Archivo de la etiqueta: VILLA CLARA

MEJOR QUE SER PRÍNCIPE, SER ÚTIL

Entrevista al destacado profesor de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, José Rafael Abreu García, Doctor Honoris Causa en Ciencias Técnicas de la referida institución
PROFESOR ABREU
Momento en que el profesor José Rafael Abreu García recibe el título de Doctor Honoris Causa en Ciencias Técnicas de la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas. Foto: del autor

}FREDDY PÉREZ CABRERA

Villa Clara.–Lejos estaba de imaginar aquel joven de apenas 21 años de edad, José Rafael Abreu García, un guajirito oriundo del poblado de Vega Alta, más específicamente de la comunidad La Luz, en Camajuaní, que cuando en noviembre de 1959 entró por primera vez a la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas, daba inicio a una relación con esa institución de la cual no ha podido desprenderse jamás.

Entonces eran tiempos muy convulsos para la prestigiosa casa de estudios, caracterizados por una profunda lucha de ideas entre la Revolución triunfante y los preceptos pequeñoburgueses allí establecidos, a los cuales debió enfrentarse el mozalbete, quien había matriculado la carrera de ingeniería eléctrica en su primer curso.

En medio de esos avatares, aquel joven que había tenido que trabajar muy duro en el campo para ayudar al sustento de la familia, que fue zapatero, y hasta mensajero de farmacia, se forjó como un reconocido profesor universitario, formador de múltiples generaciones de profesionales, y un científico excepcional.

Para profundizar en la vida y la obra del recién reconocido como Doctor Honoris Causa en Ciencias Técnicas de la referida institución, Granma fue al encuentro del eminente profesor Abreu, como todos lo conocen, para que él nos cuente parte de su rica trayectoria.

–¿Cuál es su origen?

–Vengo de una familia muy humilde y de un lugar muy recóndito que no hacía honor a su nombre, porque en lugar de luz, allí había muchas tinieblas. Sin embargo, tuve la suerte de tener un padre muy preocupado por la educación de sus hijos, y de contar con una maestra de la talla de Juana Fales, la que viajaba todos los días desde Santa Clara para impartir clases en el poblado donde yo residía, inculcando en nosotros conocimientos y mucho amor por la Patria.

¿Cómo fue posible que una persona tan pobre pudiera llegar a la universidad?

–Por las ansias de mis padres de que estudiáramos. Cuando tenía unos diez años nos mudamos a Santa Clara, donde a la vez que trabajaba arreglando zapatos o en una farmacia, iba a la escuela, alcanzando muy buenas notas, las que me valieron luego para matricular en la Marta Abreu. Pero a tu pregunta respondo que fue la Revolución la que hizo posible que estudiara en ese centro y me hiciera ingeniero eléctrico allí.

¿De dónde le viene la pasión por la electricidad?

–Mis padres querían que fuera médico, pero mientras ejercía como farmacéutico ocurrió algo que me decepcionó mucho. Los especialistas, para poder cobrar más dinero a los enfermos, mandaban varias medicinas, aunque estos no las necesitaran. Era una estafa. Entonces me incliné por la parte eléctrica, profesión que no me desanimaba, la cual fue una decisión de la que no me arrepentiré jamás.

Usted fue uno de los pioneros de la automatización en Cuba, ¿qué lo hizo inclinarse a esa rama de la ciencia?

–Durante las visitas a los centrales me daba cuenta de lo rústico que era el proceso, entonces ideé automatizar la parte de los tándems, teniendo como centro el central Espartaco, en Cienfuegos, experiencia que luego se extendió a otros ingenios y que sirvió de base a otras investigaciones.

¿También trabajó en la robótica?

–Junto a un grupo de alumnos muy aventajados, como el hoy líder en esta materia en Cuba, el Doctor Luis Hernández, iniciamos algunos proyectos en la fábrica de calderas de Sagua la Grande y la INPUD Primero de Mayo. Aquella semilla ha germinado y con creces en la Universidad Central, que hoy está a la cabeza de la robótica en Cuba, con ideas muy interesantes para su aplicación en la agricultura y otros sectores de la sociedad. Seguir leyendo MEJOR QUE SER PRÍNCIPE, SER ÚTIL

CARDIOCENTRO DE VILLA CLARA: SUPERVIVENCIA QUIRÚRGICA SUPERA EL 95 %

El bajo número de reintervenciones se comporta desde 2009 por debajo de la media nacional.
El bajo número de reintervenciones se comporta desde 2009 por debajo de la media nacional. Foto: Freddy Pérez Cabrera

Desde su fundación en 1988 y hasta el pasado mes de febrero, el Cardiocentro Comandante Ernesto Che Guevara de Santa Clara ha realizado un total de 10 164 operaciones, cifra que sitúa a este centro entre los punteros del país en ese indicador, con una supervivencia quirúrgica del 95,2 %, entre las más altas de Cuba y comparable con las alcanzadas por países altamente desarrollados, según la valoración del doctor Jesús Satorre Ygualada, director de la prestigiosa institución villaclareña que presta servicios a las provincias de la región central.

Entre las operaciones realizadas destacan las 2 339 coronarias, de las cuales 971 fueron sin circulación extracorpórea, además de las sustituciones vasculares, reintervenciones, aneurismas y exéresis de tumor, entre otros procederes realizados, añade el director del Cardiocentro.

De igual manera, resalta el bajo número de reintervenciones, las cuales se comportan desde 2009 por debajo de la media nacional; la de 2012 fue de 1,1, la menor reportada en el país en toda la historia, según el especialista, quien ponderó también la calidad del servicio de cirugía vascular, que acumula más de 1 850 operaciones y una supervivencia del 99 %.

Tales resultados serán presentados a la comunidad científica mundial durante la celebración en octubre de este año del evento Cardiovilla 2019, al que asistirán delegados nacionales y de más de 25 países, entre ellos de Estados Unidos, Suiza, España, Italia, Venezuela, México, Nicaragua, Ecuador, Panamá, Brasil, Uruguay y Francia.

Durante la cita, que acontecerá en la cayería norte de Villa Clara, los expertos enfatizarán en la cirugía cardiovascular y los cuidados intensivos perioperatorios; la cardiología intervencionista; la cirugía vascular y de las grandes arterias; así como en las cardiopatías congénitas, la anestesiología cardiovascular, y la medicina regenerativa, entre otros temas.

Según fundamentó el doctor Satorre Ygualada, el evento, al que asistirán especialistas del American College of Cardiology de Estados Unidos, reunirá varios congresos, simposios y talleres e incluirá en su amplio programa la realización, por única vez, del xiv Taller Nacional de Prevención y Rehabilitación Cardiovascular, además de propiciar el encuentro de cardiólogos extranjeros graduados en Cuba.

Fuente: GRANMA

CUBA: SOLUCIONADOS 10 MIL CASOS DE VIVIENDAS DAÑADAS POR HURACÁN “IRMA” EN LA PROVINCIA DE VILLA CLARA

AGENCIA CUBANA DE NOTICIAS
Materiales de construcción en la tienda El Constructor, el 40 por ciento de los artículos son destinados a la atención diferenciada de la población con subsidios, Santa Clara, provincia Villa Clara.  Arelys María Echeverría/ ACN.

Con prioridad para los derrumbes totales y parciales de techos de las viviendas damnificadas por el huracán IrmaVilla Clara avanza en la entrega de materiales de la construcción a las personas afectadas por ese evento meteorológico en el territorio.

En la provincia, la primera etapa de suministro de estos recursos transcurrió sin contratiempos, puesto que el país puso a disposición de la población todas sus reservas estatales y movilizativas.

Según información del Consejo de Defensa provincial, del total de viviendas afectadas se han solucionado más de 10 mil casos y hoy el Estado subsidia mil 860 créditos solicitados por las personas damnificadas.

Yoel Romero Hernández, especialista principal en ventas minoristas de la Empresa de Comercio de Villa Clara, informó que se entregan principalmente módulos de zinc y purle y en menor medida fibrocemento, cuya producción todavía resulta insuficiente.

El funcionario acotó que, además de la asignación de los niveles centrales, suministran también recursos las propias entidades de la provincia como la Empresa de Materiales de la Construcción, Mantenimiento Constructivo y la Empresa de Proyectos.

La entrega de cemento y bloques permanece estable y los destinos principales son los siete municipios costeros: Caibarién, Remedios, Sagua la Grande, Encrucijada, Camajuaní, Corralillo, Quemado de Güines y la capital provincial, precisó Romero Hernández.

El especialista de la Empresa de Comercio del territorio villaclareño, en el centro del país, indicó que también se destinan recursos al restablecimiento de las propias unidades suministradoras de materiales, puesto que varias de ellas fueron severamente dañadas por los vientos del huracán Irma.

René Pérez Naranjo, director de la Empresa de Construcción y Mantenimiento de Villa Clara, señaló que en localidades como la Panchita, perteneciente al municipio de Corralillo, se realiza la sustitución en viviendas de techos de canalones por otro de cubiertas más rígidas.

(Información de ACN)

LA OTRA ISABELA. ÁNGEL F. PÉREZ CABRERA

Gisel, como otros habitantes de Isabela, lo ha perdido todo. Fotos del autor
Gisel, como otros habitantes de Isabela, lo ha perdido todo. Foto: Ventura de Jesús García

 

SAGUA LA GRANDE, Villa Clara.–A dónde fue a parar la Isabela de Sagua de siempre. Aquella comunidad famosa por la alegría de su gente, la de casitas pintorescas, la del caney que ofertaba una de las mejores paellas que podían comerse en Cuba.

Y sus calles, la escuelita que era orgullo de sus niños, el círculo infantil, la tienda de la esquina. Nada, nada ha quedado sin ser tocado por la furia de un huracán con nombre de mujer. Si no lo cree, pregúnteselo a Gisel Gutiérrez Fleites, una muchacha que ya no tiene lágrimas para derramar sobre los escombros de lo que fuera su hogar.

«Todo esto ha sido muy triste. Yo estaba evacuada en lo que es la nueva Isabela y por la fuerza de los vientos me imaginaba que sufriría algún tipo de daño, sin embargo, a los tres días cuando nos devolvieron a este lugar y vi este desastre me quedé aturdida.

«La casa había sido derribada con la mayoría de los bienes dentro. Los juguetes de los niños, sus libros, los equipos eléctricos, las camas, el escaparate, el fogón… en fin todo, usted no sabe lo que es todo. Solo me quedé con la ropa que llevaba puesta y algunas cositas que logré sacar el día anterior», nos dice y rompe a llorar una vez más. Nos cuenta que aquel día entró al agua putrefacta en busca de algún bien, pero qué va, no valía la pena, todo estaba destruido.

Julio Lima Corzo, presidente del Consejo de Defensa en la provincia, comparte con el pueblo de Isabela de Sagua. Foto: Freddy Pérez Cabrera

Ahora Gisel duerme en un barco junto a su esposo Lisnel Martínez Paso, mientras sus dos niños están protegidos por la familia. Y aunque la desgracia es grande, dice confiar en que saldrá de este duro trance, porque está viva, que es lo más importante y aquí nunca se ha dejado abandonado a nadie.

Como la de Gisel y su familia, en Isabela de Sagua pueden ser contadas infinidad de historias, como la del pequeño Luis Emilio Pons González, que cuando entró al pueblo lo primero que hizo fue ir en busca de sus libros y solo encontró un manojo de papel mojado, situación que lo sumió en la tristeza.

Pero también pudimos ver muchas páginas de solidaridad, entre ellas la de María de los Ángeles García, que ante las pérdidas en su hogar, ahora vive en casa de Henry, su vecino, quien le da cobija y hasta el buchito de café de cada mañana, gesto que ella recompensa ayudando en la cocina de leña improvisada para poder alimentarse.

La alimentación de los habitantes de Isabela ha sido una preocupación constante de las autoridades del territorio. Foto: Freddy Pérez Cabrera

IRMA, LA PEOR DE TODAS

De acuerdo a la mayoría de los pobladores de Isabela de Sagua, el huracán Irma ha sido el peor fenómeno que ha sufrido esa comunidad en toda su historia, superior al ciclón de 1933, que también causó mucho daño, y el Kate, de 1985, que fue uno de los más devastadores en la región.  Seguir leyendo LA OTRA ISABELA. ÁNGEL F. PÉREZ CABRERA