Archivo de la etiqueta: Guille Vilar

EL MITO DE PROMETEO A TRAVÉS DE LENNON. GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

El 9 de octubre John Lennon cumpliría 80 años de edad, razón por la cual nos acercaremos a este popular músico británico que extendiera sus inquietudes como individuo hasta el compromiso con causas justas de estos tiempos. Por lo tanto, no haremos referencia a su obra con Los Beatles y mucho menos polemizaremos en torno a si Lennon era superior o no como músico en relación con Paul McCartney, cuando en realidad ambos funcionaron como los respectivos polos creativos del ying y del yang en el grupo, dinámica indivisible que los complementaba entre sí.

El propio Paul ha declarado recientemente que Los Beatles fueron como un cuadrado, en donde cada uno de ellos representaba a uno de sus lados, por lo que todos tenían la misma importancia como componentes del conjunto. Por otra parte, la presencia de Yoko Ono tuvo una incidencia significativa en la vida de Lennon durante su etapa posbeatle, por lo que resulta imprescindible desenmascarar la leyenda de Yoko como la mujer que separó a Los Beatles.

En realidad, hacia el final de la carrera del cuarteto, ya se habían acumulado suficientes tensiones entre sus integrantes como para querer disolver por ellos mismos semejante entidad, sin tener necesariamente que culparla a ella, difamación que en buena medida ha estado sustentada no solo por criterios racistas, debido a su nacionalidad japonesa, sino también por ser siete años mayor que Lennon y por supuesto, por no responder a los patrones de belleza imperantes en la cultura occidental.

No obstante, John reunía la suficiente integridad como ser humano, para superar todo tipo de obstáculos y convenciones que atentaran contra la estabilidad del amor que cada uno de ellos sentía por el otro, al asumir la plena igualdad de condiciones en una pareja, relaciones que todavía hoy día constituyen un ideal para muchos. Pues, es precisamente esta mujer la que induce en John actitudes en contra de la guerra de Vietnam, como fue la célebre Semana por la Paz, sin salir de la cama de un hotel de Montreal en 1969, momento donde Lennon compone la pieza Give Peace a Chance.

Valga recordar el impacto alcanzado por dicho tema al ser interpretado por el afamado cantautor Pete Seeger ante medio millón de manifestantes por la paz en Washington. Estos son los años en que la pareja de John y Yoko, radicada en Nueva York, hacen públicas otras canciones de carácter progresista como Imagine y Power to the People; participan en marchas en contra de la guerra, además de apoyar explícitamente a movimientos en favor de los derechos civiles de los negros estadounidenses como The Black Phanters, en específico a la activista Angela Davis, quien es homenajeada en el disco Sometime in New York City con la canción Angela.

 Para el entonces presidente de turno, el republicano Richard Nixon, el accionar político de Lennon, se le llegó a convertir en una obsesión al ver en peligro sus pretensiones de salir relecto en el cargo y trata de deshacerse de él por todos los medios, incluso mediante el acoso del fbi para impugnarlo de cualquier delito y así poder deportar a la pareja de Estados Unidos.

Si comparáramos la explosiva convulsión de la sociedad estadounidense de aquellos años 70 con la de nuestros días, veríamos que no hay mucha diferencia entre ambas, pues hasta encontramos matices de mayor agresividad por parte de la derecha reaccionaria que hoy ostenta el poder en las altas esferas de ese país. Tal situación nos conduce a un ejercicio de reflexión, donde trasladaremos imaginariamente a John y Yoko como recién acabados de llegar a Estados Unidos, con la voluntad de quedarse a vivir en Nueva York y motivados por aquel tipo de compromiso social que los caracterizara hace más de cuatro décadas. Seguro estoy de que podemos coincidir en cuál habría sido la incisiva denuncia por parte de un activista como Lennon, ante la indiferencia de un gobierno que hace crecer dramáticamente las cifras de fallecidos por el mal manejo de la pandemia de la COVID-19. Del mismo modo, estaremos de acuerdo con cuál habría sido la posición de John y Yoko ante el movimiento Black Lives Matter como un justo reclamo al cese de la violencia policial en contra de la población negra estadounidense.

Ante semejante escenario, no ponemos en duda que con un presidente tan carente de ética como Donald Trump, incluso más proclive que Nixon a hacer literalmente cualquier cosa con tal de repetir otros cuatro años como inquilino de la Casa Blanca, la supuesta presencia de un artista con la evidente capacidad de influir en multitudes como John Lennon, lo convertirían de nuevo en un sujeto altamente peligroso para la prevalencia de la cúpula gobernante.

Decididamente, quizá la dinámica que envuelve nuestra vida cotidiana no nos permita darnos cuenta de que en la persona de John Lennon somos testigos de la concreción contemporánea del mito de Prometeo. Es el precio pagado por un músico universalmente reconocido que, alentado por sus ansias de aliviar males latentes en una sociedad enferma como la estadounidense, esté condenado a ser asesinado una y otra vez hasta que sus sueños por un mundo mejor se conviertan en realidad.

Fuente: Granma

ORGULLO DE CUBANO. GUILLE VILAR

En el contexto universal de estos tiempos, donde los preceptos de una milenaria ética humanista pretenden ser suplantados por la utilidad amoral que propician la avaricia desmedida y la indolencia ante el destino incierto que afrontamos como especie en el planeta, el legado de Fidel es inmenso

fidel 6

GUILLE VILAR

GUILLE VILARTengo muchas razones para sentirme orgulloso de ser cubano, y una de ellas es la de haber sido contemporáneo de Fidel. Por eso comprendo el origen de todas las infamias que se han querido levantar en contra de la obra a la que consagró su vida, la Revolución Cubana.

Mientras más intenso fuera el resplandor que desprendían sus acciones en favor de los demás, más profundo era y es el odio del enemigo por despreciar las motivaciones de su empeño.

En el contexto universal de estos tiempos, donde los preceptos de una milenaria ética humanista pretenden ser suplantados por la utilidad amoral que propician la avaricia desmedida y la indolencia ante el destino incierto que afrontamos como especie en el planeta, el legado de Fidel es inmenso.

A su constante preocupación por que el mundo pueda ser un mejor lugar para todos, le debemos este devenir de la nación cubana inspirado en su fidelidad a principios altruistas. Es esa voluntad compartida de entregarnos a los demás, cuyas raíces crecen desde el interior de aquellas almas donde la ética de ser prevalece por encima del egoísmo que predica el precio del tener como modo de vida.

Nombres de grandes líderes como los del escocés William Wallace, el hindú Mahatma Gandhi o el del sudafricano Nelson Mandela, juntos al de Fidel Castro Ruz, constituyen impactantes referencias de infinita lealtad de estos para con sus pueblos.

Por algo nadie recuerda el nombre de sus enemigos. Es que, como afirmó nuestro Apóstol José Martí: «La capacidad para ser héroe se mide por el respeto que se tributa a los que lo han sido».

Fuente: GRANMA

CONVERSACIÓN CON UN AMIGO DE JOHN Y YOKO. GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

GUILLE 1Invitado por el Consejo Nacional de las Artes Plásticas y la Fototeca de Cuba, el pasado mes de diciembre estuvo de visita en nuestro país el fotógrafo norteamericano Bob Gruen para presentar la exposición Rock and Roll en la Fototeca de Cuba. Para este neoyorquino hablar de músicos del rock anglosajón, es sencillamente hacer referencia a una profesión a la cual se ha entregado con mucho oficio, pero también apasionadamente. De ello dan fe las numerosas fotografías exhibidas en las paredes de la Fototeca; valiosos testimonios que evocan la trascendencia de los músicos capturados por el lente de su cámara, además de sugerirnos historias de vidas. En tal sentido, sus fotos tanto de John Lennon como de John y Yoko Ono en New York, preservan una carga emotiva a la cual intentamos acercarnos en esta entrevista exclusiva concedida por Bob Gruen a La Jiribilla.

Bob Gruen, fotógrafo norteamericano y amigo de  John y Yoko. Detrás de Bob, los cuadros de John Lennon y Chuck Berry. Foto: Cortesía del autor

¿Cómo fueron sus inicios como fotógrafo de rock?

Aprendí de la fotografía de mi madre, quien revelaba e imprimía sus propias fotos por afición. Seguí por ese camino y tomaba fotos para un periódico de la escuela. Después de la Secundaría Básica, compartí con los músicos de un grupo de rock conocido como Glitterhouse. Ellos firmaron con el productor Bob Crewe y la casa disquera utilizó mis fotos del grupo y así comencé a conocer gente del negocio de la música. Pero realmente mi carrera como tal comenzó cuando tomé una buena foto a Tina Turner en 1970 y empecé a trabajar con Ike and Tina. Después de este momento, he hecho muchos contactos que han permitido establecerme como un fotógrafo de rock.

Freddie Mercury, Brian May y Roger Taylor de Queen.  Febrero, 1977. Foto: Bob Gruen

¿Cuándo usted se acerca a los músicos, se limita a obtener buenas fotos o desearía que este tipo de acercamiento pudiera llegar a convertirse en una relación cercana?

Usualmente de inicio no busco crear una amistad… muchos de estos trabajos, son justamente eso, trabajos. Pero a menudo, logro hacer relaciones amistosas con las personas que fotografío.

John Lennon en una azotea en Nueva York. Agosto 29, 1974. Foto: Bob Gruen

¿Cómo le fue posible acercarse a una figura icónica dentro del rock como John Lennon?

Conocí a John Lennon y Yoko Ono a pedido de una revista. Les gustaron las fotos que tomé en la primera noche y me pidieron que regresara para trabajar con ellos. Hoy en día todavía mantengo relaciones con Yoko.

No solo tuvo la posibilidad de ser el fotógrafo de Lennon durante su estancia en New York sino que llegó a ser una persona muy cercana a su círculo familiar. ¿Cómo definiría al Lennon más íntimo, el menos mostrado por la prensa?

John y Yoko no eran muy diferentes en privado a como se comportaban en público. La pareja de John y Yoko que uno ve en las entrevistas y en los documentales, eran la misma gente que conocí en la cocina de su casa. La única diferencia es que, en privado, Yoko se siente con más confianza para mostrarnos su sentido del humor… realmente llega a ser muy simpática a lo formal que pudiera parecer en público.

Yoko Ono y John Lennon sostienen flores junto a un árbol en Central Park, Nueva York. 2 de abril de 1973. Foto: Bob Gruen

¿Cómo eran las sesiones de fotos con Lennon? ¿Podías trabajar con tranquilidad, sin presión?

Después de nuestro primer encuentro, nos sentíamos muy cómodos el uno con el otro. A ellos les gustaba que su vida fuera documentada así que usualmente les tomaba las fotos sin que me prestaran atención. Seguir leyendo CONVERSACIÓN CON UN AMIGO DE JOHN Y YOKO. GUILLE VILAR

ALLÍ, DONDE SE REPARAN CORAZONES. ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

FRAGMENTOS DE UNA ENTREVISTA A GUILLE VILAR

 

ARLEEN RODRÍGUEZ DERIVET

Una mala pasada le volvió a jugar el destino a “El Guille”. El intenso dolor le avisó sobre el regreso de un “viejo padecimiento”. Después, un recorrido ya conocido: sala de Urgencia del Instituto Cardiovascular, ingreso, intervención quirúrgica de último momento y la posterior rehabilitación. Allí, en la sala 11 del tercer piso del prestigioso centro hospitalario, especializado en dolencias cardiovasculares, un corazón varias veces reparado se recupera. Es el Guille Vilar. A su encuentro acudió la periodista Arleen Rodríguez Derivet, con el abrazo fraterno de la amiga y esa compañera inseparable de ambos que es la música.

Casi se le para el corazón al Guille Vilar. Entrañable, ¿cómo se dice en el ambiente a esto que somos tu y yo? ¿Yuntas, entrañables?

Imagínate tú, almas gemelas.

Almas gemelas, eso me gusta mucho más. Estamos aquí en el Cardiovascular porque el Guille Vilar acaba de salir de una operación complicadita, como son todas las operaciones del corazón. La tercera ya de estas intervenciones quirúrgicas. ¿Qué pasa en el corazón de Guille Vilar?

Bueno, me lo han partido muchas veces. No, ese es el metabolismo, la gente dice, tú fumas, no fumes mucho, tú haces tal cosa… yo digo, no, no es nada de eso, es que el ser humano tiene un metabolismo y el mío produce grasa en las arterias y esa grasa provoca obstrucción, lo que hace que el corazón te duela. Entonces, vienes para acá enseguida y te lo destupen.

Es decir, ¿estás aquí porque te duele el corazón?

Me dolía, ya no.

¿Entonces es verdad que el corazón duele?

Sí, sí duele. No sé, a ti te puede doler una uña, la cabeza; pero cuando sientes que te duele la zona esa, uno se pone en guardia porque es el corazón.

¿Cuál es la zona esa?

El pecho, sobre la tetilla izquierda, da un dolor, diría yo, seco, profundo, eso se llama angina de pecho. La de esta ocasión no fue profunda; pero sí me di cuenta, porque ya uno va conociendo las señales. Ese dolor me daba cuando caminaba en la calle media cuadra. Esta vez tuve que regresar para la casa, me acosté y de repente me dolió. Me dije: yo no voy a estar aquí viendo el televisor. Eso fue el viernes y el lunes vine con mi sobrino y me dijeron, hiciste bien, estás ingresado.

Bueno Guille, todos sabemos que la prioridad es atenderte y atender a otros pacientes también. Pero este programa de radio es para que tu oído se alegre un poquito desde el hospital, ¿qué te pongo?

Imagínate tú. “Llegó Van Van

YO VENGO A CANTAR, PARA COMBATIR. GUILLE VILAR

Guille Vilar

GUILLE VILAR

Para nada es casual que la celebración del Evento de Cubadisco 2017, dedicado a la Nueva Trova, coincida con el Aniversario 150 del natalicio de Sindo Garay. Por lo tanto, desde una explicita complicidad, el nombre de esta ponencia ha sido tomado de un verso de la canción de Sindo titulada Rayos de Oro porque desde siempre en las canciones de la trova se ha amado y defiende a la patria, nuestro principal objetivo a resaltar en esta charla compartida.

Según Alejo Carpentier, toda la historia de Cuba está escrita en sus canciones políticas (1), al hacer referencia a aquellas piezas, que por lo general a partir de la rumba, se satirizaba al gobierno de turno durante las primeras décadas de la República como es el caso de la popular pieza La Chambelona. Mucho más acá en el tiempo, agrupaciones como NG La Banda, en una pieza como Picadillo de Soya, se refleja desde una simpática perspectiva, la incidencia de la soya en nuestra dieta alimenticia en el llamado Periodo Especial. Sin embargo, no es nuestra intención recorrer el universo de la música popular cubana donde en cualquier género podemos encontrar referencias a la evolución de nuestra sociedad desde ángulos diversos sino que nos acercaremos específicamente a las canciones que están enmarcadas dentro de la trova y de estas solamente a aquellas piezas caracterizadas por un inobjetable aliento patriótico.

Para el extranjero y también para no pocos de nosotros, cuando se habla de la música cubana, lo primero que se piensa es en un movido y cadencioso ritmo que ha hecho y hace bailar a medio mundo, pero simultáneamente en nuestro enriquecedor patrimonio musical, encontramos la invitación a una de honda reflexión ética en canciones de la Nueva Trova. Seguir leyendo YO VENGO A CANTAR, PARA COMBATIR. GUILLE VILAR

GRACIAS, FIDEL. GUILLE VILAR

GUILLE VILAR

index

Cumplí 8 años el mismo día de enero en que la Caravana de la Libertad recorría la Avenida 41 del municipio capitalino de Marianao y recuerdo que desde los hombros de mi padre, veía asombrado pasar a los barbudos montados en sus tanques. Y si esa imagen no se me ha podido borrar, tampoco he podido olvidar esta otra, que precisamente por estos días me ha vuelto a la mente. Consiste en la remembranza de una pegatina que aparecía lo mismo en la puerta de cualquier casa que en los parabrisas de cualquier carro. Dicha pegatina, pequeña, pero de colores vivos, solo decía: Gracias, Fidel.

Desde fechas tan tempranas, el pueblo cubano le agradecía al líder revolucionario tanto por sus combates en las montañas del mismo modo que por las medidas populares tomadas al triunfo de la Revolución como la Ley de la Reforma Agraria o la Ley de la Reforma Urbana entre tantas otras. Por tal motivo, quiero homenajear al invicto Comandante desde la gratitud de este cubano más, que como millones de compatriotas, ha tenido el privilegio de  vivir en su tiempo:

Gracias, Fidel por haber cambiado para siempre la mentalidad apolítica del cubano medio quien antes de la Revolución, una conversación en torno al tema en cuestión, podía ser rechazada, argumentando que no le interesa tratar cualquier situación de esa índole si no se es un político.  Seguir leyendo GRACIAS, FIDEL. GUILLE VILAR

“NO HAY PATRIA EN QUE PUEDA TENER EL HOMBRE MÁS ORGULLO QUE EN NUESTRAS DOLOROSAS REPÚBLICAS AMERICANAS”*

Disco Amoríos (Ojalá Producciones, 2015) Portada del disco Amoríos, de Silvio Rodríguez  (Ojalá Producciones, 2015). Ilustraión: JoséLuis Fariñas

GUILLE VILAR

Quizás entre los pensamientos más conocidos del Apóstol José Martí por el pueblo cubano, esté aquel expresado en su ensayo Nuestra América donde hace alusión al significado trascendental de jerarquizar el aprendizaje de lo nuestro por encima del re-conocimiento de pasajes de otras culturas. Y en tal sentido, la noche del pasado 21 de diciembre, la Sala Teatro del Museo Nacional de Bellas Artes fue el centro de un memorable acontecimiento cultural por la diversidad de aristas a tener en cuenta y en especial por una oportuna reflexión a partir de la prédica martiana. Cuando Silvio Rodríguez escoge este escenario para la presentación de su nuevo disco Amoríos (Ojalá Producciones, 2015), nos entrega un concepto creativo de singular relevancia que al acompañarlo de una actuación en vivo, con instrumentos acústicos para reproducir las canciones tal y como aparecen en el fonograma, convoca, en un concierto, a la inusual reunión de numerosas personalidades  relacionadas con su vida y obra a lo largo de los años. De entre el público que llenaba esta pequeña sala, decenas de amigos suyos se hicieron presentes, como es el caso de Vicente Feliú, cómplice de la lejana época de su origen trovadoresco, mientras que Leo Brouwer y Frank Fernández han desempeñado el gesto del magisterio ante semejante Aprendiz, del mismo modo que Amaury Pérez, José María Vitier, Ernán López Nussa, Eduardo Ramos y Augusto Enríquez  despliegan un acogedor espacio de emotividad para que otros colegas, también imprescindibles, como Lázaro García, Augusto Blanca, Carlos Varela, Polito Ibáñez y Kelvis Ochoa, puedan relajar  tensiones ante tanta satisfacción compartida de esa noche, en especial con la presencia de Tony, Ramón, Fernando y René, nombres de figuras paradigmáticas de la Cuba de hoy en día. (1) Seguir leyendo “NO HAY PATRIA EN QUE PUEDA TENER EL HOMBRE MÁS ORGULLO QUE EN NUESTRAS DOLOROSAS REPÚBLICAS AMERICANAS”*

Si alguna vez estuvieron juntos Lennon y el Che…

Guille Vilar

Fuente: La Jiribilla

Cuando en uno de los conciertos realizados en el capitalino Parque Lennon durante la década del 90, se puso a la venta el pulóver con pinturas de los rostros de John Lennon y de Ernesto Che Guevara, nos llamó la atención dicha alegoría, pues obviamente en el fundamento teórico de estas trascendentales personalidades del siglo XX, perviven coincidencias en el empeño de cada uno por alcanzar un mundo mejor para todos.

Che-y-Lenon

Años después, específicamente en el 2012, circuló por las redes sociales, otra voluntad de acercar la imagen de ambas figuras, pero en esta ocasión con mayores pretensiones formales. Se trata de una fotografía trabajada en photoshop, donde tanto Lennon como el Che, aparecen muy cerca uno del otro, con sus respectivas guitarras. De inmediato quedé  impactado con el vuelo poético de esta fábula, por lo que no faltaron amigos preocupados en aclararme que esto nunca sucedió, que se trataba del resultado de un proceso digital de edición. Precisamente, por tal razón es que encontramos tanto lirismo en el inusitado montaje, al reunir la imagen de ambas personas, como una sutil referencia a que dicho acercamiento se extiende mucho más allá de una creativa realización artística. Seguir leyendo Si alguna vez estuvieron juntos Lennon y el Che…

A %d blogueros les gusta esto: