Archivo de la etiqueta: México

QUE NO NOS MIENTAN, EL RESPONSABLE NO ES EL NARCO. ÁNGEL GUERRA CABRERA

 

GUERRITA

ÁNGEL GUERRA CABRERA / LA JORNADA

Esta semana el periodismo mexicano y La Jornada perdieron a un extraordinario profesional y ser humano, Javier Valdés, corresponsal de nuestro diario en Sinaloa, acribillado a balazos a las 12 del día en Culiacán, a unos pasos del Semanario Riodoce, del que fuera cofundador.  Hace 57 días, el 23 de marzo, murió también acribillada frente a su casa, nuestra compañera Miroslava Breach, corresponsal en Chihuahua, mientras esperaba a su hijo para llevarlo a la escuela. También Miroslava era otro gran valor del periodismo mexicano y, al igual que Javier, comprometida con las luchas sociales.

 Ambos gozaban de merecido prestigio y reconocimiento social en sus estados y en el país, tanto por su rigor y brillantez profesional como por sus valores éticos, inmunes al soborno y la intimidación. Sus impecables notas eran lectura asidua para gran parte de los fieles lectores de La Jornada.  Eran imprescindibles para conocer la situación del país pues relataban el narcotráfico y la corrupción gubernamental, las luchas de los maestros contra la reforma educativa, de las comunidades contra los megaproyectos de las transnacionales, los grupos de poder local y autoridades a ellas vinculados.

Mucho más, cuando en el caso de Sinaloa, a falta de oportunidades de trabajo, el narco –coludido con el Estado- es hace décadas un poder creciente, el medio de sustento de gran parte de la sociedad y, por supuesto, de muchos de los más humildes, aunque sean ellos los menos beneficiados. No solo eso, el narco, como ya ocurre en el resto del país, controla los más criminales y depredadores delitos. En Chihuahua, al pingüe negocio del narco, se suma la voraz acción depredadora del gran capital contra las comunidades indígenas y mestizas. Miroslava había dado cuenta del total abandono y discriminación del pueblo rarámuri y sus luchas contra los señores del dinero, que les arrebatan a toda velocidad sus fuentes de vida y los mantienen sumidos en la desnutrición y las enfermedades prevenibles. Dos meses antes que ella, fue asesinado el líder rarámuri Isidro Valdenegro López, protagonista de no pocas notas de Miroslava, a quien nada lo pudo proteger el galardón que le concedió la Fundación Goldman por su defensa del territorio indígena y los bosques. Como tampoco a Javier Valdés, el premio Libertad de Prensa del Comité Internacional para la Protección de Periodistas.  Seguir leyendo QUE NO NOS MIENTAN, EL RESPONSABLE NO ES EL NARCO. ÁNGEL GUERRA CABRERA

JAVIER VALDEZ: IMPUNIDAD ASESINA

EDITORIAL DE LA JORNADA

Valdez 08

Ayer al mediodía, en pleno centro de Culiacán, fue asesinado Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de este diario en Sinaloa y fundador del semanario local Ríodoce. Un individuo armado lo despojó de su vehículo y le disparó varias veces.

Es imprecisa la idea de que nuestro compañero se había vuelto un periodista especializado en temas de narcotráfico, delincuencia organizada y corrupción gubernamental. Fue más bien la realidad de su estado la que se deslizó por una pendiente de descomposición generalizada y por la pérdida de control por parte de las autoridades constituidas. Y Javier hablaba de la realidad. Y fue ese proceso de desintegración lo que retrató en sus crónicas, en sus despachos y en sus libros, a sabiendas de que tal fenómeno era una amenaza de muerte para cualquier ciudadano, pero especialmente para los informadores. A propósito de una de sus obras, Con una granada en la boca, editada a fines del año pasado, Valdez Cárdenas dijo en entrevista con La Jornada: “No hablamos sólo de narcotráfico, una de nuestras acechanzas más feroces. Hablamos también de cómo nos acecha el gobierno. De cómo vivimos en una redacción infiltrada por el narco, al lado de algún compañero en quien no puedes confiar porque quizá sea el que pasa informes al gobierno o los delincuentes”. Seguir leyendo JAVIER VALDEZ: IMPUNIDAD ASESINA

KAGEMUSHA: ABRIL TAMBIÉN ES MAÑANA. SUBCOMANDANTE INSURGENTE GALEANO

Una y otra vez, el dinero tratará de romper la historia que importa.  Y una y otra vez, será vencido.  Como en un mes de abril de hace ya 56 años, en Playa Girón, generaciones enteras se arrancarán los juegos de un tirón y se levantarán desafiando el destino que se les impone.

 SUBCOMANDANTE GALEANO OK.jpgSUBCOMANDANTE INSURGENTE GALEANO / ENLACE ZAPATISTA

Hace unos meses, el Subcomandante Insurgente Moisés me dijo una síntesis de lo que ahora les ha contado a ustedes con más extensión y sustento.

  Tal vez sin proponérselo, había él detectado una línea de tensión entre el pasado y la tormenta que ya está.

  Esa madrugada, después de escuchar las historias que, en voz del SupMoy, contaron los más antiguos de nuestros compañeros, regresé a mi champa.  De todas formas una lluvia, fuera de temporada, comenzaba a azotar el techo de lámina y era ya imposible escuchar nada que no fuera la tormenta.

  Volví a hurgar en el baúl que me encargó el SupMarcos porque me pareció haber visto un texto que algo podría referir a lo que acababa de escuchar.

  Revisar esos escritos no es fácil, créanme.  La mayoría de los textos que se amontonan con desorden dentro del recipiente van del año 1983 al primero de enero de 1994, y, cuando menos hasta 1992, se ve que el Sup no sólo no tenía computadora, tampoco una máquina de escribir mecánica.  Así que los textos están manuscritos en hojas de todos los tamaños.  La letra del finado distaba de ser legible de por sí, así que agregue usted a eso la mella del tiempo en la montaña, la humedad y las manchas y quemaduras de tabaco.

  Hay ahí de todo.  Por ejemplo, encontré el original manuscrito de las órdenes operativas para las distintas unidades militares zapatistas la víspera del alzamiento.  No sólo vienen las plantillas de las unidades, también cada operación detallada con una minuciosidad que devela una preparación de años.

  No son ésos los apuntes de un poeta extraviado en las montañas del sureste mexicano, o de un contador de historias.  Son escritos de un soldado.  No, más bien de un mando militar.

  Pero sí, abundan y redundan también cuentos e historias, hay muy pocos poemas y contados son los análisis políticos y económicos.  Seguir leyendo KAGEMUSHA: ABRIL TAMBIÉN ES MAÑANA. SUBCOMANDANTE INSURGENTE GALEANO

MÉXICO LINDO Y QUERIDO. GRAZIELLA POGOLOTTI

"Los latinoamericanos de buena ley no podemos dejar de sentir, como bofetada en la mejilla propia, la subestimación racista de quienes levantan muros en la larguísima frontera que separa a México de su vecino del norte, que califica de delincuentes y parásitos sociales a los representantes de un pueblo que ha sido llevado por la miseria a recoger frutas en California y contribuye a hacer la riqueza de quienes los desprecian."

graziella-1GRAZIELLA POGOLOTTI / JUVENTUD REBELDE

Exiliado en México, José María Heredia se refería con orgullo a «nosotros los americanos». Aludía al universo que se extiende al sur del Río Bravo y alcanza el arco de las Antillas. «Tan cerca de los Estados Unidos y tan lejos de Dios», acostumbran decir los mexicanos. En una etapa más reciente, Fidel señalaba que, a diferencia de lo ocurrido en otros continentes, los enfrentamientos armados entre nuestros países han sido relativamente escasos.

El sustrato común de nuestra historia, a partir de la conquista por españoles y portugueses, tiene puntos de contacto que favorecen una singular cercanía, a pesar de variantes culturales que no pueden soslayarse. Por muchas razones geográficas e históricas, México nos resulta particularmente cercano. Tengo que reconocer que, en mi corazoncito guardo un sitio especial para «la suave patria». Se fue haciendo a través de las amistades, las lecturas y los viajes. Por eso, mis mejillas enrojecen de ira y vergüenza cuando observo políticas xenófobas que reafirman la subestimación de lo que somos y de la obra edificada por los pueblos originarios de este mundo. No nos engañemos. El racismo incluye, más allá del color de la piel, a cuantos han sido calificados de latinos. Seguir leyendo MÉXICO LINDO Y QUERIDO. GRAZIELLA POGOLOTTI