Archivo de la etiqueta: GRUPO DE LIMA

RED EDH: URGE UN AMPLIO MOVIMIENTO DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA

PRONUNCIAMIENTO DEL CAPÍTULO CUBANO DE LA RED EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD ACERCA DE LA AMENAZA DEL GOBIERNO DE EE.UU. Y LA DERECHA INTERNACIONAL A VENEZUELA

Los acontecimientos actuales en relación con Venezuela y la región parecen copiados íntegramente de los manuales de la inteligencia norteamericana, en particular los llamados eufemísticamente golpes “blandos” o guerras de “baja intensidad”. Van quedando muy pocas alternativas que no hayan sido aplicadas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Nuevos acontecimientos se han sumado a los ya conocidos con igual fin: derrocar al gobierno bolivariano legítimamente elegido por el pueblo, respaldado por veintitrés procesos electorales en los últimos dieciocho años:

  • Las afirmaciones del secretario de Estado y ex CEO de la petrolera Exxon, Rex Tillerson, en su discurso en la Universidad de Texas, donde, en el peor estilo imperial, reivindicó la vigencia de la Doctrina Monroe, y amenazó a Cuba y Venezuela.
  • La posterior gira del propio señor Tillerson por un grupo de países de la región para ordenar y planificar con los gobiernos incondicionales al imperio la arremetida diplomática contra Venezuela.
  • La servil declaración del Grupo de Lima excluyendo a Venezuela de la Cumbre de las Américas próxima a realizarse, tomando como fundamento un manipulado informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que refiere una “situación humanitaria” en el país y un “flujo de migrantes” que pone en peligro la tranquilidad de las fronteras.
  • La negativa del Grupo de Lima a reconocer las elecciones presidenciales convocadas para el 22 de abril por la autoridad electoral venezolana, después que ésta fuese meses atrás una exigencia de la oposición en la Mesa de Diálogo y  cuyo calendario, incluso, había sido conciliado entre las partes.
  • El contraproducente quebrantamiento del diálogo entre el gobierno y la oposición venezolanos, en República Dominicana, cuando éste estaba a punto de dar sus frutos y apostaba por una solución pacífica.
  • La creciente presencia militar de Estados Unidos en la región y las maniobras realizadas durante los últimos meses con fuerzas de Colombia, Perú, Brasil, Chile, México, Argentina y Panamá, entre otros estados, incluso de la OTAN, y los desplazamientos de tropas de Colombia y Brasil en la frontera venezolana.

En resumen, todo parece estar listo para un golpe final que abra las puertas al Comando Sur. Sólo bastaría la fabricación de algún pretexto, tal como ha ocurrido en múltiples ocasiones durante la historia del imperialismo norteamericano.

Ante esta peligrosa situación, el capítulo cubano de la Red de intelectuales, artistas y luchadores sociales En defensa de la humanidad, declara que:

  • Urge gestar un amplio movimiento de solidaridad con la hermana República Bolivariana de Venezuela, haciendo énfasis en el peligro que una intervención armada de Estados Unidos y/o sus aliados representaría no sólo para el pueblo venezolano, sino para toda Nuestra América y el resto del mundo. Cualquier conflicto o contradicción interna en nuestra región debe ser solucionado por vías pacíficas y democráticas, tal como ha sido proclamado por la CELAC y como el propio gobierno venezolano ha probado en reiteradas ocasiones.
  • Condenamos enérgicamente las acciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Grupo de Lima, que sirven ominosamente al imperialismo en sus ansias intervencionistas en la región. Estas instancias no han servido nunca para condenar las masivas y reiteradas violaciones a los derechos humanos de Estados Unidos por sus constantes guerras de agresión en todo el mundo, ni las injusticias que se cometen en ese país y en el ámbito de sus aliados.
  • Alertamos que las acusaciones de Washington y sus lacayos son y serán reproducidas frenéticamente por las grandes corporaciones mediáticas y las redes sociales que manejan a su antojo y que, como es conocido, cuentan con herramientas suficientes para la manipulación constante de la opinión pública, lo que refuerza la necesidad de una comunicación alternativa, certera y oportuna, y de la impostergable articulación de nuestras plataformas en un frente de acción común y coordinada.
  • A las ya conocidas amenazas a Venezuela, tanto el senador norteamericano Marco Rubio como el secretario general de la OEA, Luis Almagro, han adicionado agresivas e injerencistas críticas a la democracia y a la práctica política cubana, Estado absolutamente independiente que en casi sesenta años de constantes agresiones no han podido doblegar.

Como dijera nuestro apóstol José Martí: “Es la hora del recuento y de la marcha unida y hemos de andar en cuadro apretado como la plata en las raíces de los Andes.”

Unamos nuestros esfuerzos en el apoyo a la Venezuela de Bolívar y Chávez; rechacemos cualquier intento por deformar la realidad de lo que allí acontece y alcemos nuestras voces frente a las amenazas que penden hoy sobre América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

La Habana, 19 de febrero de 2018, Año 60 de la Revolución.

CUBA RECHAZA INJERENCIA Y EXCLUSIÓN DE VENEZUELA DE CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

Mientras Estados Unidos se ha ocupado históricamente de sembrar el odio y la hostilidad en América Latina y el Caribe, Cuba y Venezuela quieren para la región la paz y la unidad. Foto: Archivo

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba condena enérgicamente el pronunciamiento de un grupo de países del Hemisferio emitido el 13 de febrero en Lima, que constituye una intromisión inaceptable en los asuntos internos de la República Bolivariana de Venezuela, a la vez que rechaza categóricamente la decisión de reconsiderar la participación del Gobierno venezolano en la VIII Cumbre de las Américas a celebrarse el próximo mes de abril en Perú.

Hace muy pocos días, el Secretario de Estado estadounidense, durante una gira por varios países de la región, declaró la plena vigencia de la Doctrina Monroe, el más notorio instrumento del intervencionismo imperialista norteamericano en nuestra región; llamó a un golpe militar contra el Gobierno constitucional de Venezuela y abogó por endurecer las sanciones contra ese país. La decisión tomada no resulta ajena a estas declaraciones y gestiones.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba recuerda, en este contexto, la arbitraria y agresiva Orden Ejecutiva de los Estados Unidos, renovada en enero de 2017, que califica a Venezuela como «una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional y la política exterior» de la superpotencia, y la más reciente advertencia del Presidente Donald Trump de utilizar contra ella «una posible opción militar si es necesario».

Es insólito e increíble que ahora se utilice como pretexto una supuesta «ruptura inconstitucional del orden democrático», precisamente en un país que ha celebrado en pocos meses elecciones municipales, regionales, para una Asamblea Constituyente y que acaba de convocar elecciones presidenciales, tal como se le reclamaba antes, incluso mediante la injerencia externa o por métodos inconstitucionales y violentos.

Cuba denuncia que este pronunciamiento y la exclusión de Venezuela de la VIII Cumbre de las Américas son contrarios a los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y a la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada por los Jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ratifica la invaria-ble solidaridad de Cuba con la República Bolivariana de Venezuela y con la unión cívico-militar de su pueblo que encabeza el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Tienen total actualidad las palabras del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz, pronunciadas el 14 de julio de 2017, cuando dijo «la agresión y la violencia golpista contra Venezuela dañan a toda Nuestra América y solo benefician los intereses de quienes se empeñan en dividirnos para ejercer su dominación sobre nuestros pueblos, sin que les importe generar conflictos de consecuencias incalculables en esta región, como los que estamos presenciando en diferentes lugares del mundo. Alertamos hoy que quienes pretenden derrocar por vías inconstitucionales, violentas y golpistas a la Revolución Bolivariana y Chavista asumirán una seria responsabilidad ante la historia».

La Habana, 14 de febrero de 2018

VENEZUELA: CRECE LA AMENAZA DE INTERVENCIÓN. ÁNGEL GUERRA CABRERA

GUERRITA 1

ÁNGEL GUERRA CABRERA / LA JORNADA

La antidemocrática exclusión de Venezuela de la Cumbre de las Américas, acordada el 13 de febrero en Lima por gobiernos estrechamente aliados a Estados Unidos, está encaminada a reforzar el cerco, el aislamiento y la gestación del derrocamiento por la fuerza del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Es sabido que Washinton y las derechas se emplean a fondo en el derrocamiento por la fuerza de la Revolución Bolivariana.  Pero ya los voceros del imperio lo declaran descaradamente, como lo hizo en su discurso de la Universidad de Texas el secretario de Estado y ex CEO de Exxon, Rex Tillerson o días después el senador de origen cubano Marco Rubio, a quien Trump le ha entregado la operación de la política hacia Cuba y Venezuela.

El llamado Grupo de Lima proclamó que no reconoce las elecciones presidenciales convocadas para el 22 de abril por la autoridad electoral venezolana y reiteró su no reconocimiento a la Asamblea Nacional Constituyente. A la vez, invocó como justificación de sus actitudes un sesgado informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que, en violación de las normas que la rigen, no toma en cuenta la opinión del gobierno venezolano, así como la decisión de conducir un informe preliminar sobre Venezuela de la fiscal de la Corte Penal Internacional. Esta corte es un instrumento colonial en la que nunca se han juzgado ni una sola de las flagrantes y masivas violaciones a los derechos humanos de Estados Unidos ni tampoco de los inigualables crímenes de lesa humanidad que comete en las constantes guerras de agresión en que se embarca. Otros aspectos importantes de la declaración se refieren a la situación humanitaria y al flujo de migrantes de Venezuela hacia otros países.

Es difícil encontrar un pronunciamiento más mendaz, injerencista, servil al imperialismo y cargado de desprecio por la voluntad del pueblo venezolano y los principios del derecho internacional que esta declaración sobre Venezuela del mencionado grupo. Contribuye a dar la justificación para una intervención militar o un golpe de Estado sangriento en la patria de Bolívar al repetir las mismas acusaciones de Washington y de las grandes corporaciones mediáticas.  Seguir leyendo VENEZUELA: CRECE LA AMENAZA DE INTERVENCIÓN. ÁNGEL GUERRA CABRERA

SABOTAJE A LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA. ATILIO BORÓN

ATILIO BORÓN

Dando una vez más cumplimiento a su funesta misión, Estados Unidos acaba de sabotear un acuerdo laboriosamente alcanzado entre el gobierno y la oposición venezolana en los diálogos de Santo Domingo.  La carta que el 7 de febrero hizo pública el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero revela su sorpresa -y, de modo más sutil, su indignación- ante la «inesperada» renuncia por parte de los representantes de la oposición a suscribir el  acuerdo cuando estaba todo listo para la ceremonia protocolar en la cual se anunciaría públicamente la buena nueva. Como revela en dicha carta, RZ dice que luego de dos años de diálogos y discusiones se había llegado a un acuerdo para poner en marcha «un proceso electoral con garantías y consenso en la fecha de los comicios, la posición sobre las sanciones contra Venezuela, las condiciones de la Comisión de la Verdad, la cooperación ante los desafíos sociales y económicos, el compromiso por una normalización institucional y las garantías para el cumplimiento del acuerdo, y el compromiso para un funcionamiento  y desarrollo plenamente normalizado de la política democrática.» (https://www.aporrea.org/oposicion/n320777.html)

Este acuerdo, de haber sido firmado por la oposición, ponía fin a la crisis política que, con sus repercusiones económicas y sociales, había desatado una de las más graves crisis de Venezuela en su historia. Era también un paso gigantesco hacia la normalización de una situación regional cada vez más crispada por las resonancias del conflicto venezolano. El pretexto sorpresivamente utilizado por la avergonzada oposición fue la renovada exigencia de que las elecciones presidenciales fuesen monitoreadas por el Grupo de Lima, una colección de países (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guayana,  Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía) cuyos gobiernos compiten para ver quien hace gala del mayor servilismo a la hora de obedecer las órdenes emitidas por la Casa Blanca para atacar a Venezuela. El Grupo de Lima no es una institución como la UNASUR, la OEA u otras por el estilo. El documento elaborado en la República Dominicana ponía en manos de la Secretaría General de la ONU organizar la fiscalización del comicio presidencial, una institución infinitamente más seria y prestigiada que el Grupo limeño en donde abundan los narcopresidentes,  los golpistas bendecidos por Estados Unidos como los mandatarios de Brasil y Honduras, gobiernos como el de México que hicieron del fraude electoral un arte de incomparable eficacia, o el de Chile, cuyo mayor logro democrático es haber decepcionado tanto a su pueblo que menos de la mitad del electorado concurrió a votar en las últimas elecciones presidenciales. Sin embargo, la exigencia de que este impresentable grupo de gobiernos fuese el encargado de garantizar la «transparencia y honestidad» de las elecciones presidenciales en Venezuela fue el pretexto utilizado para boicotear un acuerdo que tanto trabajo había costado sellar. ¿Cómo explicar este súbito e inesperado cambio en la opinión de la oposición venezolana?  Seguir leyendo SABOTAJE A LA DEMOCRACIA EN VENEZUELA. ATILIO BORÓN