Archivo de la etiqueta: GALERÍA TRANSEÚNTES

SÁNDOR GONZÁLEZ VILAR: MI BANDERA ES AQUELLA. GIUSETTE LEÓN GARCÍA

GIUSETTE LEÓN GARCÍA

El 28 de enero, en el Memorial José Martí de La Habana, esta pieza quedó expuesta como homenaje al Héroe Nacional en su aniversario 168. 

Mi ADN es el título y consiste en una urna de madera y cristal que descansa sobre un pedestal que imita el mármol con que fue construida la Plaza de la Revolución.

En el interior de la urna se encuentran preservados los 27 tomos de las Obras Completas de José Martí. En la parte superior, una estrella calada permite que atraviese la luz y se dibuje su silueta sobre el Tomo # 1, aludiendo a la sepultura del apóstol en el cementerio Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba. La instalación tiene aproximadamente la misma estatura de Martí: 167,5 cm. 

Y junto a ella, quizás custodio o tal vez custodiada por el más universal de los cubanos: la bandera de la estrella solitaria.

«Detrás de la pieza se encuentra flotando una bandera que heredé de mis antepasados, manchada con sangre. Contaba mi abuela que esa bandera acompañó a su sobrina en la Sierra Maestra durante la guerra que culminó en 1959. Mi ADN es un tributo, un homenaje a mis raíces, a nuestra historia y a sus símbolos más preciados», nos cuenta el autor, Sándor González Vilar. 

Ya este versátil artista cubano la había hecho ondear en sus ciudades, había coloreado sus escaleras o edificios con la perfecta combinación de blanco, azul y rojo que la conforma, pero esta bandera es mucho más que la representación o la metáfora de su patriotismo, de su lealtad a Cuba y sus símbolos. 

Esta bandera es, al mismo tiempo, un objeto concreto y la más sagrada y simbólica herencia familiar. Es, efectivamente, parte de su ADN y como tal, desde el arte, ha sabido rendirle homenaje.

El artista

Sándor González es un artista cubano independiente, graduado de Artes Plásticas, en la especialidad de Grabado, en la Academia de Bellas Artes «San Alejandro», de La Habana. Cuenta con decenas de exposiciones personales y colectivas dentro y fuera de Cuba. Ha incursionado en la gráfica, el dibujo, la escultura, la instalación, el video-arte… en fin, una amplia gama de técnicas y formatos dentro de las artes visuales. Desde el 2014 practica la pintura submarina y fundó la primera galería submarina de Cuba, «TRANSEÚNTES», en el Centro Internacional de Buceo de Punta Perdiz, en la Ciénaga de Zapata, Matanzas.

Además de su obra personal, Sándor expresa en hechos un compromiso social como creador. Organiza concursos, talleres y donaciones para la Academia que lo formó; enseña dibujo a jóvenes y niños de diversas edades en su Taller personal y ha sido un activo promotor cultural. En los últimos meses, ha organizado varias muestras colectivas online, entre ellas: «Vengo de todas partes», en la que se incluye precisamente esta pieza.

Sin embargo, la convicción de integrar la bandera cubana a su obra siempre que fuera posible, no le llegó a Sándor por encargo ni al azar, no es una jugada política o comercial, sino el fruto de una vivencia al lado del pueblo: la Brigada Martha Machado, de la que fue miembro fundador, junto a su colega y amigo Alexis Leyva Machado, Kcho. Con la Brigada, Sándor pasó meses acompañando a varias comunidades afectadas por el paso devastador de los huracanes Gustav, Ike y Paloma, participando en las labores de recuperación y, al mismo tiempo, tratando de devolverles la esperanza con la belleza del arte. 

Fuente: CUBASÍ

SÁNDOR GONZÁLEZ VILAR: “UN ARTISTA ES COMO UN FRANCOTIRADOR SOLITARIO, Y DEBE ESTAR DONDE LA HUMANIDAD LO NECESITE”

SÁNDOR CUBARTE 1
Sándor González Vilar (La Habana, 1977)

ADALYS PÉREZ SUÁREZ 

ADALYS CUBARTEPor estos días en que la Covid 19 moldea nuestra vida cotidiana, el nombre de Sándor González Vilar (La Habana, 1977) ha ocupado en ocasiones parte de los espacios informativos del país, debido a las acciones de bien público y promoción cultural emprendidas por este artista visual desde las redes sociales.

SÁNDOR CUBARTE 2
Visite la exposición en: FACEBOOK 

En fecha reciente, la exposición online Distancias conectadas, organizada por él, logró reunir obras de diez de nuestros más reconocidos creadores, entre ellas las del Premio Nacional de Artes Plásticas Eduardo Roca Salazar, Choco. Sobre esta muestra y otras vertientes de su trayectoria, González Vilar accedió a hablar para los lectores del Blog Cubarte

¿Cómo aprecias la recepción que ha tenido por parte de los internautas la exposición Distancias conectadas?

“Yo estoy muy contento con la exposición; pero, sobre todo, por lo felices que se sintieron los artistas que convoqué. La necesitaban. También me regocija ver la reacción de nuestras instituciones y de la prensa, en general. Agradezco mucho todo el apoyo que encontré.

Sobre la repercusión en las redes, sé que podemos lograr muchísimo más. Esto es solo el comienzo, pudo quedar mucho mejor, pero es parte de comenzar algo.

Nosotros no inventamos nada, las exposiciones online, visitas 3D a museos y galerías; incluso, subastas online, vienen ocurriendo hace mucho tiempo ya. No nos consideramos pioneros, pero sí hicimos algo en el momento que más lo necesitaban los artistas cubanos, sus galerías y nuestras instituciones.

Nos queda por delante mucho trabajo y mucho que aprender. Las redes sociales, como la internet, es algo en lo que no tenemos la más mínima experiencia, teniendo en cuenta que llegaron a nosotros hace muy poco. Todo consiste en un mundo de seguidores, likes, corazones, compartir publicaciones de otros, las historias, los estados, los hashtags, etc. Es un mundo aún desconocido en el cual reina la banalidad, como me dijo Rancaño en la entrevista que le hice, citando a Humberto Eco: las redes sociales le han dado tribuna a una legión de mediocres.

Si publicas una bronca callejera, un accidente o una mujer hermosa semidesnuda, al momento tendrás muchos likes, comentarios, seguidores, etc.; pero si publicas una obra de arte, apenas alcanzas un tercio de los que puedes alcanzar con lo antes mencionado.

También influye mucho ser una figura pública y los creadores visuales no lo somos; los músicos y los actores tiene esta ventaja, su trabajo lo requiere. A un concierto asisten miles de personas y una película o una novela, ni hablar del alcance que tienen,  mas los artistas plásticos casi nunca salimos en las cámaras, no porque los medios no nos promuevan. Muchos conocen nuestra obra, pero no nuestros rostros, ni siquiera nuestra voz y esto también influye.

Pero como le dije a la directora de una de nuestras galerías cubanas que se interesó en este proyecto para aprender y también hacerlo ellos como galería: lo único que les podré enseñar son los errores que voy a cometer. Estoy feliz, pero no satisfecho”.

Distancias conectadas no es la primera convocatoria que haces en internet, le antecedió en abril la campaña Somos Todos, llamando a la realización de videos en los cuales artistas e intelectuales, usando nasobuco, exhortaran a quedarse en casa. ¿Qué ha motivado estas iniciativas?

“La campaña Somos Todos surge cuando salí de casa después de un tiempo de confinamiento y noté la indisciplina social que había en la calle, con respecto a las normas de prevención y precaución que habían dictado las autoridades y el Ministerio de Salud de nuestro país.

Algo tenía que hacer… ¿y quién mejor que nuestros artistas en general, nuestros intelectuales, nuestros niños y hasta nuestros sacerdotes para mandar este mensaje? Ellos son los que más alcance tienen ya que muchos los conocen. Los videos de los niños los poníamos los domingos, pues para mí cada domingo es el día del niño.

Convoqué primero a los amigos y muchos se sumaron voluntariamente: artistas, intelectuales, coleccionistas, galeristas de muchos países, además de los nuestros, claro está. Fue muy lindo porque el mensaje es universal. En todo el mundo se ha sufrido y aun se sufren los afectos de la Covid 19.

Es mi obra más importante durante esta etapa de cuarentena. Como creador que soy, me siento responsable con el momento en el que vivo y creo que no hay obra más grande que la que se hace por el bien de todos; no hay lienzo o cartulina que soporte tanto, ni escultura más monumental.

Ya pasamos a fase uno de recuperación, ahora haremos un video con todos estos mensajes; será la obra física que perdure, mi testimonio y la constancia de lo que se puede hacer”.

SÁNDOR CUBARTE 3

Transeúntes es una galería que ha estado en espacios poco convencionales. Primero, el fondo del mar en la Ciénaga de Zapata y, ahora, las redes sociales. ¿Es ella expresión de tu concepto del arte?

“Transeúntes nace en el año 2000, después de mi graduación en la Academia de Bellas Artes San Alejandro. Como su nombre lo indica, puede estar donde quiera, como un transeúnte más.

Donde yo esté, siempre estará: bajo el mar, en la cima del Turquino o en el barrio más humilde. Siempre me preocupé por apoyar a alumnos, escuelas de arte, artistas jóvenes, autodidactas o sencillamente desconocidos y hemos hecho mucho, muchísimo; pero esos logros no son públicos. Nunca fue mi intención. Los que allí estuvieron lo saben y eso para mí es más que suficiente. Seguir leyendo SÁNDOR GONZÁLEZ VILAR: “UN ARTISTA ES COMO UN FRANCOTIRADOR SOLITARIO, Y DEBE ESTAR DONDE LA HUMANIDAD LO NECESITE”