Archivo de la etiqueta: MARTÍNEZ HEREDIA

NI DIÁLOGOS DE SORDOS, NI DISCURSOS DE ACADEMIA. YOSVANI MONTANO

yosvani-2
Yosvani Montano Garrido

 YOSVANI MONTANO GARRIDO / LA JIRIBILLA / DIALOGAR, DIALOGAR

Transgresor ante el dogma, la rutina en el pensar y el acomodo en la actuación, Fernando Martínez Heredia nunca deja de volver a la carga incluso cuando para algunos resulta “incómodo” lo que tiene que decir. Protagonista en el tiempo de incontables polémicas vinculadas al futuro de la Nación, no abandona la costumbre de provocar el razonamiento frente a las muchas variables negativas que condicionan nuestro ejercicio del pensar.

Para Fernando “en una revolución todo es dificilísimo, no hay nada fácil”; lo recuerda cuando algunos de sus interlocutores vuelven con aquello de que la realidad nos supera, o con el manido pretexto que reconoce que todo lo dicho es valioso, pero las decisiones las toman otros. Ante lo uno y lo otro, vuelve a recordarnos que ya no tenemos tanto tiempo como antes.

La evolución de un modo de producción condicionado por la deformación de siglos de dominación colonial y neocolonial, los infortunios de afuera y las perezas de adentro, no simplifican la tarea socialista. En medio de la agitación que provocan los conflictos cotidianos, lograr sinergia entre táctica y estrategia es fundamental.  Seguir leyendo NI DIÁLOGOS DE SORDOS, NI DISCURSOS DE ACADEMIA. YOSVANI MONTANO

O CUBA O WASHINGTON. FERNANDO MARTÍNEZ HEREDIA

FERNANDO MARTÍNEZ HEREDIA / CUBADEBATE

fenando-paisaje-en-jatibonico-foto-sandiel-carriles-580x435Paisaje en Jatibonico. Foto: Sandiel Carriles / Cubadebate

Palabras en la inauguración en la Fiesta de la Cubana, en Bayamo.

Campo militar o sitio de labranzas y ganado, centro del comercio o jurisdicción administrativa, en la bonanza o en la ruina, el destino de cada comunidad en la Cuba colonial era ajeno a su voluntad. El colonialismo, ese crimen mayor a escala planetaria cometido por la expansión del sistema capitalista, mandaba en todo, desde la invocación eclesiástica oficial que precedía al nombre de la ciudad de Bayamo hasta las limitaciones o prohibiciones que se aplicaban a los individuos de castas consideradas inferiores.

Como todo orden de dominación, el colonialismo tiene sus leyes. Una colonia no tiene historia propia, sus nativos son eternos niños, sus recursos pertenecen a la metrópoli, que puede esquilmarla, imponerle los tributos que desee e implantar las formas más salvajes de explotación en ella. Esto último sucedió en Cuba con la esclavitud masiva del siglo XIX, un millón de personas traídas en ochenta años. Sobre la explotación más despiadada de su trabajo y la opresión y humillación permanentes se levantó la colosal riqueza de la colonia de Cuba. Seguir leyendo O CUBA O WASHINGTON. FERNANDO MARTÍNEZ HEREDIA

A %d blogueros les gusta esto: