Archivo de la etiqueta: CINTIO VITIER

GUILLERMO RODRÍGUEZ RIVERA: UN HIJO DE MARTÍ. IROEL SÁNCHEZ

IROEL SÁNCHEZ / LA PUPILA INSOMNE

Hoy es 19 de mayo, día en que  en 1895 José Martí cayó combatiendo contra el colonialismo  español. Poco antes había escrito: 

“Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo, con la independencia de Cuba, que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso.”

En palabras sobre un libro de Guillermo Rodríguez Rivera, Cintio Vitier dijo de Martí: “desde su caída en Dos Ríos, todos los cubanos somos o debemos ser sus hijos.” Sin dudas, Guillermo lo fue. 

Pocos libros han tenido en tan breve plazo una vida tan intensa como Por el camino de la mar o Nosotros los cubanos. No menos intenso fue su autor que llegó a definirnos con este ensayo que según Vitier es un “tratado de historia de Cuba que sólo pudo escribirse desde los años que hemos vivido de Revolución”. Ahora que El Guille se nos ha ido, su “clásico”, que sólo pudo ser escrito por quien como él fue un cubano esencial y cultísimo, nos es cada vez más imprescindible para conocernos y mejorarnos como hijos de Martí. 

por_el_camino_de_la_mar2

Palabras en la presentación de la primera edición del libro Por el camino de la mar o Nosotros los cubanos*. Por Cintio Vitier

Ojo avizor para la política ha tenido nuestra poesía desde Heredia hasta hoy. La completez del hombre se nos dio en la figura de José Martí, encarnación unitiva de palabra y acción, de historia y poesía, de inmanencia y trascendencia. Mayores o menores, desde su caída en Dos Ríos, todos los cubanos somos o debemos ser sus hijos.

Cuando parecía que la palabra poética se hermetizaba hasta su total separación de la política, José Lezama Lima escribió en Orígenes, en enero de 1953, “Secularidad de José Martí”, donde se lee: “Sorprende en su primera secularidad la viviente fertilidad de su fuerza como impulsión histórica, capaz de saltar las insuficiencias toscas de lo inmediato, para avizorarnos las cúpulas de los nuevos actos nacientes”. Seguir leyendo GUILLERMO RODRÍGUEZ RIVERA: UN HIJO DE MARTÍ. IROEL SÁNCHEZ

ESE SOL DEL MUNDO MORAL (Prólogo). CINTIO VITIER

images
Cintio Vitier

PRÓLOGO

En su Filosofía del Derecho  Hegel  distinguió  entre la moralidad o voluntad  individual y subjetiva del bien, y la eticidad o realización del bien mismo —“elemento universal  y sustancial  de la libertad”— en objetivaciones históricas e institucionales  como la familia, la sociedad civil y, por modo culminante, el Estado. Sin entrar a discutir tan ilustre distinción, no nos consideramos obligados, en las páginas que siguen, a respetar estrictamente ése ni ningún otro vocabulario técnico o sistemático, de los muchos que se han  propuesto a lo largo de  la  vasta  y  secular elaboración  de la “ciencia de la conducta”. No es éste un libro de  indagación filosófica sino un conjunto de reflexiones que se orientan con ánimo empírico, y mediante un lenguaje abierto, hacia la captación de un proceso espiritual concreto: el de la progresiva concepción de la justicia, y las batallas por su realización, en la historia cubana.

vitierEl propósito hasta cierto punto “descriptivo” no significa que el autor, aspirante vitalicio a poeta y a cristiano, deje de influir para bien o para mal, inevitablemente, en el perfil que se presenta de los hombres, las ideas y los hechos. Perfil que no pretende ser exhaustivo ni siquiera completo. Faltan aquí, es evidente, innumerables nombres y sucesos, e incluso aspectos específicos del tema, como el tratamiento de los problemas morales, íntimos y públicos, en la narrativa cubana, o el papel desempeñado por la prensa en las diversas fases de la integración nacional, o el reflejo de algunos caracteres morales en determinados rasgos estilísticos (como los que pueden discernirse, por ejemplo, en la prosa de Varona). Falta, sobre todo, un aspecto fundamental que espera por autores especializados: el  de la gradual “concientización” de las masas obreras  a través  de sus propias luchas y experiencias. No sería nuestra menor satisfacción despertar el  interés de los estudiosos por esas y otras cuestiones conexas. Seguir leyendo ESE SOL DEL MUNDO MORAL (Prólogo). CINTIO VITIER