Archivo de la etiqueta: IZQUIERDA

LA LUCHA ELECTORAL EN LA ARGENTINA Y EL CICLO PROGRESISTA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE. PAULA KLACHKO

bandera argentina 2

PAULA KLACHKO

La situación y las elecciones

paulaLa situación que nos han dejado cuatro años de neoliberalismo explícito en la Argentina es calamitosa, en todos los aspectos. La CEOcracia o gobierno de los gerentes de los grupos económicos del capital mas concentrado del país, siempre aliados al gran capital trasnacional -como buenos herederos de la oligarquía que fundó nuestros estados nacionales a sangre y fuego- se ha situado a ambos lados del mostrador y desde allí ha perpetrado un verdadero saqueo a la nación y un enorme retroceso en las condiciones de vida de la población, así como de las conquistas populares en general.

Una rápida mirada sobre los principales indicadores sociales nos muestra la profundidad del desamparo, desempleo, pobreza e indigencia en que han sumido a partes crecientes de la población. Para no hablar de la reducción drástica de nuestros salarios mediante los descomunales tarifazos de los servicios públicos y la suba de precios generalizada de medicamentos y alimentos, y todos los demás bienes de la canasta básica. Al mismo tiempo ni siquiera han sido eficaces en lograr números macroeconómicos para autosatisfacción de las elites supranacionales, sino que la velocidad de la rapiña deja una economía destrozada, un PBI reducido, y un endeudamiento colosal que ata a varias generaciones volviendo al viejo tema de la dependencia generada por la deuda externa, que había sido superada con el gobierno de Néstor Kirchner. Podríamos seguir mencionando decadencias varias que nos deja este gobierno de rapiña neoliberal, pero podemos reducirlas con esa palabra que usamos mas arriba: saqueo.

Pero, por otro lado, no ha cesado la lucha y la resistencia de las y los trabajadores ocupados y desocupados, y, desde el kirchnerismo y el peronismo en general se ha apostado a articular políticamente esa resistencia. Esa unidad estuvo articulada, primero, fuertemente y en las calles por los sindicatos y centrales sindicales mas representativas (verdadera fortaleza de cualquier proyecto popular en la Argentina), y, luego, nuestrxs principales referentes políticxs, sobre todo la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, pudieron y supieron tejer esa articulación en una propuesta política unitaria y amplia que hoy genera muchas esperanzas y expectativas para el futuro, aunque no va a ser nada fácil salir del pantano.

Por eso, las elecciones no van a resolver la crisis en lo inmediato, pero sí hay expectativas y posibilidades de superarla en el mediano plazo. Pues, el próximo gobierno y la unidad que simboliza -muy profunda y amplia a nivel social y que articula un pacto entre el empresariado y la clase obrera- va a generar políticas de estado que apunten a mejorar la distribución del ingreso, o, al menos, a elevar la capacidad adquisitiva del salario real y eso va a sentirse en el bolsillo de las y los trabajadores y jubilados, lo cual redundará en una reactivación paulatina del mercado interno. Además, los incrementos presupuestarios para resguardar la salud y la educación públicas, sumado a políticas sociales de inclusión, y retomar una cultura y simbología descolonizadora o progresista en la que volverá a enraizarse el proyecto que va a gobernar, se plasmarán sin duda en el avance de la unidad latinoamericana. Vientos de cambios oxigenantes para los pueblos asoman en Nuestra América.

El próximo nuevo gobierno y el ciclo progresista en América Latina y el Caribe

Por todo eso, el próximo nuevo gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner -impulsado por esta última-, sin duda va a oxigenar al ciclo progresista del siglo XXI en América Latina que se encontraba en reflujo o cierto estancamiento, pero que de ninguna manera estaba agotado (como algunas y algunos analistas se empeñaron en señalar). Por el contrario, ahora de la mano del nuevo gobierno popular en México, de la resistencia de la Revolución Bolivariana en Venezuela, si es que vuelve a triunfar el progresismo en Uruguay y la Revolución Cultural y Democrática en el Estado Plurinacional de Bolivia y permanecen resistiendo y construyendo revolución en Cuba (como hace 60 años) y también Nicaragua, pues, entonces, hay muchas condiciones para re-impulsar el ciclo progresista y restablecer el camino de la unidad latinoamericana. Seguir leyendo LA LUCHA ELECTORAL EN LA ARGENTINA Y EL CICLO PROGRESISTA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE. PAULA KLACHKO

LA TRAMPA DE LA POSMODERNIDAD Y LA NUEVA IZQUIERDA. MARTÍN D’AMICO

Uno ve toda la resaca de la caída del bloque socialista, pero a lo mejor no ve como esa caída liberó al pensamiento burgués de las ataduras que lo mantenían en una edad infantil, y que ahora parece estar llegando a su madurez, tanto en el aspecto económico con el neoliberalismo, como en el aspecto cultural con el postmodernismo. Su maduración es tan intensa que la izquierda misma se encuentra atravesando un proceso de transición de sus ideas y sus principios. En ese orden de cosas, no es casualidad que una de las teorías centrales en el pensamiento de la izquierda contemporánea, sea la del “Poder” y sus relaciones, en un sentido foucaultiano (o nietzscheano podríamos decir). Esta teoría posee una concepción del mundo que viene a explicar la historia de la humanidad como resultado exclusivo del poder, sin hacer esfuerzo alguno en darle a esta idea, un carácter conceptual, científico. Se desprecia, por ejemplo, la posibilidad de que el Poder, la dominación en sí, no sea más que un medio para un fin y no una cosa pura en sí misma, de esta manera se da a entender que la dominación es “porque sí”, ¿Causas materiales que determinen y expliquen este fenómeno? ¡Ni hablar!

Como buen postmodernista, Foucault nos va a decir que el uso de la razón para el desarrollo de métodos cognitivos no tiene ningún sentido, nos dice que es una pérdida de tiempo el llegar a conclusiones lógicas que se reflejen en conceptos exactos a través de la ciencia, a pesar de que la civilización sea un producto de ese raciocinio humano. Foucault afirma que “La razón es el lenguaje final de la locura” según él no debe de existir nada que nos guíe lógicamente, sigue: “No tiene sentido hablar en el nombre de, o en contra de la razón, la verdad o el conocimiento”. A través de esta negación de la racionalidad, típica de la ideología postmoderna, el pensador perdido en su bagaje idealista, se ve libre de decir cualquier locura, en éste caso, da rienda suelta a una paranoia ácrata en la que le aterra todo ejercicio de poder, incluyendo la lengua: “El problema del lenguaje”, dice Foucault, “parece asediar por todas partes la figura del hombre”. El filósofo francés, en oposición a Jaques Derrida, nos dice que la historia que nos engendra y nos determina “tiene la forma de la guerra más bien que la del lenguaje: se trata de relaciones de poder, no de relaciones de significado”. Seguir leyendo LA TRAMPA DE LA POSMODERNIDAD Y LA NUEVA IZQUIERDA. MARTÍN D’AMICO

LA IZQUIERDA PUEDE GANAR EN MÉXICO. EMIR SADER

emir-sader-4

EMIR SADER / BLOG REDH-CUBA

Ya son como ocho veces que la izquierda llega al final de la campaña electoral con posibilidades de ganar en México y, casi gana, le han quitado varias veces el triunfo con fraude. El Estado-partido del PRI ha sobrevivido a dos mandatos fuera de la presidencia, pero ha retornado y, aunque ha fracasado como gobierno, se ha debilitado con ello, mantiene el poder de imponer resultados a la fuerza, como lo ha dmostrado la elección del gobierno del estado de México.

Pero el PRI ya no puede todo. Primero ha perdido dos veces con su primo cercano, el PAN. Segundo, llega a estas elecciones muy desgastado por el fracaso del gobierno de Peña Nieto. Que ha resucitado el destape, eligiendo un economista neoliberal típico, que ha servido al gobierno del PAN y ahora presta sus servicios al del PRI, como candidato externo al partido, pero absolutamente integrado en las elites empresariales: José Antonio Meade.

Del otro lado del mismo campo, el PAN logró imponer al presidente del partido, Ricardo Anaya, como candidato a presidente en alianza con lo que queda del PRD – anteriormente representante de la izquierda.

Son dos máquinas políticas, cada una con muchos gobernadores de provincia, con grandes bancadas parlamentarias, listos para accionar todo ese poder de aparato para disputar entre si quien tiene mejores condiciones para enfrentarse al candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador.

Seguir leyendo LA IZQUIERDA PUEDE GANAR EN MÉXICO. EMIR SADER

“LA CULTURA ES UN ESTORBO”. DOS ENTREVISTAS A MIGUEL RIERA, DIRECTOR DE “EL VIEJO TOPO”.

“Quisimos hacer una revista en la que las distintas izquierdas pudieran dialogar”

VÍCTOR ATOBAS / VIENTO SUR
MIGUEL RIERA, DIRECTOR DE EL VIEJO TOPO.jpg

Víctor Atobas: Muy buenas, Miguel. Muchas gracias por la entrevista. ¿Podrías comentarnos, brevemente, cómo fue el nacimiento de El Viejo Topo y su posterior evolución?

Miguel Riera: Nació en una época en que las generaciones más jóvenes rebosaban creatividad y espíritu de lucha. Estábamos ante un cambio de época que se presumía rápido –también ahora estamos en un cambio de época, aunque más lento– y muchos creíamos que había llegado la hora de la revolución y el socialismo. Evidentemente éramos ingenuos, pero esa ingenuidad nos ayudó a diseñar una revista que tuvo alguna importancia, al menos eso me gusta creer.

La primera idea fue hacer una publicación semanal en papel del periódico, pero por suerte para nosotros el Ministerio no nos lo permitió, nos fijó un precio alto de venta lo cual nos obligó a convertirla en mensual y para justificar el precio le pusimos colorines. Fue todo un éxito.

Inicialmente quisimos hacer una revista en la que las distintas izquierdas pudieran dialogar, cosa que pienso que se consiguió. Posteriormente ha ido evolucionando hasta ser una publicación de pensamiento crítico que invita permanentemente a la reflexión, incluso yendo muchas veces a contracorriente de las ideas imperantes en la izquierda.

V. A.: El Viejo Topo ha anticipado debates y ha funcionado también como “termómetro para conocer el grado de movilización de la ciudadanía”. ¿Cómo se articulan el debate y la producción de los intelectuales que participan en la revista con la práctica y la protesta social?

M. R.: La mayor parte de los que colaboran o han colaborado en la revista participan o han participado en plataformas, movimientos o partidos. Muchos están implicados en luchas sociales, incluidos los que ya tienen cierta edad. Viejos militantes de lo social, que siguen activos. Dada la naturaleza de la revista y el tono de sus artículos, los jóvenes no abundan en nuestro entorno inmediato, pero los encontramos en la acción.

Por otra parte, tanto en la revista como en algunos de nuestros libros tratamos de acompañar a los movimientos.  Seguir leyendo “LA CULTURA ES UN ESTORBO”. DOS ENTREVISTAS A MIGUEL RIERA, DIRECTOR DE “EL VIEJO TOPO”.

MÉXICO: LOS LEGADOS DE LA IZQUIERDA. PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

Pablo González Casanova

PABLO GONZÁLEZ CASANOVA / BLOG REDH-CUBA

En primer lugar una excusa, porque el día de ayer estuve tratando de terminar, y terminé, una ponencia que les iba a leer y que ahora pensé que era mejor no leer… Porque, había yo traído tres textos a Chiapas, pensando que iba hablar al principio de la reunión, del encuentro, y resulta que me invitaron para el final del encuentro, y lo que pensaba decir no venía al caso. Entonces decidí hacer… acordarme del maestro Alfonso Reyes, que me decía que cuando pudiera dar una conferencia sin leer, sería mucho mejor darla sin leer, y que si la leía viera más… al público que al papel. Aquí puedo ver un poco, en medio de la oscuridad, al público, y decirle que pensé en la conveniencia de definir qué es la izquierda para… en parte, contradecir a quienes nos están acusando de dividir a la izquierda. Y me pareció que ese problema es interesante traerlo aquí, y entonces se me ocurrió ver cómo ha definido el pueblo mexicano a la izquierda a lo largo de su historia.

Empecé a pensar en los curas rebeldes que se vinieron huyendo de la inquisición y del cristianismo de Carlos V y Felipe II. Y esos curas rebeldes son el principio de un proceso que corresponde a la emancipación humana; y que naturalmente incluye una categoría que no existía en las ciencias sociales, o que no era central en las ciencias sociales, y que es central en la vida humana; que es la categoría de la explotación de unos hombres por otros.

Esa categoría no existía antes, pero no es la única que hace suyo el pensamiento emancipador; es decir, no puede haber emancipación humana si hay explotación de unos hombres por otros, eso es absolutamente claro, pero acabar con la explotación no es suficiente porque la emancipación humana es mucho más que eso. Entonces, a partir de esta toma de posición, me pareció que aquellos curas; aquel cura que se subió al púlpito en la isla de Santo Domingo y ante la furia, la rabia desatada de los conquistadores, declaró o dijo en su sermón que los indios tienen alma; es decir, que no son animales…aquel cura exigió respeto a ellos por su dignidad humana. Y los conquistadores se pusieron furiosos, y bueno, en realidad eran herederos del Aristóteles que manejó la inquisición, aquél que le recomendó a Alejandro el Grande, un discípulo suyo, cuando se fue a conquistar Asia; y le dijo: “a los griegos trátalos como ciudadanos y a los bárbaros como animales o como plantas”… Seguir leyendo MÉXICO: LOS LEGADOS DE LA IZQUIERDA. PABLO GONZÁLEZ CASANOVA

JÓVENES PAPAS, VIEJOS COMUNISTAS. CONTRA LA POLÍTICA DE LA AMABILIDAD. DANIEL BERNABÉ

“Si ser de izquierdas —luchar contra este desbarajuste que tiene visos de llevarnos de nuevo al precipicio, llámenlo como quieran— es percibido como una opción, ahí sí, estamos derrotados”, sostiene el autor.
Jóvenes Papas, viejos comunistas. Contra la política de la amabilidad
El actor Jude Law encarna a un pontífice ultraconservador en la serie ‘El joven Papa’. HBO
Voy a empezar hablando de una serie y un documental. Curiosamente la primera es una ficción que parece anticipar un hecho plausible, mientras que el segundo, mostrándonos un suceso real, se contempla hoy como una ficción. La idea del desarrollo lineal de la historia, como una sucesión de acontecimientos que se superponen con el sosiego del calendario, nos vale para imaginar un concepto inalterable de orden pero rara vez para explicar los saltos adelante, en muy poco tiempo, o los retrocesos pintados como modernidad.

No sé si han visto la reciente El joven Papa, una de esas producciones con gusto cinematográfico de la HBO, dirigida por el italiano Sorrentino. Sin entrar a desvelar mayores tramas argumentales —y ganarme con ello sus iras— la serie gira en torno a la llegada al trono de Roma de un pontífice apenas rozando la cincuentena, norteamericano y apuesto, interpretado por Jude Law. Sin mayores datos cualquier persona pensaría que el hilo narrativo versará sobre un personaje heterodoxo y aperturista enfrentado a la curia católica, al fin y al cabo el apelativo de joven así nos lo debería indicar.

Sin embargo, la ficción dirigida por Sorrentino justo va en el sentido opuesto. Su Papa es un reaccionario que, alertado por el retroceso de la Iglesia, plantea unas medidas extremistas en la línea de expulsar a los homosexuales del ministerio, tachar a los fieles de superficiales o restaurar la liturgia en latín. El poder político vaticano le advierte de unas consecuencias que no tardan en llegar: los católicos, atemorizados, dan la espalda a la Iglesia. Lo interesante es la explicación que el joven Papa da para justificar su aparente maniobra suicida: la Iglesia católica no es una ONG, no está para repartir sonrisas ni consuelo, venderse amable como un producto más. La Iglesia Católica es misterio, infalibilidad y tradición, son los creyentes los que tienen que acercarse a ella con humildad, respeto y devoción total y desinteresada. Dios no es un coacherSeguir leyendo JÓVENES PAPAS, VIEJOS COMUNISTAS. CONTRA LA POLÍTICA DE LA AMABILIDAD. DANIEL BERNABÉ

COMBATIR ERRORES Y SUMAR NUEVAS FUERZAS. NILS CASTRO

NILS CASTRO*

alc5

Desde fines del siglo pasado, el desarrollo político latinoamericano se salió del trillo previsto. La región experimentó un proceso por el cual varios partidos o liderazgos de izquierda llegaron al gobierno por medios electorales. Eso abrió un panorama de diferentes oportunidades políticas y socioeconómicas de género democrático, pese a las restricciones previstas por  los sistemas políticos y electorales instaurados en cada país para asegurar la continuidad del régimen instituido por la clase dominante.

Como era de esperar, la emersión de esa nueva oleada “progresista” desató la reacción opuesta: una contraofensiva regional de lasderechas en los planos político, mediático, cultural y económico, que ya exploró diversas modalidades. Al cabo, aunque algunos de esos gobiernos después fueron defenestrados o tuvieron reveses electorales, nada excluye que los movimientos que les dieron origen puedan rehacerse, ni que en distintas naciones latinoamericanas afloren otras opciones de izquierda que también ganen elecciones.

Pese a lainsistencia de algunos “críticos” que pretenden que estos reveses suponen la extinción de dicho proceso, este continúa como un fenómeno en desarrollo: sus causas no han cesado, como tampoco las indignaciones y expectativas sociales que ellas generan, ni su urgencia de encontrar soluciones alternativas[1]. El hecho de que los precios de las materias primas después hayan caído es una mala nueva para sus productores y mercaderes, y para el fisco, cualquiera que sea el régimen político de cada país. Al tiempo que en todos ellos complicará las contradicciones de clase y sus consiguientes alternativas.

Entre tanto, las conquistas sociales y aprendizajes políticos acumulados durante el período, así como las importantes omisiones y errores que los han acompañado, reclaman reexaminar varios esquemas usuales acerca de los caminos del cambio y de la revolución en América Latina. Transcurridos sus primeros 15 años esta experiencia debe ser evaluada, no solo por sus aportaciones sino porque eso también contribuirá a superar la contraofensiva de las derechas que, pese a haberse advertido a tiempo, pilló impreparados a muchos liderazgos de izquierda. Esta evaluación demandará tanto las autocríticas necesarias como, asimismo, elevar los objetivos del proceso.

La demora en hacerlo facilita la proliferación maquillada de “teorías” como las del péndulo, la del “fin de las ideologías” y la del remplazo del “ciclo progresista” por una presunta regresión “post‑progresista”. En paralelo a la contraofensiva de derecha, su porfía insiste en negarle perduracióny hasta legitimidad a las izquierdas que de veras militan en cada país.

En las páginas que siguen intento tocar tres aspectos de la cuestión: el origen de estos gobiernos progresistas y de sus limitaciones (quienes han leído mis anteriores publicaciones sobre nuestro rezago ideológico y la contraofensiva de la “nueva” derecha aquí encontrarán poco de nuevo); la exigencia de identificar, combatir y superar sus debilidades y errores; y, finalmente, el apremio de integrar fuerzas adicionales a este esfuerzo y las causas de nuestra demora en lograrlo.  Seguir leyendo COMBATIR ERRORES Y SUMAR NUEVAS FUERZAS. NILS CASTRO