Archivo de la etiqueta: LENIN MORENO

PALABREO DE LA TRAICIÓN. LUIS BRITTO GARCÍA

f19bc-cristocadenas2b003

LUIS BRITTO GARCÍA

1

El más incondicional   discípulo. El  más fiel entre los fieles. El que  más  se daba golpes de pecho. El más apresurado en preguntar: ¿Seré yo, señor? El más devoto al besar al Maestro al que vendió  por treinta dineros. El Dios del traidor es el provecho.

2

La cautiva, colchón de todos los captores. La esclava que por haberlo sido de tantos pueblos sabía tantas lenguas y pudo aprender la de los más brutales secuestradores. La Malintzin,  reposo del guerrero acorazado y maloliente mientras éste exterminaba  a sus congéneres. La Malinche, o Marina, así bautizada por sus últimos amos y por los cronistas que guardarían su nombre para la eterna infamia. La despojada de todo, incluso de una patria y de una lealtad y de su honor, única insultada y baldonada mientras los totonacas, los tlaxcaltecas, los cholultecas, los pueblos enteros que hicieron causa común con los españoles para vencer a los aztecas y convertirse en esclavos son misericordiosamente honrados y compadecidos. Gran parte de la conquista de América se realizó gracias a la colaboración de pueblos originarios que creyeron obtener alguna ventaja destruyendo a sus congéneres.  El traidor es quien despoja  al humano de todo aquello a lo que hubiera podido ser fiel.

3

En noviembre de 1826 el Libertador, que marcha  a Venezuela a disuadir a Páez de una posible rebelión, juega en Boyta una partida de tresillo con Francisco de Paula Santander. La suerte o la adulancia hacen que el prócer gane algunos centavos, que se guarda con el irónico comentario: “Si así continúo seré dueño del empréstito”. Santander palidece. El Padre de la Patria le advierte así  que conoce sus turbios manejos con la Deuda Pública  que pesará como una lápida sobre nuestras nacientes Repúblicas. De allí al atentado contra Bolívar en septiembre de 1828, al asesinato de Sucre y a la disolución de la Gran Colombia no hay más que tres pasos. Más costosa que la corrupción son las felonías  para ocultarla.

4

El desleal  es el siempre derrotado. El que no pudo acabar con su adversario en el frente de combate. El que ni siquiera apoyado por toda la tropa de la oligarquía y a veces de los gringos pudo ganar de frente. Así viene la bala que acaba con el General del Pueblo Soberano Ezequiel Zamora, con Emiliano Zapata, con el General de Hombres Libres Augusto César Sandino. El alevoso siempre dispara por la espalda.

 5

Acosado por las derechas y por Estados Unidos, el socialista Salvador Allende nombra ministro de la Defensa al más fiel representante de un ejército de castas: César Augusto Pinochet. Más fácil es asesinar a un Presidente electo que a una casta hereditaria.

6

El más ortodoxo, el más rojo rojito, el comunista de comunistas Boris Yeltsin es elegido Presidente por el Soviet Supremo, el cuerpo representativo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.  Cuando el recién elegido Presidente aplica medidas neoliberales, el pueblo protesta y el Soviet amenaza destituirlo; Boris manda cañonear al uno y al otro y disuelve la Unión Soviética en contra de la voluntad del 80%  de sus habitantes. Siguen décadas de desastre, al cabo de las cuales 55% de la población declara que prefería vivir como comunista. No hay enemigo pequeño, sobre todo si finge ser amigo.

7

El más adepto seguidor. El más sumiso  vicepresidente. El más incondicional  de la Alianza País. El elegido por los votos de los seguidores de Correa. Al llegar al poder inicia un proceso de  persecución legal e ilegal contra el Presidente al cual sirvió. De amnistía fiscal para que los ricos no paguen impuestos. De  entrega  al Fondo Monetario Internacional. De negación de derechos para los trabajadores. De retiro de las organizaciones internacionales progresistas. De revocación del asilo político para Julián Assange. De solicitud de intervención conjunta contra Venezuela.  De complicidad con  sobornos en el caso Odebrecht. Al extremo de que Rafael Correa apostrofa: “De ahora en adelante, a nivel mundial la canallada y la traición podrán ser resumidas en dos palabras: Lenín Moreno”. El traidor sólo destruye lo que se ha puesto en sus manos.

Cría incondicionales: te sacarán los ojos.

PD: Desde el apagón mis teléfonos 0212 9914261 y 0212 9910206 reciben llamadas a veces pero no pueden hacerlas, y tampoco funciona su buzón de mensajes. Ojala alguien leyera esto y cumpliera el milagro de arreglarlos.

(TEXTO/FOTO: LUIS BRITTO)

Fuente: BLOG DEL AUTOR

¡LIBERTAD INMEDIATA PARA JULIAN ASSANGE!

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad expresa su más solidario respaldo al periodista Julian Assange, destacado miembro de la REDH, quien ha dedicado su vida a la defensa de los derechos humanos, la libertad de expresión y el acceso a la información de interés público. Por sus extraordinarias contribuciones ha sido galardonado por The Economist, Amnistía Internacional UK, Premio Ars Electrónica, Premio Sam Adams, Medalla de Oro de la Fundación Sydney para la Paz -por su coraje excepcional e iniciativa en la defensa de los derechos humanos-, personaje del año 2010 elegido por lectoras/es de la revista Time, entre otros.

Expresamos honda preocupación por el proceder del gobierno ecuatoriano que, violando la institución del asilo, ha entregado a Julian Assange al gobierno británico, con un altísimo riesgo de extradición a Estados Unidos donde su vida corre peligro.  Rechazamos los pretextos utilizados por el gobierno de Ecuador para justificarse, tales como la acusación de haber “intervenido en asuntos internos de otros Estados”, e incluso de una presunta intromisión en “intentos de desestabilización de Ecuador” imputada a Wikileaks.

Nos preocupa que el gobierno de Lenín Moreno aduzca precautelar la protección nacional, “evitar que el país se convierta en un centro de delitos informáticos”, mientras que, como parte de una acción que deja nefastos precedentes, él mismo emitió en 2018 un Protocolo Especial de Visitas, Comunicaciones y Atención Médica, que sometió al asilado a una serie de restricciones de sus libertades fundamentales y coartó su derecho a la comunicación, suprimiendo hasta el acceso a la conectividad, a la información y a la expresión.

Recordamos que los siete años de asilo de Julian Assange –convertidos en reclusión en los dos últimos- obedecen a persecución política, a represalia por la difusión de materiales que Wikileaks liberó y difundió, al amparo de la transparencia de la información. Las informaciones y datos sobre política internacional y geopolítica, pusieron en evidencia crímenes de guerra y prácticas injerencistas de los gobiernos de varios países y grupos de poder, principalmente de los  Estados Unidos, país que aspira a lograr una pronta extradición y juzgamiento.

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, organización mundial defensora de los derechos humanos y del derecho a la información y la libertad de expresión, hace un llamado vigoroso al gobierno del Reino Unido a mantener una observancia estricta de los principios e instrumentos de derechos humanos, que en el caso incluyen una ‘protección especial’, como estipula el Informe de la Organización de Naciones Unidas sobre Assange (Opinión No.54/2015concerning Julian Assange) y la Opinión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.   Esta protección debe excluir cualquier escenario de extradición a los Estados Unidos, toda vez que Scotland Yard ha reconocido que la detención obedece a un pedido con ese propósito, formulado por ese país.

Llamamos a la Organización de las Naciones Unidas, a su Asamblea  General y a todos los mecanismos de defensa de los Derechos Humanos, a hacer respetar la protección referida en sus ‘Informes Especiales’ -A/HRC/WGAD/2015/54-, y proteger  la vida del periodista Julian Assange, perseguido político, que merece un tratamiento humanitario, con apego estricto e incondicional a la legislación internacional.

Convocamos a los gremios de periodistas, organismos defensores de la libertad de expresión y del derecho a la comunicación, a los movimientos sociales y populares, a las entidades defensoras de los derechos humanos y otras organizaciones, a movilizarse para exigir al Reino Unido la libertad de Assange, pues las acusaciones fraguadas que pesaban sobre él ya fueron desvanecidas y no subsiste ninguna acusación fundada.

¡Libertad inmediata para Julián Assange!

11 de abril 2019

Secretaría Ejecutiva
Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales
en Defensa de la Humanidad

“EL MOMENTO ES AHORA” Y SOBRE ALFOMBRA ROJA. JUAN J. PAZ Y MIÑO

JUAN PAZ Y MIÑO

JUAN J. PAZ Y MIÑO

Lenín Moreno llegó a la presidencia de la República del Ecuador con el auspicio de Alianza País; con el respaldo abierto y directo de Rafael Correa (2007-2017) a fin de que sea su sucesor; teniendo en la mira el cumplimiento de un programa de gobierno planteado durante la campaña; sobre la base de que respetaría la Constitución de 2008; con la expectativa de América Latina para que su triunfo preserve todavía el ciclo progresista; y, ante todo, con el apoyo del 51.16% del voto popular en las urnas, de modo que los ecuatorianos votaron por un proceso político específico (la continuidad de la Revolución Ciudadana) y no por otro.

Después de un año, la situación es absolutamente distinta. De la diferenciación con el anterior régimen, el nuevo gobierno pasó a la ruptura total con Correa, y en ese camino hizo suya la “descorreización” del país, levantada por las derechas políticas en coincidencia con las izquierdas tradicionales, los marxistas pro-bancarios y las dirigencias de los movimientos sociales, pero también acompañada por un unificado cubrimiento mediático, todo lo cual resultó funcional para la geoestrategia del imperialismo contra los gobiernos progresistas en América Latina.

En materia económica, el gobierno dejó de guiarse por lo que sobre este campo dispone la Constitución, no hizo caso alguno a las propuestas provenientes de varias agrupaciones de economistas y académicos que durante el “diálogo” abierto por el mismo presidente Moreno plantearon medidas y políticas alternativas frente a la visión neoliberal, se sujetó exclusivamente a los planteamientos formulados por el “Foro de Economía y Finanzas”  del que formaban parte figuras identificadas con banqueros y empresarios, se subordinó a los intereses reivindicados por las cámaras de la producción y se alineó con las fuerzas internacionales que responden a los capitales transnacionales, abandonando el latinoamericanismo.

Así es que lo que se ha producido en Ecuador no es un cambio con alguna perspectiva de construcción de un país diferente, que incluso permita superar todo lo que sea necesario del régimen anterior, sino que el giro empresarial, las políticas gubernamentales seguidas y la “descorreización”, han provocado un cambio en los ejes del poder y un revoltijo institucional y jurídico, inéditos.

No se está construyendo un “capitalismo social”, una economía social de mercado, ni siquiera una economía neoliberal, sino un modelo empresarial como el que se edificó entre 1983-2006, es decir, un tipo de economía en función de los intereses y la visión de la élite más poderosa del país, a la cual se le atribuyen capacidades que históricamente no ha demostrado tenerlas.

Es inútil que, bajo esas condiciones, se piense en problemas grandes y sólidos, como los que América Latina ha movilizado desde hace mucho tiempo atrás precisamente en el campo de la academia, el pensamiento, la investigación o la teoría. Imposible que se comprendan los temas del desarrollo y la dependencia, el papel de las geoestrategias del capital en el mundo, el camino para superar el modelo primario-exportador, el origen histórico de las desigualdades sociales, las políticas de la región en materia de equidad, las finalidades y mecanismos de la redistribución de la riqueza, el papel del Estado en el progreso social, la necesidad de imponer el interés público sobre los intereses privados, así como los derechos laborales y sociales contra el rentismo típico que sigue caracterizando, en pleno siglo XX, a la visión oligárquica.

Se discuten temas más modestos, “prácticos” y sujetos a la presión de las cúpulas empresariales: rebajar o suprimir impuestos, liberar mercados, suscribir tratados de comercio, flexibilizar el trabajo, alentar la competitividad, reducir las capacidades del Estado y no estorbar el crecimiento de las iniciativas privadas, que se supone son las que producen desarrollo, empleo y adelanto nacional, sin entender que en este país, a diferencia de otros, los ciclos de claro intervencionismo estatal en la economía son los que han provocado mayor desarrollo, progreso y mejoramiento social para los ecuatorianos.

Pero es más fácil combatir y abanderarse contra el “estatismo”, que, como ocurrió entre 1983-2006, conduce a arruinar las capacidades estatales, la institucionalidad, la gobernabilidad y, desde luego, los servicios que necesariamente debe proveer el Estado a sus ciudadanos, como educación, medicina, salud, pensiones y una legislación que someta el capital a los intereses de la sociedad y no a la simple rentabilidad.  Seguir leyendo “EL MOMENTO ES AHORA” Y SOBRE ALFOMBRA ROJA. JUAN J. PAZ Y MIÑO

¿CUÁNTO LE CUESTA AL ECUADOR “DESCORREIZAR” EL PAÍS? PABLO QUIÑONES RIOFRÍO

descorreizar 1
Rafael Correa, expresidente de Ecuador

PABLO QUIÑONES RIOFRÍO

PABLO QUIÑONES 1El 24 de mayo de 2017 Lenín Moreno se posesionaba como nuevo presidente del Ecuador, con la promesa de continuar las transformaciones iniciadas a lo largo de la década de gobierno de Rafael Correa, de quien Moreno fue vicepresidente en su período inicial. Sin embargo, con el pasar del tiempo las diferencias entre ambos se profundizaron hasta volverse insalvables. De haberlo catalogado como “el mejor presidente de la historia”, Moreno pasó a llamar a Correa “matón de barrio” y a posicionar un discurso, hoy hegemónico en los medios, sobre la necesidad de “descorreizar” el país.

No obstante, esto ha trascendido de un mero enfrentamiento entre dos facciones políticas y ha empezado a incidir de manera directa en la situación social y económica del país. Y es que la retórica de “descorreizar” ha servido de paraguas para un conjunto de acciones pensadas para desplazar las ideas progresistas —relacionadas con el Gobierno de la década pasada y con las que llegó Moreno al poder— y sustituirlas por una agenda de corte neoliberal, completamente opuesta a la propuesta ganadora en las urnas. Para tal fin Moreno ha tomado como excusa los supuestos errores del Gobierno anterior que, si bien existieron en algunos casos, la gran mayoría han sido creaciones e imposiciones mediáticas, como la afirmación del presidente Moreno de que “la mesa no está servida” referente al supuesto estado precario en que recibió la economía y que le ha costado el cargo ya a dos ministros de la rama (ministros que, en honor a la verdad, han desmentido al primer mandatario al respecto y se han opuesto a la adopción de medidas contrarias a las propuestas en campaña).

Y bajo ese discurso de “descorreizar” —que más bien parece una revancha de las élites que fueron desplazadas del poder por más de diez años— se han tomado decisiones cuestionables en materia de económica, en la conformación del gabinete, en las posturas adoptadas ante la coyuntura y demás, que más allá de afectar a algunos funcionarios del anterior Gobierno, han empezado a hacer sentir ya sus efectos en la economía nacional.

Días atrás, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) publicó las cifras de empleo, pobreza y desigualdad del primer semestre de 2018 y los resultados no fueron nada halagadores con el primer año de gestión de Moreno. La pobreza, la pobreza extrema y la desigualdad —que en la última década habían caído notoriamente— han crecido entre el primer semestre de 2017 y el primer semestre de 2018, mientras que el empleo ha dado señas de deterioro[i]. Tal información ha sido matizada, indicando que las variaciones en las cifras de pobreza y desigualdad no son estadísticamente significativas… aunque le costaron ya su cargo al ahora ex-director del INEC.  Seguir leyendo ¿CUÁNTO LE CUESTA AL ECUADOR “DESCORREIZAR” EL PAÍS? PABLO QUIÑONES RIOFRÍO

CLAVES DE LA DISPUTA POLÍTICA EN ECUADOR

Claves de la disputa política en Ecuador

La crisis política del partido de gobierno (Alianza País-AP) ha trastocado las expectativas de la izquierda ecuatoriana y latinoamericana que, hace apenas seis meses, respiraba aliviada con la llegada de Lenín Moreno al Palacio de Carondelet. Ex vicepresidente de Rafael Correa y legitimado por un proyecto social en favor de las personas con discapacidad, Moreno aglutinaba las fuerzas de la continuidad. Siempre se esperó que el estilo fuese otro, pero pocos auguraban que las diferencias llegaran tan rápido y con el ritmo vertiginoso con que ocurrieron.

¿Cuál es la disputa real en Ecuador que parece no menguar? ¿Cuáles son las perspectivas para un proyecto que venía ganando catorce elecciones consecutivas y hoy tiembla en sus bases?  Proponemos algunas claves para entender cuáles son los elementos centrales de una disputa por la apropiación del liderazgo, que hoy se organizan en torno a un propósito claro: desestructurar la figura de Correa y desplazarlo de un escenario de gravitación.

La construcción del liderazgo de Lenín Moreno

Lenín Moreno ya advertía en la primera vuelta electoral: “El estilo será otro”. Con ello proponía un nuevo liderazgo, más conciliador con los que, según él, Correa había dejado de lado. Insistía en volver a los “actores”. Restañar las heridas. Después de diez años de gestión, del impacto de la crisis económica internacional y de un liderazgo envolvente, muchos consideraban que una parte de la sociedad quería cambios en el modo en como éste se administraba o se ejercía. Una sociedad que apoyaba la continuidad de algunas políticas e instituciones que dejó el correísmo con la aparición de un estilo de conducción distinto. El gran Diálogo Nacional –que inició Lenín Moreno– comenzó a aglutinar a todos los espacios partidarios, tanto a aquellos que se opusieron a la Revolución Ciudadana desde el primer momento como aquellos que se fueron oponiendo al transcurrir los años correístas. Invitó a aquellos que hace pocos días atrás le habían desprestigiado y denigrado en la campaña electoral. Esto, de alguna manera, suscitó la primera tensión que Moreno introdujo al liderazgo de Correa y a las fronteras políticas que éste y AP habían delineado. Un acercamiento a la nueva y antigua partidocracia, desde los Bucaram, sinónimo de corrupción, hasta Mauricio Rodas, quien llamó a la desobediencia y a la violencia en la segunda vuelta electoral. La segunda tensión que exacerbó la disputa entre liderazgos fue que esta política era apoyada por la banca, los medios de comunicación y toda la élite empresarial. Lenín Moreno, así, ensayaba una nueva geometría del poder. Mostrar esa capacidad política pateó el tablero de los dirigentes de AP que apoyaban la anterior configuración del poder presidencial.

Estas tensiones se produjeron al calor de la afirmación del nuevo estilo de liderazgo. Una perspectiva sobre el mismo y un actor clave jugarían un papel protagónico en este proceso. La perspectiva moralista y regeneracionista de Lenín Moreno –que enlaza desde una mirada pentecostalista y de cálculo político– y los medios de comunicación establecieron dos contrafiguras: Correa el “mafioso” y Moreno el “alma bella”. No se puede negar que, con su propuesta, el presidente actual capturó cierto apoyo social gracias a una figura antagónica al estilo del presidente Correa. Seguramente, también perdió el apoyo de aquellos que salieron a votar en segunda vuelta por Correa.  Seguir leyendo CLAVES DE LA DISPUTA POLÍTICA EN ECUADOR

ECUADOR, CON LENÍN HACIA EL FUTURO. SERGIO ALEJANDRO GÓMEZ

Lenín Moreno y Jorge Glas celebran el triunfo electoral en Ecuador. foto: El Telégrafo
Lenín Moreno y Jorge Glas celebran el triunfo electoral en Ecuador. Foto: El Telégrafo

Despejado el camino tras la primera vuelta de los comicios presidenciales en febrero, los ecuatorianos estaban llamados este domingo a las urnas para decidir en segunda vuelta entre dos opciones contrapuestas: el futuro o el pasado.

Por un lado, el candidato de Alianza País, Lenín Moreno, representaba la continuidad de la Revolución Ciudadana que sacó a millones de personas de la pobreza en la última década y puso los recursos del Estado a disposición del bienestar de los ciudadanos. Por el otro, el banquero multimillonario Guillermo Lasso, de la alianza derechista Creando Oportunidades (CREO), encarnaba el regreso al neoliberalismo que dejó a Ecuador al borde de la bancarrota al final del siglo pasado.

Esa contraposición saturó el ambiente político ecuatoriano durante los últimos meses, al tiempo que la derecha desarrollaba campaña de simulación para venderse como la opción del «cambio».

Pero los resultados de este domingo demuestran que la mayoría de los ecuatorianos no se dejó engañar por cortinas de humo, sino que valoraron los cambios objetivos que ha vivido el país durante la última década de gobierno del presidente Rafael Correa.  Seguir leyendo ECUADOR, CON LENÍN HACIA EL FUTURO. SERGIO ALEJANDRO GÓMEZ

TODOS SOMOS ECUATORIANOS. RICARDO ALARCÓN DE QUESADA

RICARDO ALARCÓN DE QUESADA

“Todo se puede comprar menos el corazón” proclamó en Guayaquil el candidato Lenin Moreno al cierre de su campaña que culminará el 2 de abril con el balotaje para decidir quién será el próximo Presidente del Ecuador. Ya el ex Vicepresidente había derrotado a todos los demás en las elecciones de febrero en las que logró una votación aplastante y estuvo a unos pocos votos de obtener la mayoría requerida -40%- para evitar una segunda vuelta.

Entonces algunos voceros de la oligarquía amenazaron con “incendiar Quito” si era proclamado vencedor quien superó en un millón de votos al banquero Guillermo Lasso, personaje éste de ingrata memoria, ex Ministro directamente vinculado al desastre que en 1999, entre otras cosas, eliminó el sucre como moneda propia forzando la adopción del dólar como signo monetario local y condujo a la fuga en masa de unos dos millones y medio de ecuatorianos lanzados súbitamente a la pobreza.   Seguir leyendo TODOS SOMOS ECUATORIANOS. RICARDO ALARCÓN DE QUESADA

ECUADOR, PUNTO DE QUIEBRE PARA AMÉRICA LATINA. GABRIELA RIVADENEIRA

GABRIELA 7.jpg

GABRIELA RIVADENEIRA / NODAL

El próximo 2 de abril toda América Latina estará pendiente de los resultados de la segunda vuelta de la elección presidencial en Ecuador. Los proyectos enfrentados no podrían ser más antagónicos: uno, expresado por Lenín Moreno, representa el sostenimiento de la voluntad transformadora en sentido popular y progresista que inició en nuestro país con la Revolución Ciudadana bajo el liderazgo de Rafael Correa; el otro, expresado por Guillermo Lasso, el más conspicuo representante de los intereses del poder económico y financiero, constituye la apuesta de las élites más concentradas por retomar el control del Estado, aupadas por un entramado mediático corporativo dominante.

Es mucho lo que está en juego, porque la derecha continental, restauradora de los privilegios viene por todo. Con Lasso, esa derecha busca arrasar con todas las conquistas sociales de esta década, con una virulencia como la que hemos visto en países hermanos, donde su intención es no dejar piedra sobre piedra de lo que hemos levantado estos años en materia de derechos sociales. Su programa es la subordinación plena del Estado. la sociedad y la política al capital.

Está en juego también el destino mismo de la disputa regional. Del resultado del domingo 2 de abril, dependerán, en buena medida, las condiciones para las disputas electorales que vienen en los próximosaños en América Latina: Honduras, Argentina, Brasil, México, etc. Del mismo modo, una eventual victoria de la derecha ecuatoriana, debilitaría enormemente a los proyectos de transformación y a los gobiernos democráticos y soberanos de Bolivia y Venezuela, al perder un aliado en los espacios multilaterales y de integración.

Efectivamente, nuestros diferentes procesos políticos están profundamente imbricados. En esta última década, como no ocurría desde tiempos de la Independencia, los pueblos de América Latina hemos cultivado un horizonte común y nos hemos sentido parte de algo “más grande” que la suma de la geografía y la historia contenidas en cada uno de nuestros países, porque recuperamos la profundidad histórica de nuestros lazos y el sentido de nuestro destino compartido. Seguir leyendo ECUADOR, PUNTO DE QUIEBRE PARA AMÉRICA LATINA. GABRIELA RIVADENEIRA

ECUADOR: GRAN VICTORIA DE ALIANZA PAÍS. ÁNGEL GUERRA CABRERA

ÁNGEL GUERRA CABRERA / LA JORNADA

649acd1a0b5462ab0f3d98e9bfff7661_xlLa derecha comenzó a gritar fraude el mismo día de la jornada electoral porque temía el tamaño de la derrota que le esperaba y, como es usual, le apuesta al expediente golpista. La derecha y los grupos oligárquicos e imperialistas que defiende, sólo están a favor de la democracia mientras les es funcional a sus intereses. En el caso de Ecuador, sabe que con más de un millón de votos (raspando el 40 por ciento necesario para ganar en primera vuelta) y más de 11 puntos de diferencia que le lleva el candidato Lenín Moreno, de Alianza País (AP) al abanderado del neoliberal CREO, el banquero multimillonario Guillermo Lasso, es imposible que pudiera imponerse. Fuera en primera, o en segunda ronda, como ya es un hecho.

Mucho menos con un candidato repudiado por parte importante de la población, que conoce sus inescrupulosas andanzas como banquero y sabe que si ha llegado hasta aquí es gracias a los millones de dólares gastados durante años en la compra o engaño de conciencias. Y no es sólo eso. Los candidatos de la revolución ciudadana obtuvieron la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, en el número de diputados al Parlamento Andino y ganaron la inédita consulta popular que prohíbe a partir de ahora a los funcionarios públicos, electos o designados, poseer cuentas en los paraísos fiscales. Esta consulta, adversada frenéticamente por Lasso, la propuso el presidente Rafael Correa cuando al conocerse Los papeles de Panamá, trascendió que políticos ecuatorianos opositores disponían de ese tipo de cuentas. Seguir leyendo ECUADOR: GRAN VICTORIA DE ALIANZA PAÍS. ÁNGEL GUERRA CABRERA

ECUADOR: VÍSPERAS DE LA BATALLA. ATILIO A. BORÓN

atilio-1
El politólogo argentino Atilio A. Borón.

El próximo domingo se develará una incógnita crucial para Ecuador y América Latina y el Caribe. Será el “test ácido” cuyo resultado indicará si se revierte la tendencia regresiva puesta de manifiesto por el triunfo de Mauricio Macri en la Argentina y la ilegal deposición de Dilma Rousseff en Brasil o si, por el contrario, los procesos que desde fines del siglo pasado alteraron para bien el mapa sociopolítico de la región transitan hacia su ocaso definitivo. Un triunfo de la fórmula Lenin Moreno-Jorge Glas, derrotando a la poderosa derecha ecuatoriana apoyada a través de mil tentáculos por el imperio, sería la alentadora expresión de lo primero; su derrota bien podría ser el “canto del cisne” del ciclo progresista y de izquierda y la antesala de un salvaje retroceso económico, una marcada involución autoritaria y un proceso de restablecimiento del orden neocolonial en el Ecuador, con profundas repercusiones también en el plano internacional.

     Consultadas las encuestas de las más diversas fuentes, tanto las encargadas por el oficialismo como por la oposición, lo que hasta ahora se sabe es que en todas ellas Lenin Moreno aparece superando el umbral crítico del 40 % de los votos válidos emitidos, es decir, excluyendo los nulos y en blanco. No obstante, para acceder a la presidencia necesita ganar por más de diez puntos de diferencia a su más inmediato perseguidor, hasta ahora el banquero Guillermo Lasso que en todas las mediciones se sitúa unos quince puntos por debajo del candidato oficial. Si  bien hay una proporción todavía muy elevada de “indecisos”  -un 25 %- no hay razones para pensar que el grueso de los mismos vaya a otorgar su voto al principal accionista del Banco de Guayaquil. Más bien lo que algunos expertos indican es que entre aquellos se oculta una parte significativa de votantes por la Alianza País, que ante la brutal campaña de terrorismo mediático lanzada en contra de Rafael Correa y la Alianza País  opta por ocultar su intención de voto por temor a la intimidación o el escarnio público. En conclusión: las incógnitas son muchas y lo único sólido es que en todas las encuestas Moreno muestra una ventaja considerable sobre sus adversarios. Predominio también confirmado cuando se comparan las multitudinarias concentraciones del candidato de Alianza País con las de sus rivales, inferiores en número y en entusiasmo.  Seguir leyendo ECUADOR: VÍSPERAS DE LA BATALLA. ATILIO A. BORÓN

ECUADOR: ELECCIONES Y GUERRA SUCIA. ÁNGEL GUERRA CABRERA

guerrita-1ÁNGEL GUERRA CABRERA

En las elecciones presidenciales ecuatorianas del 16 de febrero se decide si el proyecto antineoliberal, popular y latinoamericanista de Alianza País retiene el Ejecutivo y el Legislativo, como ha sucedido en los últimos diez años, o si una de estas ramas, o las dos, pasan a manos de la oposición neoliberal. Todo un desafío, al no candidatearse el presidente Rafael Correa -el político más popular del país- en medio de la feroz ofensiva regional de las fuerzas imperialistas y las derechas locales contra los gobiernos antineoliberales, que, además de soportar una catarata de mentiras de los medios de difusión hegemónicos, enfrentan constantes intentos destabilizadores. En varios casos derrotados pero que ya se han tenido éxito con los golpes de Estado parlamentarios en Honduras, Paraguay y Brasil, más la inaudita campaña de mentiras contra el Frente para la Victoria en Argentina.

Al no ser candidato Correa, la responsabilidad de revalidar esa posición recae en Lenín Moreno, su vicepresidente entre 2007 y 2013, cuyo compañero de fórmula Jorge Glas, ha ocupado igual cargo de 2013 hasta la fecha.

Alianza País tiene ante los electores la enorme ventaja del contraste entre la “larga y triste noche neoliberal”, en que Ecuador vio entregados sus recursos naturales al capital internacional y perdió hasta su moneda ante el dólar, mientras se enseñoreaban la pobreza y el desamparo, en comparación con los extraordinarios logros alcanzados por la Revolución Ciudadana.

Al retomar el control de los recursos naturales el gobierno correísta incrementó sustancialmente los ingresos del Estado y ha mantenido una inversión pública de 25 por ciento y un crecimiento de 4.5 por ciento anuales, estimulado significativamente la economía y logrado que el PIB pasara de 46 mil millones de dólares en 2007 a 110 mil en 2016.  Seguir leyendo ECUADOR: ELECCIONES Y GUERRA SUCIA. ÁNGEL GUERRA CABRERA

A LOS INTELECTUALES LATINOAMERICANOS. EMIR SADER

EMIR SADER / PÁGINA 12

En la recta final de la campaña presidencial de Ecuador, cuando se decide si el país seguirá su rumbo progresista o se sumará a los gobiernos de restauración neoliberal, un grupo de intelectuales latinoamericanos y de otros continentes lanza un manifiesto de crítica al gobierno de Rafael Correa, a propósito del tema ambiental en la Amazonia.

lenin-2
Lenin Moreno

Más allá de la justicia o no del reclamo, más allá de la mayor o menor importancia del tema, de lo que se trata es del futuro del país. Por un lado está la candidatura de Lenin Moreno, apoyado por Alianza País y por Rafael Correa. Por el otro, el más rico banquero del país, Guillermo Lasso.

No puede haber dudas del significado de cada una de las candidaturas. No puede haber dudas, salvo un grado altísimo de mala fe, de que la victoria eventual del candidato opositor representará la devastación de los grandes avances conquistados por Ecuador en ese siglo, como además, la devastación de la Amazonia y de los pueblos que la habitan.  Seguir leyendo A LOS INTELECTUALES LATINOAMERICANOS. EMIR SADER

A %d blogueros les gusta esto: