Archivo de la etiqueta: MANIFIESTOS

LA GLORIA SECRETA DEL SURREALISMO. JULIEN GRACQ

SURREALISTAS

JULIEN GRACQ

Le pregunto a Breton por el curioso intento que hizo —con Aragon, Vitrac y una cuarta persona cuyo nombre no recuerdo— de poner en práctica el precepto del ManifiestoId por los caminos. Echaron a suertes el punto de partida, que resultó ser un pueblo de Loir-et-Cher: desde ese punto fueron al azar por el campo, a veces a pie y a veces cogiendo el tren para recorrer unas cuantas estaciones. Salió muy mal: Aragon tuvo la primera noche una agarrada con Vitrac, quien se volvió a París. Me cuenta Breton que los ánimos se agriaron enseguida: en las posadas rurales los miraban con suspicacia y no les daban habitación: con las largas etapas por las carreteras iba a más la sensación de malestar. La expedición concluyó enseguida en el tren de París y volvieron a la calle de Fontaine.
Y, no obstante, ese fracaso ridículo no testimonia, desde mi punto de vista, en contra de una empresa que sigue siendo ejemplar. El surrealismo es así, y ésa es su gloria secreta: está lleno de salidas que ninguna llegada podrá desmentir nunca.

Julien Gracq
Capitulares

Foto: Miembros de la Oficina Central
de Investigaciones Surrealistas, 1924. 
(De izquierda a derecha, de pie: Jacques Baron, Raymond Queneau, Pierre Naville, André Breton, Jacques-André Boiffard, Giorgio de Chirico, Roger Vitrac, Paul Eluard, Philippe Soupault, Robert Desnos y Louis Aragon; sentados: Simone Breton, Max Morise, Marie-Louise Soupault)

Tomado del blog CALLE DEL ORCO

MÁS DE 73.000 PERSONALIDADES DEL MUNDO APOYAN CANDIDATURA PRESIDENCIAL DE LULA

LULA
“Lula crece en las encuestas en todos los escenarios de primera y segunda ronda e incluso puede ganar en primera vuelta”, refiere el manifiesto en respaldo a la candidatura del dirigente.

“Elección sin Lula es fraude” es el manifiesto promovido por intelectuales y artistas, como Noam Chomsky y Chico Buarque, en apoyo a la participación del exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, en las elecciones presidenciales de 2018 y ha recabado este martes más de 73.000 firmas.

“El intento de marcar en tiempo récord el juicio de segunda instancia de Lula el 24 de enero no tiene nada de legalidad, se trata de un puro acto de persecución al líder político más popular del país”, refiere el texto cuyo propósito es alcanzar 75.000 rúbricas.

El juez del caso Lava Jato, Sérgio Moro, condenó al exjefe de Estado a nueve años y medio de prisión por el supuesto delito de corrupción pasiva ante sobornos pagados por la constructora OAS.

“Lula crece en las encuestas en todos los escenarios de primera y segunda ronda e incluso puede ganar en primera vuelta. El escenario de la superación de la victoria de Lula resultaría en el fracaso del golpe y permitiría la apertura de un nuevo ciclo político”, continúa el documento.

Por su parte, la senadora y expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, ya firmó la solicitud e invitó a sumar más rúbricas.

También quiero invitarlos a firmar esta petición internacional en apoyo a la candidatura de @LulapeloBrasil y en contra de la proscripción judicial.
Yo ya firmé.https://www.change.org/p/sociedade-brasileira-em-defesa-do-direito-de-lula-ser-candidato-a-presidente-do-brasil 

Assine o Abaixo-assinado

Sociedade brasileira: Em defesa do direito de Lula ser candidato a presidente do Brasil change.org

167167 respuestas

 1.3531.353 Retweets

1.9001.900 me gusta 

“Quiero invitarlos a firmar esta petición internacional en apoyo a la candidatura de Lula y en contra de la proscripción judicial, yo ya firmé”, publicó en su cuenta Twitter.

El apoyo popular a Lula ha crecido hasta lograr un 45 por ciento con respecto a junio pasado, cuando contaba con el 28 por ciento, según un estudio difundido este mes por el Instituto Ipsos.

Lula: “Seguiré siendo candidato hasta que la ley lo impida”

Publicado 26 diciembre 2017

——————————–

Dirigido a Brasil

Manifiesto

Elección Sin Lula es fraude

El intento de marcar en tiempo récord el juicio de segunda instancia de Lula el 24 de Enero, no tiene nada de legalidad. Se trata de un puro acto de persecución al líder político más popular del país. Utilizar un recurso espurio para intervenir en el proceso electoral ocurre porque el Impeachment de Dilma no generó un régimen político de estabilidad conservadora para muchos años.

El plan estratégico en curso, después de apartar a Dilma de la presidencia, retira los derechos de los trabajadores, pone en peligro la seguridad social, privatiza la Petrobras, la Electrobras y los bancos públicos, además de abandonar la política exterior activa y altiva.

La reforma laboral y el techo del gasto público no atrajeron la inversión extranjera prometida, lo que podría sustentar la campaña en 2018 de un gobierno alineado con el neoliberalismo. Frente a la falta de popularidad, estos sectores han fallado en construir, hasta el momento, un candidato viable para la presidencia.

Lula crece en las encuestas en todos los escenarios de primera y segunda vuelta e incluso puede ganar en la primera. La victoria de Lula resultaría en el fracaso del golpe y permitiría la apertura de un nuevo ciclo político.

Por lo tanto, para evitar la candidatura de Lula vale todo: condenación en la corte de Porto Alegre, la institución del semiparlamentarismo y hasta postergar las elecciones. Ninguna de las acciones enumeradas está fuera de cuestión. Ellas constituyen el arsenal de maldades de las fuerzas políticas que no valoran la democracia.

Una persecución totalmente política, que sólo será derrotada en el terreno de la política. Más que un tema táctico o electoral, la victoria o la derrota en esta lucha tendrá consecuencias estratégicas y de largo plazo.

Brasil está en una encrucijada: o restaura los derechos sociales y el Estado de Derecho Democrático o será derrotado y verá el final de la ejecución de una sociedad capitalista sin regulaciones, basada en la explotación de los trabajadores.

Este tipo de sociedad requiere un Estado de excepción con instrumentos para suprimir las universidades, intelectuales, trabajadores, mujeres, jóvenes, los pobres, las personas negras. De todos modos, todos los explotados y oprimidos a levantarse contra el nuevo sistema.

Por lo tanto, el tema de la persecución de Lula no se refiere sólo al Partido de Trabajadores y a la izquierda, sino a todos los ciudadanos brasileños. Como nunca antes en nuestra generación de combatientes, lo que está en juego es el futuro de la democracia.

MÁS INFORMACIÓN:

https://www.change.org/p/sociedade-brasileira-em-defesa-do-direito-de-lula-ser-candidato-a-presidente-do-brasil