor González Vilar, acompañados por fotografías submarinas del laureado fotógrafo Daniel G. Perez Hernández, y un mural de 150×300 cm, también realizado bajo el mar y donado por los artistas al centro de buceo.

Como parte de las memorias del proyecto, en estos momentos se realiza un documental sobre el proceso de germinación de la galería, titulado “… de camino al mar”GOPR8427.MP4_snapshot_06.39_[2014.12.22_14.58.33]

En la segunda etapa, se invitará a participar a otros artistas, hasta contar con una amplia colección de arte contemporáneo cubano. Todo se realizará bajo la supervisión del propio Sándor y las obras tridimensionales se confeccionarán en el taller de Lázaro Valdés, lo que garantizará la calidad de las mismas y la imprescindible coherencia en la curaduría de la exposición.

dsc_0158

ALBERTO LESCAY: COMENTARIOS ACERCA DE SU OBRA

A la espera de un texto que me he propuesto escribir sobre Lescay y su relevante obra como escultor, dibujante, pintor, grabador y ceramista,  reproduzco algunas de las opiniones que aparecen en su Sitio Web (http://www.albertolescay.com/albertolescaycritica.htm), todas las cuales proceden de amigos comunes, en su mayoría importantes intelectuales cubanos. OG

lescay-foto-2
Alberto Lescay Merencio (1950) nació, vive y trabaja en Santiago de Cuba.

RÁFAGA EN ESPLENDOR
“El torbellino nos envuelve y transporta, nos conduce con una fuerza animal, nos proporciona un sacudimiento telúrico los volúmenes y el color en las obras de Alberto Lescay son una síntesis de la vida cubana. Es la violencia y la borrasca, los granates incendiados quienes proclaman la cólera y los turquíes serenos nos hablan de la prudencia. Aquí hay ondulaciones de la forma que nos entregan una sensualidad irreverente, remolinos ardientes junto a nieblas opacas que nos revelan las fases de la historia nacional. Las púas y cuernos acoplados a plumas y arcos funcionan como catalizadores del carácter. Nunca antes los clamores del bermellón sirvieron mejor para ilustrar el ímpetu delirante, el brío, la seducción perenne de la batalla, ni las cascadas de índigo fueron impulsadas por estas fugas rabiosas, conducentes a un destino de aristas conquistadas. El entrecruzamiento veloz del cobre con el añil nos arrastra hacia una aventura tentadora y nos impulsa al fervor. ¿Y qué decir de ese Antonio Maceo rodeado de insurrectos machetes enhiestos – un Maceo en plenitud de combate invocando el sostén de su pueblo -, o qué hablar de la nobleza lírica de un Martí sosegado, o de ese grito en bronce que es el Cimarrón? Son capítulos de la vida de una nación coagulados para la perennidad. La celeridad, el aliento presuroso de nuestro ritmo vital ya lo había expresado Carlos Enríquez y los arcanos de nuestras enérgicas raíces quedaron plasmados por Lam. En Lescay se unen ambos valores y toman una nueva dimensión la cepa permanente y el instante fugaz. En estas telas Cuba es una ráfaga incesante, un ímpetu espléndido y apasionado.”
Lisandro Otero, 2003.
Novelista y periodista cubano fallecido en 2008.
Premio Nacional de Periodismo de México, 1998
Premio Nacional de Literatura de Cuba, 2002.
Miembro de la Real Academia Española y de la
Academia Norteamericana de la Lengua Española.

lescay-cimarron-2
“Asistimos a la profundidad, a la actualización estremecida por mirarnos en estos dibujos, en los verdes y leves azules en que parece erguirse el humus antillano y se escucha la intensidad del rocío. Siguiendo esta escala, observamos que no hacen gran suma los jóvenes pintores cubanos dadores de ejemplos en la utilización del rojo. No obstante, con el tono de la sangre, Alberto desgarra el día, hiere la sicología de los rostros y ofrece símbolos que desintegran y rehacen el mundo. En Sacrificio el cielo trastocado en púrpura semioscura, amenaza en los fondos mientras grises interpuestos vigilan las diagonales, sacrificadas en aras de un montaje en que el silencio añora pronunciarse. Algo similar se aprecia si nos detenemos en El palomar, La gran caída y Fuego del silencio; ellos y otros, con sus güijes, tambores y templos del vudú, implican en la poética del color, metáforas abarcadoras del mar, la flora, el aire y la fauna.”
Marino Wilson Jay, 1989.
Poeta. Preside la Asociación de Escritores en Santiago de Cuba.
Entre sus últimos libros publicados están Peligro: aquí se habla de poesía (ensayo) y los poemarios El libro terrible y Poesía funesta. 


Uno no se explica cómo Lescay es, paralelamente, escultor y pintor. No se lo explica (aclaremos) a primera vista, luego vamos descubriendo en los lienzos cierta idea de dimensiones infinitas, de lejanías que constituyen la imposibilidad del que trabaja los volúmenes. Entonces caemos en la cuenta de que lo visto es una verdad complementaria de aquel otro que el bronce (uno de sus más recurrentes materiales) y las raíces, las hélices, el alambrón no alcanzan a concretar.”
Alejandro Querejeta, 1986.
Periodista, poeta y narrador.
Reside en Quito, Ecuador.

lescay-marti
“Estos lienzos, cartulinas y esculturas tienen de leyenda, en sus colores y en sus formas, se asoman al sueño del artista. Ya una vez escribí que no sabía a cuál Lescay prefería, sí al escultor o al pintor. Ahora puedo contestarme a mí mismo: a los dos. Lescay ha logrado, a golpe de talento y de trabajo, convertir su obra maravillosa en una imagen y en un idioma. Usted va a un lugar y ve una pieza y puede decir: ese cuadro es de Lescay. Porque ha descubierto un lenguaje pictórico tan personal como colectivo. Ahí está la esencia del arte, ser y multiplicarse. Tener ese don no es fácil, porque a veces se acerca a lo genial.”
“Ahora Alberto Lescay nos regala su Mackandal, en éstos óleos líricos y musicales, donde la pintura parece que danza. Un Mackandal de color y de fuego. De ira y de ternura. De combate y de amor. De agua y de tierra. De sueño y de vigilia. De muerte y de resurrección real. Un Mackandal que se multiplica en cada pieza, ahora buey o caballo, culebra o tronco de árbol, hasta paloma si hace falta, cimarrón al fin. Siento en estos cuadros el perfume de las flores africanas y un tambor del Vodú, que desesperado, nos llama. He aquí a Mackandal incorporado ya para siempre a la plástica nacional y antillana. He aquí rota entonces la frontera entre la pintura y la poesía. He aquí rota también la frontera entre la pintura y la música. He aquí rota además la frontera entre la pintura y la danza. Son estos cuadros la poesía que se escapa, la música del aire y la danza del corazón.”

Jesús Cos Cause, 1998.
Poeta e investigador de la Casa del Caribe fallecido en 2007.
Fue Coordinador del Taller Internacional de Poesía que auspicia esta institución.

lescay-monumento-dedicado-a-lam
“Se ha señalado la relación de la obra de Lescay con manifestaciones mágico-religiosas del área del Caribe -esencialmente el vudú-, así como la carga erótica que perméa su figuración; sin embargo, ni este pintor es un devoto del vudú, ni un artista de lo erótico, y ambas visiones parecen servir de vehículo a una tercera inquietud. En Lescay, la reiteración el tema del vuelo es totalmente consciente y, a mi modo de ver, posee valor metafórico.” Seguir leyendo ALBERTO LESCAY: COMENTARIOS ACERCA DE SU OBRA