Archivo de la etiqueta: TINA MODOTTI

CARTA A TINA MODOTTI. CHRISTIANE BARCKHAUSEN-CANALE

Tina, 1926

Querida, estimada, inolvidable Tina Modotti:

Dentro de pocos días, el 16 de agosto, se cumplirán 124 años desde el día en que naciste, en 1896, en la ciudad de Udine. Tu vida fue breve, duró solo 45 años, pero fue una vida muy intensa y siempre dedicada a los demás. Fuiste, durante toda tu existencia, la solidaridad hecha persona. Has muerto, en 1942, a causa de tu corazón enfermo, y no solamente enfermo desde el punto de vista médico, sino también porque muchas cosas que has tenido que ver y vivir, te han roto el corazón.

Tina muerta

Incluso si hubieras llevado una vida más cómoda, y si no te hubiera tocado vivir persecuciones, difamaciones y guerras, no hubieras llegado a los 124, pero quizás, en otras condiciones, hubieras podido llegar a los 80, o a los 90. Hubieras podido ver la victoria sobre el fascismo, la independencia de tantas ex-colonias en África y Asia y, en muchos países del mundo,  revoluciones e intentos de construir una sociedad más justa y de formar mujeres y hombres nuevos, es decir, más humanos.

Foto de Tina, 1928

Muchas veces me he preguntado donde habrías elegido vivir si no hubieras muerto en 1942. Quizás hubieras regresado a Italia, el país donde naciste, o quizás hubieras decidido quedarte en México, el país donde has vivido por más tiempo y al cual has regalado tus fotografías que hoy se exhiben en todo el mundo. Pero yo estoy segura que, después de 1959, te hubieras mudado a Cuba, donde había triunfado la revolución que tanto anhelaste.

Foto de Tina

 Cuba tenía un lugar muy especial en tu corazón, aunque habías pasado solo 3 días en la isla, y, como dice una noticia publicada el 15 de marzo 1930 en El Diario de la Marina, “recluida en el campamento de Tiscornia”. Estabas de viaje hacia Europa, expulsada por las autoridades mexicanas por ser “una extranjera peligrosa”, por ser comunista.

Dibujo de Diego Rivera, Tina, 1926

De haber estado viva en 1959, hubieras ido a vivir a Cuba porque a la isla te ligaba tu breve, pero intensa unión con Julio Antonio Mella, el gran amor de tu vida. Ustedes dos vivieron lo que pocas parejas logran: la total identificación recíproca, hecha posible porque ustedes compartieron el mismo sueño, la revolución. En tu país, Mussolini perseguía a quienes no pensaban como él, y en Cuba gobernaba Machado, al que Mella llamaba “el pequeño Mussolini”. Tú con tus fotografías, Mella con sus artículos y con la organización de los cubanos exiliados en México, ambos trataron de hacer consciencia en las masas oprimidas.

Mella, foto de Tina

Con Mella, incluso, trataste de realizar otro sueño: el de formar una familia. Como tú, por problemas de salud, no podías tener hijos, quisiste traer a México al hijo de tu hermana Gioconda, pero el régimen fascista no le dio permiso de abandonar Italia.

Foto de Tina Modotti

Si hubieras vivido más tiempo, Tina, habrías visto nacer, en Cuba, la Unión de Jóvenes Comunistas, cuyos miembros llevaban en la camisa o en la blusa un distintivo con la foto de Mella que tú le habías sacado en 1928, en México, como has inmortalizado también su máquina de escribir.

Máquina de escribir de Mella, foto de Tina, 1928

El mundo ha cambiado muchísimo, querida Tina. Ahora tendrías que ver que fuerzas neofascistas levantan la cabeza en tu Italia, en mi Alemania, en nuestra España y en varios otros países del mundo. Pero tú, Tina, escogerías hoy también vivir en Cuba, porque es el país del mundo que, más que cualquier otra nación, mantiene en alto la bandera de la solidaridad. No con brigadas de combatientes, sino con brigadas de personal médico que ayuda donde hace falta.

Foto de Tina, 1926

¿Y la fotografía? En el mundo de hoy la gente tiene teléfonos portátiles, que no solo sirven para hacer llamadas, incluso video-llamadas. También puedes sacar fotografías con ellos, y lo hacen todos, incluso los niños. Y desgraciadamente, muchas personas se hacen solo autorretratos, los llamados “selfies”, y no ven lo que les rodea, ni registran las bellezas de la naturaleza, ni denuncian las injusticias. Y muchas veces aquellos que tratan de ayudar a los que sufren, son considerados criminales. Este es el mundo que nos toca vivir en estos tiempos, Tina, y créeme, personas como tú nos harían muchísima falta.    

Christiane Barckhausen-Canale

Lea el original en italiano en LETTERA A TINA MODOTTI

Tina en el acto de conmemoración a Mella, 10/2/1929

Christiane Barckhausen-Canale, investigadora y escritora alemana, reconocida como la mayor experta de la vida y obra de Tina. Barckhausen-Canale es la albacea del Archivo Tina Modotti en la ciudad italiana de Bonefro, una colección valiosa de escritos y documentos, reconocido en todo el mundo. Su libro “Verdad y leyenda de Tina Modotti”, fue merecedor en 1988 del Premio Casa de las Américas de Cuba.