Archivo de la etiqueta: VLADIMIR ILYCH LENIN

LA ÚLTIMA LUCHA DE LENIN. FERNANDO ROJAS GUTIÉRREZ

Fernando Rojas

FERNANDO ROJAS GUTIÉRREZ / REDH-Cuba  /LA JIRIBILLA

Este es un libro que es imprescindible leer y tendríamos que tratar de que lo lea la mayor cantidad posible de personas. Es un libro donde uno se da cuenta de cómo transcurre un momento muy dramático de la historia soviética y de la vida personal de Lenin. Tengan en cuenta que el hombre se está muriendo, y es mejor decirlo así, con toda crudeza, para comprender el esfuerzo que significó para él realizar este trabajo. La mayoría de estos textos son dictados de un hombre que sabe que su fin está próximo, que está angustiado por problemas que ve a su alrededor, por peligros que presiente, y que en esa condición está tratando de dejar un legado, no por una razón de vanidad, ni porque le importe la trascendencia, sino por lo útil que ese legado pueda ser. Y al hacerlo vuelve varias veces sobre sus pasos en cuestiones incluso que él mismo había explicado de otra manera o que el partido había formulado de otra manera.

Se empieza a hacer nuevamente preguntas fundamentales sobre la revolución y el socialismo. Hay que recordar que varios de los textos de este libro no se conocieron en su momento. Es algo que hay que tener en cuenta al leerlo. Son muy útiles, por lo tanto, las anotaciones que se hacen para conocer el origen y el destino de esos textos. Algunos incluso no solo no se conocieron, sino que fueron manipulados y otros ‒se explica en el propio libro‒, llegaron hasta a ser considerados textos apócrifos.

Hubo momentos en que algunos de estos materiales se valoraron como inexistentes, falsos. Creo que eso también es importante, porque se trata de algo que llegó instalarse en la conciencia de los comunistas, siempre en dependencia de la orientación de cada cual o de su filiación a  grupos o partidos. Lo que se instalaba muchas veces en la conciencia de los comunistas sobre este período y la interpretación de los acontecimientos políticos que inevitablemente el libro narra, muchas veces no era lo que realmente había sucedido. Eso es algo que hay que tener en cuenta también para comprender el escenario base.

Por lo tanto, pretenderé apenas dar una versión de cuáles creo que son los asuntos capitales que aquí están en discusión y que fueron muy importantes para esa época. Porque las cuestiones que los bolcheviques, la Internacional y en general los partidos comunistas discutieron entre 1921 y 1930, eran de mucha trascendencia. Algunas incluso se estuvieron discutiendo después, pero en otro tipo de escenario. Ya era muy difícil, por ejemplo, discutirlas al interior del partido bolchevique.

Seguir leyendo LA ÚLTIMA LUCHA DE LENIN. FERNANDO ROJAS GUTIÉRREZ

HOW LENIN’S LOVE OF LITERATURE SHAPED TE RUSSIAN REVOLUTION. TARIQ ALI

tariq ali lenin.jpg

Passion for the classics … a mural of Vladimir Lenin. Photograph: Shepard Sherbell/Corbis via Getty Images

The father of the Soviet Union was also a Latin buff who adored Goethe and liked to compare his enemies to figures in novels

Tariq-Ali-LLiterature shaped the political culture of the Russia in which Vladimir Ilyich Lenin grew up. Explicitly political texts were difficult to publish under the tsarist regime. The rasher essayists were holed up in asylums until they “recovered”: in other words, until they publicly recanted their views. Novels and poetry, meanwhile, were treated more leniently – though not in every instance.

The chief censor was, of course, the tsar. In the case of Pushkin, the “father of the people”, Nicholas I, insisted on reading many of his verses before they went to the printer. Some, as a result, were forbidden, others delayed, and the most subversive were destroyed by the frightened poet himself, fearful that his house might be raided. We will never know what the burnt verses of Eugene Onegin contained.

Nonetheless, politics by other means and in a variety of different registers permeated Russian fiction in a manner without parallel in any other European country. As far as politicised literature and literary criticism went, the Russian intelligentsia were spoilt for choice. They devoured the acrimonious conflict between the powerful critic Vissarion Belinsky and the dramatist and novelist Nikolai Gogol, whose cutting 1842 satire Dead Souls had invigorated the country and been read aloud to the illiterate.

Success, however, proved to be Gogol’s undoing. In a subsequent work, he recanted, writing of stench-ridden peasants and defending illiteracy. In the preface to the second edition of Dead Souls, he wrote: “Much in this book has been written wrongly, not as things are really happening in the land of Russia. I ask you, dear reader, to correct me. Do not spurn this matter. I ask you to do it.”

Angered, Belinsky broke publicly with him in 1847. Belinsky’s widely circulated “Letter to Gogol” gave the recipient a long, sleepless night:

Seguir leyendo HOW LENIN’S LOVE OF LITERATURE SHAPED TE RUSSIAN REVOLUTION. TARIQ ALI