Archivo de la etiqueta: IRÁN

LOS EE.UU. DEBEN PONER FIN A LAS SANCIONES CONTRA IRÁN Y VENEZUELA. DANIEL KOVALIK Y OLIVER STONE

Acciones como la de Cuba con el crucero británico representan una muestra de humanidad y el tipo de solidaridad internacional que el mundo necesita en este momento
Two people tested for coronavirus in New York City following ...
Johannes Eisele/Getty Images

DANIEL KOVALIK Y OLIVER STONE

Con seguridad, algunos de ustedes pueden haber leído acerca de la conmovedora historia de Cuba al permitir que un crucero, rechazado por otros países, atracara en uno de sus puertos, aun cuando llevaba a bordo varios viajeros que habían dado positivo a la COVID-19. Este barco estaba lleno de ciudadanos, en su mayoría británicos, a los que se les permitió volar de vuelta a casa desde La Habana. Además, Cuba, junto con China, está enviando médicos y suministros a diversos países del mundo para ayudarles a combatir la pandemia.

Estas acciones representan una muestra de humanidad y el tipo de solidaridad internacional que el mundo necesita en este momento. Lamentablemente, el gobierno federal de Washington está demostrando lo contrario, al retirar a su personal de los Cuerpos de Paz de todo el mundo y, lo que es peor, al incrementar las sanciones contra países como Cuba, Irán, Venezuela y Nicaragua precisamente en el punto más álgido del brote de COVID-19. Entonces, es correcto decir que los EE.UU. están utilizando el virus contra estos países.

En cuanto a Irán, NPR (Radio Pública Nacional de Estados Unidos) informa que “el gran número de infecciones que atraviesa Irán preocupa a los expertos internacionales de la salud. Las sanciones de los Estados Unidos han estrangulado la economía del país y han dañado su sistema de atención médica”, y su capacidad para enfrentar la pandemia. El Ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, tweeteó que el país necesitaba urgentemente mascarillas, ventiladores y batas quirúrgicas y culpó a los Estados Unidos de lo que llamó “terrorismo económico”. Según se informa, debido a las sanciones, Irán es el único país del mundo que no puede comprar los medicamentos necesarios para luchar contra la pandemia.

Mientras tanto, Irán informa de que un iraní muere cada 10 minutos a causa de la COVID-19, y advierte de que “millones” de iraníes podrían morir como consecuencia del virus. ¡Millones! Si esto ocurriera, el gobierno de los Estados Unidos tendría una gran responsabilidad moral y legal, ya que estaría contribuyendo a la propagación de la pandemia en Irán.

En cuanto a Venezuela, las actuales sanciones contra ese país son un factor que lo priva de los medicamentos y suministros necesarios para combatir el virus. Y precisamente en medio de la pandemia, el Presidente Trump incrementa las sanciones contra ese país. Y lo hace con el pretexto de que el Presidente Nicolás Maduro está supuestamente traficando  drogas, aunque los propios datos del gobierno de EE.UU. desmientan esta afirmación. Pero el sufrimiento que causará el aumento de las sanciones de Trump será absolutamente real.

El último ejemplo, y bastante cruel, del aumento de la presión contra el país sudamericano, es la decisión del Fondo Monetario Internacional –plegándose a la coerción de EE.UU.–, de negarse a la solicitud de emergencia formulada por Venezuela de un préstamo –bastante modesto, por cierto– de apenas 5.000 millones de dólares para hacer frente a la pandemia del coronavirus.

Mientras sanciona a los países mencionados, Estados Unidos intenta con dificultad hacer frente a la pandemia en su propia casa. Sin embargo, encuentra los recursos y los medios necesarios para continuar sus guerras en Iraq y Afganistán y para apoyar la matanza saudí en Yemen que, entre muchas otras atrocidades, ha provocado el “mayor brote de cólera de la historia moderna, con más de un millón de casos”.

Como han advertido algunas personalidades religiosas, “las plagas exponen los cimientos de la injusticia” en nuestras sociedades. La pandemia actual está exponiendo no sólo las fallas totales de nuestro gobierno para proteger a sus ciudadanos, sino también su profunda falta de decencia en el trato con otras naciones. Es hora de una seria auto-reflexión moral sobre esta realidad tan triste, y de un cambio de rumbo inmediato antes de que se pierdan más vidas debido a la locura de nuestra nación.

Stone es un cineasta y autor premiado por la Academia. Kovalik enseña derechos humanos internacionales en la Facultad de Derecho de la Universidad de Pittsburgh y es autor de No más guerra: cómo Occidente viola el derecho internacional al utilizar la intervención “humanitaria” para promover sus intereses económicos estratégicos.

  Fuente: NY DAILY NEWS

Traducción: AJ

IRAQI PM REVEALS SOLEIMANI WAS ON PEACE MISSION WHEN ASSASSINATED, EXPLODING TRUMP’S LIE OF ‘IMMINENT ATTACKS’. M. BLUMENTHAL

trump-assassination-qassem-soleimani-iraq

By MAX BLUMENTHAL*

max-b-e1578564478188.pngDesperate to justify the US drone assassination of Iranian Major General Qasem Soleimani, Secretary of State Mike Pompeo insisted that Washington had made an “intelligence-based assessment” that Soleimani was “actively planning in the region” to attack American interests before he was killed.

President Donald Trump justified his fateful decision to kill the Iranian general in even more explicit language, declaring that Soleimani was planning “imminent attacks” on US diplomatic facilities and personnel across the Middle East.

“We took action last night to stop a war,” Trump claimed. “We did not take action to start a war.”

Trump’s dubious rationale for an indisputably criminal assassination has been repeated widely across corporate media networks, and often without any skepticism or debate.

At a January 3 State Department briefing, where reporters finally got the chance to demand evidence for the claim of an “imminent” threat, one US official erupted in anger.

“Jesus, do we have to explain why we do these things?” he barked at the press.

Two days later, when Iraqi Prime Minister Adil Abdul-Mahdi addressed his country’s parliament, Trump’s justification for killing Soleimani was exposed as a cynical lie.

According to Abdul-Mahdi, he had planned to meet Soleimani on the morning the general was killed to discuss a diplomatic rapproachment that Iraq was brokering between Iran and Saudi Arabia.

Abdul-Mahdi said that Trump personally thanked him for the efforts, even as he was planning the hit on Soleimani – thus creating the impression that the Iranian general was safe to travel to Baghdad.

Mustafa Salim@Mustafa_salimb

“But at the same time American helicopters and drones were flying without the approval of Iraq, and we refused the request of bringing more soldiers to US embassy and bases” iraqi PM said.

Mustafa Salim@Mustafa_salimb

“I was supposed to meet Soleimani at the morning the day he was killed, he came to deliver me a message from Iran       responding to the message we delivered from Saudi to Iran” Iraqi PM said.

Soleimani had arrived in Baghdad not to plan attacks on American targets, but to coordinate de-escalation with Saudi Arabia. Indeed, he was killed while on an actual peace mission that could have created political distance between the Gulf monarchy and members of the US-led anti-Iran axis like Israel.

The catastrophic results of Soleimani’s killing recall the Obama administration’s 2016 assassination of Mullah Akhtar Muhammad Mansur, a Taliban leader who was eager to negotiate a peaceful end to the US occupation of Afghanistan. Mansur’s death wound up empowering hardline figures in the Taliban who favored a total military victory over the US and triggered an uptick in violence across the country, dooming hopes for a negotiated exit.

Since Soleimani’s assassination, Iraq’s parliament has voted to expel all US troops from the country and Iran’s Grand Ayatollah Ali Khamenei has sworn to exact a “severe revenge” on the “the criminals who have stained their hands with [Soleimani’s] and the other martyrs’ blood…”

Trump, for his part, tweeted a litany of gangster-like threats, promising to destroy Iranian cultural sites if it retaliated and pledging to sanction Iraq “like they’ve never been before” if it ousted US troops.

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

….hundreds of Iranian protesters. He was already attacking our Embassy, and preparing for additional hits in other locations. Iran has been nothing but problems for many years. Let this serve as a WARNING that if Iran strikes any Americans, or American assets, we have…..

Donald J. Trump

@realDonaldTrump

….targeted 52 Iranian sites (representing the 52 American hostages taken by Iran many years ago), some at a very high level & important to Iran & the Iranian culture, and those targets, and Iran itself, WILL BE HIT VERY FAST AND VERY HARD. The USA wants no more threats!

EL TERROR SE APODERA DEL PENTÁGONO Y LA CASA BLANCA. REDCOM

EL ERROR ESTRATÉGICO DE TRUMP

Desde el sábado 4 de enero por la mañana, el CentCom está hundido en una profunda confusión, como si sus generales acabaran de darse cuenta del error estratégico monumental que acaban de cometer. El general Mark Milley ha señalado que “EEUU es muy consciente de la magnitud de la respuesta iraní”, pero que está haciendo todo lo posible “para reducir la tensión”.

Fuentes en Teherán dijeron que EEUU le ha pedido a Irán, a través del agregado comercial suizo, que representa los intereses estadounidenses en Teherán y a través del ministro de Exteriores de Qatar, de visita en Irán, que no lleven a cabo “una respuesta desproporcionada”, es decir, una respuesta que afecte los intereses militares estadounidenses en varios países de la región o de sus aliados saudíes o israelíes.

Los regímenes de Riad y Abu Dhabi están conteniendo la respiración y siguen lanzando llamamientos a la reducción de la escalada. Incluso un destacado investigador estadounidense, Daniel Byman, investigador del Centro de Política Estadounidense en Oriente Medio del Brookings Institute y profesor de la Universidad de Georgetown, conocido por sus delirios anti-iraníes, cree que Trump y compañía han cometido una estupidez geoestratégica irreparable.

“El general Soleimani es un símbolo del poder, la influencia y la estrategia regional de Irán y los iraníes no dejarían, ni a cambio de todo el oro del mundo, de vengar su sangre”, señala Byman en un artículo publicado en el sitio analítico Vox bajo el título de “La muerte de Qassem Soleimani cambia la situación en Oriente Medio”.

“El asesinato de G. Soleimani, el antiguo comandante en jefe de la Fuerza Al Quds, marcará un punto de inflexión en las relaciones de Washington no solo con Irán, sino también con Iraq. Esta eliminación afectará significativamente la posición general de EEUU en Oriente Medio. El revés puede ser enorme, y depende en gran medida de la preparación de EEUU para la respuesta de Irán y la de sus muchos representantes en Oriente Medio. En Iraq y otros países donde Irán desempeña un papel militar y político, como Yemen, el Líbano, Siria, Afganistán, así como con los palestinos, el CGRI es a menudo el actor dominante de la política exterior de Irán, o al menos una voz importante”, dice Byman, que recordó también la decisión “inhabitual” de la Administración Trump, tomada en el mes de abril, de designar oficialmente al CGRI como “un grupo terrorista”, “incluso aunque es una institución del Estado iraní y no un actor no estatal contrariamente a las otras entidades que figuran en la lista estadounidenses de organizaciones terroristas”.

El profesor de la Universidad de Georgetown cree que lo que hizo Donald Trump hará que Irán muestre una reacción “impredecible” y “dura”. “Trump ha eliminado a un oponente considerable de la peor manera posible y ahora nadie sabe cuál será la misión de su sucesor”. “Esto ha reducido a cero cualquier posibilidad de normalización con Irán, lo que, dado el peso iraní en la región, es un desafío para la presencia de EEUU”, agrega Byman.

“EEUU pagará cara la muerte de Soleimani, pero nadie sabe todavía dónde, cuándo y cómo pagará el precio de lo que ha hecho, visiblemente de manera improvisada, puesto que Irán tiene la posibilidad de responder en varios frentes. Ataques contra las fuerzas e instalaciones estadounidenses en Iraq son posibles. Irán ha pasado más de quince años creando vastas redes no solo en Iraq sino también en los países donde EEUU dispone de bases. Trump cometió la estupidez de eliminar no solo al general iraní, sino también al vicecomandante iraquí el Hashid al Shaabi, Abu Mohandis, y el pueblo iraquí, por lo tanto, tiene pleno derecho a vengarlo”.

“En cualquier caso, espero que Irán no permita que estos ataques se salgan de control de tal forma que EEUU se vea obligado a movilizar sus fuerzas e ir directamente a una gran guerra que Trump siempre ha temido”, afirmó.

El profesor de la Universidad de Georgetown reafirma que en Iraq hay presiones continuas para la retirada de las fuerzas estadounidenses: “Ahora, muchos estadistas iraquíes apoyan el enfoque de Irán de que las fuerzas estadounidenses deben ser expulsadas de Iraq, mientras que Washington carece de partidarios. Por lo tanto, es Irán quien tiene la ventaja política. Es un claro cambio de tendencia que Irán debe a la muerte de Soleimani”.

Por otro lado, Byman lamenta la falta de aliados de EEUU en estos momentos, salvo quizás Arabia Saudí, aunque tanto esta última como los EAU están ya pidiendo una desescalada.

“Finalmente, la muerte de Soleimani podría ser una victoria hueca y de corta duración o, peor aún, una derrota disfrazada”, finalizó Byman.

Fuente: Almanar

REDCOM

BOLTON, UNA NO FOTO Y UN FAKESIDENTE COMO LEGADO. KATU ARKONADA

JOHN BOLTON 1

KATU ARKONADA

KATU 1En una memorable intervención en la Asamblea Nacional de Venezuela, ante la participación de la diputada y candidata a las primarias opositoras, María Corina Machado, pidiéndole un debate, el presidente Hugo Chávez le recordó que estaba fuera de ranking, y que águila no caza moscas.

Si hoy viviera el comandante Chávez, ciertamente le recordaría a John Bolton, el ya ex asesor de Seguridad Nacional de la administración Trump, que águila no caza moscas, y que estaba fuera de ranking para liderar la injerencia imperialista contra Venezuela.

Bolton, miembro del ala ultra del Partido Republicano y destacado funcionario desde la administración de George W. Bush, fue el artífice de las nunca encontradas armas de destrucción masiva como excusa para justificar la invasión a Irak con el fin de exportarles democracia a cambio de petróleo.

El detonante que ha provocado que Trump anunciara mediante dos tuits su petición de renuncia a Bolton por estar en desacuerdo con muchas de sus propuestas, parece ser la posible firma de un acuerdo de paz con los talibanes de Afganistán (que iba a ser escenificada mediante una foto en Camp David en fechas cercanas al 11S), lo que permitiría la salida decorosa de Estados Unidos de un país que tiene ocupado hace 18 años, y acercaría a Trump a la reelección.

Pero más allá de Afganistán, son tres los puntos del tablero geopolítico donde Trump discrepa con los halcones del Pentágono, que no le están ofreciendo al inquilino de la Casa Blanca las propuestas ni resultados esperados.

En primer lugar, Irán. Bolton, que tenía colgada en su despacho la orden ejecutiva de Trump anulando el acuerdo nuclear con Irán firmado por Obama, era un firme defensor del ataque preventivo contra este país (directo o utilizando a Israel como ejecutor) así como de las sanciones ilegales impuestas en 2018 contra el país que más kilómetros de frontera comparte con el Golfo Pérsico.

El derribo en junio de un dron RQ-4 Global Hawk estadounidense por la división aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) que entraba en el espacio aéreo iraní desde el Golfo de Omán, y la posterior reunión en agosto de Mohamad Yavad Zarif, ministro de Asuntos Exteriores de Irán (a quién EE.UU. había impuesto sanciones en julio), con su homólogo francés durante la cumbre del G7 de Biarritz, han sido eventos que han provocado la derrota de las posiciones guerreristas de Bolton frente a posturas más conciliadoras en el círculo cercano de Trump.

La salida de Bolton abre incluso la posibilidad de un encuentro entre Trump y el presidente iraní Rohani durante la Asamblea General de la ONU que tendrá lugar a finales de septiembre en Nueva York.

Fuente: LA JORNADA

JOHN BOLTON, LA PEOR PESADILLA DEL MUNDO. AMY GOODMAN Y DENIS MOYNIHAN

JOHN BOLTON 1

(Bolton) Toca los tambores de la guerra, pero cuando era un joven egresado de la Universidad de Yale en 1970, con un número de reclutamiento que probablemente lo hubiera llevado a Vietnam, rápidamente se unió a la Guardia Nacional de Maryland para evitar ser desplegado. En el anuario del 25º aniversario de su graduación de Yale, escribió: “Confieso que no deseaba morir en un arrozal del sudeste asiático” // Trump, quien recibió cinco exenciones del servicio militar durante la guerra en Vietnam, una de ellas en la primavera de 1968 por “espolones óseos” // ...promueven los conflictos bélicos, pero eluden el frente de batalla...

Amy Goodman y Denis Moynihan

AMY GOODMAN Y DENIS MOYNIHAN

“Queda poquísimo tiempo, pero un ataque todavía podría resultar”, escribió John Bolton en un artículo de opinión del New York Times del 26 de marzo de 2015, titulado “Para detener la bomba de Irán hay que bombardear Irán”.

El presidente Donald Trump adoptó como un pilar de campaña una postura aislacionista y criticó los enredos militares en el extranjero. Ya en 2013, tuiteó: “¿Pueden creer que la guerra de Afganistán sea la ‘guerra más larga’ de nuestra historia? Traigamos a nuestras tropas a casa, vamos a reconstruir Estados Unidos, hagamos que Estados Unidos sea grande de nuevo”. Como presidente, ha repetido esta postura en varias ocasiones. En una conferencia de prensa de abril de 2018 en torno a Siria, Trump declaró: “Quiero salir [de allí]. Quiero traer a nuestras tropas de vuelta a casa. Quiero comenzar a reconstruir nuestra nación. Habremos gastado, sin contar estos últimos tres meses, siete billones de dólares en Medio Oriente en los últimos 17 años. No obtenemos nada de eso, nada en absoluto”.

A pesar de su retórica, todos los movimientos de Trump en Medio Oriente parecen ahora dedicados a avivar el conflicto y, potencialmente, desatar una guerra contra Irán. John Bolton está claramente a la vanguardia, con el respaldo del secretario de Estado Mike Pompeo.

El diplomático iraní Seyed Hossein Mousavian fue uno de los principales miembros del equipo de negociación iraní en torno al problema nuclear y actualmente se desempeña como investigador en la Universidad de Princeton. Mousavian expresó su preocupación esta semana en una entrevista para Democracy Now!:

“Esperaba esta situación después de que el embajador John Bolton fue nombrado asesor de Seguridad Nacional”. Tomando en cuenta además el influyente rol de los principales aliados de Trump en Medio Oriente, Mousavian concluyó: “El equipo de las cuatro B –John Bolton, [el primer ministro israelí] Bibi Netanyahu, [los herederos de Arabia Saudí y Abu Dabi], bin Salman y bin Zayed– ahora tiene un excelente posicionamiento en la Casa Blanca para empujar a Estados Unidos [a]l sueño que han tenido durante largos años: arrastrar a Estados Unidos a una guerra con Irán”.

Citando al menos media docena de funcionarios anónimos del gobierno de Trump, el periódico The New York Times informó esta semana que el Pentágono ha presentado planes para enviar 120.000 soldados estadounidenses a la región en respuesta a las amenazas iraníes. Si bien el presidente negó la veracidad de este informe, declaró: “¿Es algo que yo haría? Por supuesto, pero no lo hemos planeado. Ojalá no tengamos que hacer planes para ello. Y si lo llegáramos a hacer, enviaríamos muchísimas más tropas”. La Casa Blanca ha enviado un portaaviones con su grupo de ataque y una flota de bombarderos a la región, según Bolton, con el fin de “enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de Estados Unidos… será respondido con una fuerza implacable”.

El teniente general del Ejército británico Christopher Ghika, uno de los principales comandantes de la fuerza multinacional desplegada en Irak y Siria, refutó las afirmaciones de Estados Unidos: “No ha habido un aumento en la amenaza proveniente de fuerzas respaldadas por Irán en Irak y Siria”. Pero fue refutado velozmente por un portavoz del Comando Central de Estados Unidos, quien afirmó que un ataque de Irán posiblemente fuera “inminente”.

En medio de estas declaraciones contradictorias, Estados Unidos le ordenó al personal diplomático no esencial que evacuara la embajada y el consulado estadounidenses en la “Zona Verde” de Bagdad, a solo 160 kilómetros de la frontera iraní. Mientras los funcionarios estadounidenses han publicado fotos de pequeños barcos iraníes con misiles, varios funcionarios europeos, iraquíes y miembros del Congreso de Estados Unidos sostienen que el despliegue de misiles probablemente sea defensivo.

Mientras tanto, Arabia Saudí, reino aliado de Estados Unidos, ha informado que dos petroleros vacíos fueron saboteados cuando regresaban a cargar petróleo con destino a Estados Unidos. Una vez más, no han dicho quién fue responsable. Seguir leyendo JOHN BOLTON, LA PEOR PESADILLA DEL MUNDO. AMY GOODMAN Y DENIS MOYNIHAN