Archivo de la etiqueta: ESTADO ISLÁMICO

EL ASESOR POLACO. JORGE WEJEBE

La historia de la política exterior estadounidense en el siglo XX está ligada a Zbigniew Brzezinski, quien dirigió la Trilateral Commission del banquero Rockefeller y asesoró a los presidentes Kennedy y Johnson
BRZEZINSKI

JORGE WEJEBE«¡Yo creé el terrorismo yihadista y no me arrepiento!» (…) ¿Qué es lo más importante para la historia del mundo? ¿El Talibán o el colapso del imperio soviético?».

Esos fueron cintillos de la prensa internacional sobre declaraciones realizadas en enero de 1998 por Zbigniew Brzezinski, exconsejero de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter, en entrevista al semanario francés Le Nouvel Observateur.

La inspiración antisoviética con que Brzezinski hizo su trabajo parece tener origen en su formación profundamente antisoviética, impregnada por el padre, quien representó a su país, Polonia, en Alemania y la urss durante los convulsos años 30 del siglo xx.

La historia de política exterior estadounidense en el siglo XX está ligada a Zbigniew Brzezinski. Profesor de la Universidad Johns Hop­kins antes en Harvard y en Columbia, había dirigido la Trilateral Commission del banquero Rockefeller y había asesorado a los presidentes Kennedy y Johnson.

El polaco fue un gran defensor de la Guerra de Vietnam y en 1966 entró a formar parte del Consejo de Planificación Política del Departamento de Estado. Fue uno de los redactores del discurso «Construcción de puentes», pronunciado por el presidente Lyndon Johnson el 7 de octubre de 1966.

A los 49 años, Brzezinski se convirtió en un influyente asesor de Seguridad Nacional  del  presidente Jimmy Carter  y en un decisivo instigador de la Operación Ciclón, basada en la alianza de la cia  con los extremistas  musulmanes afganos, antes y durante la intervención soviética en Afganistán  en  la década de 1980.

Esa operación, costeada por más de diez años con alrededor de 40 000 millones de dólares en ayuda militar y logística de todo tipo por EE. UU., según cálculos de diversas fuentes públicas en la red, además de contribuir a la

retirada del Ejército Rojo y la propia desaparición de la urss, desencadenó  un funesto legado de miles de muertos en toda la región y la destrucción de países enteros, en una trama que parece  no tener fin.

LA TRAMPA

Para los años finales de la década de 1970, en Afganistán se instauró un régimen favorable a cambios socialistas, apoyado por la URSS, pero las autoridades afganas, al intentar infructuosamente quebrar siglos de costumbres medievales,  solo lograron concitar una fuerte oposición armada del fundamentalismo religioso que Brzezinski consideró importante sustentar militar y económicamente en julio de 1979, con la puesta en marcha de la Operación Ciclón, aprobada por el presidente Carter  antes de la intervención soviética en Afganistán en diciembre de 1979.

Desde entonces, una fuerte campaña mediática presentó la oposición armada del movimiento islamista con el apoyo estadounidense como reacción posterior a la invasión soviética, sin embargo, en 1998, Brzezinski, en la mencionada  entrevista, aportó luz sobre el siniestro entramado  de la Operación Ciclón.

«No presionamos a los rusos a intervenir, pero incrementamos a propósito la probabilidad de que lo hicieran… Esa operación secreta (Ciclón) fue una idea excelente. Tuvo el efecto de atraer a los soviéticos hacia la trampa afgana… El día en que los soviéticos cruzaron oficialmente la frontera, escribí al presidente Carter: “Ahora tenemos la oportunidad de darle a la Unión Soviética su Guerra de Vietnam”».

La estrategia de enfrentar a la urss en Afganistán tuvo éxito, pero de los vestigios de esa victoria quedaron en Afganistán las bases de miles de combatientes fundamentalistas de donde emergió  Al Qaeda, concebido por un espigado joven millonario saudí, llamado Bin Laden, quien en su época resultó uno de los  nombrados combatientes por la libertad  contra los «infieles soviéticos» que tanto prohijó  Brzezinski.

El asesor de origen polaco murió en 2017 a los 89 años y no se arrepintió de las consecuencias de la trágica coalición con los extremistas islámicos, que promovió creyendo que así contribuía a los intereses de su patria adoptiva, a costa de la vida de miles de habitantes inocentes de todo el mundo. Seguir leyendo EL ASESOR POLACO. JORGE WEJEBE

EE.UU. LANZA EN AFGANISTÁN LA MÁS GRANDE DE SUS BOMBAS NO NUCLEARES

WASHINGTON.–El Ejército de Estados Unidos lanzó ayer en Afganistán la más grande de las bombas no nucleares disponibles en su arsenal, confirmaron fuentes militares.

Se trata de la primera vez que el Pentágono usa en una acción militar la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb (MOAB), conocida como «la madre de todas las bombas», indicaron a la televisora CNN funcionarios del departamento de Defensa que solicitaron el anonimato.

Precisaron que el artefacto de diez toneladas fue lanzado desde un avión MC-130 comandado por un cuerpo de operaciones especiales de la Fuerza Aérea.

Impactó en la localidad de Achin, provincia de Nangarhar, cerca de la frontera con Pakistán, con el objetivo de destruir túneles y a miembros del Estado Islámico (EI), añadieron.

Según datos técnicos, la MOAB explota al llegar al suelo, con un área de daños cercana a los cinco kilómetros de radio.

Durante el 2016, Estados Unidos lanzó más de 26 000 bombas sobre siete países, confirmó un reciente informe del Consejo de Relaciones Exteriores (CFR, por sus siglas en inglés), organización estadounidense especializada en política exterior.

Ello significó unas 3 000 más de las utilizadas en el 2015, precisó el estudio.

Los datos del CFR mostraron que la gran mayoría de los bombardeos y ataques aéreos tuvieron lugar en Irak y Siria, donde Washington y una coalición de gobiernos occidentales y de Oriente Medio efectúan incursiones contra el Estado Islámico.