Archivo de la etiqueta: Destacadas

DIARIO DE LA VÍSPERA (III). OMAR GONZÁLEZ

(TERCERA ENTREGA)

38
Y tú amaneces construyendo;
Yo, en cambio, me despierto en la guerra.
Cientos de aviones sobrevuelan La Habana.
Oigo partirse el aire.

40
A veces quiero
Que te ahogue esa lágrima.

43
Algunos amigos me quieren tanto
Que han dispuesto de mí:
Me han nombrado su sombra.

45
La frivolidad es contagiosa,
Empieza con este aburrimiento.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG.

DIARIO DE LA VÍSPERA (II). OMAR GONZÁLEZ

(SEGUNDA ENTREGA)

24
Demasiada nostalgia
En el arco y el aire.
Ocurrirá un desastre.

28
Cada vez que te escucha,
Aparece la niebla.

29
Todas las tardes ella lo entierra,
Más él renace cada mañana.

32
Yo no sé tanto de alegrías
Como del beneficio real de la tristeza.
Y soy feliz.

35
Cuando llego a mi casa,
Dejo en la puerta los demonios del día.
Ya me tendrán mañana.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG.

DIARIO DE LA VÍSPERA (I). OMAR GONZÁLEZ

He terminado este libro; ofrezco algunas entradas a manera de anticipo. OG

(primera entrega)

1

Y qué hago yo con saber del mundo
Si no sé de mí mismo,
Si pregunto y nadie me responde,
Si veo que acecha la tristeza
Y se acaba mi vida.
Qué haré para morir
Sin la culpa de mi mala conciencia.
Qué haré ya sin regreso
Si ahora soy la penumbra.

18
Para olvidarte,
Le bastaría con no pensar en ti.
Pero se olvida.

23
Amanece temprano:
Tiembla el agua en el río,
Hay luna en el café.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG.

CHOCOLATE, LA CONEXIÓN HUMANA. OMAR GONZÁLEZ

No es un milagro ni una realidad fortuita, y tampoco viene exactamente de donde parece. Allá los que no ven, los que, de tanto querer olvidarle, nos lo recuerdan siempre. 

choco-7A pesar del bullicio, medita. Siempre medita. Quienes lo juzgan a primera vista, se equivocan: lo pueblan de etiquetas, lo encasillan, tratan de acomodarlo en un molde demasiado pequeño. Su vida es un viaje permanente a la semilla, y su patria la humanidad en pleno. Ahora viene en silencio por la calle Sol, en la reverberante Habana Vieja. Observa con atención el rostro, la figura y la sombra de los transeúntes, se detiene en los recodos de luz y se estremece ante las congojas y holguras del alma, del alma ajena y del alma propia. Lo registra todo. A su lado, una mujer pasa contoneándose y un vendedor ambulante la convierte en metáfora. Hay picardía en sus ojos, hay también inocencia. Ya los retrató.

Mientras camina, pareciera que no toca el suelo; como si levitara, pero afincado en un firme de nubes. Mueve los brazos tímida y acompasadamente, con elegancia y a la vez con misterio, sin gestos obvios que delaten sus verdaderos sentimientos. Son los ademanes secretos que recorren su obra. Porque él es también un enigma, y lo que hace está marcado por la armonía contradictoria no sólo de su vida, sino de todas las vidas posibles.

Mira siempre en lontananza, aunque tenga el horizonte al alcance de sus manos. (Vaya manera de ocultar la tristeza.) Es alegre y tiene una risa abierta, pero su silencio semeja un abismo que no termina nunca. Piensa cada palabra que dirá, entre otras razones porque la vida lo enseñó a no equivocarse y porque cultiva la rara virtud de la decencia, de no ofender a quien se quiere, de no hablar mal de los amigos. Él es un caballero.

Seguir leyendo CHOCOLATE, LA CONEXIÓN HUMANA. OMAR GONZÁLEZ

CRIMEN SIN TESTIGO. OMAR GONZÁLEZ

Un herido sospecha porque sabe de heridas.
La vergüenza no pasa, la vergüenza te mata.
Sólo y triste en la arena, el enfermo agoniza.

Hay un clavo de hielo en el pecho de un hombre
y una sombra en el rostro de la mujer soñada.
El demonio del agua, el misterio y la duda.

Que travieso es el aire, que indiscreta la noche.
Largo muro es el alma. Un balazo tras otro.

Han quemado la tierra cuando menos querían.

MI ESPERANZA

Para Onel, a la manera de Vallejo

Voy a tratar de hablar de mi esperanza.

Lo más fácil sería sacarme el corazón,
Mostrarlo como si fuera un lago
Y preguntar a todos si ven en él
Lo que más necesitan, lo que más los consuela.

Algunos dirán que no saben leer,
Que ya no me conocen.
Un corazón si dueño es demasiado trágico
Para pensar en ello.

Lo más difícil seria mostrar a todos
Lo que todos sospechan,
Sin decirles lo que todos esperan.

Yo amo la intimidad de los suicidas,
La oscuridad, el miedo de los héroes
Y esta alegre tristeza que todavía es vivir.

Mi esperanza no es solo verde.
Si fuera verde, sería otra esperanza más.
Mi esperanza es de color intenso,
Como la sangre, como el metal entre las llamas.
Mi esperanza se quema, se ilumina,
Y alumbra mi casa y mi comida.
Mi esperanza es tan honda
Que nadie podría segarle su raíz.

Mi esperanza empieza en la derrota
Y no acaba únicamente en la victoria.

Mi esperanza es capaz de llorar
Y conoce los temblores que produce el cansancio.

Mi esperanza no es un torrente ni un ciclón,
Y tampoco semeja un guerrero invencible;
Mi esperanza es tan débil como un hilo de seda,
Pero jamás se parte y está hecha de amor.

OMAR GONZÁLEZ
Foto: CLAUDIA GONZÁLEZ MACHADO

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

CUERVOS

(ejercicio en “o”)

He visto tantas cosas que me quedan los golpes.

Una vez en Milán un etíope murió
Y nadie fue capaz de cerrarle los ojos.
Otra tarde en Morelia una mujer predijo
Lo que ya sucedió: hijos, lágrimas, todo:
Las ratas del convento, magdalena sin paz.
Así han sido las cosas: el reino del Tarot.

Mi padre, ya senil, me tomó de la mano
Y me dijo al oído que ser hombre es ser Dios,
Que no confiara en duendes ni creyera en lisonjas.
Y he visto junto a mí la sombra de los muertos,
Sus caricias, la tos. He sufrido traiciones.
Pero vivo conmigo y me duermo en la cruz.

Una amiga en Caracas se extrañó de que yo
No aceptara su ayuda ni le cobrara el diezmo
Que implica su amistad. Ella cree que no existo,
Ella piensa en su gloria y se muere de amor.

Una noche en las sombras,
Los despojos de un viejo cayeron al abismo.
Y conocí la suerte de jugar a perder.
¿Se puso triste el ciervo ¿Alguien sufrió en la mesa?
¿Qué queda del que vive ajeno a su calvario,
Del que pierde los pies y levita en el agua?
Yo decidí marcharme; él es mi soledad.

Ahora mismo en Morelia, en Milán y en La Habana,
El destino de un hombre es pasto de los cuervos,
Risa de los incrédulos, opúsculo de Dios.
¿Por qué somos tan crueles cuando existe el perdón?

No sólo el mundo, la historia está al revés:
A tus hijos los juzgan porque la sangre paga.

He visto tantas cosas, que a veces no soy yo:
Una sombra que muere, un disparo en mi voz.

Omar González

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

ESPEJO DE AGUA

Este perro es un lobo
Estepario, llanero.
Como la soledad.

Viene de algún desprecio,
De un golpe en las costillas,
De dos o tres traiciones,
De quien sabe qué angustia.
Y mira con ternura,
Porque es un perro herido.

(Lo hirieron donde duele
La peor decepción.)

No sabe de alegrías
Y no encuentra descanso
Ni siquiera en el agua,
Donde también lo muerden,
Donde amenaza el otro:
Celoso, yugular.

¿Qué tiene este animal
Que inspira desconfianza
Cuando te pide ayuda?
¿Por qué no socorrerlo
Si él es la soledad?

Pobre perro que somos.
Como lobos en siembra.
Pobre vida la suya.
Como tierra sin agua.

Omar González

Este poema está basado en el cuadro “Reflejo en el agua”, del pintor cubano Nelson Domínguez Cedeño.

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

IDUS DE MÍ

 para Onel 

Hermano, cuídate y no llores.
Ayer pasaron Los Rolling por La Habana
Y me dejaron solo. Vi las cenizas en mi puerta.

Hay milagros que nunca se repiten:
Idus de marzo, ciatalgias para abril, alergias de llorar.
Los Rolling me perdieron, y a Los Beatles ni siquiera los vi.

Soy un saco de arena cuando el dolor me arrastra.
Estoy viejo pero no me resigno. Moriré de otras vidas.
Hablaré con Mike Jagger, que salta y salta y salta.
Eso nunca lo haré. ¿Y si jamás desciendo?

Ya me acerco al ungüento, al tramadol bendito.
No me quiero morir, tengo mucho que hacer.

Ah, rumores que llegan; quién pregunta por mí.
Ah la muerte que pasa; ay, qué vida sin Dios.

Omar González

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

UNA ESTACIÓN SIN LÍMITES

(escaleta para una telenovela cubana)

Capítulo Uno

La gloria es una estación sin límites.
Una tarde cualquiera la sorprenden mis ojos,
Y tras el tímido gesto de una mujer que sufre,
Aparece su voz negándote el amor.

Que difícil quererte sin poderte tocar,
Qué fácil tocarte sin poderte querer.

Pasa un barco pequeño,
atestado de obreros que retornan de Regla.
Cruza un griego y atrás su jinetera.
No hay amor en sus pasos.
El puerto huele a otros puertos sombríos.

La mujer se levanta y el hombre la contempla.
Ella dice mañana y él quisiera morir.
Tristes se marchan ambos, no quieren consolarse.
La sed los aprisiona, la duda los envuelve.

¿Qué pasará después?
El jueves lo sabremos.

 

Capitulo Dos

Todo tiempo pasado fue pasado.
Ni él ni ella son los mismos del martes,
Cuando aquello era enigma y solo ambos sabían
Lo que podía pasar.

El velo de la carne se abrió por un instante
Y salieron a flote las heridas del viento.
Hubo un beso fugaz, una brizna de amor.

Ella sigue venado, ajena, incorruptible;
Más pura ni siquiera las hojas.

Pero hablaron y hablaron, se lo dijeron todo,
Y la arena cedió al paso de los hombres.
Quedó una huella impresa donde nada se olvida.

Por qué sigues tan triste, preguntó el persistente.
Demasiadas razones para tan poco tiempo, arguyó la muchacha.

Bebieron a escondidas. Solo pequeños sorbos
Por temor al instinto y a nuevas tentaciones.
Un perro los miraba y los dientes de otro
Los cercaban de miedo.
Afuera oscurecía. En silencio, se quedaron los dos.

Está claro que todo ha comenzado.
El sábado continuará la historia.

 

Capítulo Tres

Hoy es sábado y pudiera ser el fin.
Los dos están desnudos sobre un lecho enemigo.
Ella abre las piernas y es Brasil en La Habana.

Después hablan de un niño que no ha nacido nunca,
Y se hace el silencio para no despertar.
Hay tragedias pequeñas que no dejan dormir.

En tres horas el mundo resulta un simple roce,
Un detalle, un café. Y el sexo es un abismo.

A partir de esta tarde, la realidad no existe;
La fantasía pervive mientras el agua corre
Sobre el cuerpo inocente de una mujer herida.

Comienzan a encontrase. Faltan dos mil capítulos.

La gloria ha vuelto a ser una estación sin límites.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

EL DEGÜELLE

                    a Eliseo Diego

Mi hermano es diestro,
Confiado y hábil
En el manejo del cuchillo.
Su ejecución de la muerte
Me conmueve.

Dulce como una fruta joven
Se desgaja el cabrito,
El humilde cabrito
Que se ofrece en mi honor.

Omar González

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

DILEMA DEL CAZADOR BURLADO

El cazador quiere matar un ave
Sin herirle las alas.
La más bella lo elude
Y le rompe el orden de su juego de azar.
No soporta las trampas, siempre levanta el vuelo.

Eléctrico el paisaje. Tarde invernal de marzo.
El cazador aguarda pero ya no hay sorpresa.

La paloma no existe si el cazador la pierde.
Quiere tenerla como una liebre mansa,
Como una rosa dúctil, pero ella no está.

-¿Se suicida y se ríe?,
Pregunta el cazador y nadie le responde.

La paloma no existe si falta su elegancia.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

PROYECTO DE ELEGÍA

a José Vicente Abreu

Ahora que has muerto,
Será preciso dispararle a la Luna
Para saber de ti.

Los trashumantes venderán tu retrato
Y un alquimista dirá que perdiste
Porque no habías vencido.
Daniel Santos seguirá embolerado
Y en Maracaibo un negro inventará su mejor patiquín,
Un patiquín de sangre, ternura y caracol.

En Guasina advertirán tu ausencia
Y los insectos dibujarán tu cuerpo:
Serás indio, misterio, pequeño diablo que se va
Y tigre que vuelve sumido en su terca nostalgia.
Una bala perdida estallará, y del pozo
Subirán al cielo dos canastas con peces
Y una sombrilla blanca.
Dalí dirá que la vida es así.

Tu entierro será en un volcán despierto.
Acudirán los que te quieren
Y los que nunca dejarán de temerte
Habrá banderas rojas
Y Luis, sincero amigo,
Escribirá de ti.

Los muertos y los vivos comerán en tu mesa.
De tus cenizas brotará el aguardiente
Y nacerá la pólvora.
Como siempre, testigo ya de tu propia sonrisa,
Hablarás de la guerra,
Y estaremos despiertos viendo correr la sangre.

La Santa, ¿qué dirá?
Ella que se bañó en el fuego
Y nadie la entendió.

Clandestino te has ido y volverás clandestino,
El día en que la luz y el viento iluminen Caracas.

Te debo una elegía.
Jamás podré creer que ese muerto eras tú.

 

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

PARTE DE GUERRA

Estamos en la guerra y llega la noticia de tu muerte.
Los mensajeros dicen que tu caída no fue heroica
Y que el día del disparo ibas huyendo hacia el refugio.
Confiesan que la muerte te sorprendió de espaldas,
Que lloraste de miedo y nadie se extrañó.

Me traen también tu carta,
En la que afirmas ser lo que no eras.
Siempre sucede igual.

Si te encuentro en la calle no intentes saludarme,
Recuerda que en la guerra tú fuiste el enemigo
Y que en la paz nunca serás mi hermano.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

SEÑAS PARTICULARES II

Jamás me vi conforme ante un espejo.
Años enteros mirándome y diciéndome:
¿Cuánto me falta,
A qué hora del día enterraré el silencio?
Y en las noches nostalgia,
Y en la nostalgia, nada más que nostalgia.

Mi padre tallándome un juguete.
Mamá en la ventisca secando leña seca.
Hierven las entrañas de la carne y las viandas.
Comida preferida, crujir de los maderos.

Sísifo no lleva una piedra, sino un reloj enorme,
Un reloj que lo ampara de cualquier soledad.
Pero yo no soy él, solo soy una estrella
Que viaja sin pasado, que siempre se despide.

Recuerdos, ¿dónde están?
La hija que se anuncia nacerá en un jolgorio,
Bailará con su hermano y esto será un jardín.
Yo estaré en la baranda y llegaran los náufragos.

En mi camino he dejado una sombra,
Un pobre perro flaco que sirve para amar.

Omar González

Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

 

RETRATO DE FAMILIA

a Luis Miyares

Entonces veníamos a pescar y nadie nos miraba.
Estábamos ausentes.

Mi hermano que solloza porque no sabe
Del horizonte de agua ni de la vela blanca.
Gente de tierra adentro que descubre las olas,
Recoge caracoles y se construye el mundo
Con arena y espanto.

Un pescador llegaba y nosotros corríamos
A contemplar su cuerno de peces y cristales.
Tocábamos el lucio a ver si nos mordía.

Caibarién y nosotros, furtivos que se encuentran.
Ola y tierra en un beso y nadie nos retrata.

Treinta años después rozo el agua
Y la espuma me trae todo el frío de mi vida,
Y somos otra vez la familia completa,
Intacta en la memoria. Y nada nos sorprende.

Omar González
Fotos: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

RETRATO AÉREO

Desde un sexto piso
Las cosas suelen verse deformadas.
La mujer que pasea
Se ha convertido en carne temblorosa,
Más solitaria que una sombra en la arena,
Y los autos apenas dejan ver
la posible transparencia de sus dueños;
Son tablas, mesas veloces con que se quiebra el aire.

Para entender lo que ha quemado el Sol,
Es preciso bajar.
Desde un sexto piso
Las cosas suelen verse temblorosas y mansas.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

POSTMODERNISMO Y CONGA

Me pides que sea alegre,
Que baile y corra en el clamor del circo.

Me pongo mis zapatos,
La camisa con flores,
Vierto colonia sobre mi pelo verde
Y salto al ruedo a mover mis entrañas.
Soy el nuevo esperpento.

Me pides que sea alegre
Y el público me observa
Pero no se conmueve.

Me pides que me ahogue
En risa y vino blanco,
Pero todos sonríen
Y nadie, nadie, es capaz de apiadarse de mí.
Soy, sencillamente, el peor diletante.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM

CAFÉ MEZCLADO

Los secaderos contaminan el río,
Y una mujer pregunta qué pasó con el agua
Tan suave y transparente que limpiaba el remanso.

Un murmullo de escombros viene por la corriente
Y sólo las avispas cargan lodo y memoria
Hacia el panal del techo. Se borra lo vivido.

La esposa del custodio ve pasar una balsa
Que viene de la Sierra
Y siente que está sola en medio del pasado.
Los hijos la consuelan, le dicen
Que volverán los días de tanta levedad.

Al alba las máquinas despulpan nuestro mejor café
Y los hombres lo beben sin pensar en el río.

Omar González
Foto: Claudia González Machado

HASTA AQUÍ EL POST DEL AUTOR DEL BLOG, LO QUE SIGUE ES DE WORDPRESS.COM